Tres días de Kvothe
Últimos temas
» Elige la mejor canción
por Netalia Hoy a las 9:28 pm

» Duelo de portadas
por Aitas Hoy a las 8:37 pm

» Clue (versión Temerant).
por Edeus Hoy a las 10:06 am

» ¿Qué estás escuchando?
por Rhasent Hoy a las 12:32 am

» II Concursos de minirelatos 2017
por szao Ayer a las 1:48 pm

» Volar. Me gusta volar.
por AtitRuh Ayer a las 9:35 am

» Serie sobre El Señor de los Anillos
por szao Vie Nov 17, 2017 11:02 pm

» Ya tenemos fecha de lanzamiento para la edición décimo aniversario de El nombre del viento
por Bluecat Vie Nov 17, 2017 12:24 pm

» Titula la novela a partir de la imagen
por Krismaril Jue Nov 16, 2017 11:22 pm

» Hola a todos
por Krismaril Jue Nov 16, 2017 10:19 pm

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Sondeo

¿Qué personaje de la saga se ganó tu odio?

 
 
 
 
 
 
 

Ver los resultados

Twitter
Twitter

Lo que llevo de mi novela...

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Lo que llevo de mi novela...

Mensaje por Títere el Vie Jul 03, 2015 8:51 pm

Mmm, no, a mi me gusta que el segundo acto termine cuando termina, lo que podrás hacer es un inter-actos o algo así xD Una especie de Flashback...

Y lo del cíclope... No sé, a mi me sigue sin convencer, sé que la gema es magica, pero podrías haber utilizado llamas imaginarias, o algo así... El cíclope no me gusta, y si alguien mas lo lee, espero que me apoye:

DI NO A LOS CÍCLOPES! SALVA LA VIDA DE UN NIÑO!


-...el primer borrador lo escribes con el corazón, el segundo, con la mente.-
avatar
Títere
Conocedor del mundo
Conocedor del mundo


Hoja de Personaje
Nombre: Hans Boggart
Sexo: Hombre
Edad: 28

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que llevo de mi novela...

Mensaje por Feren el Vie Jul 03, 2015 8:52 pm

@Títere escribió:Mmm, no, a mi me gusta que el segundo acto termine cuando termina, lo que podrás hacer es un inter-actos o algo así xD Una especie de Flashback...

Y lo del cíclope... No sé, a mi me sigue sin convencer, sé que la gema es magica, pero podrías haber utilizado llamas imaginarias, o algo así... El cíclope no me gusta, y si alguien mas lo lee, espero que me apoye:

DI NO A LOS CÍCLOPES! SALVA LA VIDA DE UN NIÑO!
Voy a acabar de verdad el segundo acto, eso seguro.
Y me hizo gracia lo del cíclope, pero si insistes tanto tendré que cambiarlo xD


Spoiler:
avatar
Feren
Conocedor del mundo
Conocedor del mundo


Volver arriba Ir abajo

EPÍLOGO

Mensaje por Feren el Dom Sep 06, 2015 7:35 pm

1429, 14 de octubre (143 días después del éxito de la rebelión)- NUEVA CAELIA- EPÍLOGO DE LA PRIMERA NOVELA (SEGUNDO ACTO)

Después de todo aquello, luego de presenciar el nuevo comienzo que se les cernía, Arsen decidió tomar un pequeño descanso, pensar sobre sobre el tiempo perdido y centrarse en reconstruir, tanto físico y psicológico. Había perdido a mucha gente en aquella guerra, y no iba a volver a perder a nadie más.
En aquel conflicto, Arsen había crecido de repente; de pasar de un crío a una marioneta, de un peón a un demonio y de un asesino a un constructor. Apenas estaba en sus 20 y ya sentía que había vivido una larga y complicada vida. Fue duro vivir en una guerra, y no quería vivir otra.
En aquella tarde de otoño, estaba sentado en su escritorio, leyendo y escribiendo cartas a antiguos compañeros que le habían apoyado de alguna manera u otra en la rebelión. Ya había pasado el calor, y ya se empezaba a notar el frío que estaba por venir. Aquel invierno iba a llegar antes, y seguramente duraría aún más.
Había dejado los uniformes, las armas y la ropa de viaje y había empezado a acomodarse a la ropa decente, a la cómoda. La comida caliente y las camas blandas habían agilizado el proceso de transición también.
Oyó que alguien llamaba a la puerta y se levantó a abrirla. Arsen estaba en su nueva casa en la capital, provisional, se decía, hasta que pudiera volver a su pueblo de origen. Aquella casa no era muy grande, pero cómoda para vivir él solo.
Al abrir la puerta, la luz dejó ver la silueta de una joven, esbelta y atractiva. Su pelo rubio daba la sensación de que brillaba, como si de oro se tratara y su expresión había mejorado desde el final de la guerra.
-Hola, Arsen. Es bueno ver que te acostumbras a la vida de verdad- le empezó a decir Kiara a modo de saludo. Arsen, sin embargo, negó con la cabeza y añadió:
-La vida de verdad es en el campo, alejado de todo y todos. Eso sí que es vida. Entra, por favor. Mi mejor amiga siempre será bienvenida en mi casa.
En ese momento, Kiara bajó la mirada.
-Verás…- le miró a los ojos- vengo a despedirme. Me voy a Lanarick durante al menos dos años.
Arsen, con una mueca, protestó:
-Kiara, ¿por qué no me dijiste nada? No…
-Es un asunto de urgencia.-Le interrumpió- debo ir.
-¿De qué se trata? Por la diosa, Lanarick está a varios miles de Kilómetros de distancia. Dime que es importante.
-No puedo decírtelo.
-¿Y Audra?
-Él lo entendió.
Arsen le dio la espalda, confuso. Había venido todo de repente. Iba a dejar de ver a Kiara por lo menos dos años. Se perdería muchas cosas. Justo ahora que por fin eran libres…
-Iré contigo- decidió al fin. Le miró muy seriamente. No albergaba dudas, no al menos en ese momento.
-No- fue su respuesta final antes de marcharse durante tanto tiempo.
-Entiendo. Entonces prométeme que volverás o juro que movilizaré Caelia entera.
No hubo una despedida ni ninguna palabra final. Los meros gestos sirvieron como palabras.
En ese momento sirvieron más que palabras. Unas palabras no podrían haber transmitido todo.
Arsen veía a Kiara marchar preguntándose si ese era el final de su historia, la de todos.

1429, 3 de noviembre.

Todo marchaba bien en Nueva Caelia. Poco a poco toda la autoridad se iba organizando en cada localidad de cada región ordenadamente y sin incidentes. Nueva Caelia estaba siendo pionera en eso de la democracia. Un parlamento formado por 100 representantes de todas las regiones, se reunía cada dos semanas para discutir sobre el funcionamiento del país, para coordinarse y para decidir sobre asuntos importantes a nivel nacional.
Cada representante se elegiría cada cinco años a nivel local. En vez de contar cada voto, se contaban la mayoría de cada pueblo para contarlo a su vez como un voto. Aún no había candidatos que difirieran en pensamiento, ideología o que se les viera debatir por temas tan triviales como los anteriores. Pero el tiempo al tiempo.
También era el momento de la reconstrucción, obviamente. Se estaban volviendo a reconstruir pueblos arrasados, monumentos saqueados o fuertes y murallas destruidas en la guerra.
Todos los remanentes de la aristocracia ahora eran tratados por sus actos. Según de lo que hubieran hecho irían a la cárcel, tendrían sanciones, seguirían en su puesto si es que llegaron a trabajar en algo no relacionado con su posición y etc.
Se estaba reclutando una fuerza de seguridad a nivel nacional para sustituir al ejército. En un principio se tenía pensado tener a 10.000 agentes en cada una de las regiones, más otros 10.000 del área metropolitana de la capital y otros 30.000 no activos que podían llamarse en cualquier momento.
En total, alrededor de 90.000 agentes de seguridad, con entrenamiento tanto militar como policiaca para defender y mantener la seguridad en Caelia.
Ya se vería como acabaría todo aquello.

1429, 30 de diciembre

La nieve caía en las botas de Bogdan y eso le disgustaba. A menudo acababa sacudiéndolas para sacar la nieve. Manías suyas.
Llevaba una capa con una capucha y ropa de invierno. Llevaba la espada en una vaina especial para el invierno para que se deteriorara lo menos posible. Las gemas, como siempre, estaban a buen recaudo guardadas en su ropa.
-Sí que me hace esperar este condenado- pensó en voz alta. Eso casi fue mágico, porque al instante una silueta apareció. Llevaba aún más ropa que él y por lo que se veía, no tenía pinta de ser muy mayor. No pasaría de los 25 años.
Bogdan se acercó a dónde estaba y empezó a hablarle, entusiasmado pero con autoridad.
-Has tardado. Da igual, el jefe me ha dicho que entregues esto por mí.- Le entregó una carta al joven y aún con la cara tapada, Bogdan notó que se había sobresaltado por el destino: Capital de Nueva Caelia. Luego ponía una dirección y la persona a la que debía entregarse.- ¿Qué pasa, muchacho? ¿Un sitio al que no quieres ir?
Negó con la cabeza y se guardó la carta en un bolsillo.
-Recuerda que es de máxima urgencia. No admito errores. Ya sabes a quién tengo. No me obligues a matarla. Aun no es el momento de Arsen.
El muchacho tembló pero acabó asintiendo. Cuando empezó a marchar, Bogdan añadió.
-Y una cosa más, sé lo del bosque. No fue mi plan. Al parecer hay otros que quieren las gemas y que no dudarán en matar a quién se ponga en su camino. Solo con poder y firmeza podremos acabar con ellos. Ahora desenmarasca la verdad, necesitamos justicia.
Pero aquel joven hombre había oído esa palabra demasiadas veces en su vida. Palabras como esas habían causado todo el mal a aquellas tierras, y a él. Ahora tenía un recordatorio en su cara. Un recordatorio de lo que se podía hacer en el nombre de la justicia.
-No-dijo con liberando parte del odio contenido- solo hay venganza.


Spoiler:
avatar
Feren
Conocedor del mundo
Conocedor del mundo


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.