Tres días de Kvothe
Últimos temas
» Elige la mejor canción
por Netalia Hoy a las 9:28 pm

» Duelo de portadas
por Aitas Hoy a las 8:37 pm

» Clue (versión Temerant).
por Edeus Hoy a las 10:06 am

» ¿Qué estás escuchando?
por Rhasent Hoy a las 12:32 am

» II Concursos de minirelatos 2017
por szao Ayer a las 1:48 pm

» Volar. Me gusta volar.
por AtitRuh Ayer a las 9:35 am

» Serie sobre El Señor de los Anillos
por szao Vie Nov 17, 2017 11:02 pm

» Ya tenemos fecha de lanzamiento para la edición décimo aniversario de El nombre del viento
por Bluecat Vie Nov 17, 2017 12:24 pm

» Titula la novela a partir de la imagen
por Krismaril Jue Nov 16, 2017 11:22 pm

» Hola a todos
por Krismaril Jue Nov 16, 2017 10:19 pm

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Sondeo

¿Qué personaje de la saga se ganó tu odio?

 
 
 
 
 
 
 

Ver los resultados

Twitter
Twitter

Aquí iré subiendo los blogs de pat 64

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Aquí iré subiendo los blogs de pat 64

Mensaje por Alraisen el Vie Abr 04, 2014 3:50 pm

Amor Redux

Me he molestado en buscar lo que significa redux. Básicamente, un concepto (normalmente artístico, pero como en este caso, no siempre) visto desde una nueva perspectiva.

El año pasado hice un post en San Valentín que fue, sin querer, de amor.
No me gustó mucho, pues tengo un fuerte elemento iconoclasta en mí. Y poner un post en San Valentín es.. muy jodidamente típico (de hecho, en el blog ponía Hallmark, una fábrica de postales de días especiales, supongo que diciendo muy "normal") .
Pero algo pasó hace una par de días, y ha estado dando vueltas en mi cabeza desde ese momento. Cuando pasa eso, tengo que contar una historia, porque así soy yo.
Bien. No estoy escribiendo esto porque es San Valentín, sino a pesar de serlo.
Esto no va a ser algo anual. ¿Vale? Vale.

***

Un par de días atrás, mi bebé me sonrió. Una sonrisa torcida. De satisfacción.

http://blog.patrickrothfuss.com/wp-content/uploads/2014/02/Cutie-8-weeks.jpg


(Mi papá es un autor de fantasía bestseller internacional mejor que el tuyo.)


(La camisa es regalo de un fan. En serio.)

Unos días antes, obtuve mi primera sonrisa. Hoy tuve varias. También pronunció "goo" a veces. No estoy de broma. Es irresistible.
Aquí está el problema. También sonrió al ventilador de techo. Le *encanta* el ventilador de techo. Si le es posible elegir, preferirá el ventilador 3 de 4 veces.
¿Pero sabéis lo extraño? No me importa. De verdad.
No me importa que sonríe más a su madre, y que hace más gorgoritos con ella. No me entristece que el ventilador está en segundo lugar, y que casi cualquier ventana entreabierta con un poco de luz está en tercer lugar por poco.
Está bien que sea cuarto en la lista de sonrisas. Estoy contento sólo de estar en la lista.
Ahí parado, sujetando mi bebé, tuve una especia de revelación. Sentí un amor que no es para nada celoso.
Creo que este podría ser el amor más puro de todos.

***

Aquí está el problema. No me gusta la palabra AMOR. Es una palabra ridiculosmante amplia que puede ser usada para mascotas, amigos con derecho y Oreos. Cuando una palabra contiene tantos significados, se convierte virtualmente en un sinsentido.
Si estás buscando para palabras más específicas de amor, el griego es un buen lugar por el que empezar. Tienen Eros, Philos y Agape. Esas tres palabras son un buen intento de dividir el gran monolítico concepto de AMOR en piezas más manejables.
Asumo que las sabéis, pero para tener una referencia:
· Philos es el amor de la amistad. Amor de la familia.
· Eros es el tipo de "Te quiero comer todo/a".
· Agape es... complicado. Algunos lo llaman "amor incondicional". También lo he visto como: "amor verdadero", "amor a Dios" y "amor que sirve para algo".
También está el menos conocido storge : "amor amable". El amor que sientes hacia algo que es dependiente de ti. Como un bebé o un perro.
Bueno. Estoy mirando a mi dulce bebé y él está sonriendo al ventilador. Y me doy cuenta de que no me importa. Soy feliz con que sea feliz. Soy feliz con que a veces me sonría a mí. Soy feliz con que esté ahí.
Es una sensación extraña y asombrosa. Esto, pienso yo, es otro tipo de amor.
Ahora, podríais pensar que estoy hablando del estilo de amor agape. O de storge. Pero no, esto es diferente.
De lo que estoy hablando ahora res del amor-sin-expectativas.

***

Necesitamos parar un momento para hacer una palabra.
Si voy a pasar tiempo describiendo un sentimiento muy extraño, necesito una palabra. Amor-sin-expectativa-ni-deseo no va a funcionar. No es elegante. Un concepto nuevo necesita un nombre nuevo. Necesita su propio espacio en el que crecer. ¿Lo pilláis?
Además, me gusta hacer palabras. Es como mi trabajo.
Por lo que sé, el concepto hebreo de "חסד" se parece bastante a lo que estoy buscando. Y es uno de los Sephiras, así que tiene más gravedad. Desafortunadamente, no va a funcionar, porque cuando se translitera suena como "chesed" y se parece mucho a "cheesed" (con queso) .
Que lo jodan. Sé que no es un sonido lingüísticamente correcto, pero lo voy a llamar Elutheria.

***

¿Recordáis dónde nos quedamos? Yo. Mi bebé. El ventilador de techo.

http://blog.patrickrothfuss.com/wp-content/uploads/2014/02/20140214_122916.jpg

(En su defensa, es un ventilador muy bonito.)

Simplemente le amo, y no espero nada a cambio. Eso es extraña y deliciosamente liberador. No me siento mal si le presta más atención a su madre. No me importa que sonría más a su hermano mayor o al ventilador.
No me importa si se duerme. No me importa si me vomita.
Elutheria-el amor que no exige nada. El amor que no espera nada a cambio.
Este es un concepto muy extraño para mí. Porque soy una criatura compuesta casi del todo por expectativas.
Eso no es algo malo. La capacidad para anticipar, desear y planear es importante. Nos da seguridad sobre nuestras vidas. Nos da la capacidad para anticipar un poco el futuro. Nos da la habilidad para gobernar un poco nuestro destino para evitar chocarnos contra las rocas.
No siempre, por supuesto, a veces tu nave se va a destrozar no importa qué hagas. La mierda ocurre. Pero la habilidad de planear nos deja al menos protegernos del impacto en lo posible. Eso es mejor que nada.
Sin la habilidad de prever y entonces gobernar nuestro futuro, estaríamos acabados. Sujetos a los constantes cambios aleatorios de un universo entrópico.
La habilidad para predecir y anticipar no está mal. El deseo de controlar no está mal. Si pones esas cosas juntas además de una afición por la lengua y una vaga sensación por el gusto de contar historias, tienes El nombre del viento.
Si combinas estas características  con un amor hacia la caridad y el deseo de hacer un mundo mejor, obtienes Worldbuidlers.
Si las combinas con una relación... no está tan bien.
Porque controlar a las personas que amas no está bien.
Primero, a la gente no le gusta (la mayoría). Pero también porque controlar significa tener una expectativa hacia ellos. Si no las cumplen, te sientes decepcionado. Y la decepción conduce hacia la frustración y el enfado. Y la espiral sigue hasta el lado oscuro de la fuerza.
¿Cómo de bien estaría simplemente amar a alguien? Si no esperásemos nada de nuestros seres queridos, no nos defraudaríamos. Nada podría poner en peligro ese amor. Sería intocable.
Eso sería Elutheria, el amor que no tiene expectativas

***

De lo que estoy hablando es del contrario diametral del amor egoísta.
El amor egoísta exige cosas. Exige atención. Sobre todo, el amor egoísta exige amor del otro. Normalmente exige TODO el amor del otro. Exige supremacía. Exclusividad. Propiedad. Control.
De lo que estoy hablando es del normalmente llamado "Amor romántico".
El amor romántico se ha erigido como algo genial en nuestra cultura. Es el tipo de amor que habéis visto miles de veces en libros y películas. Lo habéis visto en la vida de vuestros amigos y familia. Puede que lo hayáis experimentado vosotros.
Es el tipo de amor en el que te enamoras, ves que la persona no te corresponde y te suicidas (los resultados pueden variar).
Es el tipo de amor en el que, al ver tu chica con otro hombre, te entra envidia.
Es el tipo de amor en el que, al ver a tu chiva mirar a otro hombre, te sientes enfadado.
Es el tipo de amor que te hace considerar el llamar a alguien "tu chico" o "tu chica" está bien. Como si les pertenecieras. Como si estuviesen a tu control. Como si tu amor les hiciera tener alguna obligación hacia ti.
Y mientras estoy ahí, mirando a mi bebé (sonriendo a nuestro ventilador) me doy cuenta de que estoy feliz. Y pienso "¿En qué momento el amar a alguien se ha convertido en una excusa para ser un cabronazo egoísta?".

***

Hablé sobre mi idea a algunas personas. Amor sin expectativas. Les expliqué lo del bebé y el ventilador. Sobre las cadenas del deseo...
-Bueno-dijo una persona-, suena bien, pero no creo que eso pueda existir en una relación de adultos.
Varias personas dijeron esto, o algo muy parecido. Les vino de forma compulsiva, casi instintiva.
Creo que la gente tiene esta respuesta automatizada por dos razones.
La primera es que se sienten atacados. Como si les estuviese diciendo que están amando incorrectamente.
No lo estoy. No es de lo que esto trata. Cuando hablo de lo mucho que me gustaría un Tesla ( http://www.teslamotors.com/ ) no es que crea que eres un Ambrose Anso por conducir un Prius. No estoy intentando empezar una guerra. Quiero discutir una idea.
Segundo, reaccionan así porque es un concepto muy extraño. Todos hemos crecido oyendo la historia de Guinevere y de Lancelot  (o permutaciones de ésta).
Las leyendas artúricas son uno de nuestros pilares de la mitología. Ha influenciado nuestro arte y nuestra literatura durante 1000 años. Bueno... 800 años, si hablamos de Lancelot. Por si no lo sabíais, Lancelot no estaba en la primera versión. Lo añadieron los franceses alrededor del 1200.

http://blog.patrickrothfuss.com/wp-content/uploads/2014/02/dicksee-belle-dame.jpg

(Sí. Sé que no son Lancelot y Gwen. Pero es que me encanta Waterhouse)

¿Y sabéis? Es una historia mejor con Lancelot en ella. Más tensión. Más drama. Más capacidad de atracción universal.
¿El inconveniente? Lancelot y Guinevere son los villanos de todas las historias artúricas. Arruinaron Camelot. Su sucia, sucia codicia destrozaron la era de oro.
Pero la cosa es que, si Arturo no hubiera sido tan idiota, no hubiese habido ningún problema. Si Arturo se hubiese controlado y hubiese admitido que Lancelot estaba bastante bueno, habría estado bien. Si hubiese querido a Gwen de verdad, la habría dejado. O al menos hace como si no se diera cuenta.
O eso o podría haberse metido en la cama con ellos. Porque... en fin,... estaba bueno.
Imaginad en qué glorioso mundo estaríamos viviendo si *ese* fuese uno de los pilares de nuestra mitología. Un mundo donde las historias de relaciones entre personas del mismo sexo no estarían, porque viviríamos el sueño constantemente.
Bueno, de nuevo al tema.
Generalmente hablando, la gente suele admitir que Arturo se lo tomó muy a pecho. ¿Pero Lancelot y Gwen? Ellos eran traidores . Todo fue *gracias* a ellos. Los traidores merecen el lugar más bajo y oscuro del infierno.
Arturo fue impetuoso, por supuesto. Pero Lancelot y Gwen, sus acciones fueron una traición.
¿Qué estaban traicionando?
Las expectativas.

***

Aquellos que hayan estudiado el budismo, estarán dando cabezadas de entendimiento. Creedme, sé que cuanto más discuto el término Elutheria, más se parece a las cuatro nobles verdades que conducen al camino de las ocho veces.
Para los que no hayáis estudiado budismo, aquí está resumidito:
1. Hay sufrimiento.
2. El sufrimiento viene del deseo frustrado.
3. De esa manera, si eliminas el deseo, eliminas el sufrimiento.
4. Provecho . MOksha (liberación espiritual) .
He aquí una simplicidad intocable. Tengo razones para amar el budismo.

***

Me gustaría acercarme más hacia vosotros, pero no estoy haciendo un verdadero argumento. No estoy proponiendo ninguna conclusión. Lo único que estoy haciendo es poner mis pensamientos por escrito. Escribir cosas me ayuda a entenderlas un poco mejor. Me ayuda a llegar a las partes complicadas de mi idea (es mi intento de "Entenderse bien", el primer del camino de las ocho veces).
¿Pero es Elutheria algo que se puede conseguir de manera realista?
Con mi bebé, parece que sí.
Pero las cosas se complican. Veréis, tengo responsabilidades.
Mi hijo mayor tiene cuatro años. Y aunque estaría bien simplemente amar a mi hijo y dejar que las piezas caigan como quieran, si lo hiciera, actuaría como un mal padre. Necesito proveerle de guía y de disciplina. Necesito controlar sus instintos de mono y esperar que algún día cambie a un ser humano formado.
Ahí está esa palabra de nuevo: control. Necesito controlarle. Debo tener expectativas de él.
Aun así creo que descartar Elutheria sería exagerar. Hay ciertas expectativas que son esenciales. Debo esperar que sea educado. Debo esperar que sea honesto. Debo esperar que sea juicioso y amable.
Esos son los requerimientos para ser un buen ser humano. Tengo que ayudarle y entrenarle hasta que llegue ahí.
Cualquier expectativa más allá de eso podría ser peligrosa. No debería esperar que sea *todas* las cosas a la vez. No debería esperar que fuese limpio. No debería esperar que fuese silencioso mientras trabajo.
No debería esperar que fuese franco, o pintor, o demócrata. No debería esperar que amase los libros.

http://blog.patrickrothfuss.com/wp-content/uploads/2014/02/Oot-and-book1.jpg

Las expectativas son una trampa. No hay nada provechoso que sacar de ello. No me siento *mejor* si veo que mi hijo lee aunque no le obligue, sólo me siento decepcionado si no lo hace.
De forma similar, mi relación con Sarah es más que simple amor. Tenemos una relación de pareja. Mantenemos un hogar y el objetivo de ese hogar es criar a niños física y emocionalmente sanos.
Su cooperación en esas cosas es esencial. Lo espero.
¿Pero otras cosas? ¿Debería esperar que no echara un vistazo a los hombres que salen a trotar en primavera? No. Sería una estupidez. ¿Debería esperar que organizara la cocina tal como yo lo haría? ¿Querer el mismo color para la pared de la sala de estar? ¿Debería esperar que siempre tuviera un plato caliente al volver a casa?
¿Debería esperar que me quisiera siempre, más que a nadie y solamente a mí?
No creo que no. Para mí, eso sería egoísta y ególatra.
Cuantas más expectativas pueda dejar correr, más feliz seré.
Pero es difícil. Sí, muy difícil. Va en contra de toda una vida de aprendizaje. Va en contra de mi obsesivo deseo de control. Va en contra de mi naturaleza meticulosa. Va en contra de tantas historias que me han contado que se suponía eran verdad.
De forma inconclusa vuestro,
pat


"El corazón va allá donde el corazón desea."
"¿Por qué todo el mundo dice que hay algo más bonito que no han visto?"
Baam, Torre de Dios

"Patrick Rothfuss, más guay que tú." Él mismo, diciendo la verdad, en el Ice Bucket Challenge.
avatar
Alraisen
El'the Nominador
El'the Nominador


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.