Tres días de Kvothe
Últimos temas
» Teléfono Gráfico: Electric Boogaloo
por Expo Ayer a las 10:23 pm

» Confieso que...
por Mike Ayer a las 7:31 pm

» El juego de las Gavias
por Maestro de los Carromatos Ayer a las 12:33 am

» ¿Qué estás escuchando?
por Janisgoth Lun Oct 22, 2018 6:41 pm

» Preséntate con fotos!
por Edeus Dom Oct 21, 2018 8:50 pm

» III Concurso de minirrelatos 2018 [plazo ampliado]
por Edeus Dom Oct 21, 2018 12:45 pm

» El Club de los Martes
por Einyel Sáb Oct 20, 2018 7:55 pm

» 10 libros que tengan...
por Durzo Vie Oct 19, 2018 7:24 pm

» Construyamos una historia
por Edeus Vie Oct 19, 2018 3:32 pm

» Duelo de portadas [ed. II]
por Dalcenti Jue Oct 18, 2018 6:15 am

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Sondeo

¿Qué personaje de la saga se ganó tu odio?

51% 51% [ 466 ]
19% 19% [ 172 ]
2% 2% [ 14 ]
16% 16% [ 145 ]
5% 5% [ 42 ]
2% 2% [ 17 ]
6% 6% [ 55 ]

Votos Totales : 911

Twitter
Twitter

El hilo de la poesía

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Poesía

Mensaje por ilos28 el Lun Ago 18, 2014 4:37 pm

Me encanta la poesía.

Un poco de todo está bien. Aunque reconozco que mi autor favorito es Miguel Hernández. Mis favoritas son El niño de la noche, y Eterna sombra. Por aquí los dejo.

Spoiler:
Riéndose, burlándose con claridad del día,
se hundió en la noche el niño que quise ser dos veces.
No quise más la luz. ¿Para qué? No saldría
más de aquellos silencios y aquellas lobregueces.

Quise ser... ¿Para qué?... Quise llegar gozoso
al centro de la esfera de todo lo que existe.
Quise llevar la risa como lo más hermoso.
He muerto sonriendo serenamente triste.

Niño dos veces niño: tres veces venidero.
Vuelve a rodar por ese mundo opaco del vientre.
Atrás, amor. Atrás, niño, porque no quiero
salir donde la luz su gran tristeza encuentre.

Regreso al aire plástico que alentó mi inconsciencia.
Vuelvo a rodar, consciente del sueño que me cubre.
En una sensitiva sombra de transparencia,
en un íntimo espacio rodar de octubre a octubre.

Vientre: carne central de todo lo existente.
Bóveda eternamente si azul, si roja, oscura.
Noche final en cuya profundidad se siente
la voz de las raíces y el soplo de la altura.

Bajo tu piel avanzo, y es sangre la distancia.
Mi cuerpo en una densa constelación gravita.
El universo agolpa su errante resonancia
allí, donde la historia del hombre ha sido escrita.

Mirar, y ver en torno la soledad, el monte,
el mar, por la ventana de un corazón entero
que ayer se acongojaba de no ser horizonte
abierto a un mundo menos mudable y pasajero.

Acumular la piedra y el niño para nada:
para vivir sin alas y oscuramente un día.
Pirámide de sal temible y limitada,
sin fuego ni frescura. No. Vuelve, vida mía.

Mas, algo me ha empujado desesperadamente.
Caigo en la madrugada del tiempo, del pasado.
Me arrojan de la noche. Y ante la luz hiriente
vuelvo a llorar desnudo, como siempre he llorado.

Spoiler:
Yo que creí que la luz era mía
precipitado en la sombra me veo.
Ascua solar, sideral alegría
ígnea de espuma, de luz, de deseo.

Sangre ligera, redonda, granada:
raudo anhelar sin perfil ni penumbra.
Fuera, la luz en la luz sepultada.
Siento que sólo la sombra me alumbra.

Sólo la sombra. Sin astro. Sin cielo.
Seres. Volúmenes. Cuerpos tangibles
dentro del aire que no tiene vuelo,
dentro del árbol de los imposibles.

Cárdenos ceños, pasiones de luto.
Dientes sedientos de ser colorados.
Oscuridad del rencor absoluto.
Cuerpos lo mismo que pozos cegados.

Falta el espacio. Se ha hundido la risa.
Ya no es posible lanzarse a la altura.
El corazón quiere ser más de prisa
fuerza que ensancha la estrecha negrura.

Carne sin norte que va en oleada
hacia la noche siniestra, baldía.
¿Quién es el rayo de sol que la invada?
Busco. No encuentro ni rastro del día.

Sólo el fulgor de los puños cerrados,
el resplandor de los dientes que acechan.
Dientes y puños de todos los lados.
Más que las manos, los montes se estrechan.

Turbia es la lucha sin sed de mañana.
¡Qué lejanía de opacos latidos!
Soy una cárcel con una ventana
ante una gran soledad de rugidos.

Soy una abierta ventana que escucha.
por donde va tenebrosa la vida.
Pero hay un rayo de sol en la lucha
que siempre deja la sombra vencida.

También me gustan autores extranjeros como Robert Frost, Tennyson, Henley. Y otros españoles como Jorge Manrique. Machado está bien, pero me atosigaron mucho con sus rimas en bachillerato, así que le cogí un poco de tirria.

En mi instituto había (sigue habiendo) una "lectura poética". Gente que participa y lee poesía de otros autores o suya propia. Acompañadas con música, incluso hay gente que canta.
avatar
ilos28
Postulante sin carta de presentación
Postulante sin carta de presentación


Volver arriba Ir abajo

Re: El hilo de la poesía

Mensaje por Albertet el Lun Ago 18, 2014 11:06 pm

Hola Ilos. La verdad es que no he leído casi nada de Miguel Hernández. Sólo conozco la elegía a Ramón Sijé y es un poema que me gusta mucho. Tuvo una muerte muy desgraciada...morir enfermo en una cárcel franquista debe ser una forma horrible de morir.

Sólo el fulgor de los puños cerrados,
el resplandor de los dientes que acechan.
Dientes y puños de todos los lados.
Más que las manos, los montes se estrechan.


Te recomiendo que te presentes en admisiones:   http://www.tresdiasdekvothe.com/f1-admisiones
avatar
Albertet
Héroe de historias de taberna
Héroe de historias de taberna


Volver arriba Ir abajo

Re: El hilo de la poesía

Mensaje por Dinnaeh el Lun Ago 18, 2014 11:45 pm

¿¡Y este hilo?! Joder, creía conocer a fondo el foro, pero esto nunca lo había visto yo... Shocked 

Yo adoro el poema de Lope de Vega Esto es amor desde que lo di en clase me gustó, es genial.

Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;

no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso;

huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño;

creer que un cielo en un infierno cabe,
dar la vida y el alma a un desengaño,
esto es amor, quien lo probó, lo sabe.

Y el poema de Enrique González Martinez, Vienes a mi, también me encanta, sobre todo sus dos últimos versos.

Vienes a mí, te acercas y te anuncias
con tan leve rumor, que mi reposo
no turbas, y es un canto milagroso
cada una de las frases que pronuncias.

Vienes a mí, no tiemblas, no vacilas,
y hay al mirarnos atracción tan fuerte,
que lo olvidamos todo, vida y muerte,
suspensos en la luz de tus pupilas.

Y mi vida penetras y te siento
tan cerca de mi propio pensamiento
y hay en la posesión tan honda calma,
que interrogo al misterio en que me abismo
si somos dos reflejos de un ser mismo,
la doble encarnación de una sola alma.


Presumo de haberlos escrito de memoria, me gustan tanto que quise aprendérmelos XD
avatar
Dinnaeh
Conocedor del mundo
Conocedor del mundo


Volver arriba Ir abajo

Re: El hilo de la poesía

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.