Tres días de Kvothe
Últimos temas
» Hola a tod@s. Mi nombre es Rune.
por Títere Hoy a las 12:58 pm

» Clue (versión Temerant).
por Rhasent Ayer a las 10:18 pm

» La antología Rogues llega en español
por Einyel Ayer a las 5:37 pm

» El Club de los Martes
por Einyel Ayer a las 5:10 pm

» Lo que el público quiera
por Edeus Ayer a las 2:42 pm

» [noticia] Esto puede ser EL FIN DEL FORO (y no soy yo)
por Glimmer Ayer a las 11:30 am

» El juego de las Gavias
por Maestro de los Carromatos Dom Sep 16, 2018 2:27 pm

» ¿Qué estás escuchando?
por Szao Sáb Sep 15, 2018 6:24 pm

» Bandas sonoras
por Szao Sáb Sep 15, 2018 6:21 pm

» Dedicamos canciones
por Szao Sáb Sep 15, 2018 6:18 pm

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Sondeo

¿Qué personaje de la saga se ganó tu odio?

51% 51% [ 461 ]
19% 19% [ 172 ]
2% 2% [ 14 ]
16% 16% [ 144 ]
5% 5% [ 42 ]
2% 2% [ 17 ]
6% 6% [ 55 ]

Votos Totales : 905

Twitter
Twitter

Parte 8: Mi primer Bimestre.

Ir abajo

Parte 8: Mi primer Bimestre.

Mensaje por Old Medie el Vie Jun 28, 2013 7:45 pm

Bienvenido a la octava parte de esta revisión sistemática de La Crónica del asesino de reyes. El post de esta semana abarcará los capítulos 43 al 50 de El nombre del Viento, pero recuerda, también podrás encontrar spoilers sobre El temor de un hombre sabio. Así que recuerda haber leído los dos libros si no quieres encontrarte con sorpresas.


En el capítulo 43 Una luz parpadeante, econtramos la terrible noticia de que a Kvothe se le niega entrar al Archivo, está acción será la que repercusionará más en toda su estancia en la Universidad.
Ambrose está acosando a Fela, Kvothe la defiende y obtenemos de esto los primeros fuegos de lo que será la hoguera entre Ambrose y Kvothe. Primero vemos a Ambrose sujetando firmemente a Fela y a ella asustada y avergonzada por la situación, Kvothe dice que ya había visto cosas así en Tarbean y le despierta una vieja ira.
Ambrose se dirige a Kvothe como "E'lir", es decir, ya se esparció el rumor de que lo admitieron en el Arcano, probablemente ya todo el mundo lo sabe.

«¿Así encuentra también bien el humilde tordo un suyo rumbo?», realmente una terrible poesía, Kvothe ataca a Ambrose discretamente por la poesía y por el acoso sexual, claramente este oponente le queda muy grande al joven Kvothe, pero el nahlrout le a quitado gran parte de su juicio.

Entonces Fela se libra y huye. Ambrose le pide un talento de "cuota de Estanterías" y luego lo engaña con lo de la vela. Y una vez dentro de Estanterías recién empieza a sentir que los efectos del nahlrout se disipan, y lo dejan con un dolor en la espalda, rodeado de libros se siente feliz y seguro. El Archivo tiene siete pisos de altura y unos cuantos de subterráneo, Kvothe vaga un rato hasta que se topa con la puerta de las cuatro placas.

La puerta de cuatro placas, es de piedra, de la misma piedra gris de las paredes circundantes, tiene un marco también de piedra y toda la pieza está tan bien hecha que no pasa un alfiler por la rendija. No tiene goznes, ni tirador, ni ventana, ni panel deslizante. Solo tiene cuatro placas de cobre empotradas en la superficie de la puerta, cada placa tiene un agujero en el centro y estos no tienen una forma convencional, Kvothe da por sentado que son cerraduras y por lo que sabemos nosotros lo son, pues si es de cobre no puede abrirse con magia.
Tras esta puerta puede haber cualquier cosa, desde los perdedores de la guerra de la creación, hasta parte del nombre de la luna o sea la puerta de piedra de los Lackless. Kvothe la compara significativamente con una roca de guía, o una puerta de piedra, y dice que es una puerta que está hecha para permanecer cerrada, no para ser abierta.

Entre las cuatro placas, en el centro de la puerta y tallada en la piedra reza: VALARITAS. Quizá sea Teman, como la frase que encontramos fuera del Archivo, Valaritas me recuerda a los Valar del Silmarilion, aun que no creo que tenga alguna implicancia con el nombre.

Y luego viene un Guiller de Lorren y encuentran a Kvothe con la vela, Ambrose actúa como inocente y aquí encontramos el proverbio de los tres temores, la furia de un hombre apacible, Lorren (¿¡Que es totalmente un Amyr!?) dice que no importan las intenciones, solo las acciones.

Entonces Kvothe pasa los días con sus amigos, dándose cuenta que ha perdido el acceso al Archivo a cambio de un poco de reputación. Ellos le dicen que en verdad no hay cuota de Estanterías, y él jura vengarse de Ambrose. La sensatez le dice que deje en paz al hijo de un noble, que es en otras palabras "una fuerza destructora de la naturaleza" que es mejor dejar en paz. Pero ya conocemos como delira de orgullo Kvothe y que no le evitará.
Acá también sabemos que Ambrose está cerca de ser rey.


"—De hecho es el número dieciséis de la nobleza—dijo Sim con naturalidad—. Primero está la familia real, luego los príncipes regentes, Maer Alveron, la duquesa Samista, Aculeus y Meluan Lackless...—"

No sabemos, por supuesto cuales son los otros príncipes entre Lackless y Anso, porque Sim se calla. No sabemos cuantos son el la familia real, ni cuantos príncipes regentes puede haber. También es curioso saber que existen principes regentes, algo así como principes "electos", lo que vendría siendo un buen termino para nuestro mundo. Los "regentes" aparecen cuando el rey o la reina son incapaces de regir por efectos de edad o enfermedad. Me gustaría leer teorías sobre esto.

El capítulo 44 se llama El cristal Ardiente, y tiene ese nombre por las esferas de Kilvin. Kvothe en este capítulo llega a la Factoría, y conoce un poco sobre el oficio, Kilvin le muestra sus lamparas de llama perpetua y le dice que en algún tiempo esta clase de ciencia estuvo al alcance de la mano. Es sumamente original y nuestras flores van a Rothfuss, cuando crea esta clase de "magia + tecnología", las runas son conocidas pero acá las renombra como sigaldría, y utilizarlas para crear tecnología es algo brillante.
Luego en Anker's Kvothe se junta con Sovoy, Will y Sim para barajar sus posibilidades de subir a Re'lar. En primer lugar se puso en contra de Hemme y por consiguiente Brandeaur. Luego está el incidente con Lorren, con Arwyl tendría que estar varios años estudiando para pasar a Re'lar, y por consiguiente le queda sólo Kilvin, pues ni Elodin ni el Rector hacían clases. Kvothe quiere a Elodin, porque Skarpi mencionó Nominadores, no arcanistas. Y el capítulo termina con la repetición del principal deseo de Kvothe al ir a la Universidad, aprender el nombre del viento.

El capítulo 45 lleva por nombre Interludio: cuentos de taberna . Y estamos nuevamente en el marco principal de la historia, en la taberna Roca de Guía. Y no sé porque se sale de la historia, no hemos tenido emociones fuertes como en otras ocasiones. Kvothe se detiene para que asentemos nuestras ideas y veamos como comenzó todo.

Cronista está escribiendo, y Kvothe reflexiona sobre las primeras historias que se contaron sobre él. Cronista dice que todavía las están contando en la Universidad. Esto implica que Cronista ha visitado la Universidad después que Kvothe. Bast, impaciente le pregunta por qué no buscó a Skarpi. Kvothe le responde porque está viviendo en la vida real y no un cuento.
Luego menciona algo sobre sus enemigos en la Universidad, los que en ese momento eran más peligrosos para él que "cualquier de los Chandrian", "cualquiera", como si estuviera pensando en ellos por separado. Y enemigos en plural, no solo Ambrose, también Hemme, quizá.

En este sentido Rothfuss es bastante realista, poniéndonos en el caso de que en un principio Kvothe tuvo peores obstáculos que pasar antes de los Chandrian, y que ser pobre o tener por enemigo a un hijo de Barón en sus tiempos de juventud fueron peores enemigos que enfrentarse a los mimos Chandrian.
También nos habla del patrón estándar de una historia, un chico pobre o huérfano, se encuentra con un ermitaño loco en el bosque, esté le pone una serie de pruebas y si las pasa este le enseña el nombre de todas las cosas. Nosotros sabemos por descontado que Elodin es el viejo loco, y las pruebas son las que a lo largo de los dos libros Kvothe va sobrepasando hasta poder llamar a voluntad el nombre del viento.
Y así termina este capítulo, de la misma manera que el anterior, con Kvothe y su férreo deseo de aprender el nombre del viento.

El capítulo 46 es El viento siempre cambiante. Este es el capítulo en donde se saca otra pequeña historia sobre Kvothe, aderezándola un poco termina como que Elodin tira del techo de las Gavias a Kvothe.

Las Gavias es el nombre bonito que tiene el manicomio de la Universidad, aquí encontramos al Guiller loco de Elodin, Alder Whin y la habitación donde pasó dos años Elodin antes de escapar. La mujer en el mostrador dice que están todos inquietos porque habrá pronto luna llena. En el mundo real ya sabemos porque le dicen a uno lunático, aunque hacen la conexión en el libro no sabemos realmente que efectos tendrían sobre la gente en las Gavias.

Entonces Elodin saca una llave y entran a traves de la puerta de cobre. Ahora Elodin se pone a hablar como si estuviera en un cuento, y Kvothe le sigue la corriente, Kvothe tiene tres preguntas y tiene cuidado con formularlas. Elodin se refiere a él mismo como Taborlin encerrado en la torre, sin moneda, vela y llave. Entonces rompe la piedra diciendo "rompete" o "CYAERBASALIEN" (ahí está el nombre de la piedra). Kvothe queda totalmente impresionado.

Entonces nos encontramos con más cobre, ya es evidente que el cobre tiene que ver con los nominadores, y el hecho de que nadie haya llamado el cobre da a pensar que esté no tenga nombre.
Entonces Elodin le pide a Kvothe que salte del tejado, y Kvothe con la confianza que le da pensar que siguen en el cuento y Taborlin/Elodin llamará el viento se lanza.

Entonces cae, se disloca el brazo y se golpea en las costillas. Elodin se niega a enseñarle nominación y termina estudiando artificería.

El capítulo 47 es Púas. Aquí Kvothe nos cuenta como pasó el primer bimestre, aprendiendo el la Clinica, aprendiendo artificería y aprendiendo Siaru con Will y enseñándole a su vez Atur. También menciona la propagación de rumores que hizo para mejorar su reputación. También sobre sus peleas con Ambrose, y de aquí el nombre del capítulo. De las peleas entre ambos siempre salía perdiendo Ambrose pero siempre regresaba a provocarle, como un perro demasiado estúpido como para evitar el puercoespín. Y Kvothe nunca le evitaba, porqué el sabía lo que era tener miedo de algo en realidad por lo que había vivido en Tarbean, y Ambrose para él no era un payaso, algo inofensivo. Y se equivocaba.

Capítulo 48, Interludio: otra clase de silencio. Aquí nos habla del miedo de Bast hacía el silencio, de como hace un año(y sabemos que llevan dos años en la taberna) era todo lo temerario que podría ser un hombre sensato, pero ahora le temía al silencio. Presumiblemente, aquel silencio con el que el libro comienza y termina, el silencio de Kote, es una presencia y no una ausencia, y poco a poco está envolviendo a Bast en este silencio mortuorio. Bast le teme pues teme que Reshi olvide quién realmente es, que es exactamente lo que está sucediendo en este momento.
Siguiendo con la historia, tenemos a Kote que luego de un par de segundos eternos para Bast comienza a hablar nuevamente, no está seguro  con que debería continuar la historia. Aquí comenta algo interesante,

"¿Qué es lo más importante? ¿Mi magia o mi música? ¿Mis triunfos o mis delirios?"

Kvothe usa la palabra delirio como algo opuesto a los triunfos, osea, como un fracaso. Es interesante por lo bajo lo que ha mencionado Alberet en otras ocaciones, Kvothe usa la palabra delirio no como locura sino como orgullo.

Luego Kvothe, pregunta que es lo que le está haciendo falta a la historia, y Bast dice "mujeres", y Kvothe dice "una mujer, la única". Ella está en los bastidores.
Ya se nos ha presentado Denna en una ocasión del libro, aun no llegaremos a ella todavía, no esta semana.

Kvothe habla de lo dificil que es describirla, lo es tanto que le fue más fácil cantarle los colores a un ciego que hacer lo que hará ahora.

Capítulo 49 es La naturaleza de las cosas salvajes. Comienza con Kvothe mencionando como ha de acercarse a los animales salvajes, y que Denna lo es tanto que hasta la idea de ella podría salir arrancando si empezara mal.
Pero en capítulo en si no habla de ella, Kvothe nos comenta que terminó el semestre con tres talentos y un par de iotas. Explica un poco de que tratan las Admisiones y de como anduvo mal de dinero, tanto que tuvo que recurrir a los prestamistas, porque por supuesto no podría pedirselo a sus amigos.

Visitó casas de empeño cerca de la Universidad y todo apuntó a  que tendría que ir al otro lado del río.


Capítulo 50 es Negociaciones. Inicia con una descripción de Imre, una ciudad de las artes, beneficiandose de la Universidad con lamparas simpaticas y otros menesteres y siempre mirando la Universidad con recelo, al igual que la Universidad miraba con frivolidad las practicas de Imre, aunque las dos se beneficiaban unas de otras. Kvothe nos dice que siempre evitaba Imre por la música, no ser parte de ella le parecía peor que no tocar, menciona la resina de Denner, preparándonos para la escena con el Draccus.
Kvothe camina por Imre, y se dirige al local tras la carnicería. Con Devi. Kvothe espera encontrarse con un tipo duro de nudillos con cicatrices y termina encontrando a una pelirroja pequeña y de sonrisa fácil.

Me gusta Devi, es un personaje interesante y de muchas maneras influyentes, una estudiante expulsada aunque todos saben que tiene la fuerza de un arcanista, vive a su manera, independiente y muy diferente a las mujeres que nos han presentado anteriormente en el libro.

Devi le ofrece 4 talentos con el 50% de interés. Y Kvothe debe darle un poco de sangre como garantía para poderle encontrar. Kvothe se niega, entonces sale, compra un laúd y vuelve a tomar el dinero. No compra el laúd por razones sensatas como ganar dinero cantando, aunque lo hace más tarde, lo hace porque es un adicto a la música. Hubiera vivido en la calle, y pedido dinero a un amigo con tal de no pedirle dinero a Devi, pero la música le obligó a hacerlo.

Aquí es donde terminamos, con el olor a polvo del camino, y a ese olor que hay en la atmósfera segundos antes de un aguacero de verano.
En el próximo post encontraremos a Denna.


:18:
avatar
Old Medie
Conocedor del mundo
Conocedor del mundo


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Re: Parte 8: Mi primer Bimestre.

Mensaje por Albertet el Dom Jun 30, 2013 10:59 pm

Medieval, haces unos post buenísimos. Mañana te contesto largamente porque este fin de semana no he tenido tiempo.

Sólo una curiosidad, en la anterior revisión comentábamos que Teccam es un guiño de Rothfuss a Platón y a los filósofos de la antigüedad (el nombre me suena también a un filósofo Medieval, Guillermo de Occam). Pues bien, cuando Kvothe cita Daeónica en estos versos:

Sobre él verteré el hambre y el fuego
hasta que la desolación lo aturda
y todos los demonios de la oscuridad exterior
miren asombrados y reconozcan
que la especialidad del hombre es la venganza


porque ya sabemos que Daeónica trata de demonios, al principio se nos nombran exorcismos y después se nos dirá que el protagonista, Tarso, vende el alma al diablo, pero podría ser perfectamente un fragmento de Hamlet. Una mezcla entre Fausto y Hamlet.

Pero no es ésta la única vez que Kvothe se identifica con Tarso, Fela también le compara con él cuando la salva en la Factoría, y también recita versos de la obra ante Denna como si fueran pensamientos suyos.  

¿Podríamos pensar que en esas semejanzas que a Rothfuss tanto le gustan, si Kvothe se identifica con Tarso varias veces en el libro no sólo es porque quiere vengarse de Ambrose, sino también porque va a vender de algún modo su alma al demonio? Y esto enlaza con mi teoría favorita de que Devi es el famoso demonio que Kvothe va a engañar para encontrar el deseo de su corazón.


avatar
Albertet
Héroe de historias de taberna
Héroe de historias de taberna


Volver arriba Ir abajo

Re: Parte 8: Mi primer Bimestre.

Mensaje por Albertet el Lun Jul 01, 2013 11:10 pm

Hoy tengo más tiempo, así que allá va...


1. Ya he hablado en otras partes de la relectura lo que le gusta a Rothfuss que unas partes del libro tengan su equivalente en otras. En el tema de la estructura, estos capítulos siguen una pauta que se repetirá a lo largo de los libros: unos capítulos que muestran que Kvothe es el mejor, seguidos de otros que lo muestran fracasando. En este caso esa estructura es simétrica:

cap 31,  Kvothe engaña a los demás fingiéndose el hijo de un noble ……PERO EN el cap 43, Kvothe es engañado por el hijo de un noble auténtico.
cap 39, Kvothe se ríe de uno de los maestros, Hemme,…………………………PERO EN el cap 46, ahora es Kvothe el que es burlado por un maestro, Elodín.


2. En cuanto a la puerta de las 4 placas, es un misterio muy parecido a la caja Lackless y el arcón tricerrado de Kvothe. Comparten varias cosas:

- No tienen relieve, parecen hechas de una pieza
- Tienen varios cerrojos (la caja no sabemos cuantos, el arcón tres y la puerta Valaritas cuatro)
- En la caja Lackless y la puerta Valaritas se insinúa que no sólo están hechas para guardar secretos, sino para mantener encerradas cosas peligrosas. Hay un párrafo muy aclarador:

En la Universidad había otras puertas cerradas, lugares donde se guardaban objetos peligrosos, donde dormían viejos y olvidados secretos(…) puertas que se cerraban ellas solas por la seguridad de todos.

Si Rothfuss habla tanto de estos peligros es porque en el tercer libro (Las puertas de piedra) Kvothe las abrirá y pondrá en grave peligro a todos.  

En cuanto a la inscripción VALARITAS, a mí también me parece un homenaje a los Valar, pero también me recuerda a un dicho latino (aquí es donde comienzo con mis teorías salidas de madre) VANITAS VANITATIS, que quiere decir vanidad de vanidades, es decir, delirio, y ya sabemos que Kvothe debe tener cuidado con el delirio.


3.
Medieval escribió:No sabemos, por supuesto cuales son los otros príncipes entre Lackless y Anso, porque Sim se calla. No sabemos cuantos son el la familia real, ni cuantos príncipes regentes puede haber. También es curioso saber que existen principes regentes, algo así como principes "electos", lo que vendría siendo un buen termino para nuestro mundo. Los "regentes" aparecen cuando el rey o la reina son incapaces de regir por efectos de edad o enfermedad. Me gustaría leer teorías sobre esto.

Hay posibilidades de que en el futuro Alverón sea rey regente, incluso puede que Rothfuss nos sorprenda y haga de él El rey penitente. No me extrañaría nada. A fin de cuentas cuando Kvothe ofrece contarle su historia a un joven para que no vaya a la guerra, es en el segundo día, cuando habla de Alverón. Y podría también ser ese rey asesinado, no lo descarto.

Otra posibilidad es que Ambrose vaya cargandose a las familias nobles para ascender puestos en el trono, en plan Juego de Tronos y así llegue a ser rey. Encajaría entonces que Cáudicus fuera el sicario de Ambrose para envenenar al Maer… pero esta teoría, que ya ha salido alguna vez en el foro, no me convence mucho.


4. Si Sovoy dice la verdad, Mandrag es un hijo de p*. Prefiere pasar a Relar a otro alumno en lugar de a Sovoy para poder utilizarlo como ayudante. Aunque claro, esa es la versión de Sovoy, habría que oir la de Mandrag.


5. Aquí descubrimos algo que a mí me pareció interesante. Que en la Universidad hay más profesores que los nueve maestros. Los maestros son como los catedráticos, y además son la Junta de Gobierno de la Universidad, pero también hay profesores titulares, arcanistas que se quedan dando clase en distintos departamentos.


6. El capítulo de Elodín me sugiere dos cosas: La primera es por qué se volvió loco Elodín; ¿qué clase de descubrimiento de la nominación hizo que el arcanista serio, que había sido rector, tuviera que ser encerrado en el manicomio, igual que Kvothe está encerrado en la posada Roca de Guía? y ¿qué es lo que le hizo escapar y ser admitido de nuevo como profesor? Esperemos que Rothfuss lo cuente porque en la resurrección de Elodín igual está la clave de la resurrección del Kvothe posadero.

Por otro lado y siguiendo con el tema de que unas partes del libro tienen relación con otras, en El nombre del viento es Kvothe el que hace preguntas a Elodin, porque Elodín tiene cosas importantes que decir, pero al final del Temor de un hombre sabio es Elodin el que hace preguntas a Kvothe como si fuera Kvothe el que está enseñando y Elodin escuchara. Se invierten los papeles maestro-discípulo.

¿Cuánto crees que te queda para hacerte un anillo de aire?
¿Quién ha dicho que no lo llevo ya?
¿Estas bromeando?
Esa es una buena pregunta ¿estoy bromeando?



7. Cuando Elodín le pide a Kvothe que se tire desde el tejado, Kvothe cree que Elodín le está pidiendo un acto de fe para ser su alumno, pero es precisamente todo lo contrario. Lo que Elodín quiere es un acto de razón, quiere que Kvothe razone por qué la nominación puede destrozar a una persona y sólo puede aprenderse por gente que sepa los peligros que conlleva.


8. En una novela en la que la palabra (nombres, vínculos, canciones) tiene tanta importancia, me gusta que lo negativo venga del silencio, de la falta de palabras. Es evidente el simbolismo: palabra-vida, silencio-muerte.


9. Releyendo el capítulo de Devi, cada día veo más la relación que escribí ayer: Devi=demonio, Daeónica, pacto de Larso con el demonio=pacto de Devi con Kvothe. Porque el pacto que ofrece Devi, de altísimos intereses para que no puedas pagar, con la sangre como garantía, es un pacto diabólico. Dice Devi: Te comportas como un granjero que cree que quiero comprarle el alma, o La gente me tomaría por una especie de bruja, un demonio o algo por el estilo.


¿Nadie más se apunta a la relectura?
avatar
Albertet
Héroe de historias de taberna
Héroe de historias de taberna


Volver arriba Ir abajo

Re: Parte 8: Mi primer Bimestre.

Mensaje por Valgreen el Lun Jul 08, 2013 12:56 pm

Como siempre, felicito a los que habéis comentado.
Simplemente venía a comentar un poco sobre Devi, ya que es un personaje que también me llamó la atención y me gustó.
Respecto a lo que supones, Albertet, a lo mejor te interesa saber que en latín Demonio es Demo, y Sustraer es Demi. Ambas palabras tienen cierta similitud con Devi, o al menos a mí me recordaron a Devi. Así que en la supuesta relación de Larso (Kvothe) pactando con el demonio (Devi) tiene sentido esta semejanza, ¿no?
avatar
Valgreen
Estudiante del ala este
Estudiante del ala este


Volver arriba Ir abajo

Re: Parte 8: Mi primer Bimestre.

Mensaje por Albertet el Mar Jul 09, 2013 9:15 am

Muy bueno Valgreen,
a mí también me gusta el personaje de Devi. Aunque tengo el latín un poco olvidado ya, esas semejanzas son importantes, como también es muy interesante lo que comentó Rasec el otro día de la semejanza entre el nombre DEVI y la palabra DEVIL, que es demonio en inglés.
avatar
Albertet
Héroe de historias de taberna
Héroe de historias de taberna


Volver arriba Ir abajo

Re: Parte 8: Mi primer Bimestre.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.