Tres días de Kvothe
Últimos temas
» Mata al miembro de arrriba
por Szao Hoy a las 11:24

» ¡Hola!
por Szao Hoy a las 11:17

» ¿Qué estás escuchando?
por Szao Hoy a las 11:11

» Duelos Literarios V - Anuncio
por Expo Hoy a las 02:00

» Bandas sonoras
por Feren Ayer a las 23:44

» Palabras Encadenadas
por Ricci Sáb Jun 16 2018, 12:58

» Hojas de personaje
por Aloine Vie Jun 15 2018, 02:17

» Elige al mejor personaje (videogame edition)
por Durzo Jue Jun 14 2018, 21:23

» Cadáver Exquisito
por Anaf Miér Jun 13 2018, 19:41

» Personajes y objetos.
por Exez Mar Jun 12 2018, 03:03

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Sondeo

¿Qué personaje de la saga se ganó tu odio?

51% 51% [ 455 ]
19% 19% [ 168 ]
2% 2% [ 14 ]
16% 16% [ 143 ]
4% 4% [ 40 ]
2% 2% [ 17 ]
6% 6% [ 53 ]

Votos Totales : 890

Twitter
Twitter

Parte 6: Yendo a algún lado.

Ir abajo

Parte 6: Yendo a algún lado.

Mensaje por Old Medie el Mar Jun 04 2013, 17:37

Bienvenidos a la sexta parte de esta detallada re-lectura de las crónicas del asesino de reyes. Estos post contienen spoilers  de El Nombre del Viento y El temor de un Hombre Sabio, por favor no sigan leyendo si es que no han leído los libros, ya que no le encontrarán mucho sentido a las siguientes líneas.

Este post abarcará los capítulos 30 a 35 de El nombre del viento.

En el capítulo anterior nuestro héroe despertó de sus tres años de  “sueño” después de que sus padres fueran asesinados, despertado por el misterioso Skarpi, probablemente al nombrar su nombre. Se queda leyendo Retorica y Lógica en su escondite de los tres tejados. Y ¿Cómo comienza su libro? Con la leyenda de Ben, pidiendo que le hagan sentir orgulloso. Y esto es para lo que se prepara Kvothe en la semana siguiente.

Ahora mágicamente y luego de estar perdido entre inmundicias por tres años, Kvothe vuelve a ser el chico de antes, con la convicción que le caracteriza y decide largarse de Tarbean,  con una meta muy clara, encontrar a los Chandrian. Y el primer lugar donde encontraría información para encontrarlos sería en el Archivo de la Universidad.

Así que el Capítulo 30 se llama La Cubierta Rota, y se refiere al nombre de la librería. Aunque en inglés este capítulo y la librería tienen por nombre The Broken Binding, algo que también podría leerse como El enlace roto, algo que podría referirse a la unión que ha mantenido a Kvothe silenciado todo este tiempo. Kvothe va a la librería y empeña Retorica y Lógica por dos talentos, también roba tres plumas y un tintero.
Se da cuenta que solo tiene cinco días para llegar a la Universidad. Acá atisbamos algunos aspectos sobre los días que maneja el libro, los cuales pasaré a mencionar al final de esta re-lectura.

El Capítulo 31 es El carácter de la nobleza. Rothfuss pone aquí un montón de frases frescas y  entretenidas, Kvothe se hace pasar luego de tomar un baño por un hijo de noble desnudo para conseguir algo de ropa. Es inteligente y divertido y nos prepara para lo que viene, los hijos de los nobles son una fuerza destructiva y eso veremos con Ambrose. También al final del capítulo Kvothe habla con el posadero y le menciona que algún día le gustaría tener una posada, y al final la tiene.

El Capítulo 32 es Cobres, zapatos y multitudes. Kvothe está limpio, con ropa nueva  y se siente incomodo caminando entre la multitud pues ya no pertenece a ella. Llega a una zapatería en donde le regalan un par de zapatos, el tipo de la tienda es alguien muy amable y Kvothe se siente en la necesidad de darle algo a cambio y le deja  un par de iotas de cobre. Dos iotas de cobre, dos iotas más por el viaje en la caravana y un talento menos dos iotas por la ropa. Esto le debería dejar un poco más para alcanzar a comprar su capa y las cosas que necesitaría antes de irse.
Entonces se une a una caravana que va camino a Imre y totalmente por casualidad conoce a Denna. Y este encuentro no tiene ningún prefacio ni evento significativo, hasta la describe como una chica más del lugar, claro que, muy hermosa. Conoce al matrimonio cealdico, los trabajadores y a la chica de pelo oscuro, un poco más mayor que él, quizá de unos dieciséis vestida para viajar. Luego Kvothe le va a decir adiós a Trapis, quien lo trata exactamente de la misma manera de siempre, excepto los chicos.

El Capítulo 33 es Un mar de estrellas . Inicia con el inicio del primer viaje de Kvothe después de Tarbean. Compra una capa, aguja e hilo, sal, ropa de repuesto y manzanas secas. Esta es su segunda capa con un montón de bolsillitos, la primera fue regalo de Shandi. Me gusta la forma en que le gustan, es obviamente comparable con la capa multicolor de Taborlin, pero también tiene esas razones por las cuales una persona adulta tendría que usar una. Es como si buscase excusas para usar la capa de su super héroe favorito.

Así se pone en marcha Kvothe, feliz de estar en movimiento, es un Edena Ruh. Entonces intercambia palabras con Denna. Siete palabras “me preguntaba lo que estarías haciendo aquí”

Después,  tienen una extraña conversación. Es objetivamente una conversación muy rara. Kvothe intenta adivinar adonde va Denna y resulta que Denna pareciera que tampoco sabe a dónde va, que ha “estado equivocada antes”. Ella tuerce el anillo de su dedo, de plata con una piedra azulada, el cual podremos ver muchas veces más a lo largo de los libros. Entonces ella le pregunta dónde va, y ‘que se siente’ saber a dónde va.

Es interesante ver como de tan pequeños ambos ya van recorriendo el mismo camino, pero de lados diferentes, de alguna manera son lo mismo, viajeros buscando su sitio en el mundo. La primera vez que leí esta parte sentí que Kvothe era bastante idiota al no hacer nada ante la chica que le gusta, pero es evidente que Pat está hace mucho tiempo preparando el terreno para lo que viene. El anillo de Denna tiene importancia en el segundo libro, y lo más seguro es que tenga un rol importante en el tercero.

Este capítulo abre varias preguntas sobre Denna. Va desde Tarbean a Anilin, sin en realidad un rumbo especifico. Tiene apenas dieciséis años, es hermosa y viaja sola. ¿Es de Tarbean o viene viajando desde más lejos? Realmente ni siquiera sabe a dónde va y siempre se lo ha preguntado.

Pasan un par de días en lo que Kvothe llama un ‘cortejo lento’, que culmina con ambos sentados en una piedra gris caída que se extendía hacía un lago que reflejaba las estrellas, un mar de estrellas en otras palabras. Él quiere tocarla y pedirle que se quede con él pero no tiene nada que ofrecerle.
Kvothe aquí describe sus sentimientos en términos bastantes convencionales. Me refiero a que por lo general es bastante creativo con el lenguaje, pero cuando se está hablando de que lo siente por Denna, la lengua se le traba.

Y ahora que me doy cuenta estos itinolitos que se encuentran cerca de la posada me recuerdan a los itinolitos que hay cerca de la Buena Blanca, por donde Kvothe pasa a visitar Fata.

El Capítulo 34 se llama Todavía por aprender.  Y empezamos con el patrón que se repite una y otra vez. Kvothe se acerca un poco más a Denna, luego Denna conoce a otro hombre que no significa nada para ella, pero que necesita para subsistir. Kvothe se pone celoso pero no trata de retenerla, el otro hombre da sus cosas a Denna y luego ella se pierde.

Josn es un viajero que se une a la caravana en la posada. Coquetea con Denna. Kvothe se pone de mal humor. Encima Josn tiene un laúd. Entonces Kvothe afirma “No era la misma persona que en la época de la troupe, pero tampoco era todavía la persona de que hablan las historias que habéis oído vosotros.” Luego toca y se resquebraja ese molde que se había creado alrededor de él en su estancia en Tarbean, desechando todo lo malo por medio de aquella canción tan terrible que toca, y digo terrible pues hace llorar a Denna.
Luego el propio Kvothe nos habla fuera de la distancia de la narración que el pequeño Kvothe llora, aunque aun no sabía verdaderamente de dolor.

El Capítulo 35 es Despedida. La caravana llega a Imre. Le dan un poco de dinero y conocemos un poco las costumbres de los cealdicos.
Kvothe sigue su camino predestinado, aunque con ganas de seguir a Denna a Anilin. Ella le invita a que siga aquel camino, pero él se niega a pesar de que sabe que nunca la volverá a ver (aunque está equivocado).
Él elige la Universidad, una decisión sabía, pues en la Universidad es donde sigue su camino con destino a la venganza con los Chandrian, aunque también está equivocado. ¿O no?

En el próximo post caminaremos hasta el capítulo 42!


Última edición por Medieval--- el Vie Ago 15 2014, 05:21, editado 2 veces


:18:
avatar
Old Medie
Conocedor del mundo
Conocedor del mundo


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Re: Parte 6: Yendo a algún lado.

Mensaje por Albertet el Miér Jun 05 2013, 10:50

Otro día comento algo más. De momento lo que me ha llamado la atención es el cambio de tono del libro:

La parte de la presentación de Kvothe, la de los Edena Ruh y la de Tarbean están escritas de una forma seria. A mí me gustan más porque hay una sensación como de misterio: los escrales, la Roca de Guía, los Chandrian, la despedida de Abenthy, la historia de Lanre, Skarpi... veo que hay muchos momentos mágicos y una atmósfera un poco como de cuento.

A partir de la resurrección de Kvothe el libro cambia hacia el humor. Justo después de asombrarnos con una taberna donde un cuentacuentos que es más de lo que aparenta narra historias de ángeles y de demonios ...empiezan las historias picarescas que siguen ya hasta el final del libro:

Kvothe toma un baño y sale desnudo por la calle.
Kvothe fingiendo ser el hijo de un noble.
Kvothe y el librero engañandose mutuamente.
Kvothe conoce a una chica en una carreta y quiere ligar con ella.

y si ya llegamos a la universidad, los momentos de humor se multiplican: el examen de admisiones, la clase con Hemme, la jugarreta de Ambrose en el Archivo, Kvothe saltando desde un puente porque se lo manda Elodín, el asno erudito...

No digo que esté mal, ojo. Si Rothfuss ha querido escribirlo así es cosa suya. Pero creo que entre el Kvothe que quiere vengar la muerte de sus padres y el Kvothe que busca dinero para pagarse la matrícula Rothfuss podía haber seguido un camino intermedio.
Porque ese tono mágico de la primera parte ya no vuelve a aparecer en todo el libro salvo en alguna ocasión muy aislada con Auri, en Trebon, o en la canción con Denna.

¿soy el único que piensa así?

avatar
Albertet
Héroe de historias de taberna
Héroe de historias de taberna


Volver arriba Ir abajo

Re: Parte 6: Yendo a algún lado.

Mensaje por SenzoTrace el Miér Jun 05 2013, 11:09

@Albertet escribió:

y si ya llegamos a la universidad, los momentos de humor se multiplican: el examen de admisiones, la clase con Hemme, la jugarreta de Ambrose en el Archivo, Kvothe saltando desde un puente porque se lo manda Elodín, el asno erudito...

No digo que esté mal, ojo. Si Rothfuss ha querido escribirlo así es cosa suya. Pero creo que entre el Kvothe que quiere vengar la muerte de sus padres y el Kvothe que busca dinero para pagarse la matrícula Rothfuss podía haber seguido un camino intermedio.
Porque ese tono mágico de la primera parte ya no vuelve a aparecer en todo el libro salvo en alguna ocasión muy aislada con Auri, en Trebon, o en la canción con Denna.

¿soy el único que piensa así?


Sinceramente, lo que pienso es que parece que Kvothe cambie de personalidad a cada pagina. Se supone que es astuto e inteligente. Pero se deja engañar por Ambrose como el mayor de los tontos. Se tira desde el tejado por que se lo dice Elodin... Pero aun asi sigue manteniendo su "inocencia" hasta despues de todo lo que ocurre en Tarbean? Se me hace extraño. Creo que es un fallo por parte de Rothfuss el echo de que lo haya pintado tan credulo e infantil despues de una infancia la cual habría converdido a cualquier chico en serio y cauto. A parte de eso, lo veo todo bien xD
avatar
SenzoTrace
Re'lar de 5 vínculos
Re'lar de 5 vínculos


Volver arriba Ir abajo

Re: Parte 6: Yendo a algún lado.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.