Tres días de Kvothe
Últimos temas
» VIII Concurso de Relatos 2020
por HarveyMiller Hoy a las 2:33 pm

» Duelo de portadas [ed. II]
por Edeus Hoy a las 12:41 pm

» Canciones
por Edeus Hoy a las 12:05 pm

» En busca de Patrick Rothfuss [fanfic]
por Edeus Hoy a las 11:59 am

» High School DxD: Génesis [High School DxD][Fanfic]
por Bast Hoy a las 11:38 am

» Clue (versión Temerant).
por Maestro de los Carromatos Hoy a las 5:34 am

» Preguntas incómodas
por Netalia Hoy a las 12:38 am

» Libro pop up sobre El camino roto (Jax y La Luna)
por Dalcenti Ayer a las 9:38 pm

» Patrones de Siberius
por Dalcenti Ayer a las 9:30 pm

» Gran Aventura en el mundo Shinobi
por Szao Ayer a las 5:25 pm

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Sondeo

¿Qué personaje de la saga se ganó tu odio?

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 03101152%Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 031012 52% [ 499 ]
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 03101118%Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 031012 18% [ 177 ]
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 0310111%Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 031012 1% [ 14 ]
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 03101116%Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 031012 16% [ 158 ]
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 0310114%Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 031012 4% [ 42 ]
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 0310112%Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 031012 2% [ 18 ]
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 0310116%Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 031012 6% [ 59 ]

Votos Totales : 967

Twitter
Twitter

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Página 6 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Vie Feb 28, 2020 10:36 pm

El miembro 'HarveyMiller' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


#1 'Atacar (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Abord510

--------------------------------

#2 'Niebla (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Niebla19 Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Niebla19
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Janisgoth el Sáb Feb 29, 2020 7:54 pm

-Szao, ¿dónde está Agapito?

-Achicando agua, Capitana

-Bien, que no se mueva de ahí que nos movemos.


Las dos piratas atracan en Villacity, J13


Última edición por Janisgoth el Sáb Feb 29, 2020 8:08 pm, editado 2 veces
Janisgoth
Janisgoth
Maestro
Maestro


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Sáb Feb 29, 2020 7:54 pm

El miembro 'Janisgoth' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


'Movimiento (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Mov_5110
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Expo el Dom Mar 01, 2020 3:14 pm

CRÓNICAS DE LOS PIRATAS DE VESUMBRI



Capítulo 17: Las guiris de Villacity

Tras atracar en el puerto y andar un poco, Janis, Agapito y su nueva tripulante, Szao, llegaron a la plaza central de Villacity. En el centro había una estatua de un erizo en honor al antiguo rey de los piratas, ahora ya quebrada y llena de cacas de pájaro.

Szao, que tenía ganas de hacer un poco de vandalismo, se acercó a la estatua y arrancó una púa del erizo sin que nadie la viese, excepto un joven borracho que a duras penas se mantenía vivo apoyado en la barriga de piedra del animal.

Agapito, al verle, se muestra sorprendido.

Agapito: ¡Jose Antonioooo! ¡Cómo te va la vida, chaval!

Jose Antonio: Buff... tengo una resaca ahora mismo...

Agapito: Toma, toma. Ya sabes lo que dicen, la resaca se cura bebiendo.

Jose Antonio: Jojojo. Veo que no has cambiado. Trae esa botella.

Y empieza a bebérsela.

Janis: Agapito, me cago en tus muertos. Estate quieto.

El tal Jose Antonio terminó de beberse la botella de un trago y observó al curioso grupo.

Jose Antonio: ¡Mucho mejor, mucho mejor! Oye, Agapito, no tengo ahora dinero para darte, pero veo que estás con estas bellas piratas. Toma esta lágrima de Tehlu; yo no la voy a usar, pero seguro que a vosotros os resulta útil. Haced que entre en contacto con el ron que tengáis en el barco y dejad que se haga la magia, ¡el resultado es explosivo, jojojo!

Agapito: ¿Veis? ¡A veces hago cosas bien!

Janis: Buen chico, Agapito. *le hace tap tap en la cabeza* Pero a la próxima pregunta.

Tras el encuentro con Jose Antonio decidieron ir a la pequeña plaza con una fuente en el centro. En su fondo había varias monedas de oro.

Szao: Trae mala suerte coger monedas de fuentes, porque las tiran para pedir deseos.

Janis: Coño, lo que faltaba.

Szao: ¿Echamos un deseo?

Janis: Siempre viene bien echar un deseo.

Szao le dio una moneda a su capitana para que la lanzase, y ella se puso de espaldas, pidió un deseo y echó la moneda a la fuente. Las inundó entonces la sensación de que tendrían buena suerte en el futuro.

Tocaba decidir a donde ir ahora.

Janis: Susana, ¿suburbios o castillo?

Szao: Castillo, venga. Pero hay que subir la cuesta.

Janis: ¿Segura? ¿Estás leyendo bien ese mapa?

Szao: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Ranita_con_mapa

Tras una pequeña discusión, les quedó claro que tendrían que preguntar a alguien. Agapito casi se escaqueó para ligar con una jovencita, pero Janis le agarró y se lo llevó con ellas a hablar con una pareja de ancianos.

Janis: Buenos días, amable pareja. Mis...amigos y yo queremos ir hacia el Castillo. ¿Serían tan amables de indicarnos el camino?

Anciana: Oh, sin problemas. Es bajando la cuesta, todo recto. No tiene pérdida.

Anciano: Pero no molestéis a los guardias, que los jóvenes de hoy en día sois unos maleducados.

Anciana: No hagáis caso a mi marido, que hoy anda con la tensión alta.

Y le fulmina con la mirada.

Anciana: Bueno, pasad un buen día, jovencitas.

Szao: Lu, ese viejo me ha guiñado un ojo cuando ha dicho lo de molestar a los guardias.

Janis: Te ha guiñado el ojo porque es un yayo travieso y tú estás muy buena. Se le iban los ojos a tu escote. ¡A los guardias ni mirarlos!

Szao: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Ranita_confusa

Janis: Vamos, vamos, que se nos va a hacer de noche.

El castillo estaba a 20 minutos andando. Llegaron unas horas después, tras perderse unas ocho veces.

Antes de poder siquiera acercarse a las puertas que llevan al gran jardín del rey, un guardia las paró con cara de muy pocos amigos.

Guardia: ¿Más piratas? ¿Pero qué ocurre estos días? ¡Lárgaos!

Un nuevo guardia apareció por detrás, agarrando la empuñadura de su espada.

Janis: Uy, Susana, pies en polvorosa.

Szao: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Ranita_huyendo

Janis: Está bien, ir al castillo ha sido un fail. Menudos gilipollas estos guardias, oye.

Agapito: Antes, cuando reinaba Exez, podíamos hacer lo que quisiéramos. Morían como diez personas al día, pero no te aburrías.

Janis: ¿Y tú cómo sabes eso? ¿Es que eres de aquí?

Agapito: Sí, nací aquí. Me raptaron unos piratas hace ya muchos años. Luego nos atacaron otros piratas. Acabé naufragando... y luego me cogieron otros piratas. No, tú no, otros. Y luego volvió a pasar lo mismo. Y nada, que no conseguía volver. Así he pasado toda mi vida, dando vueltas.

Szao: Es de aquí y nos ha tenido dando vueltas a lo tonto... Sujétame, capitana, que me lo carg...

Agapito: ¡Es que no me acuerdo ya! ¡Son muchos años! Aunque algunas cosas no cambian. Jose Antonio está igual que cuando lo dejé aquí con trece años, borracho todo el día.

Janis agarró a Szao para que no se peleen.

Janis: Me van a salir canas con vosotros dos. ¿Qué tal si damos una vuelta por el casino? Así nos relajamos un poco.

Szao echó un vistazo a su cartera ranil y salió una arañita de ella.

Janis: Tranquila, esa moneda que hemos echado en la fuente nos va a trae suerte.

No mucho después, ya estaban en el casino.

Janis: Mira al joputa de Agapito, este camino sí que se lo conoce.

Agapito: Hombre, claro. Lo importante se recuerda.

El lugar estaba abarrotado y había ruido por todas partes. Cuando Janis y Szao se acercaron a la barra, un hombre mayor se puso a su lado y empezó a hablarles, suficientemente alto como para que se le escuchase por encima de todo el sonido en el que estaba sumergido el local.

Señor: ¡Mirad qué dos preciosidades tenemos aquí! Qué, chicas, ¿os invito a unas copas? Va a cuenta del ilustre Pepito.

Szao, a órdenes de su capitana, se desabrochó un botón más de la blusa.

Janis: ¡Hombre, Pepito! La verdad es que tengo el gaznate un poco seco y dicen que da mala suerte rechazar una bebida.

Pepito: ¡Marchando! Rodolfo, dales lo que pidan. Pago yo.

Janis: Un ron por aquí, Rodolfo.

Szao: ¡Un mojito para mí!

Un hombre gigantesco se planta frente a vosotras tras la barra mientras limpia un vaso con un paño y os da vuestras bebidas con una sonrisa, pero sin decir nada.

Janis (mirando hacia muy arriba): La virgen, qué pedazo de hombre.

Szao (susurrando): Parece un dios griego.

Pepito: ¿Qué os trae por aquí? Por vuestras ropas diría que sois piratas.

Janis: Uy, Piratas dice. ¿No sabes que estamos en Carnaval?

Pepito: ¿Sí? No me he enterado, aunque bueno, me tiro el día aquí, así que quién se va a enterar de algo, jujuju.

Szao: Son ropas de gala.
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 8cdf266c6d3cea0ffc734e0732573f50

Janis: Dime, Pepito, ¿cuál es el juego al que crees que vamos a tener más suerte si apostamos algo?

Pepito: La ruleta es un lugar sencillo, yo empezaría por ahí. ¿Queréis jugar? Un trato: cada vez que perdáis, yo os invito a una copa, y cuando ganéis, me llevo una quinta parte. ¿Qué me decís?

Janis (susurrando): ¿Crees que podemos fiarnos de este hombre?

Szao (susurrando): Creo que podemos intentar engañarlo nosotras, tú sigue apretando pechos como hasta ahora.

Mientras hablaban, Rodolfo rellenó los vasos ante un gesto de Pepito.

Janis (susurrando): ¿Qué sugieres?

Szao (susurrando): Cambiar la bolita de la ruleta por esta *le enseña una canica blanca*.

Janis (susurrando): Acabamos en la cárcel, verás tú.

Janis empezó a mirar a su alrededor.

Janis: ¿Dónde está Agapito? Mierda, lo he perdido.

Pepito: ¿Jugáis, entonces?

Szao: Sí, sí, a por todas.

Janis: Vale, Pepito, juguemos.

Szao aprovechó que Pepito estaba mirando las tetas a la capitana para cambiar la bolita.

Pepito: Tenéis que apostar a rojo o negro y luego poner las monedas en la mesa.

Szao: Empezamos suave con la apuesta por si acaso ¿no?

Janis: Sí.

Szao: Yo diría que al rojo.

Janis y Szao pasaron un buen rato apostando en la ruleta. Se fijaron en que Pepito quería emborracharlas, así que, mientras jugaban, empezaron a dar de beber al ficus que tenían al lado tirando sus bebidas disimuladamente. Poco a poco, fueron acumulando victorias, mientras fingían estar más y más borrachas.

Janis: Seguimos al ruojo , commmmpañiera??

Szao: Valggggeee. Iiiiiinco moneda de oroooooo

Janis: Jijiji

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 5d5eebd0cb953a58565d2a45aa33663f

Tras acabar ganando 20 monedas de oro respecto al dinero con el que empezaron...

Szao (susurrando): Creo que ya deberíamos parar, capitana.

Janis (susurrando): Tienes razón.

Szao: Esto... tenemos que ir al baño...

Janis: Ajá, sí, de tanto beber... pues ya se sabe, jijiji

Pepito: Oooh, ¿os vais? ¿No queréis probar alguna más? ¡Podéis ganar un pastizal! Venga, solo una más, jujuju.

Mientras tanto, una señora alta con cara de mala leche fue hacia la ruleta y sacó la bolita, que se puse a inspeccionar detenidamente.

Janis: Susana, vámonos.

Szao cogió todo el dinero y se lo guardó.

Janis: Un placer. *Hace una reverencia y se le sale una teta*. ¡Corre, Susana, corre!

Cuando salieron del casino, ya era de noche. Agapito seguía sin aparecer por ninguna parte.

Janis: ¿Ese Agapito dónde se ha metido? Jose Antonio, ¿has visto a Agapito?

Jose Antonio: Eh... Agapito. Sí, sí, coño. Me ha dicho que os diga que vayáis al barco.

Janis: A saber lo que habrá churrimangado por ahí que se ha ido corriendo al barco. ¿Susana? ¿Dónde estás?

Buscó alrededor y se la encontró inconsciente al lado de la fuente.

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 522dd696fa8bfb7b576a6ebd41e96331

Al parecer las últimas copas no se las dio al ficus...

Janis: Psss, psssst... *Le da unos toquecitos con el dedo*. Nada, que no se mueve.

Al final, estuvo obligada a cargársela al hombro y llevarla al barco. Al llegar, la dejó tumbada en cubierta, roncando.

Janis: ¡Agapito! Jose Antonio me ha dicho que estabas aquí. ¿Qué has estado haciendo?

Pero Agapito no estaba en el barco. En cambio, había una nota atada al mástil, junto con un saquito. La nota decía...

"Me quedo en mi antigua casa. Gracias por traerme aquí. Quedaos estas dos lágrimas que le he robado a los guardias como agradecimiento.

PD: Creo que he perdido a los guardias, pero no estoy seguro.

PD2: Me llevo la botella de ron que quedaba.
"

Janis: Ay la madre que parió a Agapito. Bueno pues, nada. No lo voy a echar de menos ni nada así.
*Se limpia una lagrimita disimuladamente*.
Buena suerte, Agapito.

...

Janis: ¡Uy!

Al acordarse de Szao, Janis cogió un cubo de agua helada y se la arrojó encima.

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 0a47bbddf45e387f821953232406fad8

Janis: Venga, Susana, a dormir la mona al camarote.

Szao: A...a...a... sus ord... enes, capitanaaa... aaa
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Ranita_mojada


Última edición por Expo el Lun Mar 02, 2020 12:29 pm, editado 1 vez
Expo
Expo
El último Ciridae
El último Ciridae


Hoja de Personaje
Nombre: Judy Nostrow
Sexo: Mujer
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Exez el Lun Mar 02, 2020 9:10 am

*juguetea con su piedra-imán bajo el sol de cubierta*
Exez
Exez
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre: Exez
Sexo: Hombre
Edad: 20

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Lun Mar 02, 2020 9:10 am

El miembro 'Exez' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


'Movimiento (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Mov_7110
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Expo el Lun Mar 02, 2020 4:28 pm

CRÓNICAS DE LOS PIRATAS DE VESUMBRI



Capítulo 18: Misterios enterrados en pólvora, parte 1

Aquel misterioso hombre, Nicolás Calentao, le había dado una pistola y un objetivo. Por alguna razón, alguien quería muerta a Lerna, la mercader de la isla más céntrica de Vesumbri, y estaba dispuesto a pagar por el trabajo.

Pero Harv no tenía pensado matar a nadie antes de descubrir por qué, y si salía algún negocio interesante de todo eso, mejor que mejor.

Al entrar en la tienda se encontró un intenso ajetreo. Múltiples grupos de personas bebían en las mesas y otras tantas danzaban por el establecimiento. En la barra podía verse a un fornido hombre, limpiándola con postura relajada. Harv buscó con la mirada a Lerna y la encontró en una de las mesas del local, junto con un joven que, por sus ropas, parecía ser un noble, o como mínimo alguien con bastante dinero. La mesa que tenían al lado estaba vacía.

Harv, sin llamar la atención sobre si mismo, se sentó en la mesa vacía y escuchó la conversación, repasando al joven con la mirada, como excusa por si Lerna resultaba ser suspicaz.

Joven: ...omo una profeta.

Lerna: ¿Y? ¿Que en la isla de locos hablen de mí así indica algo? Soy conocida e importante por aquí. No es tan raro que se hayan montado sus historias.

Joven: ¿Y que te ofrezcan lágrimas como tributo? Parece todo muy apropiado para ti. Está claro que, como mínimo, pasaste tiempo en la isla...

Lerna: He pasado tiempo en todas las islas. Ya sabes, una mercader necesita hacer contactos.

Lerna dio un hondo suspiro.

Lerna: Mira, ¿me acusas de aprovecharme de los delirios de esa gente? Me declaro profundamente culpable.

Hizo un gesto de sobredramatizada culpabilidad, y acto seguido puso sus manos sobre la mesa.

Lerna: Si no tienes nada más que decir, tengo trabajo que hacer.

Y se levantó, dispuesta a ir hacia la barra. El joven parecía algo frustrado, pero no dijo nada más. Harv aprovechó entonces para acercarse a él y saludarle, con una teórica intención carnal disimulada.

Joven: Oh, hola. ¿Con quien tengo el placer de hablar?

Se le notaba cansado, pero respondió sonriendo, sin tampoco llegar a insinuar nada más, a su teórica intención carnal disimulada.

Harv: Soy Harvey, tesorero. Te veo cansado, y normalmente no me encuentro personas... Interesantes... En mis viajes. ¿Te puedo invitar a una ronda?

Joven: Claro, me vendría bien beber algo ahora. Y también pasar un rato con una persona... interesante.

Harv: Oh, ¿qué te ha pasado? Por cierto, no me has dicho tu nombre.

Joven: Cierto, perdón. Soy Einder, explorador. O algo así. Llevo un tiempo por aquí, investigando la cultura de Arkham. Y, bueno... ¿quieres la versión corta o la larga?

Harv: Explorador... Mis experiencias con compañeros de tu gremio han sido bastante satisfactorias *se insinua con una leve sonrisa*. Prefiero la larga, tengo tiempo para escucharte.

Einder: Me temo que yo nunca he conocido a nadie del tuyo, aunque siempre hay una primera vez para todo.

En ese momento llegó un camarero y les preguntó si querían tomar algo.

Harv: ¿Qué quieres tomar? ¿Algo fuerte?

Einder: Una cosa que he aprendido sobre Vesumbri es que las únicas opciones son fuerte o muy fuerte. Me he acostumbrado al ron.

Harv: Pues camarero, una pinta de cerveza para mí y un ron para mi compañero.

Harvey puso la mano en el brazo de Einder, fingiendo interés.

Harv: Bueno, cuéntame, ¿qué te ha hecho necesitar un trago?

Einder: Hace unos años, mis padres vinieron aquí de luna de miel. A Arkham, concretamente. Al parecer era un sitio precioso, ¿sabes? Lleno de lagos preciosos y frondosos bosques con mil especies de pájaros diferentes piando. Mi madre siempre mencionaba eso, le encantan los pájaros. Si has estado aunque sea unos días navegando por aquí, supongo que sabrás que el panorama ahora mismo es bastante distinto. ¿Has estado en Arkham?

Harv: Sí, he estado un par de veces. Mis tareas de tesorero en una isla menor me llevaron. Aunque me centré más en conocer... Personas... Que pájaros. Igualmente, guardo un buen recuerdo de esa experiencia, como tu madre.

Einder inclinó ligeramente la cabeza y sonrió al escuchar a Harv, antes de seguir hablando.

Einder: Esa... religión que tienen allí. Ya existía antes. Era parte de lo exótico del lugar. La gente iba al templo y se lo contaba a sus amigos al volver al continente. Se probaban alguna de las túnicas... tengo mis propias opiniones sobre esa clase de comportamiento, pero no es lo importante. El asunto es que todo se enturbió hace relativamente poco. Llegaron a mi hogar, por parte de un antiguo conocido nuestro, cartas explicando cómo la isla por entero parecía haberse ensombrecido y la antigua secta estaba mutando y exagerándose a límites preocupantes. Me llamó notoriamente la curiosidad, así que dejé mis estudios en la Universidad por un tiempo y vine a investigar.

Su voz se estaba vivificado un poco mientras hablaba, pero titubeó un momento.

Einder: No... no quiero aburrirte con estudios de un académico.

Harv: Universitario... Recuerdo mis estudios allí. Hice sobre todo finanzas y contabilidad, además de aritmética.

Harv le apretó alentadoramente la mano.

Harv: No me aburren, te lo aseguro.

Einder: La secta de Arkham es menos interesante de lo que pueda parecer a simple vista. Ese tipo de sociedades ultrareligiosas han llevado muchas veces a la proliferación de ritos esperpénticos y sociedades jerárquicas similares a lo que se ve allí. Pero lo más perturbador era el cambio. Arkham no tiene nada que ver ahora con lo que era hace solo un par de décadas.´

Harv: ¿Que ha pasado?

Einder: Eso me puse a investigar. Y me costó. La mayoría de los habitantes de esa isla están locos. Deliran. No se trata solo de fervor religioso, en muchos hay claros síntomas de locura. Pero eso mismo era muy revelador. Aun así, me choqué con un muro. He averiguado todo lo posible sobre la religión que impera allí, lo que es real, lo que no lo es... he confirmado que la locura es cierta, y que no está naturalmente ligada a los rasgos característicos de su sistema de creencias. No hacen nada que cause esa locura, y su religión es más antigua que la época en la que mis padres fueron a la isla. Aun sin los ritos dramáticos y el esperpento generalizado.

Harv: ¿Y que hipótesis tienes, guapo? ¿Crees que hay algún factor exógeno que ha aparecido? Porque no parece que sea una mera radicalización, por lo que dices.

Einder: Justamente. Esa... extraña locura, es la clave. Pero no creo que venga de la isla.

Harv: ¿De dónde crees que viene?

Einder hizo un gesto con la cabeza señalando a Lerna, en la barra.

Einder: Ella es mi única pista. Los de la isla la conocen. Dicen que les enseñó secretos. Y he descubierto que le proporcionan lágrimas de Telhu fabricadas en la isla, gratis. Forma parte de sus rituales. Según ellos, Lerna lleva la esencia de los Antiguos, las lágrimas, al resto del mundo. Está claro que se está aprovechando de su demencia, pero... creo que podría haber algo más. Pero no tengo pruebas ni nada del estilo, y ella solo me da largas. Estoy en un callejón sin salida.

Harv: ¿Eres de la isla, Einder?

Einder: No, de la Mancomunidad. Conocía la isla solo por boca de mis padres y de mi antiguo profesor. Era nativo de Arkham... él nos enviaba las cartas. Pero ahora... bueno. Digamos que es mi principal razón para confiar en que la locura en la que se ha sumergido la isla no surge de mi imaginación.

Harv: Yo también tengo una cosa relativa a Lerna. Y podríamos...¿hacer equipo? Para solucionarlo. O bueno, no solo para eso.

Einder: ¿De qué se trata?

Harv: Estuve en Viernes ayer. Y me explicaron exactamente lo mismo sobre Lerna. Me pidieron que averiguara lo máximo posible, y que intentara evitar que siguiera pasando.

Einder: Eso... es interesante.

Harv: Entonces, no sé si podríamos intentar... hablar con ella, en un lugar más... ¿privado? ¿Te hospedas por aquí? Deberíamos ver cómo montamos el plan, y no sé si hacerlo aquí, en público, es lo adecuado.

Einder: Sí, tengo una habitación. Puedes... venir conmigo, si quieres. Para seguir hablando de Lerna, quiero saber todo lo que sabes. Claro.

Fueron a la pequeña habitación que había alquilado Einder. Había una cama, una mesita, y una ventana que daba a la calle. Harv le contó todo lo que sabía; lo de la moneda que le entregaron en Villacity, diciéndole que buscase a Nicolás, su encuentro con él en Viernes... y, mientras tanto, aprovechó para ir tirándole la caña.

Einder: Así que... ¿revanchistas? Parece algo que se habría inventado un niño pequeño. Pero eso que tienes ahí es peligroso. Me pregunto qué potencia tendrá...

Einder estaba mirando a la pistola que te dieron en Viernes, pero mientras hablaba deslizó sus dedos lentamente por el muslo de Harvey.

Harv: Dependiendo de cómo, lo podrías comprobar. Y de la pistola, también.

Einder: Me parecería bien...

Respiró profundamente y tomó un tono reflexivo.

Einder: No sé nada de ese tal Nicolás, pero está claro que se la tiene jurada a Lerna. Si vamos a hablar por ella, deberíamos prepararnos para lo peor. Pero...

Acercó su cara a la de Harv.

Einder: No hay ninguna prisa.

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 El-pixel-censur%C3%B3-muestras-concepto-negro-de-la-barra-del-censor-rect%C3%A1ngulo-censura-137654740
Expo
Expo
El último Ciridae
El último Ciridae


Hoja de Personaje
Nombre: Judy Nostrow
Sexo: Mujer
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Expo el Mar Mar 03, 2020 1:01 pm

CRÓNICAS DE LOS PIRATAS DE VESUMBRI



Capítulo 19: Misterios enterrados en pólvora, parte 2

Un par de horas después de subir a la habitación, Harv y Einder volvieron a vestirse y comenzaron a discutir su plan de acción.

Harv: ¿Bueno, cómo lo hacemos?

Einder: No creo que Lerna quiera salir del local. Tiene a todos sus hombres aquí, y por lo que he comprobado, es más precavida de lo que parece. Pero podemos ir a la bodega. Allí tiene las balas de cañón también, y nunca se niega a que la gente vea los productos antes de comprarlos.

Harv: Buena idea, Einder. Yo le pediré comprar un par de cosas, y nos sigues a la bodega discretamente. ¿Sabes algo de simpatía para inmobilizarla? Si no, siempre podemos intentar hacerlo a la antigua.

Einder: Creo que podré hacerlo con un vínculo.

Harv: Vale, perfecto, pues vamos. Aunque antes...

Harv le magreó un poco el culo, porque antes de ir a una aventura peligrosa da buena suerte.

Harv: Bueno, ya podemos partir.

El plan comenzó a desarrollarse sin imprevistos. Harvey se acercó a la barra y le preguntó a Lerna si podía ver las balas de cañón antes de comprarlas, provocando que fuesen a la bodega. Mientras ella abría la puerta, Harv le hizo un gesto a Einder, indicando que les siguiese en silencio. Por suerte, Lerna dejó la puerta abierta.

La bodega estaba llena de gigantescas estanterías pobladas de balas de cañón.

Lerna: Directas de la fábrica de Villacity.

De pronto, Harv notó que le costaba moverse. Sentía una fuerza tirando de sus músculos en una dirección diferente a la que les mandaba, como si otra persona intentase moverlos. Miró a Lerna, que tenía una expresión de absoluta sorpresa en su rostro. Parecía intentar hablar, pero solo salía un sonido vago de su boca. Harv notó cómo tus labios intentaban moverse solos.

Harv (pensando): ¿Qué? Como sea un incompetente el tío me cabreo. Una traición la entiendo. Puedo acostarme con un  cabrón. Pero como sea un simpatista incompetente me lo cargo al acabar, he dicho.

En ese momento, Einder apareció por detrás de Lerna y la empezó a atar.

Lerna: MMMHRMHMMHG

Mientras se intentaba zafar, Harv notó cómo tu cuerpo intentaba moverse solo. Estaba perdiendo el equilibrio.

Einder: Esta es la única manera que se me ha ocurrido de bloquear sus movimientos. ¡Ay! Es fuerte. Intenta retenerla.

Harv se intentó mover.

Einder: ¡Quiero que hagas exactamente lo contrario!

Harv (pensando): Espera, ¿nos ha enlazado a ambos? Buena idea. Me cae bien el chico.

Finalmente, Lerna dejó de intentar zafarse y se dejó atar. Cuando Einder comprobó que las cuerdas estaban bien anudadas, liberó el enlace.

Einder: Perdón, debe haber sido molesto. Necesitaba conectar su cuerpo con algo para que no se moviese...

Lerna: ¿Qué cojones estáis haciendo?

Harv, rápidamente, fue a cerrar la puerta.

Harv: Vamos a hacerte un par de preguntas.

Lerna: Suelo estar más dispuesta a hablar cuando me ofrecen ron, no cuando me inmovilizan en mi bodega.

Harv: Métodos de tesorero, guapa. No somos muy de Ron. Nos dificulta contar.

Einder: Conmigo no fuiste especialmente abierta cuando hablamos tranquilamente. ¿Qué hiciste en Arkham?

Lerna: Te lo he dicho. Cuando estuve allí caí a algunos en gracia y me aproveché de sus gilipolleces.

Einder: Sé que hay más detrás de esa historia. ¿Tienes algo que ver con su locura?

Lerna: No sé de qué coño me estás hablando.

Harv: ¿Si? ¿Te suena el nombre Nicolás Calentao?

Lerna: Oh, no me jodas. ¿Sois parte del grupito ese de tarados de Spike?

Harv: Explícate.

Lerna suspiró.

Lerna: No sé qué coño os habrá comentado Lilith, Nicolás o el títere que ande moviendo Spike para mandar gente a matarme, pero son todo gilipolleces. Solo quiere hacerse con mi posición, tomar el control comercial de Vesumbri. Me he echo un nombre por aquí.

Al mirar la cara de Harv, empezó a reírse.

Lerna: ¿No te han dicho absolutamente nada, verdad? ¿Te han ofrecido una recompensa por matarme o algo así?

Einder: ¿Qué tiene eso que ver con Arkham?

Lerna: Nada, puto pesado.

Harv (pensando): Digamos que la suma de lo que me ha comentado Einder con lo de Nicolás...

Harv: Te voy a dar una oportunidad para hablar. Tienes más mierda oculta que el concejal de los comunistas de mi isla encima.

Harv sacó la pistola que le dio Nicolás en Viernes, mientras buscaba también una tela o algo que usar para silenciar el cañonazo, si al final tenía que disparar.

Harv: Tú eliges.

Lerna: Oh, un nuevo juguetito. Veo que Nicolás sigue con sus manías...

Harv: ¿No te importa si pruebo el juguetito, entonces?

Harv miró a Einder, pidiéndole opinión con la mirada. En ese instante, Lerna se liberó de sus cuerdas, pegó un salto y le pegó una patada a Harv que le tiró al suelo. Sin esperar un solo segundo, cogió una de las balas de cañón que había a su derecha y se la lanzó a Einder al pecho, dándole de lleno y haciendo que cayese al suelo también.

Lerna empezó a correr hacia Harv.

Harv (pensando): Que le den.

Y le pegó un tiro.

La tela que había encontrado estaba ahora en el suelo y el estruendo se escuchó fuerte y claro. Lerna cayó hacia atrás, apoyándose en la estantería, mientras le empezaba a salir sangre del pecho.

Einder se lamentaba en el suelo, incapaz de levantarse tras el golpe.

Lerna: Jo... der... agh...

Rápidamente, Harv miró si Lerna tenía algo encima para robárselo, pero sus bolsillos estaban vacíos. Levantó a Einder y lo ayudó a salir. Al abrir la puerta se encontraron a un hombre.

Hombre: ¿Qué ha pasado?

Decidieron fingir que Einder era un ayudante torpe de Harv y que se le cayó encima una bala, pegándole una falsa reprimenda. Al hombre le convenció su actuación, pero bajó por las escaleras para buscar a Lerna, momento que Harv y Einder aprovecharon para salir pitando.

Ya lejos de allí, Harv y Einder pudieron sentarse y descansar un momento. Einder ya podía andar por su cuenta, aunque seguía recuperándose de la contusión.

Harv: Eso ha sido imprevisto.

Einder: Yo... no esperaba que... ay...

Estaba temblando, claramente alterado por lo ocurrido.

Einder: Vámonos de aquí.

Harv lo abrazó para tranquilizarlo y lo llevó a su barco.

Harv: Al menos hemos conseguido lo que queríamos, lo que haya hecho en Arkham ya no lo podrá hacer.

Einder: Puedo... ¿puedo sentarme en algún lado...?

Harv: Sí, tranquilo.

Lo llevó a la cama del barco y, mientras zarpaban para huir de aquella isla, intentó tranquilizarlo.
Expo
Expo
El último Ciridae
El último Ciridae


Hoja de Personaje
Nombre: Judy Nostrow
Sexo: Mujer
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Exez el Sáb Mar 07, 2020 8:33 am

Pum pam pem piñao piñao plas

Edit del admin: Se mueve a N11 y pega un tiro al Harvo.
Exez
Exez
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre: Exez
Sexo: Hombre
Edad: 20

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Sáb Mar 07, 2020 8:33 am

El miembro 'Exez' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


#1 'Niebla (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Niebla17 Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Niebla18

--------------------------------

#2 'Atacar (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Abord110

--------------------------------

#3 'Niebla (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Niebla16 Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Niebla17
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Aliethz el Sáb Mar 07, 2020 4:06 pm

A ver, a ver...
Aliethz
Aliethz
Conocedor del mundo
Conocedor del mundo


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Sáb Mar 07, 2020 4:06 pm

El miembro 'Aliethz' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


'Movimiento (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Mov_7110
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Aliethz el Sáb Mar 07, 2020 4:28 pm

Voy a M8, paso por dos casillas de niebla, balazo a Harv, otras dos casillas de niebla y recojo tesorete.
Aliethz
Aliethz
Conocedor del mundo
Conocedor del mundo


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Sáb Mar 07, 2020 4:28 pm

El miembro 'Aliethz' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


#1 'Niebla (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Niebla18 Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Niebla19

--------------------------------

#2 'Atacar (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Abord410

--------------------------------

#3 'Niebla (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Niebla16 Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Niebla19
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Expo el Dom Mar 08, 2020 12:46 pm

CRÓNICAS DE LOS PIRATAS DE VESUMBRI



Capítulo 20: Deus Expo Machina

Einyel: ¿Lo mezclamos con el potaje aquel extraño y se lo damos?

Como todos los que visitaban la isla, Einyel y Edeus habían recibido el misterioso brebaje mortal por parte de los señores igualmente misteriosos del puerto. Se adentraron junto con Eleuterio en los pantanos de la isla y parecían tener ganas de probar con su pobre náufrago a qué se referirían los encapuchados con eso de El alma revelará.

Así que Edeus le metió la botella por la garganta.

Eleuterio, rápidamente, apartó la botella de su boca y escupió lo poco que había entrado a su boca.

Eleuterio: ¡¿Pero qué haces?! Ay, ay, qué susto...

Edeus: Pero que es agua de la buena. No tienes sed? 😕

Eleuterio: Me quitáis el cofre, me hacéis barrer todo el rato, y ahora esto... y creo que eso no es agua, es negro.

Edeus: Es el AGUA

Einyel: El AAAAGUAAAAAAA

Eleuterio: Ay, de verdad, por qué sigo con esta gente.

Einyel: Está bien, Eleuterio, tranquilízate, hombre.

Edeus: Toma un poquito de estofado.

A Eleuterio le empezó a rugir la tripa. De pronto, se puso a vomitar.

Eleuterio: Ay, ay, qué mal...

Edeus: Toma un poco de sopa, hombre.

Aceptó la sopa y se la tomó enterita, ajeno a la mezcla con el brebaje que había efectuado Einyel a sus espaldas.

Eleuterio: Uf, creo que eso me ha hecho sentirme mej...

Y ze murió. Edeus se puso a cachearle por todos lados, pero el anciano no tenía nada encima.

Einyel: Oye, pero...si ha muerto y los dementores decían que esto revelaba el alma... Eleuterio no era de fiar o habría sobrevivido Ojitos

Edeus: Bueno, pues vaya potingue que no hacía nada. ¿Nos llevamos el cadáver? No vaya a ser que alguien lo quiera (?)

Einyel: ¡Pues claro!

Edeus: Hale. Yo por los brazos.

Tras andar un rato más con el cadáver a cuestas, llegaron a la aldea. Querían dejar a Eleuterio en el cementerio, pero antes tenían otros planes, que un muerto tiene muchos usos.

Se acercaron a una vivienda cercana con la ventana abierta y escucharon gritar a una mujer.

Mujer: ¡Y otra vez con el collar! ¿Pero no viste lo que ocurrió el otro día, que nos vinieron los antiguos a molestar? ¡Y tú sigues con lo mismo!

Hombre: ¡Ese era un pirata gastándonos una broma!

Mujer: ¡Pues bien que te quedaste inconsciente del susto!

Hombre: ¡No puedo contigo ya!

Edeus y Einyel llamaron a la puerta, con el cadáver de Eleuterio aún encima. La discusión de pronto paró y la mujer abrió la puerta.

Edeus: Ayuda, señores. Nuestro abuelo está enfermo Sad

Mujer: Ay, ¿qué le ocurre, jovencita? Entrad, entrad. Túmbale en la cama.

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 782c3d767207f808b4dbdbd97eaf88f3
-
¿Vergüenza? ¿Eso da dinero?

Tras acercarse al cadáver de Eleuterio, el hombre se acercó a Edeus y le ofreció la mano como saludo.

Hombre: Soy Venancio, y esta de aquí es mi mujer Socorro. Sé algo de medicina, así que estad tranquilas y sentáos. Le inspeccionaré.

Socorro: ¿Queréis un poco de caldo mientras tanto?

Edeus: No, gracias. ¿Puedo ir al lavabo?

Socorro: Claro, el baño está a la derecha de la casa.

Edeus: ¿Fuera, dice?

Socorro: Sí, claro. ¿Dónde va a estar?

Edeus: :/

Edeus salió de la casa, pensando en cómo buscar el collar del que había escuchado hablar.

Einyel: Qué acogedora es su casa, ¿viven ustedes dos solos?

Socorro: Sí. Antes vivía aquí la madre de Venancio, Eustaquia, pero nos dejó hace un par de ciclos. Aún nos cuesta acostumbrarnos a su ausencia...

Venancio gruñó, pero siguió intentando buscar signos vitales en Eleuterio.

Edeus, fuera, también gruñó, porque la ventana a la habitación del matrimonio estaba cerrada, pero siguió buscando formas de entrar a robar sin que la viesen.

Einyel: Oh, vaya... Lo siento mucho... Entonces, ¿no tienen hijos?

Socorro: No, no. Lo intentamos... hace tiempo. Pero los Antiguos no tenían ese destino preparado para nosotros, al parecer.

Edeus, resignada, volvió a entrar en la casa. Al verla entrar, Venancio tosió, llamando la atención sobre él.

Venancio: Me temo que tu abuelo ha muerto.

Edeus: ¿Quién?

Einyel le pegó un codazo a Edeus.

Edeus: Ah, sí. Hala no. Qué lástima.

Venancio: Venancio: No parece haber lesiones de ningún tipo, desconozco lo que le ha ocurrido, pero, como dijiste, puede haber sido de origen estomacal.

Edeus: Seguro que han sido los Antiguos 😕 Nos han lanzado una maldicion.

Venancio y Socorro miraron a Edeus con mala cara, pero decidieron ignorarla.

Venancio: Podéis enterrarlo en nuestro cementerio, no es buena idea mantener a un muerto al aire libre mucho tiempo.

Socorro: Enterrad con él cualquier objeto de valor que tuviese en vida. Todos sabemos que es de mal augurio no hacerlo.

Tosió, mirando a Venancio con gesto acusador.

Einyel: ¿Enterrarle aquí? ¿En tierra extraña? Nuestro abuelo no querría eso...

Venancio: Es vuestra decisión, pero yo no me arriesgaría.

Einyel: ¿Enterraron a Eustaquia con sus objetos de valor?

Edeus (murmurando): Parece ser que no👀

Socorro: Por supuesto. Y así se quedará.

Einyel: Porque... de no hacerlo, ¿qué les ocurriría?

Socorro: Todo tipo de desgracias. Vosotros los extranjeros no sois conscientes del poder antiguo y maligno que rodea a los objetos de un muerto.

Edeus: Bueno va. Se acabó la tontería. Dónde están las joyas 😠

Sacó la espada y rajó al marido, que cayó al suelo, llorando y gritando mientras perdía sangre.

Socorro: Xoder, otra vez no. ¡No tenemos ninguna joya!

Edeus y Einyel empezaron a registrar la casa.

Socorro: ¡No, no sabéis lo que estáis haciendo!

Venancio: AAAARGAAAAARGHAAGHAGHRAHGAAHAAAREGH

Edeus: Señora, no se mueva o acabo de rajar al abuelo.

Venancio no paraba de revolverse y tirar cosas.

Socorro: Pero cállate, hombre, que eso no te ha llegao ni al hueso.

Edeus: Uy que no.

Y lo rajó más.

Socorro: Os arrepentiréis de esto. ¡Los Antiguos no perdonan!

Einyel: ¿Por qué discutían antes de que entraramos?

Socorro: Por lo que encontraréis en la tumba de Eustaquia. La joya familiar. El idiota de Venancio quería recuperarla.

El duo terminó de buscar por la casa. No parecía haber nada de valor.

Edeus: Nada. Al cementerio a desenterrar a la señora. Vamos, Eusebio.

Socorro: ¿Satisfechas?

Edeus: No. Denos un poco de esa sopa, que nos la llevamos.

Y rajó a Socorro antes de salir.

Ambas cogieron de nuevo al cadáver de Eleuterio en brazos y decidieron mirar a ver qué había por la orilla del lago. Se acercaron y vieron a un hombre ya entrado en años asomarse al agua. Parecía estar buscando algo. Antes de que pudieran decirle nada, se giró hacia ellas, revelando un rostro casi totalmente quemado y desfigurado.

Parches: Ooooh, no, no. Más extranjeros. ¡Y con un muerto! A Antiguos no les gusta esto, no. Parches preocupado. Extranjeros deberían irse. Irse o demostrar a Antiguos que conocen Secretos. Venid aquí, venid. Lago esconde Secretos, jijiji.

Se acercaron a la zona que él estaba inspeccionando antes, pero no parecía haber nada más que el mismo agua que cubría todo el lago.

Y, entonces, Parches le pegó una patada a Einyel por la espalda y la lanzó al agua.

Parches: ¡Busca Secretos, busca! Secretos nunca en superficie. Secretos requieren mojarse, jijiji.

Y se fue corriendo de allí. Eleuterio se cayó al suelo, ya que Edeus no podía sola con él. Einyel salió del agua, pero las dos se quedaron con curiosidad, así que volvieron al barco a por el bañador y cuerda y se dispusieron a explorar las profundidades del lago.

Sus secretos solo los conocen ellas, pero cabe mencionar que Einyel estuvo a punto de ahogarse para poder descubrirlos.

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 12c14cf1a8e84fcc061345d7777ae160
Trabajo en equipo

Tras dejar que Einyel se secase un poco, ambas cogieron a Eleuterio y se dirigieron al cementerio, dispuestas a buscar la tumba de Eustaquia. No tardaron en encontrarla, y con una pala que encontraron por ahí, empezaron a cavar.

Mientras lo hacían, una jovencita apareció de pronto tras ellas.

Joven: ¡Uy! ¿Qué hacéis?

Edeus: Enterrar a nuestro abuelo.

Joven: ¡Aaaaah! ¡No le había visto! ¿Pero por qué estáis cavando en la tumba de Eustaquia?

Einyel: Porque eran amantes. ¿Conoces a Eustaquia?

Edeus: Déjenos, señora. Estamos de luto.

Joven: ¡Oye, a mí no me llames seño...!

La joven abrió muchísimo los ojos.

Joven: ¡Callaos un momento!

Se acercó al cuerpo de Eleuterio y le abrió la boca.

Joven: ¿Cómo ha muerto?

Edeus: Alguien le dio una sopa extraña 😕

Einyel: Indigestión.

Edeus: Yo le dije que no bebiera. Pero el insistió...

La joven las miró, entrecerrando los ojos.

Joven: Alguien le ha dado el caldo de la muerte. ¡Pero ha sido hace poco!

La chica intentó coger el cuerpo, pero no tenía fuerza para casi ni arrastrarlo.

Joven: ¡Ayudadme! ¡Creo que puedo curarlo!

Edeus: Hala Einyel. La señora aquella quería matarnos también a nosotras 😕

Edeus: Era de esperar...

Joven: ¿No queréis salvar a vuestro abuelo? ¿POR QUÉ SOY LA ÚNICA ALTERADA AQUÍ? ¡MOVERSE COÑO!

Einyel: ¿QUÉ HACEMOS?

Edeus: Voy yo. Einyel, acaba devolver la tierra de eustaquia a su sitio OjitosOjitos

Cogió a Eleuterio por los pies y ambas lo alzaron.

Joven: Uf... uf... pero por qué pesa tanto este señor.

Edeus: Es de constitución lenta.

Einyel esperó a que se alejasen y siguió cavando. La chica llevó a Edeus a la casa que había más allá del cementerio, le dijo que le tumbase en la cama y empezó a preparar algo raro en una cazuela.

Joven: Nunca he hecho esto... pero creo que sé cómo va. Pásame los dientes de rata triturados.

Había una estantería llena de mil botecitos raros. Edeus cogió uno y se lo dio.

Joven: ¡Los huesos de marmota no, los dientes de rata!

Edeus: Ay vale.

Joven: Soy Aurora, por cierto. ¿Y tú?

La chica parecía haberse calmado un poco, aunque sigue corriendo de un lado para otro.

Edeus: Yo soy Janis. Encantada.

Aurora: Aurora: Alaaaa, ¿tú eres la chica esa con la que habló Einder? Cómo has vuelto por aquí, si te quitaron un riñón. ¡Juajuajua!

Edeus: Lo sé, lo sé. Pero es que quería ver que tal le va. A ver si me cuenta algo nuevo y tal.

Aurora: Ea, ya está.

Fue hacia Eleuterio y le echó un poco de líquido por la boca.

Aurora: Pues qué pena, porque se fue ayer a ver a una tal Lerna.

Lo dijo inflando los mofletes, con tono de indignación.

Edeus: Uy. Ya se quien dices. Que son, ¿amantes o algo? Ojitos

Aurora: ¡No! Ejem... digo, no se conocen. Einder quería hablar con ella por no se qué asunto sobre su investigación.

De pronto, Eleuterio pegó un salto.

Eleuterio: ¡UUAAAUAUAUAUAAUAUAAA! KAPASAO DÓNDE ESTAMOS

Edeus: ¡Esuberio! Que susto nos has dao. Venga tira al barco.

Eleuterio: Oye de verdad, qué está pasando.

Aurora: Que te habían matao.

Eleuterio: Qué de qué.

Aurora: Pues que eso.

Edeus: No debimos aceptar ese estofado de Juanes 😕

Eleuterio: Oye, creo que ya sé qué ha sucedido aquí.

Miró a Edeus con cara de mala leche.

Edeus: Que te ha sentado mal, hombre. Estás mayor para tanto trote.

Eleuterio: Mira lo que me faltaba ahora intentan matarme si es que yo ya...

Y se fue de la casa, farfullando enfadao. No tardó en llegar a donde Einyel.

Einyel: ¡ELEUTERIO! ¡ESTÁS VIVO!

Eleuterio: ¿Y tú qué andas haciendo en una tumba? Si es que estáis las dos como una chota.

Einyel: Pues ven a ayudarme y lo ves, hombre. Qué alegría verte en pie de nuevo, no sabes lo que nos ha costado llevarte en brazos hasta encontrar a alguien que te resucitara.

Eleuterio: Bah, vale, qué más da. Pero si lleva algo de valor quiero la mitad.

Meanwhile in da haus...

Aurora: Oye oye oye, ya que te he resucitado al abuelo... ¿me puedes hacer un favor? Porfi porfi porfi.

Edeus: Uy si dime.

Aurora: Que se lo pedí a otra pirata, ¡pero al final desapareció sin decirme nada!

Edeus: Que desvergonzada es la gente 😕

Aurora cogió un libro que tiene cerca y lo abrió, enseñándole una página con el dibujo de una planta.

Aurora: ¿Puedes ir al bosque y buscar esta planta? Es verde clarita. Está yendo dos veces hacia delante y una a la... a la izquierda. La necesito para una cosa. Aunque es algo tarde ya... pero creo que te da tiempo si no te lías en el bosque.

Edeus aceptó y se dirigió de vuelta al cementerio. Poco después de que llegase, Einyel y Eleuterio terminaron de cavar  y se encontraron con el cadáver descompuesto de la señora Eustaquia mientras Edeus les contantaba lo sucedido en la casa. Eustaquia llevaba un precioso collar enjoyado en el cuello.

Einyel: ¡Era cierto! Eleuterio, pilla el collar y guárdalo bien.

En ese momento, Socorro apareció en el cementerio con un cuchillo en la mano y dos figuras encapuchadas a sus lados.

Socorro: ¡Ahí están, las profanadoras!

Einyel: ¡Hostia!

Edeus: ¡Eliterio qué has hecho!

Einyel: ¡Corre, Eleuterio! Vámonos para el bosque!

Edeus: ¡Lleva también la pala, que pesa un poco!

Consiguieron escapar del cementerio, pero en la aldea había un montón de figuras encapuchadas saliendo de la biblioteca y bloqueando el paso. Una de ellas se plantó frente al trío y empezó a hablar.

Figura encapuchada: No permitimos molestar a los muertos en nuestra isla. Idos de aquí, o la ira de los Antiguos caerá sobre vuestras almas.

Susurró algo y el viento alrededor de Edeus y compañía empezó a girar y a apretarles.

Asi que Edeus fue a pegarle un mamporro con la pala que tenía en sus manos. Por desgracia, antes de que le diese, un potente impulso de viento la lanzó hacia atrás.

Figura encapuchada: Estamos hartos de piratas insolentes.

Edeus: Nos vamos corriendo entonces :/

Y eso hicieron.

Socorro: ¡Estáis malditas por lo que habéis hecho! ¡Malditas os digo!

Corrieron en dirección al barco, pero, tras alejarse de la aldea, se pararon un momento, recordando que aún no habían ido al bosque. Quizá, si rodeaban la aldea...

Eleuterio: Yo no vuelvo ahí, eh.

Edeus: Ven que vas a ayudarnos.

Einyel: Necesitamos unas capuchas o algo para ocultarnos.

Edeus: Uy bien pensado.

Eleuterio: No, no y no. Estoy harto. Me vuelvo al barco. Metéos en problemas vosotras si queréis. Yo acabo de resucitar porque VOSOTRAS me habéis intentado matar y esto de volver de entre los muertos cansa mucho.

Edeus: Va. Y te dejamos dormir en la litera de arriba (?)

Einyel: Llevar muertos también cansa, eh

Edeus: Muerto estarías si no te hubiéramos salvado eh. De nada.

Einyel: Si te quedas en el barco te encontrarán.

Eleuterio: ¡Claro, mejor meternos MÁS en la isla!

Einyel: ¡Es para hacerle un favor a la chica que te salvó!

Eleuterio: ¡De verdad que yo ya no puedo con vosotras!

Se fue al barco, ignorándolas.

Einyel: ¿Qué hacemos?

Edeus: Podemos intentarlo igualmente Ojitos

Einyel: Venga, vamos allá con nuestra pala.

Rodeando la aldea en silencio, consiguieron llegar a la entrada del bosque sin que nadie las viese y comenzaron a explorarlo. Habían escuchado sobre las vivencias de Aliethz, así que ellas tomaron cuenta de todos los pasos que iban dando, listas para volver a la entrada en cuanto fuera necesario. Encontraron dos plantas (una verde clarita y una más oscura, aunque por alguna razón esta estaba donde Aurora había dicho que estaría la otra...), una lágrima de bronce y 25 monedas de oro.

Eso sí, pecaron de abariciosas, porque pasaron demasiado tiempo en el bosque, desviándose en busca de recompensas, así que fueron atacadas por los lobos. Por suerte, conocían el camino de vuelta y tenían la pala, con la que Edeus pudo, esta vez con éxito, arrearle en el morro a un lobo que estaba apunto de usarla de cena.

Al final salieron sanas y salvas, pero ya era de noche. Eso tenía su parte positiva; la aldea estaba desierta, así que pudieron ir a la casa de Aurora sin problemas.

Llamaron a la puerta pero nadie contestó. Por la ventana pudieron ver a Aurora durmiendo despatarrá en su cama, así que decidieron irrumpir en la casa, rompiendo la puerta.

Con la pala.

Aurora: ¡Ayqueeocurrequiénesyonohesido! Uy, sois vosotras.

La chica saltó de la cama, enérgica.

Einyel: Sí, despierta, maja, que te traemos tu planta.

Edeus: Hola, estaba abierto y hemos entrado 😀

Aurora: ¡Ya pensaba que otra vez no vendría nadie!

No parecía hacer caso alguno a lo ocurrido con su puerta.

Aurora: ¡Dádmela, dádmela!

Le ofrecieron ambas plantas.

Aurora: Anda, habéis recogido dos... gracias, aunque a mí con la clarita me vale. La otra es venenosa. Tiradla por ahí. Os lo agradezco mucho mucho mucho, pero ahora quiero dormir. ¡Buenas noches!

Saltó a la cama y se durmió al segundo, así que Edeus y Einyel, obviamente... se pusieron a rebuscar por la casa para ver si había algo que robar.

Edeus: Nos llevamos potingues y los probamos con Esuterio Ojitos

Einyel: Y libros, ¿no? Son buen arma también 🤔 Y una bolsa para cargar con todo

Edeus: Verdad. Y esos zapatos son bonitos.

Aurora solo tenía un par de zapatos.

Einyel: No son de tu número Ojitos

Edeus: ¿Cuanto crees que cuestan?

Einyel: Va, ya está bien, pobre chica.

Edeus: Vale va Ojitos Para el barco entonces.

Pero no había barco. El puerto estaba completamente desierto.

Einyel: Si es que... Te lo dije.

Edeus: Hala 😕 puto Eusebio. Pues nada. Acampamos, ¿no?😆

Buscando por ahí cerca, encontraron un cofre con todo el dinero que habían reunido y sus lágrimas de Telhu. Por alguna razón Eleuterio ha decidido dejarlo.

Así que solo les faltaba un nuevo barco.

-----------------------------------------------------------------------

Eleuterio tira movimiento.


Última edición por Expo el Dom Mar 08, 2020 1:03 pm, editado 2 veces
Expo
Expo
El último Ciridae
El último Ciridae


Hoja de Personaje
Nombre: Judy Nostrow
Sexo: Mujer
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Dom Mar 08, 2020 12:46 pm

El miembro 'Expo' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


'Movimiento (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Mov_4110
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Expo el Dom Mar 08, 2020 12:56 pm

Eleuterio se mueve a F6 y embarca en la isla del pícaro.

Tripulante: ¿Por qué esa mala cara, capitán? ¡Si todo ha salido a pedir de boca! Imagina cómo deben estar ahora, mirando el cofre que te robaron totalmente vacío. Muy buena esa, capi. (*)

El nuevo capitán miraba fijamente a un cofre que tenía a su lado, totalmente vacío.

Eleuterio: Me he equivocado de cofre...

Y, para colmo, Lolo no quiso saber nada del collar. Se ve que era supersticioso.
Expo
Expo
El último Ciridae
El último Ciridae


Hoja de Personaje
Nombre: Judy Nostrow
Sexo: Mujer
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Expo el Dom Mar 15, 2020 4:53 pm

CRÓNICAS DE LOS PIRATAS DE VESUMBRI



Capítulo 21: El draccus, el rey y el pasadizo secreto, parte 1

—Conozco a un guardia desertor del rey Lann Hister. No puedo citarte con él; ya debe estar en el continente. Pero puedo asegurarte que esta información es veraz.
El el bosque tras el castillo, cerca del centro, hay un árbol con una pequeña marca en L. Encontraréis por allí una trampilla escondida que lleva a unos túneles subterráneos conectados con la misma habitación del rey; es una vía de escape secreta. Siempre hay un guardia dentro, pero nunca está atento porque nadie pasa por allí. Si vais de noche… el rey será presa fácil.


Mientras llegaban a la plaza del erizo, Nat y Pere le daban vueltas a las palabras de Lola. No parecía buena idea hacer nada hasta la noche, así que decidieron explorar un poco. Tras varios minutos andando se encontraron con una aglomeración de gente en una calle en bastante mal estado. Una mujer, subida a unas cajas rotas de madera, está soltando un discurso.

Mujer: ¡Ciudadanos de Villacity! Tras la ida del rey Exez, Lann Hister se autoproclamó regente y nos prometió a todos prosperidad, ¡pero solo ha llenado la ciudad de casinos y furcias mientras los suburbios acogen a más y más gente que no puede ni comer! Por eso, ¡yo digo basta! ¡Basta de injusticia! ¡Basta de ignorar a los ciudadanos! ¡Basta de que yo no sea la soberana de la ciudad! ¡Basta de que no se haga todo lo que yo ordene! ¡VIVA LA REVOLUCIÓN!

Señor 1: Todas las mañanas lo mismo, joer.

Señor 2: Chss, calla, que si no lo suelta explota.

Señor 1: Pero que cambie un poco el discurso, no sé…

El gentío empieza a dispersarse por las calles mientras la mujer se mete en el interior de una casa destartalada. Un joven os ve y se acerca a Nat con cara de mala leche.

Joven: Te conozco, bacalao, aunque vengas disfrazao. ¡Seguro que sois guardias de incondito! Todos saben que los piratas llevan loro. A otro puede que le engañéis, pero no al menda.

Pere: ¿Siempre has sido tan avispado?

El joven se te queda mirando con cara de confusión.

Joven: ¿Me estás insultando? Avispa tu madre, eh.

Talia: Nada, nada, ignora a mi amiga. ¿Quién era la mujer que predicaba por la revolución?

Joven: ¡Ah, la Daniela! Es una tía puta madre que vino aquí hace unos días y empezó a pagarnos por pegar cartelitos.

Talia: ¿Hace unos días? ¿Y de dónde viene?

Joven: Ni idea, pero está como una puta cabra. Tiene un dragón ahí dentro. ¡Un dragón! ¡Enorme! Mira, me acerqué y me chamuscó el brazo el cabrón. *Se arremanga y te muestra una inmensa quemadura que le rodea gran parte del brazo izquierdo*

Un hombre las escuchó y se acerca a ellas.

Hombre: Gerardo, vete a pegar más carteles, anda.

Gerardo: ¡A sus órdenes, señor!

Hombre: ¿Queréis algo, chicas? ¿Qué andáis haciendo por aquí?

Pere: Gerardo nos contaba algo gracioso sobre un dragón.

Talia: Tambien comentábamos el discurso tan inspirador de... ¿Daniela?

Hombre: Ah, sí. Las cosas han estado moviditas por aquí últimamente. Daniela tiene un draccus y va con él a todas partes, a eso se refería Gerardo. Supongo que no sabréis bien qué está pasando aquí. Se nota que sois de fuera.

Talia: Oh wow, un draccus. Pues sí, somos de fuera, si no le importa ponernos un poco al día...

Hombre: Veréis, hace unos días vino la mujer esa con su animal gigantesco y empezó a decirnos que nos iba a liberar y que iba a usurpar el trono y que blablabla. La cosa es que no se tomaba... muy bien la presencia de alguien que no compartiese su entusiasmo, así que hemos acabado siguiéndole todos el rollo. Es lo que tiene tener domesticado a un Draccus.
La verdad es que es... raro, pero no hay mal que por bien no venga. Esa tía tiene dinero y por aquí la comida escasea. A cambio de unir gente a esta... revolución suya, bueno, nuestra, nos paga. Estamos mejor que antes de que viniera, la verdad.
Aunque no sé cuánto va a durar. Daniela puede decir lo que quiera, pero no tenemos forma de hacer nada contra Lann Hister más que hacer el tonto por las calles.

Talia: Mmm, ¿crees que podríamos hablar con ella?

Hombre: Em... sí, claro. Simplemente... intentad no enfadarla. Se altera fácilmente.

El hombre las acompañó al interior de la casa en la que se metió la tal Daniela. Tras pasar por un pasillo, llegaron a una gran sala destartalada. Ahí encontraron a Daniela, dando de comer a un gigantesco draccus. Nada más veros, se acercó a vosotras con paso firme.

Daniela: ¡Oh, piratas! Esto puede venirnos muy bien. Primero las presentaciones. ¡Yo soy la gran Daniela de la Llovizna, futura reina de Villacity y gobernadora ejemplar! Y vosotras… ¡vosotras vais a ser mis representantes en las aguas! ¡Sembraréis el terror a todo el que no hinque la rodilla! ¡Formaréis parte de mi esplendoroso ejército! Sí, está decidido.

Talia (murmurando): Joder, está como una cabra.

Daniela: ¿Murmuras algo?

Pere: Saludos, Daniela de la Llovizna.

Talia: Nosotros los piratas podemos ser muchas cosas, la verdad.

Daniela entrecerró los ojos.

Daniela: Podríais ser espías. Es verdad. Quizá me esté precipitando. ¡Tendréis que pasar una prueba!

Pere: ¿Cuál es la prueba?

Daniela: Silencio, estoy pensando en la prueba.

Pere (murmurando): La voy a matar 😁

Daniela: Ya sé. Comprobaré vuestra agudeza e ingenio. Veré si merecéis formar parte de mi ejército. CUESTIONARIO.

Pere: Adelante.

Daniela: ¿Si el rey regente mandase a la guardia real a nuestra base revolucionaria, qué haríais?

Talia y Pere se tiraron un pequeño rato murmurando qué contestar, con tranquilidad.

Talia: Para elegir una reacción adecuada, necesitaríamos información sobre con cuántos rebeldes contamos y cómo de protegido está el castillo. Suponemos que esa información está en sus manos así que estaríamos a sus órdenes.

Daniela asintió, aparenetemente satisfecha con su respuesta.

Daniela: ¿Si un sector de la revolución se alzase contra mí, qué haríais?

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 D5dffc9f9c80f95c22d7e9aa7d7f97f6
Para cada frase que dice alguna se tiran media hora así. Y eso que aún Nat no se me ha puesto nerviosa.

Talia: Seré honesta. Somos piratas, y como piratas nos vendemos al mejor postor. Mientras lo seas, y nos consta que probablemente sea así, estaremos a tu lado.

Daniela arrugó la nariz ante la respuesta.

Talia: Si un pirata nada más conocerte te da una respuesta distinta, te puedo asegurar que está mintiendo. *se encoje de hombros*

Daniela: Toda persona con sentido común entiende rápido que me debe lealtad. La sangre real corre por mis venas. Pero no parece que entendáis algo tan simple.

Talia (murmurando): Uf, qué peñazo de tía.

Pere: Entiéndalo, majestad. Desconocemos la historia de estos sitios. Necesitamos más información acerca de sus orígenes.

La miró, juiciosa.

Daniela: Si muriese, ¿qué haríais?

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 C909b3efa79ee1a2d3a73a8e5e89422f
Daniela decide ir a echarse la siesta.

Pere: Atrapar al rey, pues no habría otro culpable.

Daniela: ¡Ja! Interesante. ¿Y cómo lo atraparíais?

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Fab2df4dba472751fdc377fa832f420f
El principio del fin.

Daniela: ¿Y bien?

Pere: Se comenta que el rey tiene... extrañas aficiones. *Se encoge de hombros*. No seria difícil abusar de ello con los recursos adecuados.

Daniela agravó su tono.

Daniela: ¿Qué sabéis?

Talia: Algo lo suficientemente importante como para que tenga un precio. Además, nos gustaría poder participar activamente en la revolución, en la misión que surja de esta información.

Daniela: Daniela: Por supuesto. Yo siempre agradezco la ayuda de mis súbditos, sobre todo en tareas tan importantes como hacerse cargo del rey. ¿Y bien? ¿Qué información sobre el rey tenéis para mí?

Pere: Las palabras son importantes, mi reina. Pero los hechos más, necesitamos una garantía antes, entiendalo.

Daniela: Por supuesto. Os propongo lo siguiente; vosotras me decís todo lo que sepáis, y yo os garantizo no achicharraros con mi draccus.

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 E48c93189bc94c02e1aecd43c2e55c1d

Pere: Dragón bonito.

El draccus rugió en respuesta.

Pere (pensando): Pues me quemo a lo bonzo.

Y se acercó más.

Pere: Si en el fondo eres un dragoncito bueno y guapo.

Daniela: Pero esta qué está haciendo.

Pere: Eres el dragón más bonito que he visto nunca.

Talia decidió afrontar a Daniela, mientras Pere seguía con lo suyo.

Talia: Si tu draccus nos achicharra pierdes cualquier opción de ganar esta revolución.

Daniela: La información puede reencontrarse, pero vosotras os quedaríais muertas. Creo que no tienes las de ganar en esta discusión.

Pere empezó a rascarle la barbilla al draccus.

Daniela: ¿Puedes dejar en paz a mi draccus?

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 0c0d1c62cb4a0f53f29a79e4da5b8cb0
El draccus está perdido.

Daniela: Me estáis cansando ya. ¡Draccus, demuéstrales lo que pasa cuando se me ignora!

El draccus no hizo caso a Daniela y se siguió dejando acariciar.

Daniela: ¡Pero oye!

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 D9a6d9657136cd3ca59c25fd7acba54f
Cada vez tengo más claro que debería haber hecho que el draccus se cargase a las tres.

Talia: Vaya, vaya... *comenta, dirigiéndose a la Daniela*

Pere: Eres un dragón muy bueno, sí señor. Seguro que te encantan los tronquitos. *Coge un tronquito del suelo y se lo da*

Daniela: ¡Ricardo, sácalas de aquí!

El hombre que las acompañó antes entró en la sala armado junto con otros dos hombres.

Talia: Upsi... Pere, ¿puedes hacer que el draccus les ataque a ellos?

Pere: Señora, ya ve que amenazarnos con el dragón no valdrá de nada. Negociemos. Usted quiere información, nosotras sacar un beneficio. Está en su mano.

Talia: Me parece que es algo razonable. Total, la lealtad de estos hombres la ha conseguido con dinero. No veo por qué con nosotras es diferente.

Daniela: Ajá. Rodolfo.

Rodolfo se acercó a Nat con su espada y le lanza un tajo que le hizo una pequeña herida en el brazo.

Talia: PERO BUENO (A Nat no le hacen daño las heridas, la ofenden)

Daniela: O me decís lo que sabéis o morís. Me da igual que el idiota del draccus no me haga caso.

Pere: Draccusito, Rodolfo tiene pinta de comestible.

El draccus volvió a rugir, pero no hizo nah. Talia se escondió tras él.

Talia: Vamos, Pere, confío en ti...

En ese momento, Pere sacó su arma secreta y le metió un botellazo a Rodolfo con el higado de bacalao. Roolfo cayó al suelo, desmayao, mientras Pere rociaba sus alrededores.

Pere: ACERCÁOS AHORA HIJOS DE PUTA

Uno de los hombres que acompañaba a Rodolfo lanzó a Pere un tajo ya bien y le hizo una herida en la barriga con bastante profundidad.

Pere: Draccusito, ataca.

El draccus siguió sin hacer nada.

Pere: Vaya mierda de dragón, colega.

Talia: Draccus, QUE TU NUEVA DUEÑA VA A MORIR

(De pronto Nat y Pere tienen una revelación conjunta)

Pere: Dracarys.

El draccus, de pronto, lanzó una bocanada de fuego a los hombres que las atacaban, quemando también a Daniela, que se había puesto tras ellos.

Pere: Tomaaaaaaa

Cuando el fuego pasó, solo quedó una reguera de cuerpos calcinados.

Pere: Buah. Ahora es nuestro tiempo de imperar sobre todos. Muahahahahaha.

Mientras Talia acariciaba al draccus, empezó a entrar gente en la sala.

Joven: ¿Pero qué ha pasao aquí? HOSTIA LA DANIELA

Pere: Daniela era impura, ha muerto por el dragón.

Talia: El dragón ha hablado y nos ha elegido.

Pere: El fuego no daña a los Trigueros, no era una verdadera.

Talia: Somos las nuevas herederas de la revolución. Uníos a nosotras y os enseñaremos el camino de la democracia.

Hombre 1: Joder, yo me largo de aquí. A cada cual más chalada coño.

Hombre 2: Sí mira, mejor mendigar por ahí que acabar así.

Talia: Vaia.

Todos empezaron a dispersarse. Cuando Talia y Pere salieron del edificio, seguidas por el draccus, no había ni un solo alma en las calles, más que un pobre borracho vomitando en una esquina, que no se había enterado de nada. La luna iluminaba ya la ciudad nocturna.

Solo quedaba una cosa por hacer.

Talia: Espera, antes que nada voy a cauterizarte esa herida.

Dos cosas por hacer.

Continuará...
Expo
Expo
El último Ciridae
El último Ciridae


Hoja de Personaje
Nombre: Judy Nostrow
Sexo: Mujer
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Expo el Mar Mar 17, 2020 1:39 pm

CRÓNICAS DE LOS PIRATAS DE VESUMBRI



Capítulo 22: El draccus, el rey y el pasadizo secreto, parte 2

Eustaquio (atado): Pero ese bicho qué es.

Pere y Talia decidieron llevar al draccus al barco. No parecía la mejor compañía para una misión de infiltración.

Talia: Alguien que aporta más que tú.

Pere: Tu nuevo amigo, colegui.

Eustaquio: Eh... eeeh...

El draccus se acercó a Eustaquio y empezó a olerle y darle golpecitos con sus patas.

Pere: Algo me dice que se van a hacer amiguitos muy pronto.

Recorrieron la ciudad y se metieron, rodeando el castillo, en el frondoso bosque que había detrás.

Pere: Cuanto follaje, capitana 🌚

Talia: Ojalá otro tipo de follaje, la verdad. Hay que buscar un árbol con una L marcada, entorno al centro.

Tras un rato buscando, ya bien entrada la noche, encontraron el árbol. Comprobaron sus alrededores y acabaron por hallar la trampilla de la que les habló Tinky Winky.

Pere: *Canta la canción*

Talia: Hay que entrar sigilosamente, Pere.

Pere: Mierda.

Bajo la trampilla había un largo pasillo subterráneo. Tras avanzar en silencio, vieron un guardia a lo lejos sentado en el suelo y apoyado contra la pared, aparentemente dormido.

Talia: Yo voto por darle un hostion con el mango de la espada en la cabeza. Y amordazarlo y atarlo.

Pere: Yo diría por intentar entrar sin la fuerza. Y si vemos que se despierta pues le enseñamos una teta o algo.

Talia: Nos podemos hacer pasar por fulanas (?)

Al final decidieron intentar pasar sigilosamene y el guardia no se despertó. Creo que al plan al final quedó en que si se despertaba fingían que eran prostitutas y apostaban a que el guardia no se pondría a pensar en que estaba guardando el pasadizo super secreto del rey.

Tras un rato más andando, llegaron al final del pasillo. Había otra trampilla encima, a través de la cual solo se escuchaban unos suaves ronquidos.

Talia: Tía.

Pere: Qué.

Talia: ¿Entramos, cogemos lo que encontremos de valor y nos largamos?

Pere: Mmm.

Talia: ¿O secuestramos al rey y pedimos recompensa?

Pere: Yo iría por todo lo alto, ¿no? A ver qué hay en la habitación primero.

La trampilla dio paso a una habitación enorme. Por la ventana, abierta, entraba la luz de la luna llena. El viejo rey estaba en la cama, roncando. Las paredes de la habitación estaban cubiertas de cuadros, había también un par de estanterías hasta arriba de libros y una cajonera al lado de la cama, sobre la cual estaba la corona del rey. Vieron también dos puertas cerradas; tras una de ellas solo había silencio, pero tras la otra se escuchaban murmullos.

Talia: Voto por robarle la corona (?)

Pere: ¿Robamos la corona y despertamos al rey?

Talia: Despertarlo pa qué.

Pere Por hablar con él. ¿Solo entramos para robar?

Talia: Es que ya nos hemos arriesgado suficiente hoy, ¿no?

Pere: Yo me arriesgaba, siempre. Pero decides tú. Siempre podemos coger la corona y lo que pillemos e irnos.

Talia: PERE POR QUÉ NO TIENES MIEDO HAS RECIBIDO UN NAVAJAZO (Están susurrando, las mayúsculas son EMOCIONALES)

Pere: QUIEN DIJO MIEDO. SOMOS PIRATAS JOUJOUJOU

Pere se acercó al rey y empezó a hacerle muecas.

Pere: *se dispone a sacar un boli para dibujarle una po...*

En ese momento, el rey abrió los ojos.

Pere: Oh, mierda.

Talia: MIERDA. Hazle el sgno de callar. Enséñale una teta.

Lann Hister: ¡AAH...! *y se le va la voz*

El viejo rey perdió de pronto la consciencia y se quedó con los ojos muy abiertos. Un fuerte olor a mierda impregnó la habitación.

Talia: Ay, que se ha cagado.

Talia aprovechó para coger y guardársela en la entrepierna. (De alguna manera, a mí no me preguntéis)

Pere: ¿Está bien, mi rey?

Talia: Pero qué haces, si se ha desmayado 😂

Un par de guardias, que escucharon el momentáneo grito, entraron rápidamente a la habitación y las pillaron in fraganti.

Guardia 1: ¿Qué está pasando aquí?

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 2df959cc169837aeebbbf2461a1fa21d
Life hacks by Pere y Nat: Si te pillan cometiendo una ilegalidad, finge ser prostituta.

Guardia 1: ¡Mi rey!

Pere: ¡El rey se está muriendo! ¡Ayudadle!

El guardia corrió hacia el rey y apartó a Pere de un empujón.

Guardia 2: ¿Qué estáis haciendo vosotras aquí?

Mientras tanto, el guardia comprobó si el rey respiraba.

Guardia 1: Está muerto.

Guardia 2: KE KE

Guardia 1: ¡¿Habéis sido vosotras?!

Pere y Talia se miraban mutuamente sin saber muy bien qué hacer mientras los guardias gritaban. Entre tanto, un tercer guardia entró a la habitación.

Guardia 3: ¿Qué está pasando? ¡¿Y esta gente?!

Guardia 1: ¡Eso estamos intentando averiguar!

Guardia 2: ¡Qué se ha muerto el rey!

Guardia 3: KE KE

Guardia 2: DEJAD DE GRITAR

Guardia 3: PERO CÓMO NO VOY A GRITAR

Pere: ¿Acaso no sabéis quién somos? ¿Como es eso posible?

Guardia 1: No os he visto en mi vida.

Pere: No he visto guardia tan mal informada en mi vida.

Entró otro guardia.

Guardia 4: ¿Pero qué fiesta estáis montando aquí?

Talia: Somos sus espías.

Guardia 1: A VER, CALMA

Guardia 2: Éramos pocos y parió la abuela.

Guardia 1: ¿Espías?

Talia: Hemos venido a informarle que la rebelión ya no iba a ser una amenaza. Nos hemos cargado a la Daniela.

Pere: La rebelión ha sido sofocada.

Guardia 1: ¿Os lo habéis encontrado así ya? ¿No lo habéis matado vosotras?

Guardia 3: ¿De qué rebelión hablan?

Guardia 2: No sé.

Guardia 4: ¿QUE EL REY HA MUERTO?

Talia: Cuando hemos entrado en la habitación, ya olía regular.

Guardia 1: A ver, si no lo habéis matado vosotras estamos en un lío.

Pere: Hemos llegado tarde, alguien ha matado a nuestro rey. El guardia de fuera estaba dormido, señores. ¡Algo ha sucedido!

Guardia 1: Pues hay que encontrarle. El artículo 12.1 de la constitución del archipiélago de Vesumbri dice que quien mata al rey, se convierte en rey. ¡Guardias, buscad por todo el castillo! ¡Hay que atrapar al nuevo rey!

Los otros tres guardias se dispersaron corriendo por todos laos.

Talia: No me lo puedo creer 😂

Guardia 1: Vosotras, contadme todo lo que sepáis.

Pere: El rey se ha marcado un María Sarmiento, soldado.

Guardia 1: ¿María qué?

Pere: Sarmiento.

Talia: ¿Y no puede heredar el cargo el hijo o la hija, de toda la vida de Dios?

Guardia 1: ¿Qué te crees que somos, salvajes?

Talia: Perdón, perdón.

Pere: Literalmente se ha cagado de miedo por nuestra llegada. Ha sido demasiado para su pobre corazón.

El guardia entró en shock.

Guardia 1: ¡Entonces estaba vivo!

Talia: Puede ser, estaba un poco deteriorado, era difícil distinguir un estado de otro.

Pere: Nadie ha negado lo contrario, agente.

Guardia 1:  ¡GUARDIAS, VOLVED!

Pere: A ver si se aclara.

Guardia 1: Yo ya no sé quién ha negado qué, o dicho cuál, o por qué hay una trampilla abierta en el suelo.

Pere: Y yo le digo que cagado se ha y muerto se halla.

Volvieron los guardias, jadeando.

Guardia 1: Así sea, pues. Todo me encaja. ¡Ellas han asesinado al rey!

Guardia 2: ¡Tenemos nueva reina!

Guardia 3: Espera, ¿cuál de las dos?

Señora que pasaba por el pasillo: ¿Alguien ha visto a mi gato?

Pere: Netalia. Bend the knee madafacaaas.

Talia: Pero, pero, nosotras no podemos ser reinas, somos lobas de mar.

Los guardias rodearon a Talia y se arrodillaron, ignorando sus palabras.

Señora del pasillo: Misifuuuuu

Talia: Eh...

Pere: *Se va con la señora, bisbiseando*

Talia: ¿Puedo nombrar un regente, hasta que mi vida esté aposentada? 👉👈

Guardia 1: Por supuesto, mi reina.

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 37ebbed83d57a46124ed26f5647c43f4
Twitead #DraccusPresidente para apoyar el cambio sensato.

En ese momento alguien subió por la trampilla.

Guardia 5: Oye, me he encontrado este gato aquí y he escuchado el jaleo. ¿Qué está pasando?

Talia: Que tienes una nueva reina, eso ha pasado.

Guardia 5: KE KE

Talia se sacó la corona de entre las piernas y se la puso.

Pere: Tus días de dormir se han terminado. ¿Como te llamas, repollino?

Guardia 5: Cecilio.

Gato: Miau.

Pere: ¿Por casualidad no conocerás a Eustaquio?

Cecilio: No me suena tal nombre. ¿Es un noble?

Pere: Algo así, el noble de villaebria.

Cecilio: No me consta, pero nunca he sido bueno recordando los nombres de los sitios.

Talia: ¿Puedo echarle un vistacito a las arcas del estado?

Guardia 1: Eh... puedes... son grandes. Las arcas, digo. Mucho espacio.

Talia: ¿Tan vacías están? 😂

Guardia 2: Ni una moneda de oro. Nos pagan en alojamiento y comida donada. Pero tenemos una buena flota.

Talia y Pere empezaron a murmurar entre ellas mientras los guardias y el gato las miraban expectantes.

Talia: *se dirige al guardia 1* ¿Cual es tu nombre?

Guardia 1: Homobono.

Talia: Homobono, te nombro regente de Villacity. Hasta que vuelva, una vez haya demostrado que soy la reina piratil de estos mares. Quiero que subas los impuestos a los ricos y que pongas escuelas públicas a las que puedan ir todos los niños, ¿entendido?

A Homobono se le abrieron muchísimo los ojos y acto seguido dio un salto de alegría.

Homobono: AMOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 AMOOOO

Se empezó a quitar la pesada armadura.

Homobono: Claro, mi reina. No sé demasiado de estos asuntos, pero puedo contactar con el antiguo tesorero del rey para que me asesore. Déjelo en mis manos.

Talia: Ehtupendo. La corona me la quedo yo. Ahora hábleme de los barcos.


Netalia y Perelin han obtenido LA FLOTA DE LA CORONA.

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 5c207ffcd6655b02c65c2d903339a443 Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 5c207ffcd6655b02c65c2d903339a443 Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 5c207ffcd6655b02c65c2d903339a443


Última edición por Expo el Mar Mar 17, 2020 2:04 pm, editado 2 veces
Expo
Expo
El último Ciridae
El último Ciridae


Hoja de Personaje
Nombre: Judy Nostrow
Sexo: Mujer
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Expo el Mar Mar 17, 2020 2:02 pm

FLOTA DE LA CORONA

El jugador que haya obtenido la Flota de la Corona tendrá inicialmente a su disposición 3 barcos de la flota real, que podrá colocar en la costa de Villacity como le plazca.

Cuando sea el turno del jugador, además de su propio movimiento, tendrá que tirar tres dados de movimiento, cada uno de ellos asociado antes de tirar a uno de los barcos de la flota.

Durante su turno, podrá mover cada uno de los barcos como corresponda, en base a la tirada de movimiento sacada.

EJEMPLO:
El jugador recibe la flota de la corona y coloca los barcos en E10, H11, e I15:

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 125c007f7e72be69f02acaa82d7f69ad

El jugador establece:

1: E10
2: H11
3: I15

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 589e52365e4542871ddd1377a3b9ec5d

Y tira dados:

'Movimiento (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Mov_5110  Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Mov_6110 Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Mov_3110

Decide mover el barco 1 a I7 y disparar a Harvey:

'Ataque (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Abord410

Le acierta, haciéndole perder 15 monedas de oro (y gastando una bala del jugador que controla la flota).

Decide mover el barco 2 a N9 y el barco 3 a L14. Si hay algún tesoro en alguno de esos puntos, lo obtendrían (ni lo he comprobado, así que no deduzcáis nada a partir de nada; los movimientos del ejemplo son aleatorios XD).

El resultado final en el mapa es este:

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 60496c1fd6b97b7e54d82607bda27e61

Los barcos de la flota pueden:
-Disparar usando las balas del jugador.
-Recoger tesoros, que se sumarán directamente a las arcas del jugador.

Los barcos de la flota no pueden:
-Atracar en una isla.
-Ocupar una casilla de puerto o cárcel.
-Abordar a otros jugadores.
-Contratacar a los disparos fallidos de otros jugadores.

Si abordáis a un barco de la flota, ganaréis siempre y este desaparecerá del mapa. No lograréis botín alguno.

Si acertáis un disparo a un barco de la flota, este desaparecerá del mapa.

Al inicio del turno del jugador que posea la flota, este podrá reponerla creando nuevos barcos en la costa de Villacity hasta tener un máximo de 2 barcos en el mapa.
Expo
Expo
El último Ciridae
El último Ciridae


Hoja de Personaje
Nombre: Judy Nostrow
Sexo: Mujer
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Expo el Miér Mar 18, 2020 2:34 pm

CRÓNICAS DE LOS PIRATAS DE VESUMBRI



Capítulo 23: Lilo y Extitch

La isla del tesorero era la más adinerada de todas las pequeñas, enriquecida a costa de regular el comercio con Villacity, y, por ello, con frecuencia rondada por los piratas más sanguinarios. La regentaba el mercader Lilo, quien, a pesar de su moral y personalidad completamente bipolar, se enorgullecía de su constante: la codicia, que manifestaba en su posesión de objetos provinientes de tierras lejanas.

Cuando Exez entró a la taberna-tienda, vio a Lilo hablar con un joven en una esquina. En la barra había una mujer, sirviendo con una sonrisa un par de cañas a dos clientes.

De pronto, alguien golpeó un gong de oro que había al fondo del escenario del local. Apenas un adolescente. Escuchas cuchichear a un hombre en una mesa cercana.

Hombre: Y ahí va otra vez... me pregunto cuándo va a aceptar Lilo que esa lámpara está perdida en el fondo del mar.

Adolescente: ¡Atención! Hace un par de ciclos debería haber llegado aquí una lámpara simpática, un objeto muy raro y valioso creado en la misma Universidad. Sospechamos que algo ha debido ocurrirle al barco que nos lo traía desde Viernes. Si alguien la encuentra, pagaremos bien por ella.

Y el chico se fue detrás de la barra, donde recibió una sonrisa de satisfacción de la mujer que atendía a la gente.

Exez se acercó al chaval para preguntarle sobre la lámpara simpática. Si la localización era conocida y el precio suficientemente jugoso, no le importaría darse una vuelta.

Tras informarse, decidió acercarse a Lilo. Antes de saludar, le dio tiempo a escuchar parte de la conversación.

Lilo: Déjales claro que no pienso dejar que haga nada en la isla central sin pasar por encima de mí. Sé lo que traman, y me parece bien. Si colaboran conmigo. Que les quede bien clarito.

El joven, que parecía cansado de la conversación, asintió. Parecía que Lilo iba a seguir hablando, pero Exez intervino.

Exez: Hey.

Lilo: Oh, un nuevo pirata. Nunca te había visto por aquí. ¿Te interesa abastecerte?

Le hizo un gesto a su compañero, que salió andando del establecimiento.

Exez: Enséñame lo que tienes.

Lilo enseñó su mercancía al pirata, pero Exez no parecía especialmente interesado. No tardó en sacar su brújula, la piedra imán, el cuadro de Arkham y la cajita que le dio Lilith, para que Lilo las inspeccionase.

Lilo: ¿Puedo abrir la caja?

Exez: No.

Lilo le miró extrañado, pero decidió dejarla de lado y seguir inspeccionando lo demás.

Lilo: La brújula no para de girar. Si no me equivoco, debe ser por la piedra, ¿no? Me interesa, pero tengo otras formas de conseguir una, y no vamos a poder comprobar si funciona bien aquí. No te daré más de 5 monedas de oro por ella; si no, mejor quédatela. Entiendo que comprenderás mi cautela. Ahora bien, la piedra y ese cuadro... 30 por el cuadro; me gusta, pero no creo que valga más. Y 20 por la piedra.

Lilo le miró con amabilidad, pero se apreciaba cierto desafío bajo su mirada.


Exez: No aceptaría menos de 80 por este cuadro. Su artista murió en desdichadas circunstancias justo antes de terminar su colección. Es único.

Lilo: Interesante... ¿y quién era ese artista?

Exez: Un estudioso sabio de Arkham.

Lilo: Entiendo. Creo que sigo con mi oferta de 30 monedas de oro.

Exez respondió guardando el cuadro, pero Lilo no hizo más que sonreirle.

Lilo: 20 por la piedra, ¿entonces?

Exez: 35

Lilo: Quizá hace un tiempo. Las noticias vuelan. Hay más de donde la has sacado; mucho más. Y cuando tengo una montaña llena de oro al lado de casa, la plata vale más que el oro, ¿me entiendes? Veinte.

Exez, descontento con la pequeña negociación, no vendió nada por el momento y se dio una vuelta por el local en busca de conversaciones interesantes. No las encontró, pero Lilo no tardó en llamarle la atención de nuevo.

Lilo: Eres duro de roer, pero seamos sinceros, a ti eso no te sirve de nada. Te hago una última oferta, treinta por la piedra y la brújula. Y...

Cogió un papel y escribió rápidamente en él con una caligrafía perfecta.

Lilo: Si pasas por Villacity, busca a un hombre llamado Pepito y entrégale esto para que sepa que te envío yo. Es un sinvergüenza, pero entiende de arte. Si eso que tienes ahí vale tanto como dices... bueno, él lo sabrá. Pero yo no he amasado esta fortuna aceptando cualquier trato.

Exez le sonrió con sus dientes mellados de capitán pirata y le estrechó la mano, de hombre a hombre.

Exez: Lo siento, la brújula y la piedra me entretienen demasiado en alta mar como para venderla a ese precio. He oído hablar a un chaval sobre una lámpara extraviada; es tu hijo, ¿verdad? Si llegamos a un acuerdo podría conseguirtela. No nos hemos presentado debidamente todavía. Soy Exez, el Rey Pirata.

Lilo: Lilo, mercader. Rey no. Aún. ¿De qué clase de acuerdo estamos hablando?

Exez: Desviar mi barco hacia la posición estimada supondría interrumpir mi ruta en un valioso tiempo. Pero te garantizo que lo encontraré. No me he convertido en Rey de los mares aceptando cualquier trato, ni con búsquedas de tesoros sin importancia. *Toma asiento junto al mercader, arquea una ceja y le espeta.* ¿Cuánta importancia tiene este para ti?

Lilo: Más que la piedra imán o el cuadro. Eso puedo asegurártelo.

Exez: Cuánto me pagas.

Lilo le mantuvo la mirada, reflexivo. Al final expiró aire, en lo que parecía ser un suspiro velado.

Lilo: Cincuenta.

Los miembros de la tripulación, repartidos por el local, empezaron a reirse a carcajadas.

Exez: Perdona a mis chicos, Lilo. *Se aguanta él la risa también*. Supongo que piensan que te refieres a cincuenta al salir, y cincuenta al traerte el cachivache.

Lilo suspiró, esta vez sin disimulo alguno y haciendo un gesto de exhasperación.

Lilo: Mira, sé el valor de las cosas, y disfruto de un buen regateo como el que más.

Entrecerró los ojos.

Lilo: Pero regatear es algo más que establecer precios absurdos y cerrar la negociación si el otro no te sigue el juego, así que dejemos de lado la fachada. Otros piratas me darían eso por menos de cincuenta. A nadie le daré más. Ese cuadro no vale más de treinta hasta que alguien me demuestre lo contrario. Y nadie te comprará esa piedra imán por menos de treinta a menos que sea imbécil y no esté informado. Si no estás de acuerdo con estos términos, ahí tienes la puerta.

Exez se acomodó en el asiento, estirando las piernas y apoyándolas sobre el taburete.

Exez: Dile a tus chicas que me pongan un buen ron.

Sin que Lilo tuviera que decir nada, la mujer que antes ocupaba la barra, que había estado atenta en todo momento, le llevó una botella de ron.

Lilo: Cinco monedas de oro, ya lo sabes.

Su mirada ahora era puramente desafiante, la amabilidad no estaba ya más que como una sombra en la noche.

Exez: Otros piratas matarían a su propia madre por tan solo seis monedas. Y otros incluso lo harían por medio gramo de Denner.

Lilo: Lo sé. Lo he visto.

Exez: Pero nosotros no somos "otros piratas", si no "Los piratas". *Gesticula en el aire, dando énfasis a sus palabras*. Si cualquiera pudiera haber encontrado tu artilugio, lo habrían hecho ya.

Lilo: Te escucho.

Exez: Te ofrezco *levanta el dedo índice, ligeramente* una opción. *Y levanta dos dedos más, tres en total.* Por 45 al partir, y 45 al volver, te presto mi brújula. Hasta que regrese con tu lámpara. Así podrás comprobar con tus propios ojos si mi mercancía es la misma que la de los "otros piratas".

Lilo: 30 al partir, y 30 al volver.

Exez: 40.

Lilo chocó sus dedos contra la palma de sus manos repetidas veces.

Lilo: Dices que sois especiales. Bien. 30 al partir y 40 al volver. Si me lo traes en menos de dos ciclos. Si no, solo te daré 10 cuando me lo traigas, y créeme que me aseguraré de que no puedas vendérselo a nadie más. Considéralo una apuesta.

Exez: 20 al partir, 60 al volver. *Lo observa, desafiante, apoyando la brújula sobre la mesa.*

Lilo sonrió ampliamente, mostrando todos sus dientes. Limpios, blancos, y, aun así, uno de ellos faltaba. Un agujero que venía de antes de establecerse, de cuando aún no era rico, de cuando todo lo que importaba era el mar, el botín y las mujeres. Un tiempo que ya había dejado atrás. Pero aquel agujero permanecía en su perfecta boca.

Lilo: Hecho.

Y cogió la brújula, que seguía girando como loca ante la cercanía de la piedra imán. Estrecharon manos de nuevo.

Exez: Cuando vuelva te garantizo que sabré si mi brújula es la mía. Pero, ¿y tú? ¿Cómo sabrás que tu lámpara es la tuya?

Lilo: Dudo que haya otra lámpara simpática en todo el archipiélago. Aquí nadie sabe como construirlas, y la Universidad está tan lejos que algunos solo la conocen como si fuera un lugar novelesco. Por eso es importante, rey de los piratas. No es solo mi lámpara. Es la lámpara.

Exez sonrió dejando entrever sus asalitrados dientes. Oscuros, pero intactos. Aún.

Exez: ¿Cómo lo perdiste?

Lilo: Una pelea con mi hermano. Por entonces él también era pirata. Lolo, no sé si te lo has encontrado. Me recuerdas a él. Yo sabía dónde había un botín... y él me persiguió, dispuesto a robármelo. Casi nos matamos el uno al otro.
Lo peor es que ninguno nos llevamos nada, ¿sabes? Ahí no había enterrado ningún tesoro, solo otro mapa. Francisco Dracos era así de hideputa; viejo canalla. Mientras nos reventábamos a hostias, a mano limpia y con las espadas enfundadas, porque los dos nos odiábamos pero de esa forma en la que los hermanos se odian porque se quieren demasiado como para no odiarse, rompimos aquel trozo de papel. Nunca llegamos a encontrar el jodido tesoro, si es que existía.

De pronto, Lilo empezó a reírse.

Lilo: Hacía tiempo que no hablaba así. Eres una mala influencia. ¡Vete de aquí a buscar mi lámpara y déjame trabajar!



Capítulo 24: Historias envueltas en niebla

Aliethz, que llevaba ya un ciclo entero sin pisar tierra, es sumergió en la niebla que poblaba el camino entre la isla de los exploradores y Viernes. Pasó por un conjunto de rocas que no parecían acompañadas de tierra alguna. En medio de su travesía, escuchó los gritos de una mujer entrada en años.

Mujer: ¡Eeeeeh! ¡Aquíiii!

Buscó el origen de su voz y consiguió distinguir su figura sobre una de las piedras, moviendo los brazos.

Agarró de las manos a la mujer y la subió al barco. Rápidamente, cogió una manta y la cubrió. No sabía si era de fiar, pero nadie que esté medio muerto merece la muerte, pensó; sería como apuñalar por la espalda. Aunque bueno, tampoco había mucha diferencia entre eso y envenenar a tu camarada, a menos que quien lo hiciera supiera de buena mano que era un traidor, claro.

Ali se sentí frente a la mujer esperando a que entrara en calor. También le acercó una taza de caldo de pollo.

Ali: ¿Te encuentras bien?

Mujer: No, pero mucho mejor que hace unos minutos. Muchas gracias. *Le tiende la mano.* Soy Gumersinda, capitana del navío más rápido de los piratas de la niebla. Bueno, ex-capitana.

Le dió la mano por pura cortesía y me limpié las manos sobre la ropa de inmediato.

Ali: He oído hablar de ti, me dijeron que tuviera cuidado con los piratas de la niebla, y de hecho, no hace más de un día que me robaron 25 monedas de oro...

¿Podría utilizarla como rehén? Aunque había dicho ex-capitana. Los pensamientos de Ali iban por delante de la situación, pero quería ir con cuidado. Tal vez fuera una trampa.

Ali: Como tu salvadora, me debes una, asi que empieza a contarme que ha sucedido.

La cogió del brazo y bajaron a su camarote personal. El barco lo estaba manejando su segunda de abordo; no había de qué preocuparse. No obstante, hizo unas señas secretas a la tripulación por si acaso volvían a tener problemas.

Gumersinda: ¿Nuestro grupo te robó dinero, eh? Bueno, supongo que así funcionan los mares.

La mujer sonrió, pero no con sorna, sino con sinceridad y algo de resignación.

Gumersinda: A mí me hicieron algo más que robarme 25 monedas de oro. Mis propios compañeros. Se supone que trabajamos juntos. Por dios, la mayoría crecimos en Arkham; conozco al capitán del barco que nos destruyó a cañonazos desde que era niña.

Empezó a subir el tono, pero pronto se calmó, como si se acabase de dar cuenta de algo.

Gumersinda: Perdón, no sabes de qué estoy hablando. Yo... formaba parte de una especie de organización de... bueno, lo que acabó formando a los piratas de la niebla. Huímos de la locura incipiente de Arkham y no nos quedó otra que vivir en ella, pillando por sorpresa a quienes nos encontrásemos y robándoles para sobrevivir. No es el trabajo más honroso, aunque era mejor a seguir allí. Pero éramos muchos, y empezamos... a separarnos. Cada uno rapiñaba lo que veía. Nos empezamos a robar entre nosotros. Aún quedábamos unos cuantos que permanecíamos unidos; la flota de David Juanes. No sé si te sonará el nombre. Ahora ya no importa, en cualquier caso. Pertenecer a la flota no me salvó del resto.

Ali: Vaya, menuda tragedia, aunque supongo que es así como funcionamos los piratas, después de todo.

Ali se levantó y buscó ropa limpia y seca. Se la tendió con cierta resignación. No le gustaba prestar sus atuendos.

Ali: Toma, puedes quedarte con nosotros. No somos los más ricos de todo el mar, ni mucho, menos, pero bueno, serás bien recogida siempre y cuando cumplas nuestras normas y nuestro juramento. Ah, una cosa más: No tendrás información secreta sobre algún tesoro escondido por ahí, ¿no?

Gumersinda: Me temo que no, pero creo que puedo ayudar por aquí. Mi barco no era el más rápido por ser el mejor, era el más rápido por tener a la mejor.

Y con una sonrisa en su rostro, se puso la ropa que le habían dado y comenzó a andar por cubierta enérgicamente, observando a la tripulación. Se la notaba cómoda moviéndose de nuevo por un barco.

Ali gana +1 al movimiento.
Expo
Expo
El último Ciridae
El último Ciridae


Hoja de Personaje
Nombre: Judy Nostrow
Sexo: Mujer
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Expo el Miér Mar 18, 2020 2:42 pm

COMIENZA EL 5º CICLO


SITUACIÓN ACTUAL

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 4d2ad7bde605a6eab09fae2d35a590d0
Expo
Expo
El último Ciridae
El último Ciridae


Hoja de Personaje
Nombre: Judy Nostrow
Sexo: Mujer
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Netalia el Jue Mar 19, 2020 6:04 pm

A ver, primero los dos daditos para mi barco imperial... 

Y después los tres daditos de mi flota princesil (10E, J12, J14)

*sopla los dados y se queda sin aire porque hay demasiados*


"Conoces a una muchacha tímida y sencilla. Si le dices que es hermosa, ella pensará que eres simpático pero no te creerá. [...] Existe una manera mejor de hacerlo. Le demuestras que es hermosa. Conviertes tus ojos en espejos, tus manos en plegarias cuando la acaricias. Es difícil, muy difícil, pero cuando ella se convence de que le dices la verdad... de pronto la historia que ella se cuenta a sí misma cambia. Se transforma. Ya no la ven hermosa. Es hermosa, y la ven "
Netalia
Netalia
Aprendiz de Felurian
Aprendiz de Felurian


Hoja de Personaje
Nombre: Ilora
Sexo: Mujer
Edad: 20

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Jue Mar 19, 2020 6:04 pm

El miembro 'Netalia' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


#1 'Movimiento (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Mov_3110 Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Mov_3110

--------------------------------

#2 'Movimiento (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Mov_4110 Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Mov_3110 Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Mov_6110
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Netalia el Sáb Mar 21, 2020 2:05 am

Bueno señores, a ver si no la cago nombrando las casillas. 

El barco principal va a la isla pícara, F8. Para ello uso una carta chachi pero paso por dos de niebla. 

El primer barquito, La pinta, se mueve a G8.

El segundo barquito, La niña, se mueve a H10. 

El tercer barquito, La Santa María, es el más badass y se mueve a M10 (si lo he mirado bien) y por el camino dispara a Exez muy cerquita y a Ali un poquito más lejos. 


Venga, daditos, por favor, compensad mi mierdi tirada de antes.


"Conoces a una muchacha tímida y sencilla. Si le dices que es hermosa, ella pensará que eres simpático pero no te creerá. [...] Existe una manera mejor de hacerlo. Le demuestras que es hermosa. Conviertes tus ojos en espejos, tus manos en plegarias cuando la acaricias. Es difícil, muy difícil, pero cuando ella se convence de que le dices la verdad... de pronto la historia que ella se cuenta a sí misma cambia. Se transforma. Ya no la ven hermosa. Es hermosa, y la ven "
Netalia
Netalia
Aprendiz de Felurian
Aprendiz de Felurian


Hoja de Personaje
Nombre: Ilora
Sexo: Mujer
Edad: 20

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 6 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.