Tres días de Kvothe
Últimos temas
» Hola a todos
por Thétalo Hoy a las 1:46 am

» Duelo de portadas
por Gwynbelidd Hoy a las 12:52 am

» Elige la mejor canción
por Netalia Ayer a las 9:28 pm

» Clue (versión Temerant).
por Edeus Ayer a las 10:06 am

» ¿Qué estás escuchando?
por Rhasent Ayer a las 12:32 am

» II Concursos de minirelatos 2017
por szao Sáb Nov 18, 2017 1:48 pm

» Volar. Me gusta volar.
por AtitRuh Sáb Nov 18, 2017 9:35 am

» Serie sobre El Señor de los Anillos
por szao Vie Nov 17, 2017 11:02 pm

» Ya tenemos fecha de lanzamiento para la edición décimo aniversario de El nombre del viento
por Bluecat Vie Nov 17, 2017 12:24 pm

» Titula la novela a partir de la imagen
por Krismaril Jue Nov 16, 2017 11:22 pm

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Sondeo

¿Qué personaje de la saga se ganó tu odio?

 
 
 
 
 
 
 

Ver los resultados

Twitter
Twitter

Cuento oneshot: Pista en la cabaña

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cuento oneshot: Pista en la cabaña

Mensaje por kronnye el Jue Mar 02, 2017 12:00 am

Otra cosa que quiero compartiles en mi regreso, esto fue para un trabaja de lenguaje que tuve que hacer.
espero que disfruten.
[size=64]Pista en la cabaña:[/size]
[size=64]Inicio de la leyenda[/size]
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Índice
 
1.   Capítulo I: Sueño dorado
2.   Capítulo II: Elemental mi querido Watson
3.   Capítulo III: El plan maestro
4.   Capítulo IV: John acepta
5.   Capítulo V: Inconveniente castigo
6.   Capítulo VI: Que comience el juego
7.   Capítulo VII: Mi Dulcinea
8.   Capítulo Vlll: Jaque Mate
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Capítulo I: Sueño dorado
Algunos podrían decir que tengo una pequeña obsesión, yo no creo que sea tan grave, hay peores casos que el mío. Las películas son mi vida, Sherlock Holmes es mi dios que guía mi insignificante presencia. Sin estas historias de investigación, homicidios y detectives no sería nada. Algunas veces me miro en el espejo y me imagino apareciendo en las noticias como si fuera el más grande héroe que podría existir, claro, antes que mi papá me despierte de mi maravilloso sueño para mandarme a hacer quehaceres. Realmente prefiero estar todo el día soñando, y babeando, sobre cómo detendré a criminales a lo CSI  antes de tener que hacer las tareas aburridas que mi padre me manda a hacer.
Me llamo Jesse Bell, se supone que soy estudiante de ingeniería civil  y estoy en mi segundo año, pero realmente no siento que esto me llene. Mi padre me dice “ Jesse tienes que ser un gran profesional y dedicarte a la familia”, pero para mí eso es aburrido. Vivir solo para traer dinero a una casa, tener estrés crónico y una familia dependiente completamente de, si eres un completo fracasado o alguien que pueda traer el pan a la mesa, claramente eso es un futuro penoso que no quiero vivir.
 
Yo quiero aventuras, acción, que la adrenalina corra  por mis venas  ¡como en las películas que tanto me gustan! Algún día tal vez pueda encontrar a una chica la cual pueda enamorar con mis encantos ¡Vengan nenas con papi! Hasta podríamos convertirnos en los nuevos Bonnie y Clyde (pero claro que en vez de ladrones seriamos detectives). Detener a las mafias de Italia, los Carteles de México y lo Yakuzas de Japón. ¿Se imaginan que pueda detener a un Padrino como el de las películas? ¡Seria genial! En un futuro no muy lejano podrían estar haciendo películas o series sobre mí.
 
Pero detrás de toda esa burbuja de fantasía solo soy un hijo con padres separados viviendo con su padre, estudiando algo que no me gusta para nada. ¿Saben? Tal vez tenga que salir en una aventura ¡claro! Eso debo hacer ¿Cómo no lo pensé antes? realmente soy un genio. ¡Cuidado malvados seres de la tierra iré a descubrirlos y a meterlos donde sus sucios traseros deben estar! Con mi maravilloso cerebro, mi increíble astucia y mi fantástico físico todos querrán ser como yo, como Shinichi de Detective Conan ¡Las mujeres vendrán a besar mis brillantes pies! 
 
Lección 1: Plantear una meta, si no lo haces nunca tendrás un verdadero comienzo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Capítulo II: Elemental mi querido Watson
 A media noche, después de un increíble sueño me he dado cuenta lo que tendría que hacer para poder concretar lo que quiero. Un caso único, que me lleve a lo que en realidad estoy buscando, algo como la película “El Coleccionista de Huesos” en donde hay un asesino en serie, el cual es cercano a los personajes principales y conocen su identidad pero ellos desconocen su problema.
Pero para poder conseguir un caso así, necesitaré encontrar a gente, la cual me brinde apoyo, sea fiel y se interne a aventuras, hasta el final, así como el Dr Watson en Sherlock Holmes,  pero claro no puedo viajar en el tiempo hacia 1800 para poder traerlo conmigo, eso apesta.
Creo poder conocer a alguien con esas características… Lo conozco está conmigo en la universidad, el cual he visto en los pasillos y me he dado cuenta que tenemos clases en común. Pero antes de poder saber si podrá acompañarme, tendré que convencer o engañar a mi padre.
Cierro un momento mis ojos y para cuando vuelvo a abrirlos ya era un nuevo día. En mi mente ya tengo un par de planes para poder llevar a cabo mi plan “Reclutar a Watson”, soy fabuloso con los nombres. 
Son las 8:00 AM, tengo que prepararme para poder llegar en dos horas a la facultad (si, dije dos horas. Mi cabello requiere de tratamiento). Mi primera clase es Algebra I y es justamente  a mi querido Watson también le toca esa clase, por primera vez llegaré feliz a esas horas del infierno.  
Cuando bajo al desayuno mi padre ya está ahí con una taza de café en su mano y unas tostadas mientras mira el noticiario. Él es un hombre muy madrugador, no hay día en el cual me haya despertado primero, algunas veces eso resulta verdaderamente aterrador cuando uno está casi como un zombie en busca de comida y que de repente  se te aparezca de la nada con un ánimo espectacular como si nunca tuviera que dormir. Aunque claro es agradable que alguien te reciba en la mañana con un magnífico desayuno. Tengo que decir que mi padre es espectacular, después de que mi mamá se fue con otro tipo prácticamente abandonándome, él ha tenido que hacerse cargo de todo. Lo admiro más que Sherlock y eso es mucho en mi idioma.
Para cuando salí de mi casa y eran las 9:30 lo cual era signo que de que estaba sumamente atrasado ¡No es mi culpa! ¡Estaban dando Chinatown, es todo un clásico!
 
 Lección 2: Buscar un compañero, será tu mayor aliado y no te fallará.
 
 
 
 
 
 
 
 
Capítulo III: El plan maestro
Llegué justo, todo sudoroso por haber corrido en tiempo record (soy todo un atleta olímpico, creo que nadie me supera en los 100 metros planos).  Me tuve que sentar entre los últimos puestos, mi querido Watson se encontraba justo al lado mío, mira que grata coincidencia. 
Aquí atrás es otro mundo, hacemos de todo menos prestar atención, éramos los idiotas de la clase. Pero John, el verdadero nombre de mi “Watson”, se encontraba aquí y eso es muy raro, él es un por así decirlo “nerd” a lo Big Bang Theory. Se notaba claramente que no encajaba acá, se le notaba muy incómodo, pero tampoco dice nada. Así que seré un “gran” compañero y lo haré sentirse más cómodo (para posteriormente convencerlo de unirse a mi heroica causa).
-          Hey John ¿Qué tal?- le susurre.
Primero me envió una cara de sorpresa y luego de desconfianza, parece que no le apetecía nada contestarme.
-          Bien… supongo.- Murmura.
-          ¿Te puedo preguntar algo?
-          Ya lo estás haciendo…
Me mira con cara de fuera un idiota, esto será un poquito difícil, pero claro yo siempre consigo lo que quiero y al mirar al puesto de John veo entre su estuche que se esconde un pequeña tarjeta la cual conozco muy bien.
-          Esa… ¿Es la tarjeta coleccionable de Sherlock Holmes del concurso Goldenman?
Esa cara de incredibilidad me da algunas esperanzas.
-          Sí, ¿Cómo lo sabes?
-          Trate de conseguirla pero mi padre me cortó el teléfono cuando mande la solicitud número cincuenta y ocho- Resoplo, todavía siento la desesperación y angustia de ese momento ¡Fue horrible!
Suelta una pequeña risita
-          Yo la conseguir luego de llamar a la tercera vez
-          ¡No te creo! ¡Que suertudo! Qué envidia te tengo hombre.
Lo tengo comiendo de mi mano, soy realmente genial. (¡Por dentro estoy gritando como una niña! ¡No puedo creer que lo haya conseguido a la tercera!)
 
 
 Lección 3: usar las cartas a tu favor, asi no la estropearas tanto como se ve previsto.
 
 
 
 
 
 
Capítulo IV: John acepta
 
No quedamos conversando un largo rato sobre películas y demás cosas, él no era un gran fan pero le gustaba verlas. 
Llegamos a un café mientras hablábamos, todavía no le proponía ser mi Watson pero cuando llegara la orden que pedimos se lo diré.
-          Aquí tienen señores - Dijo la camarera para después irse.
-          John - Lo llamé 
-          ¿Sí? - Levanta la mirada
-          La verdad es que te quiero pedir algo y espero que me respondas positivamente por favor
Me queda mirando con los ojos entrecerrados, todavía no confía en mí.
-          Mira… yo - Titubeé un segundo - ¿Quieres ser conmigo detectives?
Se atraganto con el café y lo escupió, mi miro con sorpresa. Ordenó un poco el desastre que dejó y volvió a mirarme más seriamente que antes.
-          ¿Qué planeas? ¿Quieres reírte de mí? - Frunce el ceño
-          ¡No! ¡Claro que no! - Le aclaró rápidamente - Siempre fue mi sueño, pero solo no voy a llegar ni a la esquina me entiendes, ¡necesito a alguien! Y tú eres perfecto.
De repente alguien subió el volumen de la televisión del local, justo en el noticiario de mediodía. “Mujer identificada como Marie Black, campeona de Judo es encontrada muerta en una cabaña dentro de un camping, se reportan signos de estrangulación y la habitación estaba completamente desordenada. Los policías no han podido encontrar ninguna pista que...” es lo que escuche para después saltar encima de John y mirarle con ojos de cachorro.
-          ¡Resolvamos el caso! ¡Por favor!
No sé como pero termine por convencer, acordamos llegar a la noche a la escena del crimen ¡quiero que el tiempo pase pronto! ¡No puedo esperar!
 
 
 
 Lección 4: convencer a tu compañero, no sirve de nada si él no está en completa sintonía que tú.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Capítulo V: Inconveniente castigo
 
¿Saben que es tener que esperar dos horas porque tu padre te está dando una charla porque encontró tus asquerosisimas calificaciones dentro los cajones de tu cuarto?
Amo a mi padre pero algunas veces llega a dar mucho miedo (me da escalofríos de pensarlo).
-          ¡Estás castigado!- Gritó mi padre.
Ya no es novedad que me castigue pero  espera… ¡Había quedado con John para ir al Camping! ¡No! ¡No! ¡No! Estoy a punto de tener un ataque cardiaco. Respira Jesse, respira ¡respira! ¡Santo Jesucristo! ¡Papá no me puedes hacer esto!
-          ¡Pero papá!- Le suplico con mis maravillosos ojos de cachorro.
-          Sin peros. Sabes perfectamente que es tu deber estudiar- Se levanta de donde estaba sentado y me empuja hasta mi habitación- Te vas a quedar aquí estudiando. ¿Entendiste?
-          ¡Pero!
-          ¡Ya te lo dije Jesse! Para mí es muy difícil esto y tú lo sabes, sé que eres todo un hombre con veinte años, pero algunas veces te comportas como un niño de cinco años- y me cierra la puerta en toda la cara.
Esto debe ser lo peor que me pudo haber pasado en toda mi asquerosa y corta vida, tener veinte años y que aún me obliguen a estudiar como si fuera un escolar (Claro eso pasa porque mi vida no está dirigida por Al Pacino, eso sería de lujo)
¡Aunque esto no iba a detener al gran detective Bell! Muchas veces me escapado de mi habitación, esto no es una situación nueva.
para toda película de detectives siempre viene una escapada maestra.
Mi cuarto está en el segundo piso, justo a un lado de un gran pino. En mis tiempos de juventud (hace un año) me escapaba constantemente para ir a la casa de mis amigos a jugar nuestras maravillosas partidas de Call of Duty en las que parecía que nos jugábamos la vida (qué tiempos aquellos, me sacan lagrimas).
A pesar de ser un gran “escapista” digamos que no me salió muy bien esta vez. Mi lindo rostro quedó estampado en el césped ¡Ojalá que no le haya pasado nada a mi nariz! ¡Parece que ya no tengo la energía y agilidad de los diecinueve años!
 
Lección 5: no te confíes de los árboles, duele la caída y mucho.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Capítulo VI: Que comience el juego
 
Después de haber escapado sin que mi padre se diera cuenta me dirigí al punto de encuentro que dejamos establecido con mi “David Mills”. En la entrada del Camping Lago verde.
Estaba lleno de policías, así que no sería posible encontrarnos donde dijimos, le mande un Whatsapp pero él no se había conectado en cuatro horas, parece que no revisa mucho su teléfono. 
Justo cuando me dirigía por otro camino, sentí algo que me toco por la espalda. Me doy vuelta y John me salta con su cara emblanquecida por la linterna tan terrorífica que pego un grito peor que el de la rubias antes que las maten.
-          No puede ser tan niña, Jesse - Apaga la linterna. 
-          Y-yo no me asuste ¡Cómo crees!- Frunzo el ceño - Soy un detective que nunca se asusta.
-          Sí, claro…- Me sonríe burlonamente
Cuando todo este berrinche paso, nos dirigimos a la escena del crimen esperando a que los policías se fueran para poder entrar. Mientras esperamos escuchamos que ellos creían que había sido un suicidio, pero no calzaba completamente con las pistas que escuchamos. Se supone que la marca de la cuerda que quedó alrededor del cuello estaba horizontal lo cual demuestra que no fue hecho por la víctima, sino por un tercero. 
Recuerden que siempre en las películas al entrar a la escena del crimen siempre hay que entrar con cautela. Al irse los policías entramos rápidamente a la cabaña. Por lo que se podía ver no habían movido nada de su lugar, lo cual es perfecto, ya que así podíamos rescatar las posibles pistas decisivas del caso.
La cabaña estaba al frente de un lago, por estas épocas se encontraba congelado, entiendo perfectamente por qué la víctima se quedó aquí ¡es bellísimo!
Al revisar, me encuentro con una cámara que no tenía batería. La cargamos un rato mientras buscábamos más pistas y para cuando la podíamos encender había dos fotos para el día del “suicidio” eran iguales según yo.
-          Mira aquí - Me dice John apuntado un punto de la foto
-          ¿Ya? ¿Y? - todavía no entiendo nada.
-          Hay algo que falta
Me quedo mirando un poco las dos fotos hasta que me doy cuenta.
-          ¡Los zapatos!
¡Claro! La victima dejo estas fotos para que sepamos que el asesino se llevó los zapatos y dejó unos patines. El asesino se llevó los zapatos porque la víctima, que es campeona de Judo, debió lastimarle el tobillo y ya no estaría en condiciones de patinar, por eso intercambio los zapatos. Eso quiere decir que debió venir del otro lado del lago congelado, probablemente en el hotel Royal que se encuentra justo al otro lado acá.
Me levanto para poder prepararnos e irnos para investigar en el hotel pero al levantarme tan rápido se rompe una tabla que estaba debajo de mí…
 
Lección 6: mirara donde pisas, te puede encontrar sorpresas.
Capítulo VII: Mi Dulcinea
 
 Me dolió bastante la caída, ahora parece que yo me torcí el tobillo. La ironía de la vida, recuerden niños esto no se debe hacer en casa.
-          ¿Qué es eso? - Me pregunta John
Dirijo la mirada a donde me él estaba viendo y encuentro un pequeño papel, lo tomó y lo estiro para poder leerlo. Es una página rota, de un diario tal vez, está escrito muy prolijamente como la letra de una mujer.
“Lleva días siguiéndome, no sé qué hacer. Este hombre debe estar relacionado con la familia de los Dixon, no son de fiar. Lleva siempre un gorro tapando su cabello negro y unas gruesas gafas de color azul. No sé qué hacer”
-          ¡Lee esto John! - grité por la pista que habíamos encontrado
-          Espera - Lo leyó unos segundos y luego me miró con cara de asombro - Necesitamos buscar por todos los hoteles y campings personas con estas características
Acordamos ir al otro dia a investigar. En un hotel encontré una mujer de más o menos 19 o 20 años que era perfecta para mí. La interrogué más de lo que debía para el caso y le pedí su número, John se enojó ya que estaba desperdiciando tiempo en asuntos sin importancia para él (En verdad era un poco “nerd”).
-          ¿No quieres ser como Sherlock Holmes? ¿Entonces porque pierdes tu tiempo así? - me dijo John. Se le notaba bastante molesto.
Lo ignoré y seguí hablando con ella, su nombre era France Moreau y estaba interesada en el caso igual que nosotros. John siguió molestando hasta que finalmente le dije
-          Si te molesta mi actitud, vete. ¿No ves que estamos conversando del caso?
Luego de eso no volví a ver a John, tampoco respondió su celular ni Whatsapp. Creo que tal vez, solo tal vez, fui un poco duro con él. Aunque claro, no se porque se enoja tanto, tal vez tenga que buscarle una chica para él, si eso debe ser. Soy un genio.
va a costar de igual manera que John me perdone, se dice por los pasillos de la facultad que es bastante rencoroso, pero nada con lo que el maravillosos Jesse no pueda lidiar, va a volver a besar mis pies de eso estoy seguro.
Quedé de verme con France al otro día para  investigar el caso juntos, dijo que un sospechoso (De acuerdo a la carta) está en el mismo piso del hotel que ella, tan linda e inteligente ¡Perfecta!.
 
Lección 7:  no enojes a tu compañero,  no seras nada sin él.
 
 
 
 
Capítulo VIII: Jaque Mate
 
Desperté feliz de volver a verla, pero al poco rato recordé que John estaba enojado conmigo y mi ánimo bajó. Mi papá, como ya les habia dicho antes, estaba despierto como siempre (se hace de pensar que es un Zombie) y con él tomé el desayuno y fui rápidamente a la habitación de France (que por cierto se alojaba en el Hotel Cerro Colinas, muy cerca del Hotel Royal que era nuestra hipótesis). Toqué varias veces el timbre pero ella no estaba y parecía que nadie sabía a donde se había ido (Estaba sola ya que estaba de intercambio desde Francia, pero los “vecinos” ya la conocían). Resignado después de una hora tratando de contactarla, fui a ver la habitación del sospechoso, estaba vacía y la estaban ordenando para el próximo huésped, pregunté en recepción y dijeron que se había ido hace aproximadamente una hora, pensé que el asesino era un tanto estúpido y que probablemente iba a estar en la cabaña para eliminar las últimas pistas que quedaron, como la carta que encontramos. Y así fue, al entrar le dije
-          Jaque Mate
Pero al parecer no fue buena idea ya que ese es el último recuerdo que tengo antes de aparecer amarrado a una silla al lado de France, al verla me llené de felicidad y la saludé, a lo cual ella solo puso una de desilusión y enojo, como cuando uno espera un Xbox de regalo de navidad y finalmente es una colección de calcetines con forma de caja de Xbox, ¿A quien no le ha pasado?
El asesino entró a la pieza en donde estábamos y preguntó quién quería morir primero, lo cual me pareció de película, entonces yo valientemente dije:
-          No le hagas nada, matame a mi en su lugar
Él simplemente dijo “no”, lo cual fue muy descortés y dio vuelta la silla de France para que no viera, tomó una cuerda, la amarró lentamente a mi cuello, mientras tapaba mi boca para que no hiciera ruido, cuando la presión de la cuerda me estaba impidiendo respirar y sentía como si mi cabeza fuera un globo a punto de reventar. de repente escuché el sonido de una olla cuando le pega a algo y lentamente podía volver a respirar. Era John y nos había salvado, esta vez estaba serio pero se notaba la alegria que sentia por ser el héroe
-          A pesar de lo insoportable que eres no podía dejar que un fan de detectives muriera - dijo John
-          Gracias, pensé que lo habías hecho porque éramos amigos - le contesté
-          Bueno, también un poco por eso - respondió
Nunca había sentido más agradecimiento de tener un amigo. Pero el caso aún no terminaba, ahora teníamos al asesino inconsciente pero no sabemos porque mató a Marie Black ni quien es. Revisamos su billetera (Y aunque quise sacar todo el dinero, no lo hice para que France tuviera una buena impresión de mí) y encontramos su Identificación, y fuimos a investigar a la comisaría más cercana, venía de un barrio pobre pero no tenía problemas económicos, es más, tenía un auto de lujo y se le estaba investigando por negocios ilícitos y lavado de dinero, había tenido problemas con la familia Black, nos hicimos amigos de la policía y nos dijeron que la familia de la víctima era posiblemente narcotraficante, fuimos a la casa de los Black pero lo que sucedió no puedo contarles ahora.
¿Saben? Realmente esta experiencia ha sido completamente llenadora. Encontré a un excelente amigo quien vino a buscarme en un extremo momento de necesidad y apesar de nuestras diferencias él llegó. No fue como yo creia que seria involucrarme en un caso real, es en estos momentos cuando te das cuenta que la burbuja de la fantasía explota y miras a una realidad cruda y desnuda. 
Cuando termine este caso seré una persona diferente, eso es lo que presiento. Pero eso se los contare en otro momento...
Continuará
avatar
kronnye
El'the Nominador
El'the Nominador


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.