Tres días de Kvothe
Últimos temas
» Los secretos del Arcano [JUEGO]
por Kayren Ayer a las 11:38 pm

» ¿Qué estás escuchando?
por Dalcenti Ayer a las 9:55 pm

» III Concurso de minirrelatos 2018
por Mike Ayer a las 7:55 pm

» Gastar experiencia
por Rune Ayer a las 2:29 pm

» Teléfono Gráfico: Electric Boogaloo
por Rhasent Ayer a las 12:38 am

» Reflexiones turquesas.
por Kandrian Miér Nov 14, 2018 10:27 pm

» Hola ¿Qué tal? Soy Ayelén y busco ideas para tatuarme
por Ayyewiii Sáb Nov 10, 2018 9:46 pm

» ¿Qué personaje de la saga se ganó tu odio?
por Garion90 Vie Nov 09, 2018 11:58 pm

» Hojas de personaje
por Maestro de los Carromatos Vie Nov 09, 2018 11:48 am

» Patrones de Siberius
por Janisgoth Jue Nov 08, 2018 4:49 pm

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Sondeo

¿Qué personaje de la saga se ganó tu odio?

51% 51% [ 466 ]
19% 19% [ 172 ]
2% 2% [ 14 ]
16% 16% [ 146 ]
5% 5% [ 42 ]
2% 2% [ 17 ]
6% 6% [ 56 ]

Votos Totales : 913

Twitter
Twitter

III Concurso de minirrelatos 2018

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Edeus el Jue Nov 01, 2018 11:44 am

Mentes cerradas

Creo que la palabra que mejor podría definir para mí este relato es... confuso.
Por un lado puede decirse que es el que de entre todos más te transmite la idea de que estamos ante un mito, pero al hacerlo tan claro (y a veces, tan exagerado), hace que termine consiguiendo el efecto contrario, y es que perdamos de vista el mundo de Temerant (al menos en buena parte, pero no tanto como sí que ocurre en Caía). Sin embargo esto obviamente no ha sido aleatorio: el relato en sí está escrito en clave de humor y siguiendo una de las normas que se explicitaron: la posibilidad de escribir una parodia. Así que es así como lo voy a leer.

Partimos con el mito de Prometeo (o Mepretea, una alumna encerrada) y la referencia a la triquiñuela que le coló en su momento a Zeus (o Seuz, alguno de los alumnos que guardan las Gavias) que hizo que les quitara el fuego. En este caso parece que la piedra angular sobre la que girará el relato será el intento de esta chica por recuperar la "fuente de calor" que este les había quitado. 

Entonces aparece un nuevo personaje, Doranpa. Este es un punto en el que empieza a cojear bastante, pues hay que recordar que pese a ser una parodia, de lo que se trata es que el relato tenga sentido dentro de Temerant. Es decir, saber adaptar bien los conceptos de uno y trasladarlos (de forma algo más ridiculizada, pero con sentido) al otro. Zeus introdujo el personaje de Pandora, pero el convertirla en una niña pequeña a la que una loca debe cuidar no es algo que pueda cuadrarme de ningún modo. De hecho ya lo comentó Talia antes. Los encerrados en las Gavias son todos alumnos, así que gente tan joven difícilmente puedan acabar ahí, y menos aún la presencia de una niña pequeña. No voy a decir de qué manera podría haberse adaptado mejor (critico lo que hay, no lo que no hay), pero este es desde luego un aspecto que hace que la historia pierda mucho, y de haberse llevado de otra manera siento que habría ganado mucho más.

Destacar el final, que aunque también siga pareciéndome sin mucho sentido (en las Gavias no van a liberar a nadie así porque sí xD) es lo que ha logrado captar de verdad la esencia del mito. La caja que ha sido abierta ha sido lo que de alguna manera ha hecho que los locos puedan salir, y poder descubrir de nuevo un mundo horrible para entender que, quizá, estaban mejor dentro. Plus por eso.

En conclusión, veo que el relato tiene potencial. El autor sabe llevar bien el humor, además de tener una escritura que se hace entretenida, pero como relato pierde mucho el sentido, y es algo que necesariamente habría que retocar, intentar sumergirlo un poco más en Temerant y un poco menos en el mito.


We all go a little mad sometimes.
avatar
Edeus
Conocedor del mundo
Conocedor del mundo


Hoja de Personaje
Nombre: Aiden Maxwell
Sexo: Hombre
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Feren el Jue Nov 01, 2018 12:48 pm

Voy a pasar directamente a puntuar los relatos, because yes.

Las Cenizas del Simpatista: 5 puntos.
Dibujos: 4 puntos.
Dos en uno: 3 puntos.
Mentiras, manchas y ruido. Y queso: 2 puntos.
Dalcenti: 1 punto.

Buenas mañanas/tardes/noches.


Spoiler:
avatar
Feren
Conocedor del mundo
Conocedor del mundo


Hoja de Personaje
Nombre: Caleb Ranerus
Sexo: Hombre
Edad: 31

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Expo el Jue Nov 01, 2018 4:55 pm

Debido a varias peticiones (incluída la mía propia), el plazo de votación se expande hasta como mínimo el Viernes a las 21:00 (hora española).

El mínimo está ahí porque será posible votar hasta que se publique el post que de inicio a la segunda ronda. Dicho post no se publicará antes del viernes a las 21:00, pero a partir de entonces podrá aparecer en cualquier momento.

--------------------------

De cara a lo personal, debo decir que veo casi imposible el comentar todos los relatos antes de que acabe el plazo. Aun así, comentaré los 5 relatos que voy a votar para justificar dichos votos.
Ya comentaré el resto la semana que viene.
avatar
Expo
El último Ciridae
El último Ciridae


Hoja de Personaje
Nombre: Judy Nostrow
Sexo: Mujer
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Lici el Jue Nov 01, 2018 6:56 pm

Bueno, yo también los quería comentar un poco por encima, y creo que voy a empezar dando las puntuaciones y comentando por orden, y si saco un poquito más de tiempo, comentaré el resto. No quiero ponerme a analizar qué parte de qué mito se han incluido en cada uno, sobretodo porque de algunos no los conozco, pero sí cuáles han sido las impresiones que me han transmitido.

5 puntos - Mentiras, machas y ruido. Y queso
4 puntos - Dibujos
3 puntos - Las cenizas del simpatista
2 puntos - Salgamos corriendo, escondámonos huyendo
1 punto - Mentes cerradas


Mentiras, manchas y ruido. Y queso.




     La brutalidad, el uso de la primera persona y el contraste que se produce con la protagonista a lo largo del relato, hacen que este texto, para mí, haya destacado sobre los demás.

     El uso de pequeños detalles que hacen que imaginar la ambientación y la situación de la historia sea fácil, me parece que ayudan mucho a la percepción e interpretación del relato por parte del lector, por muy sencillos que parezcan. Pequeñas aclaraciones que se hacen ante ciertas situaciones y la manera de abordarlas le da una fluidez a la narración que marca la diferencia.
     La descripción de qué produce los golpes intermitentes, mencionando el hecho de que sea con la cabeza de manera normalizada, es un ejemplo de ello. Como el caso del interno que tiene los dientes esparcidos por su habitación, el autor explica qué ha ocurrido en vez de mencionar simplemente que no los tenía.
     En general este tipo de detalles tan sumamente sencillos hace que la lectura sea más rica, sin tener que hacer un texto demasiado elaborado y sin tener que describir continuamente el entorno en el que se encuentran los personajes. Por mucho que se adorne una frase con adjetivos sobre la ausencia de la dentadura, como “la oscuridad que albergaba en su boca”, o “la carencia de [inserte analogía o símil para unos dientes]”, no causa el mismo efecto en el lector que el autor mencione, ya sea de pasada o no, que la persona en cuestión se los ha arrancado. En algunos relatos da la sensación de que se satura la narración de una escena con adjetivos que intentan simular la idea de relato bien construido y elaborado, pero a veces menos es más, y añadir demasiados recursos solo hace que leerlo se vuelva pesado. Considero que este relato ha alcanzado el equilibrio haciendo que las pequeñas aportaciones no pasen desapercibidas, y como resultado, la falta de estos le quita la gracia al desarrollo de la historia.
     Al final del relato, también describe el estado de las personas que están encerradas en la casa de la protagonista y, una vez más, la manera en que lo hace me parece cuanto menos acertada. En esta ocasión, las descripciones se ajustan a una escena desagradable, en la que se plantea una muerte y dos personas más que han sufrido abusos y maltratos hasta términos de desnutrición, sin embargo, no sobrepasa ningún límite que pueda herir la sensibilidad de aquellos que la tengan, simplemente se aborda el tema con naturalidad y no se recrea en dejar por escrito cada detalle del sufrimiento de los personajes que quedan con vida de una manera explícita. De manera que, aunque no se explique todo aquello por lo que pasan, la desesperación queda muy bien plasmada.

     La claridad con la que piensa la protagonista, sobretodo en el monólogo interno del primer párrafo, dando a entender cómo funciona su mente, de una manera razonable y fría, hecho que se desmiente al final del relato, me parece genial, del mismo modo que el contraste que mencioné al principio, en el que choca la frialdad y el asco contenido con el que trata a los enfermos de las Gavias, y la dulzura macabra con la que habla a las personas cautivas en su casa.
Que los casos con los que se va encontrando a lo largo de su guardia en las Gavias representen las palabras del título, o viceversa, me parece que hace que toda la historia ligue aún más entre sí, por lo que creo que es el relato cuyo título mejor engloba la esencia del mismo.

     Como conclusión, aunque no es ni mucho menos el relato más complicado ni en cuanto a comprensión lectora ni en lo referente al trasfondo de la historia, puede que haya sido ese su punto fuerte, y su sencillez haya hecho que me guste tanto, pues todo el cuidado que el autor ha puesto para que el relato esté lleno de armonía, lo ha convertido en mi favorito.

- Ambientación en las Gavias: Medio medio porque el final acontece fuera
- Protagonista femenino: Done
- Mito: No tenga ni idea


Dibujos




     La primera vez que lo leí me gustó por lo sencillito que me parecío. La segunda vez que me encantó por todas las cosas que había dejado pasar por alto y la tercera vez hizo que se ganase los 4 puntos.

     Para empezar hay muchas expresiones que me han encantado. Me ha pasado como con el primer relato que he comentado y puntuado, no llenarlo de expresiones calificativas sobre las escenas en cuestión y limitarse a poner algún detalle en concreto ha resultado que escale entre los que más me han gustado.
     Una de las que más me ha gustado ha sido “[...] desdoblándose, como si poco a poco se fuese añadiendo más gente.” Una frase de más o menos 10 palabras que ha hecho que mi mente imagine tantas cosas, no puedo pasarla por alto.
     Lo puedo interpretar como un papel muy usado, desdoblándose intentando hacerse leer y ocupando toda la mente de la protagonista. También como un gato tratando de desperezarse, arañándola con la idea “no va a venir”. Puede parecer un coro de voces al que se va sumando más y más gente hasta hacer que su cabeza explote porque los gritos la ahogan y no cabe nadie más. Me imagino hasta un globo hinchándose invadiendo todos los rincones a los que puede llegar con sus pensamientos. Me parece una frase que te hace ambientarte en el relato e interpretarlo a tu propia manera, y eso da una libertad exquisita, porque al final nadie lo ve del mismo modo.
     También creo que otras breves descripciones te facilitan seguir el hilo de una escena, imaginando paso por paso lo que está haciendo la protagonista, como, por ejemplo, cuando el autor especifica que Ava se incorpora lentamente y se arrastra hasta el borde, en vez de tener una interacción directa con la persona que acaba de entrar por la puerta, sacándola de sus propias pesadillas.

     Incluso hay conexiones implícitas que creo que tampoco pasan desapercibidas, como el hecho de que antes de que el personaje masculino (su hermano) entre en escena, Ava esté teniendo un ataque, y vuelva al mismo estado después de calmarse una vez que él sale de su habitación. Aunque aparentemente ella vuelva a sentarse en su escritorio y dibuje, dando a entender que ya no está sufriendo un bloqueo, realmente está entrando en uno. Esta idea la refuerza el hecho de que ningún papel está sin arrugar y que su hermano no se extraña de su estado, por frases como “Si en algún momento llegó a advertir del estado de la joven, no pareció querer hacérselo ver.”, por lo que se puede deducir que ese es su estado permanente, vive así y solamente es capaz de descansar cuando su hermano está en su habitación.
     Por cosas así me parece una de las mejores narraciones de todos los relatos que hay, porque sientes y entiendes a los personajes gracias a relaciones implícitas en el texto que a primera vista no suelen destacar.

- Ambientación en las Gavias: Done
- Personaje femenino: Done
- Mito: Done

Las cenizas del simpatista.




     Si mezclas los pensamientos caóticos con un aumento en la velocidad de lectura de según qué frases, lo que obtienes es un relato que te produce un desasosiego maravilloso. Sea lo que sea que te haga sentir un relato, es bueno si lo que consigue es transmitirte el estado de ánimo de algún personaje.

     En realidad no tengo mucho que decir del relato. Es un caos, totalmente en el buen sentido, y me gusta que se mezclen los pensamientos sobre el exterior con los que se dice la protagonista a sí misma cuando se obliga a parar. El relato realmente se desarrolla dentro de la mente de una persona, por lo que parece que estás leyendo algo dentro de una burbuja, ya que las interacciones con el entorno son mínimas, al menos al principio del relato, centrándose más bien en intentar ubicarse. Es algo que también me gusta, centrar toda la atención en el protagonista es difícil, pero que además funcione y no quede aburrido o vacío, si no que todas las pequeñas interacciones cuenten y no sean de relleno, hacen de un relato algo raro, un muy buen relato.
     La forma de pensar de la protagonista parece que lleva el lema de “un pasito pa’ lante y dos pa’ atrás”, porque aunque ese conjunto de pensamientos parezca que estén desordenados, y al parecer vuelva sobre sí misma varias veces, como el recurso del color de las paredes, en realidad siguen una organización determinada, y los saltos de línea intercalan expresiones que su propia mente se repite para tratar de calmarse y eso crea un patrón dentro del texto bastante bueno, por lo que no hace que te pierdas en la lectura.

     En la parte que se compone principalmente de diálogos, es decir, el final del relato, vemos tres estadíos de la protagonista que encajan perfectamente entre sí y sus cambios bruscos de humor o de parecer no quedan nada forzados. Es la calma antes de la desesperación y la resignación.
     En un primer momento, cuando se le administra la dosis y su mente parece ralentizarse, es cuando la protagonista se calma y recuerda por qué está así. Se explica los problemas que ha causado en la universidad y la razón de su “dispersión” de una manera clara, sin pensamientos liosos por el medio, que es como su mente ha funcionado hasta ahora. Estas aclaraciones no están mentidas con calzador para que el lector se entere de qué es lo que está pasando, no hay una excusa en la que la protagonista explique una situación a alguien que ya estaba allí para que los que estamos pendientes sepamos qué ha pasado, como ocurre en muchas historias o películas, si no que se comenta el accidente entre dos implicados, cosa que me parece de lo más normal. Aunque en esta parte se sigan intercalando los pensamientos propios de Kathia, la manera de plasmarlos choca mucho con la primera parte en la que estaba perdida y era todo un desbarajuste de ideas, sus intervenciones son cortas y claras, por lo que, al menos, se le ve más serena que al principio.
     Cuando Mandrag la hace enfadar, me parece que el cambio repentino entre la ira y el miedo es genial. Lo veo una reacción lógica de alguien que acaba de volver al mundo real y se da cuenta del follón en el que se ha metido, porque sabe que no va a poder salir de ahí.
     El final, junto con la resignación de la protagonista al ver por fin cómo va a acabar, la última frase cierra perfectamente la historia. De este modo, no nos da la oportunidad de pensar en que quizá le administren otra dosis, en que quizá le dejen salir, en que quizá...
     La protagonista está acabada, la historia se cierra, no da lugar a dudas y sabes que va a morir, por lo que el broche final me parece un acierto, por mucho que me puedan gustar las historias con final poco claro o abierto.

- Ambientación en las Gavias: Done
- Personaje femenino: Done
- Mito: No tengo ni idea

Salgamos corriendo, escondámonos huyendo.




     Al contrario de la mayoría de opiniones que he leído hasta ahora, a mí este relato sí me ha gustado, de hecho más que otros. Estoy de acuerdo que es una apuesta arriesgada el jugar con personajes ya existentes en la saga, y sobretodo dos con tanto peso como son Auri y Kvothe, en vez de elegir personajes algo más secundarios, pero bajo mi punto de vista, el riesgo que ha asumido el autor, ha merecido la pena.
     Es sencillo, y fino, y aunque algunos signos de puntuación falten para darle énfasis a algunas frases importantes del relato, me ha encantado precisamente por eso, por su sencillez.

     Hay expresiones y gestos que, para mí, encajan perfectamente con la personalidad de Auri, como "Se frotó los pies descalzos antes de continuar". Auri es alguien delicada y ese detalle me gusta y me pega con la inocencia que tiene; también el referirse a un escalón como "El último escalón conquistado", pues también lo veo acorde a los juegos de ella, o incluso la expresión "Una voz de trueno", sabiendo las analogías que suele hacer ella con cada objeto o situación. Me parece que, dentro de la dificultad de representar a un personaje que se conoce tan bien gracias a los libros, el autor ha sabido salir del paso.

     Me gusta que se centre en la escena que acontece al relato sin tener que explicar todas las situaciones que llevaron a Auri a ese lugar y a Kvothe a esa situación. Está contando algo que se ciñe exclusivamente al “ahora”, por lo que especificar todo el trasfondo, pudiendo dejar en el aire preguntas de peso, que es lo que le da gracia al relato, lo veo innecesario.
     Con la carrera de Auri a través de los pasillos laberínticos que caracteriza, según el relato, las Gavias, abre a un escenario en el que solamente la acompaña otro personaje, Kvothe, su instrumento, el viento y una canción cantada con monotonía y repeticiones, centrándose específicamente en un verso. La lectura de los últimos diálogos hace que la angustia que provoca la actitud de Kvothe en ella se te contagie, pues solo dice 3 palabras durante todo el relato, y están cargadas de inquietud. En este caso, creo que los signos de puntuación y el uso de las mayúsculas en la última palabra de Auri es lo que hace que te choque la última frase del relato.

     Que el autor haya representado el papel de Kvothe como un trance, casi un ritual en el que, por circunstancias que no conocemos, esté invocando a los Chandrian, y que caracterice al personaje masculino como casi un títere, alguien impersonal, vacío, me encaja muy bien con lo que está tratando de hacer y suponemos que es con un objetivo. No lo veo como una acción de relleno por tratar de adaptar un mito, ni parece que esté puesto al azar. Adivinamos que hay un "por qué" detrás, aunque no se explique; parece haberse dado por vencido, quizá lleno de ira, quizá deseando saber la verdad, o quizá deseando morir, no lo sabremos.
     El cierre del relato con la última frase de Kvothe me parece un broche brutal, porque por lo menos a mí sí me ha impactado y ha conseguido transmitirme algo.

- Ambientación en las Gavias: Done
- Personaje femenino: Done
- Mito: Done

Mentes cerradas.




     También han sido necesaria una o dos re-relecturas, porque con la primera me he hecho un lío, pero según lo he ido leyendo de nuevo me ha ido gustando más.

     Primero, igual que el primero de todos, me ha gustado mucho la elección del título, pero en este caso, no por representarse a lo largo del relato, si no porque engloba muy bien la esencia del mito sobre el que se basa.

     El tipo de locura que tiene Mepetrea me gusta mucho, y que el autor le haya dado como compañero de celda a una piedra, y que encima se llame Pietri, todavía más.
     Aunque me parezca que va un poco rápida la historia, y realmente “la roca brillante” no sea el objeto principal de la historia, me ha gustado cómo ha abordado el tema del fuego, pues le ha dado algo tangible con lo que tratarlo y no eran llamas simplemente. Esto le ha dado mucho más juego a la historia, e incluso se ha permitido hacer comparaciones entre la piedra que les proporciona calor y la aburrida piedra que considera su favorita de todas.
     Las expresiones de la protagonista también me han gustado, reflejan muy bien la inocencia que debe tener para lo joven que es. Además, algunos gestos, como el énfasis que pone al explicarle a Doranpa que no puede abrir la caja mientras agita sus manos, quedan bastante bien.
     En general las aportaciones de cada personaje en cuando a diálogos o escenas es escasa, pero creo que ha definido bastante bien el carácter de todos ellos con las pocas cosas que ha contado sobre cada uno.

     Creo que es el relato que mejor ha plasmado el mito sobre el que está construido, y aunque haya sido en un sentido bastante literal, lo veo bien adaptado.

- Ambientación en las Gavias: Done
- Personaje femenino: Done
- Mito: Done
avatar
Lici
E'lir Novicio
E'lir Novicio


Hoja de Personaje
Nombre: Nedar
Sexo: Mujer
Edad: 26

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Rhasent el Jue Nov 01, 2018 10:56 pm

No voy a demorarme más, estos son mis votos.

5 puntos para "Dibujos"
4 puntos para "Cenizas"
3 puntos para "Ad libitum"
2 puntos para "Dalcenti"
1 punto para  "Floquet"

He estado muy indeciso con el último punto. Estaba entre Caía y Floquet.

Si saco tiempo haré el comentario de Floquet mañana.
avatar
Rhasent
Arcanista
Arcanista


Hoja de Personaje
Nombre: Rhasent Igneus
Sexo: Hombre
Edad: 22

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Exez el Vie Nov 02, 2018 1:28 am

@Exez escribió:
El porqué de mi puntuación (primera parte):
Escribí sobre las Gavias anteriormente, en Duelos Literarios V; y por eso mismo conozco de primera mano que es un tema complejo de tratar. Bastante complejo.

Las limitaciones son ahora distintas, y el contexto también es diferente. Sabiendo esto, recurriré exclusivamente a mi visión propia sobre las Gavias originales. Y sobre lo que entendí de ellas. Y sobre lo que he entendido de los relatos.

Dalcenti:
Dalcenti es un relato que me ha dejado pensando un buen rato. Mucho rato. Tanto para bien, como para mal. Sobretodo porque me ha ofrecido una lectura que me obliga a escribir todo esto ahora.

El contexto de esta primera ronda es el de un personaje femenino como protagonista, que debe transcurrir en las Gavias, y que debe relacionarse a un mito.
Pero veo que este relato es capaz de ofrecer mucho más de lo que parece. Siendo capaz de transportarme mucho más lejos de lo que otros relatos han sido capaz.

El símil entre uno de los Chandrian y la Luna misma me ha parecido algo sorprendente. No me lo había planteado tan exhaustivamente hasta este momento, y tiene más sentido del que me apetece explicar.

La palabra sibilino o sibilina es un adjetivo que otorga el significado de que algo es misterioso. De que es algo que encierra un secreto importante. De que es algo que puede tener varios significados ocultos. También significa algo relacionado con la sibila que, a su vez, es un nombre femenino. Con el significado de una mujer a la que, los antiguos griegos y romanos, atribuían la facultad de predecir el futuro.
Sibina es el nombre de la que parece ser nuestra protagonista.

¿Pero quién es realmente nuestra protagonista? Sibina es, cuanto menos, sibilina.

Aparentemente puede ser una mujer encerrada en un ala de las Gavias. Una mujer que guarda un secreto muy importante para el mundo entero, o para ella misma. Aunque ella sea su propio mundo, en esencia.
Pudo haber estado enamorada y sufrir posteriormente un desengaño. O una traición. O pudo haberla cometido ella misma. Puede seguir todavía enamorada, sin ser correspondida; pues nunca pudo hacerse oír. Sin importar las ocasiones, siempre había fracasado.
También pudo haber sido víctima de una o múltiples violaciones a lo largo de su vida. Pudo haber sido también una poderosa nominadora, o conocedora. Pudo incluso haber estado en Fata.
Pudo haber sido todo eso, antes de ser encerrada en el manicomio de la Universidad.

Puede, incluso, que sus sentimientos no vayan dirigidos hacia un ser humano tal y como los conocemos. Puede que tan solo sea una loca. O puede ser mucho más.

Es visitada por el maestro Elodin, alguien quien según dice, sí podría comprenderla. Dispuesta a romper con esa maldición que la atormentaba. ¿Pero cuál puede ser, esa maldición?

Sibina, la Luna, Dalcenti y Elodin son los personajes que aparecen en este relato. Unos más que otros.

Sibina y Elodin:
¿Puede Elodin ser el foco de su amor?

«Siempre la observaba después que se pusiera el Sol, embelesada, y se pasaban horas y horas divisando sus cerúleas curvas en el océano. En el enorme itinolito que se sentaba para contemplarlas, percibía una cariñosa sensación de seguridad, ella lo abrazaba con ternura y mientras, la dura y dulce piedra le correspondía enseñándole los dulces secretos de las hadas. Por desgracia, era una piedra muy celosa, y nunca le perdonó que cuando creció, dejara de visitarle en el ocaso».

Si Elodin fuera capaz de comprenderla, quizá sentiría él lo mismo que ella sintió. Y, aunque no sea correspondida, ella se desharía de ese peso. Pero teme conocer la respuesta. Por eso no lo hace. Y sufre.
Si fuera Elodin quien orbita en su cabeza, puede que su tormento y su maldición no sea fruto de no haber podido expresar sus sentimientos. Simplemente, de no ser correspondida. Pues tras tantos fallidos intentos por querer ser amada por Elodin, él no la ama. No como ella quiere que la ame. No como solía hacerlo antes. Quizá no lo hizo nunca.

Nunca había llegado a hablar con el maestro desde que entró a las Gavias. Pero pudo haberlo hecho fuera. Quizá Sibina sea una lejana amante. Quizá sea una antigua alumna obsesionada. Capaz de hacer lo imposible para estar junto a él. Capaz de ingresar en las Gavias.

Capaz de preguntarle a un hombre sabio si un hombre sabio sobrevive a las noches sin Luna; pues él es, para ella, su Luna.

Sibina y Dalcenti:
«Era una noche fría, amparada por una presencia gélida y plateada. Nunca habla».

Sosteniendo parte de la teoría de Ceniza, uno de los siete implacables, siendo el mismísimo Maese Fresno el mecenas de Denna. Maltratada, golpeada y sacudida, por su bastón o su férula. Maldita de por vida, con aparente amnesia crónica a partir de cierto punto de su existencia. Percibiendo una cariñosa sensación de seguridad, pues cuando creció él la mantenía provista de todo lo que necesitaba para mantenerse viva. Mientras le correspondía enseñándole los más bellos secretos.

«En el enorme itinolito en el que se sentaba a contemplar, percibía una cariñosa sensación de seguridad. Ella lo abrazaba con ternura, mientras la dura y dulce piedra le correspondía enseñándole los más bellos secretos de las hadas. Por desgracia, era una piedra muy celosa, y nunca le perdonó que cuando creció, dejara de visitarle en el ocaso.
Incluso muchos años más tarde, conseguía vislumbrar, a través de la ventana, una risa salvaje y malévola, transportada por la sutil brisa que soplaba en las últimas hojas en otoño. Sentía una rabia titánica. El sonido del cristal al romperse se entremezcló con los armónicos de su voz laceral y exhausta. Su nombre era Sibina.
Había pasado mucho tiempo, años incluso, y lo había intentado absolutamente todo. Había hablado con las palabras más agudas y más graves, también con las más sencillas y complicadas, pero ninguna surtía efecto en los oídos de sus oyentes. Era un ruiseñor sin voz, una flor sin pétalos, y se encontraba completamente perdida en un mar de arena maldecido.
Poco después llamaron a la puerta. Sibina contempló su ansiada oportunidad. Sabía que quizás él sí pudiera comprenderla. Debía ser extremadamente cautelosa. En el pasado cometió múltiples errores. Estaba decidida a romper la maldición».

Si Férule, la férula hecha ceniza podía golpear a Denna con un bastón, Dalcenti de color gris que no habla, podría hacerlo con una piedra.

Desde este punto de vista, puedo interpretar dos cosas más: Sibina la sibilina encierra un secreto tras una cortina. Maldita, por uno de los Siete. Asolada y desolada. Acude al gran maestro Nominador para que vea su nombre. Para salvarla. Para salvarlos a todos.

«Ten mucho cuidado con ella. Nos quiere a todos muertos. Es una de ellos».
«Hubo un silencio que duró mil años y un día».
«Y lloró mientras contemplaba el infierno en vida».

Dalcenti y la Luna:
Dalcenti, gris, nunca habla.

Férule era la forma en la que Alaxel nombraba a Ceniza, para someterlo ante su yugo de sombra.

«Conseguía vislumbrar, a través de la ventana, una risa salvaje y malévola, transportada por la sutil brisa que soplaba en las últimas hojas en otoño. Sentía una rabia titánica».
«Su nombre era Sibina».

Mi segunda conclusión leyendo desde esta perspectiva el relato, Sibina es Dalcenti. Oráculo, criatura sempiterna, conocedora y silenciada. No puede morir. No puede hablar. Pues nadie debe conocer el futuro. Casi nadie.

¿Y si Sibina es Dalcenti, qué pinta la Luna?

«Sibina se preguntó si la pregunta le había molestado».
«Ten mucho cuidado con ella. Nos quiere a todos muertos. Es una de ellos».

Según esta perspectiva, y tomando en cuenta estas ideas y otras más, Haliax es la Luna.
O más bien, forma parte de la Luna.
El lado oscuro de la Luna.

Elodin y Dalcenti:
Elodin, misterioso, sibilino y errante. Nominador que marchó a buscar el viento y regresó posteriormente para que lo internasen en las Gavias. El maestro y estudiante más joven, antiguo Rector, y observador, conocedor, y modelador de las cosas.

La Luna, satélite a quien tantas canciones, leyendas, deseos y lágrimas han dedicado tantos. Errante, aventurera y perpetua. Causante de corazones desmembrados y maestra de sus artes propias.

Desde este enfoque, Elodin es Elodin, la Luna es Dalcenti, pero también es Felurian. Y Sibina es Felurian.
Y los itinolitos son itinolitos.

La Luna y Elodin:
Incluso Sibina puede ser Auri, antes de convertirse en Auri.

Acertijos:
«Se cuenta que un hombre que no es un hombre, viendo y no viendo un pájaro que no es un pájaro, posado en un árbol que no es un árbol, le tira y no le tira una piedra que no es una piedra».
«Por una parte, sin duda debe tratarse de un eunuco, y el árbol... ¿Podría tratarse de un sauce?».
«Lo que dices no está mal, pero no está bien. Sigues dormida aunque tengas un ojo siempre abierto».
«Los hombres sabios sobreviven a las noches sin Luna?».
«Un hombre sabio sabría qué puertas debe cruzar».

Sibina y Elodin:
Desde la perspectiva de obsesión, pasión e histeria, interpreto el acertijo de Elodin como que el hombre que no es un hombre, quizá porque sea mucho más que un hombre, o mucho menos que un hombre, es él. Viendo y no viendo a un pájaro que no es un pájaro. Que es ella. Pues era un ruiseñor sin voz. Un ave en una gavia, con las alas mutiladas. Posado en un árbol que no es un árbol.
En ningún momento se menciona que Sibina se mueva, más allá de que una vez trató de bailar. El árbol que no es un árbol podría ser un camastro. O una silla de ruedas. ¿Madera de sauce?

El eunuco podría ser él, pues considera que no es capaz de satisfacer su deseo. O su ausencia de apetito sexual. E incluso ella, considerando una posible tetraplegia. E incluso quien pudo haber llegado a abusar de ella, referenciando al eunuco y al sauce.

Sobrevivir a las noches sin Luna puede significar algo parecido. Ausencia de relaciones. O al exceso de ellas.
Y qué puertas cruzar, también. Sobre si mantenerlas con una alumna, o paciente. O una hija.
O tener otras amantes que pudieran satisfacerle a él, mostrándole ausencia total de necesidad y deseo hacia Sibina. O imposibilidad de habla y de movimiento. O todo a la vez. O quizá nada.

Veo muchos símiles con el caso de Sigmund Freud, Breuer, y Anna O.
Aplicados a Temerant y a las Gavias.

Sibina y Dalcenti:
Se cuenta que Dalcenti, el hombre que no es un hombre, pues es un rhinta, viendo y no viendo a un pájaro que no es un pájaro, que es Sibina, posado en un árbol que no es un árbol, pues es la Luna, o incluso una rama del Cthaeh, le tira y no le tira una piedra que no es una piedra. Que es penitencia y sufrimiento, por atreverse a traicionarlo.

«Sibina se quedó pálida durante un momento y miró fijamente los ojos verdes del maestro nominador. Se entremezclaron con los suyos durante un momento. Y pudo ver como se fusionaron en un preciado color turquesa».

E, incluso, Elodin podría ser el hombre que no es un hombre, viendo a un pájaro que no es un pájaro, que es Dalcenti, posado en un árbol que no es un árbol, pues es la Luna, le tira y no le tira una piedra que no es una piedra. Que es el amago de haberle hecho creer que no la entendía. Aplicable también hacia Sibina. Condenándola a costa de obtener esa información.

El eunuco podría ser Dalcenti, siendo quizá uno de los tantos motivos por los que no habla. También Sibina, formando eso parte de su condena.

Chandrian:
O puede ser otra cosa completamente diferente.

Por todos estos motivos y por algunos más, se lleva mis 5 puntos.

El porqué de mi puntuación (segunda parte):
Las cenizas del simpatista:
Las cenizas del simpatista, a diferencia de los que algunos hayan podido pensar, no es mío. Yo no he participado como tal en este concurso. Pero deduzco de quién sí puede ser.

Se habría ganado mis 5 puntos de no haber hallado todo lo que encontré en Dalcenti, y pienso que debería ser el relato con el que más puntos pase a la siguiente ronda. Objetivamente hablando.

Es rápido, dinámico, conciso y preciso. Explicando a su vez presente, pasado, y futuro.
Con una protagonista cuya personalidad y acontecimientos me recuerda mucho a Devi. Y Devi es un personaje que me agrada.
Refleja, con éxito, esa ansiedad que supone leer un relato basado en las Gavias; y se la transmite al lector.

No tengo mucho más que decir. Un relato redondo del que he podido aprender muchas cosas. Gracias por haberlo presentado.

Delirio:
Delirio, un microrrelato participando entre minirrelatos. Me ha gustado verlo, pues también ha dejado volar mi imaginación al leerlo.

Viéndolo desde la perspectiva de una interna en las Gavias, la bestia podrían ser sus temores, sus paranoias, sus miedos. Hasta los mismos estudiantes a cargo de las Gavias. Impidiéndole escapar de ese lugar considerado para ella, de pesadilla.

Pero hay algo que llama aún más mi atención, y es el hecho de considerar a la bestia y no a una interna huyendo, la protagonista. Atrapada, en ese lugar, para siempre.
Quizá una trabajadora sucumbida ante la locura, o ante la necesidad de pretender ayudar a quienes se encontraban dentro; pues nunca dejaría de llegar gente a ese lugar, y hasta el fin de sus tiempos sentiría esa responsabilidad humana y moral de permanecer ahí.
Atrapada, quizá por su propia voluntad. Creyendo que hacía lo correcto.
Persiguiendo a quienes trataban de escapar. Impidiéndoselo. Tanto a todos los demás, como a sí misma. Expresando esa posible dualidad entre "el bien y el mal" de sus actos. Considerándose, a sí misma, una bestia. Sometida ante la propia locura y siendo consciente de hasta dónde ha llegado, o hasta dónde puede ser capaz de hacerlo.
Privando de libertad tanto a su propio ser, como a quienes coexisten a su alrededor.
Creyendo que está más loca incluso que los mismos locos.Tratando de locos a los demás locos, cuando ella misma sería tan solo una loca más dentro de ese mundo de locos. Aunque no sea así en algunos ojos ajenos.
Reflejando toda esa culpa y ansiedad en la visión de la sombra de una bestia.

Salgamos corriendo, escondámonos huyendo:
Salgamos corriendo, escondámonos huyendo ha sido un relato que hasta su gran final no ha despertado mi curiosidad. Pero vaya si lo ha hecho, al hacerlo. Forjando, a mi parecer, una posible escena propia de Las Puertas de Piedra. O de una de todas sus versiones.

Sin hacerme caer en la primera lectura, no hasta la última frase, que nuestra protagonista era Auri. Toda su estructura inicial y sus definiciones eran como un duendecillo saltarín, surcando posibles matices imperfectos. Interpolables a cualquier posible joven interna en las Gavias.
Imprecisos e impersonales hasta conocer su nombre al final. Permitiendo conectar todos aquellos sutiles puntos con lo que su personaje conlleva.

Conocemos que el Kvothe original hizo algo de lo que se arrepintió toda la vida. Que ocurrió algo realmente grave, en la Universidad. Una acción y un hecho que probablemente terminaría con la vida de aquellos a los que llegó a considerar, de nuevo para él, una familia.

Y creo fervientemente que este relato es como el boceto de una de las posibles interpretaciones que nos regala este maravilloso libro.
avatar
Exez
El'the Nominador
El'the Nominador


Hoja de Personaje
Nombre: Exez
Sexo: Hombre
Edad: 20

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Edeus el Vie Nov 02, 2018 1:43 pm

Toc toc

Soy tonta y no vi el mensaje al inicio, ni siquiera con todos los comentarios que le siguieron después xD Me ha gustado mucho cómo ha quedado, aunque obviamente no entre en concurso. Espero que haya una segunda parte en la siguiente ronda.


Mentiras, manchas y ruido. Y queso

Con este relato tengo un problema, y es que como no conozco ni el mito ni el videojuego sé que hay un montón de referencias que me pierdo, y es una sensación que me ha acompañado a lo largo de toda la lectura. Y claro, me frustro. Pero como no voy a poder pasarme el juego ahora para entenderlas, me voy a limitar a lo que hay y lo que me ha parecido como relato de Temerant.

La historia de una joven alumna encargada de las Gavias aparentemente sana y cuerda que resulta estar muy mal de la olla y coleccionar gente a la que torturar. Lo primero, comentar que la parte del inicio me gustó mucho. Esta división que se fue haciendo de cada uno de los personajes con sus propias manías, no solo le dio al relato una estructura clara y atrayente (el lector en ese momento siente verdadera curiosidad por saber cuál será el siguiente y su reacción, casi como quien va al zoo y observa la fauna del lugar). Y de hecho estoy segura que deben tener algo que ver con el mito, aunque no sea capaz de verlo. Tiene una narración clara y bonita que sabe elegir bien las palabras en cada momento, así como transmitir de forma precisa la personalidad (o la que quiere hacernos creer al menos) de la protagonista.

El giro final, sin embargo, no lo veo. Es decir, hay sorpresa, sí, pero porque no te lo esperas. Y no en el buen sentido. Simplemente no consigo ver una buena conexión entre el inicio y el final. Pienso que quizá esto es porque al estar en primera persona no llegamos a ver ninguna señal de esa locura psicótica que la lleva a tales actos, lo que hace que al final me sienta un poco... engañada. De haberse escrito en tercera persona podría sentirse algo más coherente, creo. Una forma de justificar el repentino cambio.

Pero bueno, el final en sí (dejando a un lado lo anterior) sigue estando igual de bien logrado que la introducción y el desarrollo. Se siente de verdad como una verdadera psicópata, y esa conversación ayuda mucho a ello. Y más, lo que ya dijo Talia: esa forma de unir los retazos del inicio con la frase final está muy bien pensado y atado. Un aplauso por ello.


We all go a little mad sometimes.
avatar
Edeus
Conocedor del mundo
Conocedor del mundo


Hoja de Personaje
Nombre: Aiden Maxwell
Sexo: Hombre
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Netalia el Vie Nov 02, 2018 1:57 pm

Bueno, estoy un poco agobiada estos días así que voy a comentar dos más y poner mi puntuación, que ya la tengo más o menos clara. 

En fin, esto era el plan pero me he estancado con los comentarios así que para luego también xD.

Resumiendo, para mí ha habido 4 relatos que sobresalen frente a los demás (Ad libitum, Dalcenti, Dibujos, Las cenizas del simpatista) a nivel de escritura y desarrollo de la historia. Sin embargo, excepto la primera posición, me ha costado establecer un orden. Cada uno tiene puntos fuertes distintos. Temo que no se entienda mi decisión, teniendo en cuenta que no he podido comentar dos de estos, pero intentaré tener por lo menos esos comentarios esta noche. 

5 puntos: Dibujos (supongo que esto estaba claro, no puedo decir nada malo de él). 

4 puntos: Ad libitum 

3 puntos: Las cenizas del simpatista 

(El hecho de poner por encima Ad libitum es una cuestión personal, la historia me gusta más y la música es mi debilidad. Por lo demás, los dos refuerzan lo que cuentan con su manera de escribir y en ambos me parece que el mito está un pelín flojo). 

2 puntos: Dalcenti 

(Lo pongo el último de los cuatro sobresalientes porque me parece que la historia se tambalea en Temerant, donde el único que puede ver el futuro es el Cthaeh. Esto no quita que el autor se haya esforzado en darle todo el sentido posible y ha metido muchas referencias, además de escribir de una manera impecable. Ya me explayaré más en mi comentario.) 

1 punto: Salgamos corriendo, escondámonos huyendo. 

(Tras descartar los que tienen problemas de ambientación y los que cuesta entender, me quedo con tres relatos. Creo que este destaca más en cuanto a narración y quiero premiar a un autor que se ha esforzado en que los detalles concuerden, a pesar de que la historia tenga otras carencias.)  

Ea


"Conoces a una muchacha tímida y sencilla. Si le dices que es hermosa, ella pensará que eres simpático pero no te creerá. [...] Existe una manera mejor de hacerlo. Le demuestras que es hermosa. Conviertes tus ojos en espejos, tus manos en plegarias cuando la acaricias. Es difícil, muy difícil, pero cuando ella se convence de que le dices la verdad... de pronto la historia que ella se cuenta a sí misma cambia. Se transforma. Ya no la ven hermosa. Es hermosa, y la ven "
avatar
Netalia
Aprendiz de Felurian
Aprendiz de Felurian


Hoja de Personaje
Nombre: Ilora
Sexo: Mujer
Edad: 20

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Durzo el Vie Nov 02, 2018 4:40 pm

5 puntos para Caía, 4 para Dalcenti, 3 para las Cenizas del simpatista, 2 para Dibujos, 1 para Dos en uno, un EMOSIDO para Toc toc, y un abrazo para Títere se quedó dormido.
avatar
Durzo
El'the Nominador
El'the Nominador


Hoja de Personaje
Nombre: Sarko Attano
Sexo: Hombre
Edad: 21

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Títere el Vie Nov 02, 2018 6:52 pm

Procedo a votar:

5 puntos - Títere se quedó dormido

4 - Títere se quedó dormido

3 - Títere se quedó dormido

2 - Títere se quedó dormido

1 - Títere se quedó dormido


Spoiler:
5 puntos - Ad libitum

4 - Mentes cerradas

3 - Las cenizas del simpatista

2 - La caída de Floquet

1 - Dos en uno


-...el primer borrador lo escribes con el corazón, el segundo, con la mente.-
avatar
Títere
Conocedor del mundo
Conocedor del mundo


Hoja de Personaje
Nombre: Hans Boggart
Sexo: Hombre
Edad: 28

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Edeus el Vie Nov 02, 2018 7:56 pm

No tengo nada claro que vaya a llegar a tiempo, así que voto ya:

5 puntos: Dalcenti
4 puntos: Cenizas
3 puntos: Ad libitum
2 puntos: Floquet
1 punto: Mentiras

Decir que esto de dar solo cinco es una caca. Hay algunos que encuentro que pueden estar al mismo nivel que los de 2 o 1 punto en muchos aspectos. Por eso quiero señalar que aunque haya dejado algunos fuera (pese a haber señalado mi gusto por ellos) fue por que quizá estos tuvieron algún aspecto que en lo personal me gustó más.

Me quedan por criticar tres o cuatro, pero llegarán si o si.


We all go a little mad sometimes.
avatar
Edeus
Conocedor del mundo
Conocedor del mundo


Hoja de Personaje
Nombre: Aiden Maxwell
Sexo: Hombre
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Dalcenti el Vie Nov 02, 2018 8:37 pm

Mis 15 putos para Títere se quedó dormido. 

Y plausos especiales a Dalcenti por escribir sobre el mejor Chandrian de todos.
avatar
Dalcenti
Maestro
Maestro


Hoja de Personaje
Nombre: Dhir
Sexo: Hombre
Edad: Aparenta los 19 que tiene.

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Kayren el Vie Nov 02, 2018 9:01 pm

5 puntos: Dibujo
4 puntos: Las cenizas del simpatista
3 puntos: Mentiras, Manchas y ruido. Y queso
2 puntos: Dalcenti
1 punto: Ad Libitum
avatar
Kayren
Arcanista
Arcanista


Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Gwynbelidd el Vie Nov 02, 2018 9:35 pm

Diamante: Dibujo
Platino: Dalcenti
Oro: Las cenizas del simpatista
Plata: Títere se quedó dormido
Bronce: Ad libitum

Madera: delirio


グウィン。夢見る人狼。 :21:
avatar
Gwynbelidd
El'the que persigue el viento
El'the que persigue el viento


Hoja de Personaje
Nombre: Eria Flaminika
Sexo: Mujer
Edad: Aparenta 27

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Glimmer el Vie Nov 02, 2018 10:09 pm

Mis votos:
5 puntos: Las cenizas del simpatista.
4 puntos: Dibujos.
3 puntos: Ab libitum.
2 puntos: Dalcenti.
1 punto: Títere se quedó dormido.


Los votos de @Expo :
100 puntos: Toc, toc.
5 puntos: Dibujos.
4 puntos: Las cenizas del simpatista.
3 puntos: Dalcenti.
2 puntos: Ab libitum.
1 punto: Dos en uno.

OtrosP 2

avatar
Glimmer
Re'lar de 5 vínculos
Re'lar de 5 vínculos


Hoja de Personaje
Nombre: Glimmer
Sexo: Hombre
Edad: Aparenta 27

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Perelin el Vie Nov 02, 2018 10:56 pm

Muchas felicidades a todos los participantes, han quedado unos minis muy chulos en esta primera ronda. Supongo que si hiciese crítica no diría nada nuevo, así que voto y andandiri

5 puntos: Las Cenizas del Simpatista
4 puntos: Dibujos
3 puntos: Dalcenti
2 puntos: Dos en uno
1 punto: Delirio
avatar
Perelin
El'the Nominador
El'the Nominador


Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Skulduggery el Vie Nov 02, 2018 10:57 pm

Siento que sean tan cortos y tal, pero se me ha complicado la tarde OtrosN 5



Ad Libitum:
Una buena narrativa, pero es prácticamente verso y ni siquiera es que destaque demasiado
Caía:

Un mito llevado bien pero que no acaba de cuajarme del todo.  Me gusta ese narrador en primera persona

Dalcenti:

Un narrador excelente. Un mito bien llevado, pero un final no del todo satisfactorio.
Dibujos:
Sin duda muy interesante. Una reinterpretación del mito excelente, pero siento que le falta algo al final.
Dos en uno:
Me gusta, aunque no entienda la ultima frase. Un mito muy bien camuflado dentro de la saga y una narración increible
La Caída de Floquet:
Necesito releerlo detenidamente, lo que deja claro que necesita ser  pulido un poco más es demasiado confuso
Las Cenizas del SImpatista:

Me ha gustado mucho, creo que ha sabido transmitir muy bien la sensación de aturdimiento de alguien sedado.
 
Mentes Cerradas:
No está mal, pero me ha dejado un sabor algo insípido. 
Mentiras,manchas y ruido y queso.:
Me ha sorprendido y agradado el uso de un mito fuera de los típicos, pero aunque la narrativa esta  bien y los diálogos cumple. No veo que tenga nada que destaque más allá.
salgamos corriendo, escondámonos huyendo.:
Me gusta el título y la narrativa está muy bien. Aunque la forma de narrar es muy distinta, he podido entre ver a la pequeña Auri entre lineas.
Títere se quedó dormido:
Pues me ha gustado. Extrañamente me ha gustado, aunque echo de menos a un sensual esqueleto, pero supongo que estaría fuera buscando el nombre del calcio o algo de esas cosas que hacen solo las personas cuerdas.
Puntuación:
5 puntos: Las Cenizas del Simpatista
4 puntos:Dibujos
3 puntos:Dalcenti
2 puntos:Dos en uno

1 puntos:Salgamos corriendo, escondámonos huyendo
avatar
Skulduggery
Guíler
Guíler


Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Edeus el Vie Nov 02, 2018 11:10 pm

Voy con unas cuantas más. Aun no estoy, pero si me lo permitís pasadomañana acabo las críticas, en plan superseguro.


La caída de Floquet

He necesitado darle varias lecturas para lograr entender lo que el desconocido autor que no conozco porque no sé quién es quiere contarnos (y al final resulta que no lo he ni lograo). El caso es que la base PARA MÍ parecía bastante clara: en la mayor parte del relato se nos describe una caída, una caída que parece eterna, pues lo que importa no es lo que ocurre fuera sino dentro de su cabeza. Vuelta de nuevo a los requisitos, se especificaba el que se usasen las Gavias como ambientación (no el cielo por encima), así que entiendo que en realidad estábamos ante una chica sufriendo una especie de ataque o alucinación o viaje. El mito, aclarado gracias a las últimas líneas, es el de Demeter, por lo que la protagonista debe ser ella o su hija Perséfone. 

En cualquier caso, los motivos por los que he terminado dándole puntuación han sido dos: primero, porque de todos los relatos participantes este es el estilo narrativo que más me ha gustado de todos, y simplemente no concevía no dejarle al menos uno, porque es que está maravillosamente escrito, aunque no se entienda una mierda al principio. Y el segundo, porque más allá del mito, lo que sí que he podido ver (y que he valorado bastante) es la angustia de Demeter que tan bien ha logrado expresar. Es como que ha tomado el mito original, que en el fondo carecía totalmente de emoción, y ha sabido darle una, como si le hubiese insuflado alma, por así decirlo. Y eso es algo que me ha flipado mucho.

Habría que retocar la trama un poco, pero el resto es impecable. Bien hecho en ese sentido.

Dos en uno

Otro más que querría haber metido para puntuar, y me ha fastidiado bastante no poder hacerlo. La historia está clara, bien escrita y tiene su giro final. En este caso el mito he de decir que no lo tenía claro, pero tiene detalles que pese a todo me han gustado bastante. Como la presencia de la luna tocando a Jeanie, en lo que yo he querido entender como esa creencia popular de ver a la luna como la causante de la locura de la gente (los llamados lunáticos). 

Sobre el relato en general. Me gusta mucho esa narración sencilla que lo acompaña, y me ocurre lo mismo que con otro relato que ya comenté (no recuerdo cual), que veo que en todo momento saben elegir muy bien qué palabras utilizar, y veo que si se te presentase un corrector de estilo o un editor de estos a los que les gusta trastocar un poco la escritura para hacerla más atrayente, no tendrían nada que hacer, porque en ese sentido está perfecta. Con todo ello, si al final no he podido colarlo entre los primeros ha sido más por personajes y trama.

La he entendido bien, ojo. Y sin embargo en cierto sentido me ha transmitido lo mismo que el final de Mentiras. He visto pocas sorpresas, como muy plano todo. Si imaginase el relato en un gráfico la línea tendría muy pocas variaciones. Podemos ver todo lo que siente Isabella, su arrepentimiento, pero por algún motivo que no logro encontrar, no termina de llegar a transmitírmelo de verdad. Siento no poder explicarlo mejor, pero no se me ocurre cómo. 

Y sin embargo, la historia de por si ES interesante. Dos gemelas que se terminan intercambiando para lograr escapar de un lugar es algo que atrae mucho. Ojalá le hubiese podido ver algo más para darle los puntitos extra, porque es un tema que puede tirar mucho.



Extra, extra!

Añadir que al final no he podido puntuar a otro de mis relatos favoritos, el de Corramos huyendo, pero lo habría puesto al mismo nivel que el de Mentiras. ¿Por qué? Porque veo que para mí lo que tiene uno es lo que le falta al otro y a la inversa. Si al final he optado por Mentiras ha sido por lo bien llevada que ha estado la estructura del relato, aunque le haya faltado la potencia del final que sí tiene el de Corramos.


Última edición por Edeus el Sáb Nov 03, 2018 8:50 pm, editado 1 vez


We all go a little mad sometimes.
avatar
Edeus
Conocedor del mundo
Conocedor del mundo


Hoja de Personaje
Nombre: Aiden Maxwell
Sexo: Hombre
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Netalia el Sáb Nov 03, 2018 2:59 am

Martillo 6 Tararí tataraííííííííí Martillo 6

Resultados finales 

 

  • Las cenizas del simpatista: 62 -2 = 60 puntos -> 30 en la siguiente ronda.
  • Dibujos: 57 - 2 = 55 puntos  -> 28 en la siguiente ronda.
  • Dalcenti: 42 -2 = 40 puntos -> 20 en la siguiente ronda.
  • Ad libitum: 23 +/- 0 = 23 puntos -> 12  en la siguiente ronda.
  • Mentiras, manchas y ruido. Y queso: 14 + 1 = 15 puntos -> 8 en la siguiente ronda.

Y hasta aquí los 5 finalistas que pasarán a la siguiente ronda! Visto la escasa diferencia entre el sexto y el siguiente, he decidido que no está justificado el pase de este. 

  • Dos en uno: 10 - 2 = 8 puntos
  • Títere se quedó dormido: 7 - 2 = 5 puntos 
  • Salgamos corriendo, escondámonos huyendo: 6 - 2 = 4 puntos
  • Caía: 5 - 2 = 3 puntos
  • La caída de Floquet: 5 - 2 = 3 puntos 
  • Mentes cerradas: 5 + 1 = 6 puntos
  • Delirio: 4 puntos + 1 = 5 puntos
  • Toc toc: EMOSIDO puntos

Personalmente me agrada que ninguno haya acabado con cero. Un aplauso para todos! 

Autorías:
Ad libitum:
Caía:
 
Dalcenti :
 
Delirio :
Anónimo
 
Dibujos:
 
Dos en uno :
 
La caída de Floquet:
 
Las cenizas del simpatista:
Mentes cerradas:
 
Mentiras, manchas y ruido. Y queso:
Anónimo
 
Salgámos corriendo, escondámonos huyendo:
Anónimo
Títere se quedó dormido:
Títere
 
Toc toc:
Anónimo



Segunda ronda 



Condiciones:

  • Requerimiento: Que comience con una muerte 
  • Ubicación: Lugar alejado de la Universidad
  • Prohibición: No se pueden mencionar grandes masas de agua.

Quiero hacer una sugerencia Pregunta 5 . Ya que la prohibición la puse yo, me gustaría restringirla un pelín para hacer las cosas más interesantes, si me lo permitís: No puede aparecer agua, ni en forma de lágrimas, lluvia, bebida...

Extensión: 1000 palabras (si no recuerdo mal, se acordó reducir). 

Fecha límite: Domingo 11 de noviembre 

Ea, que la suerte esté de vuestra parte!


"Conoces a una muchacha tímida y sencilla. Si le dices que es hermosa, ella pensará que eres simpático pero no te creerá. [...] Existe una manera mejor de hacerlo. Le demuestras que es hermosa. Conviertes tus ojos en espejos, tus manos en plegarias cuando la acaricias. Es difícil, muy difícil, pero cuando ella se convence de que le dices la verdad... de pronto la historia que ella se cuenta a sí misma cambia. Se transforma. Ya no la ven hermosa. Es hermosa, y la ven "
avatar
Netalia
Aprendiz de Felurian
Aprendiz de Felurian


Hoja de Personaje
Nombre: Ilora
Sexo: Mujer
Edad: 20

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Einyel el Dom Nov 04, 2018 6:03 pm

Me da pena porque no me dio tiempo a leerme todos los relatos y había alguno más que tenía intención de comentar (aunque ahora que se saben tantas autorías, no mola tanto comentar… capa ). Pero sobre todo, siento no haber llegado a tiempo para las votaciones, porque tenía claro mi favorito (@Autor/a de “Dibujos”, te iba a dar mis 5 puntos, que lo sepas Wink ).


@Netalia escribió:Y hasta aquí los 5 finalistas que pasarán a la siguiente ronda! Visto la escasa diferencia entre el sexto y el siguiente, he decidido que no está justificado el pase de este.

Oye, no, que pase el sexto, que también le iba a dar puntos... Sad
avatar
Einyel
E'lir Novicio
E'lir Novicio


Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Exez el Lun Nov 05, 2018 8:00 pm

@Exez escribió:
El porqué de mi puntuación (primera parte):
Escribí sobre las Gavias anteriormente, en Duelos Literarios V; y por eso mismo conozco de primera mano que es un tema complejo de tratar. Bastante complejo.

Las limitaciones son ahora distintas, y el contexto también es diferente. Sabiendo esto, recurriré exclusivamente a mi visión propia sobre las Gavias originales. Y sobre lo que entendí de ellas. Y sobre lo que he entendido de los relatos.

Dalcenti:
Dalcenti es un relato que me ha dejado pensando un buen rato. Mucho rato. Tanto para bien, como para mal. Sobretodo porque me ha ofrecido una lectura que me obliga a escribir todo esto ahora.

El contexto de esta primera ronda es el de un personaje femenino como protagonista, que debe transcurrir en las Gavias, y que debe relacionarse a un mito.
Pero veo que este relato es capaz de ofrecer mucho más de lo que parece. Siendo capaz de transportarme mucho más lejos de lo que otros relatos han sido capaz.

El símil entre uno de los Chandrian y la Luna misma me ha parecido algo sorprendente. No me lo había planteado tan exhaustivamente hasta este momento, y tiene más sentido del que me apetece explicar.

La palabra sibilino o sibilina es un adjetivo que otorga el significado de que algo es misterioso. De que es algo que encierra un secreto importante. De que es algo que puede tener varios significados ocultos. También significa algo relacionado con la sibila que, a su vez, es un nombre femenino. Con el significado de una mujer a la que, los antiguos griegos y romanos, atribuían la facultad de predecir el futuro.
Sibina es el nombre de la que parece ser nuestra protagonista.

¿Pero quién es realmente nuestra protagonista? Sibina es, cuanto menos, sibilina.

Aparentemente puede ser una mujer encerrada en un ala de las Gavias. Una mujer que guarda un secreto muy importante para el mundo entero, o para ella misma. Aunque ella sea su propio mundo, en esencia.
Pudo haber estado enamorada y sufrir posteriormente un desengaño. O una traición. O pudo haberla cometido ella misma. Puede seguir todavía enamorada, sin ser correspondida; pues nunca pudo hacerse oír. Sin importar las ocasiones, siempre había fracasado.
También pudo haber sido víctima de una o múltiples violaciones a lo largo de su vida. Pudo haber sido también una poderosa nominadora, o conocedora. Pudo incluso haber estado en Fata.
Pudo haber sido todo eso, antes de ser encerrada en el manicomio de la Universidad.

Puede, incluso, que sus sentimientos no vayan dirigidos hacia un ser humano tal y como los conocemos. Puede que tan solo sea una loca. O puede ser mucho más.

Es visitada por el maestro Elodin, alguien quien según dice, sí podría comprenderla. Dispuesta a romper con esa maldición que la atormentaba. ¿Pero cuál puede ser, esa maldición?

Sibina, la Luna, Dalcenti y Elodin son los personajes que aparecen en este relato. Unos más que otros.

Sibina y Elodin:
¿Puede Elodin ser el foco de su amor?

«Siempre la observaba después que se pusiera el Sol, embelesada, y se pasaban horas y horas divisando sus cerúleas curvas en el océano. En el enorme itinolito que se sentaba para contemplarlas, percibía una cariñosa sensación de seguridad, ella lo abrazaba con ternura y mientras, la dura y dulce piedra le correspondía enseñándole los dulces secretos de las hadas. Por desgracia, era una piedra muy celosa, y nunca le perdonó que cuando creció, dejara de visitarle en el ocaso».

Si Elodin fuera capaz de comprenderla, quizá sentiría él lo mismo que ella sintió. Y, aunque no sea correspondida, ella se desharía de ese peso. Pero teme conocer la respuesta. Por eso no lo hace. Y sufre.
Si fuera Elodin quien orbita en su cabeza, puede que su tormento y su maldición no sea fruto de no haber podido expresar sus sentimientos. Simplemente, de no ser correspondida. Pues tras tantos fallidos intentos por querer ser amada por Elodin, él no la ama. No como ella quiere que la ame. No como solía hacerlo antes. Quizá no lo hizo nunca.

Nunca había llegado a hablar con el maestro desde que entró a las Gavias. Pero pudo haberlo hecho fuera. Quizá Sibina sea una lejana amante. Quizá sea una antigua alumna obsesionada. Capaz de hacer lo imposible para estar junto a él. Capaz de ingresar en las Gavias.

Capaz de preguntarle a un hombre sabio si un hombre sabio sobrevive a las noches sin Luna; pues él es, para ella, su Luna.

Sibina y Dalcenti:
«Era una noche fría, amparada por una presencia gélida y plateada. Nunca habla».

Sosteniendo parte de la teoría de Ceniza, uno de los siete implacables, siendo el mismísimo Maese Fresno el mecenas de Denna. Maltratada, golpeada y sacudida, por su bastón o su férula. Maldita de por vida, con aparente amnesia crónica a partir de cierto punto de su existencia. Percibiendo una cariñosa sensación de seguridad, pues cuando creció él la mantenía provista de todo lo que necesitaba para mantenerse viva. Mientras le correspondía enseñándole los más bellos secretos.

«En el enorme itinolito en el que se sentaba a contemplar, percibía una cariñosa sensación de seguridad. Ella lo abrazaba con ternura, mientras la dura y dulce piedra le correspondía enseñándole los más bellos secretos de las hadas. Por desgracia, era una piedra muy celosa, y nunca le perdonó que cuando creció, dejara de visitarle en el ocaso.
Incluso muchos años más tarde, conseguía vislumbrar, a través de la ventana, una risa salvaje y malévola, transportada por la sutil brisa que soplaba en las últimas hojas en otoño. Sentía una rabia titánica. El sonido del cristal al romperse se entremezcló con los armónicos de su voz laceral y exhausta. Su nombre era Sibina.
Había pasado mucho tiempo, años incluso, y lo había intentado absolutamente todo. Había hablado con las palabras más agudas y más graves, también con las más sencillas y complicadas, pero ninguna surtía efecto en los oídos de sus oyentes. Era un ruiseñor sin voz, una flor sin pétalos, y se encontraba completamente perdida en un mar de arena maldecido.
Poco después llamaron a la puerta. Sibina contempló su ansiada oportunidad. Sabía que quizás él sí pudiera comprenderla. Debía ser extremadamente cautelosa. En el pasado cometió múltiples errores. Estaba decidida a romper la maldición».

Si Férule, la férula hecha ceniza podía golpear a Denna con un bastón, Dalcenti de color gris que no habla, podría hacerlo con una piedra.

Desde este punto de vista, puedo interpretar dos cosas más: Sibina la sibilina encierra un secreto tras una cortina. Maldita, por uno de los Siete. Asolada y desolada. Acude al gran maestro Nominador para que vea su nombre. Para salvarla. Para salvarlos a todos.

«Ten mucho cuidado con ella. Nos quiere a todos muertos. Es una de ellos».
«Hubo un silencio que duró mil años y un día».
«Y lloró mientras contemplaba el infierno en vida».

Dalcenti y la Luna:
Dalcenti, gris, nunca habla.

Férule era la forma en la que Alaxel nombraba a Ceniza, para someterlo ante su yugo de sombra.

«Conseguía vislumbrar, a través de la ventana, una risa salvaje y malévola, transportada por la sutil brisa que soplaba en las últimas hojas en otoño. Sentía una rabia titánica».
«Su nombre era Sibina».

Mi segunda conclusión leyendo desde esta perspectiva el relato, Sibina es Dalcenti. Oráculo, criatura sempiterna, conocedora y silenciada. No puede morir. No puede hablar. Pues nadie debe conocer el futuro. Casi nadie.

¿Y si Sibina es Dalcenti, qué pinta la Luna?

«Sibina se preguntó si la pregunta le había molestado».
«Ten mucho cuidado con ella. Nos quiere a todos muertos. Es una de ellos».

Según esta perspectiva, y tomando en cuenta estas ideas y otras más, Haliax es la Luna.
O más bien, forma parte de la Luna.
El lado oscuro de la Luna.

Elodin y Dalcenti:
Elodin, misterioso, sibilino y errante. Nominador que marchó a buscar el viento y regresó posteriormente para que lo internasen en las Gavias. El maestro y estudiante más joven, antiguo Rector, y observador, conocedor, y modelador de las cosas.

La Luna, satélite a quien tantas canciones, leyendas, deseos y lágrimas han dedicado tantos. Errante, aventurera y perpetua. Causante de corazones desmembrados y maestra de sus artes propias.

Desde este enfoque, Elodin es Elodin, la Luna es Dalcenti, pero también es Felurian. Y Sibina es Felurian.
Y los itinolitos son itinolitos.

La Luna y Elodin:
Incluso Sibina puede ser Auri, antes de convertirse en Auri.

Acertijos:
«Se cuenta que un hombre que no es un hombre, viendo y no viendo un pájaro que no es un pájaro, posado en un árbol que no es un árbol, le tira y no le tira una piedra que no es una piedra».
«Por una parte, sin duda debe tratarse de un eunuco, y el árbol... ¿Podría tratarse de un sauce?».
«Lo que dices no está mal, pero no está bien. Sigues dormida aunque tengas un ojo siempre abierto».
«Los hombres sabios sobreviven a las noches sin Luna?».
«Un hombre sabio sabría qué puertas debe cruzar».

Sibina y Elodin:
Desde la perspectiva de obsesión, pasión e histeria, interpreto el acertijo de Elodin como que el hombre que no es un hombre, quizá porque sea mucho más que un hombre, o mucho menos que un hombre, es él. Viendo y no viendo a un pájaro que no es un pájaro. Que es ella. Pues era un ruiseñor sin voz. Un ave en una gavia, con las alas mutiladas. Posado en un árbol que no es un árbol.
En ningún momento se menciona que Sibina se mueva, más allá de que una vez trató de bailar. El árbol que no es un árbol podría ser un camastro. O una silla de ruedas. ¿Madera de sauce?

El eunuco podría ser él, pues considera que no es capaz de satisfacer su deseo. O su ausencia de apetito sexual. E incluso ella, considerando una posible tetraplegia. E incluso quien pudo haber llegado a abusar de ella, referenciando al eunuco y al sauce.

Sobrevivir a las noches sin Luna puede significar algo parecido. Ausencia de relaciones. O al exceso de ellas.
Y qué puertas cruzar, también. Sobre si mantenerlas con una alumna, o paciente. O una hija.
O tener otras amantes que pudieran satisfacerle a él, mostrándole ausencia total de necesidad y deseo hacia Sibina. O imposibilidad de habla y de movimiento. O todo a la vez. O quizá nada.

Veo muchos símiles con el caso de Sigmund Freud, Breuer, y Anna O.
Aplicados a Temerant y a las Gavias.

Sibina y Dalcenti:
Se cuenta que Dalcenti, el hombre que no es un hombre, pues es un rhinta, viendo y no viendo a un pájaro que no es un pájaro, que es Sibina, posado en un árbol que no es un árbol, pues es la Luna, o incluso una rama del Cthaeh, le tira y no le tira una piedra que no es una piedra. Que es penitencia y sufrimiento, por atreverse a traicionarlo.

«Sibina se quedó pálida durante un momento y miró fijamente los ojos verdes del maestro nominador. Se entremezclaron con los suyos durante un momento. Y pudo ver como se fusionaron en un preciado color turquesa».

E, incluso, Elodin podría ser el hombre que no es un hombre, viendo a un pájaro que no es un pájaro, que es Dalcenti, posado en un árbol que no es un árbol, pues es la Luna, le tira y no le tira una piedra que no es una piedra. Que es el amago de haberle hecho creer que no la entendía. Aplicable también hacia Sibina. Condenándola a costa de obtener esa información.

El eunuco podría ser Dalcenti, siendo quizá uno de los tantos motivos por los que no habla. También Sibina, formando eso parte de su condena.

Chandrian:
O puede ser otra cosa completamente diferente.

Por todos estos motivos y por algunos más, se lleva mis 5 puntos.

El porqué de mi puntuación (segunda parte):
Las cenizas del simpatista:
Las cenizas del simpatista, a diferencia de los que algunos hayan podido pensar, no es mío. Yo no he participado como tal en este concurso. Pero deduzco de quién sí puede ser.

Se habría ganado mis 5 puntos de no haber hallado todo lo que encontré en Dalcenti, y pienso que debería ser el relato con el que más puntos pase a la siguiente ronda. Objetivamente hablando.

Es rápido, dinámico, conciso y preciso. Explicando a su vez presente, pasado, y futuro.
Con una protagonista cuya personalidad y acontecimientos me recuerda mucho a Devi. Y Devi es un personaje que me agrada.
Refleja, con éxito, esa ansiedad que supone leer un relato basado en las Gavias; y se la transmite al lector.

No tengo mucho más que decir. Un relato redondo del que he podido aprender muchas cosas. Gracias por haberlo presentado.

Delirio:
Delirio, un microrrelato participando entre minirrelatos. Me ha gustado verlo, pues también ha dejado volar mi imaginación al leerlo.
Viéndolo desde la perspectiva de una interna en las Gavias, la bestia podrían ser sus temores, sus paranoias, sus miedos. Hasta los mismos estudiantes a cargo de las Gavias. Impidiéndole escapar de ese lugar considerado para ella, de pesadilla.

Pero hay algo que llama aún más mi atención, y es el hecho de considerar a la bestia y no a una interna huyendo, la protagonista. Atrapada, en ese lugar, para siempre.
Quizá una trabajadora sucumbida ante la locura, o ante la necesidad de pretender ayudar a quienes se encontraban dentro; pues nunca dejaría de llegar gente a ese lugar, y hasta el fin de sus tiempos sentiría esa responsabilidad humana y moral de permanecer ahí.
Atrapada, quizá por su propia voluntad. Creyendo que hacía lo correcto.
Persiguiendo a quienes trataban de escapar. Impidiéndoselo. Tanto a todos los demás, como a sí misma. Expresando esa posible dualidad entre "el bien y el mal" de sus actos. Considerándose, a sí misma, una bestia. Sometida ante la propia locura y siendo consciente de hasta dónde ha llegado, o hasta dónde puede ser capaz de hacerlo.
Privando de libertad a su propio ser, al igual que a quienes coexisten a su alrededor.
Considerándose que está más loca incluso que los mismos locos.Tratando de locos a los demás locos, cuando ella misma sería tan solo una loca más dentro de ese mundo de locos. Aunque no sea así en algunos ojos ajenos.

Reflejándolo todo en la visión de la sombra de una bestia.

Salgamos corriendo, escondámonos huyendo:
Salgamos corriendo, escondámonos huyendo ha sido un relato que hasta su gran final no ha despertado mi curiosidad. Pero vaya si lo ha hecho, al hacerlo. Forjando, a mi parecer, una posible escena propia de Las Puertas de Piedra. O de una de todas sus versiones.

Sin hacerme caer en la primera lectura, no hasta la última frase, que nuestra protagonista era Auri. Toda su estructura inicial y sus definiciones eran como un duendecillo saltarín, surcando posibles matices imperfectos. Interpolables a cualquier posible joven interna en las Gavias.
Imprecisos e impersonales hasta conocer su nombre al final. Permitiendo conectar todos aquellos sutiles puntos con lo que su personaje conlleva.

Conocemos que el Kvothe original hizo algo de lo que se arrepintió toda la vida. Que ocurrió algo realmente grave, en la Universidad. Una acción y un hecho que probablemente terminaría con la vida de aquellos a los que llegó a considerar, de nuevo para él, una familia.

Y creo fervientemente que este relato es como el boceto de una de las posibles interpretaciones que nos regala este maravilloso libro.

El porqué de mi puntuación (tercera parte):
Dibujos:
Debo decir que Dibujos me ha generado algún que otro pequeño dilema. No con el relato en sí, pues lo considero un buen relato, si no con su relación en base a los demás. Mientras que otros han sabido jugar con la ficción, éste ha sabido hacerlo con la verosimilitud y la realidad; por ese motivo me ha costado englobarlo. Quizá no lo haya valorado de la mejor forma posible.
Ahora bien, siendo éste un relato de gran nivel y mostrándome una de las mayores coherencias en el concurso para con las Gavias y el Temerant original, al igual que lo han hecho Las cenizas del simpatista y Dalcenti, he considerado darle mayor puntuación tanto a Delirio como a Salgamos corriendo, escondámonos huyendo por otros factores. Pero podría haberle otorgado mis 3 puntos sin problemas.

Dibujos es un relato triste. Con un inicio poderoso y un final que no me ha dejado indiferente. Si otros relatos me han permitido pensar, éste me ha permitido sentir.
Y ha logrado transmitirme esa sutil oscuridad que rodea a las Gavias de una forma bastante satisfactoria. Pudiendo ver ambos lados de la moneda, tanto la interna con Ava y esa inquietud incesante, como desde la fría perspectiva del chico que va a visitarla.
Quizá sea él su hermano, quizá no lo sea, quizá su hermano esté muerto o quizá Ava no tenga hermanos. Y dentro de esa frialdad, al no decirle lo que podría decirle, existe a su vez calidez; con esa preocupación y una necesidad de protegerla. De una forma u otra. Quizá de la única que considera viable.

Esa sutileza a la hora de perfilar esos posibles conceptos son lo que más ha llamado mi atención, y es lo que más he echado de menos al leer otros relatos. Buen trabajo.
avatar
Exez
El'the Nominador
El'the Nominador


Hoja de Personaje
Nombre: Exez
Sexo: Hombre
Edad: 20

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Netalia el Dom Nov 11, 2018 1:22 pm

Anuncio

Debido a la imposibilidad de varios autores para enviarme sus relatos hoy, la fecha se retrasa hasta el miércoles 14 de noviembre .
Aprovecho para recordar que la prohibición se ha endurecido: no puede haber nada de agua en el relato (ni lágrimas, ni sudor, ni agua de bebida, ni lluvia...).


"Conoces a una muchacha tímida y sencilla. Si le dices que es hermosa, ella pensará que eres simpático pero no te creerá. [...] Existe una manera mejor de hacerlo. Le demuestras que es hermosa. Conviertes tus ojos en espejos, tus manos en plegarias cuando la acaricias. Es difícil, muy difícil, pero cuando ella se convence de que le dices la verdad... de pronto la historia que ella se cuenta a sí misma cambia. Se transforma. Ya no la ven hermosa. Es hermosa, y la ven "
avatar
Netalia
Aprendiz de Felurian
Aprendiz de Felurian


Hoja de Personaje
Nombre: Ilora
Sexo: Mujer
Edad: 20

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Mike Ayer a las 7:55 pm

Lol como es que no me enteré de esto a tiempo   Ojitos 1
avatar
Mike
E'lir Novicio
E'lir Novicio


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Re: III Concurso de minirrelatos 2018

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.