Tres días de Kvothe
Últimos temas
» II Concursos de minirelatos 2017
por Sciacere Hoy a las 2:07 pm

» Hola a todos
por Thétalo Hoy a las 1:46 am

» Duelo de portadas
por Gwynbelidd Hoy a las 12:52 am

» Elige la mejor canción
por Netalia Ayer a las 9:28 pm

» Clue (versión Temerant).
por Edeus Ayer a las 10:06 am

» ¿Qué estás escuchando?
por Rhasent Ayer a las 12:32 am

» Volar. Me gusta volar.
por AtitRuh Sáb Nov 18, 2017 9:35 am

» Serie sobre El Señor de los Anillos
por szao Vie Nov 17, 2017 11:02 pm

» Ya tenemos fecha de lanzamiento para la edición décimo aniversario de El nombre del viento
por Bluecat Vie Nov 17, 2017 12:24 pm

» Titula la novela a partir de la imagen
por Krismaril Jue Nov 16, 2017 11:22 pm

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Sondeo

¿Qué personaje de la saga se ganó tu odio?

 
 
 
 
 
 
 

Ver los resultados

Twitter
Twitter

Estamos en Beika

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Estamos en Beika

Mensaje por Bast el Mar Oct 02, 2012 10:05 pm

N/A Detective Conan no me pertenece. Solo soy dueño de esta historia y de sus OCs que contengan. Si ven publicado este fic en otro lado, soy su mismo autor

CAPITULO 1. UN DÍA EXTRAÑO Y RARO. LLEGADA A BEIKA. FUSIÓN ESPACIO-DIMENSIONAL.

Me llamo Eliseo Martín tengo 16 años, el pelo castaño claro y ojos celestes y mido 1´65. Me gusta mucho el futbol y las artes marciales. Soy experto en esgrima, kárate y jeet kune do, también estoy bastante avanzado en aikido. Soy un detective muy famoso en España, junto a mi amiga de la infancia, Esmeralda García. Un día de esos que se pueden considerar “raros” me mandaron al mundo de detective Conan, o eso pensaba ¿Porqué digo “eso pensaba”? Pues ahora lo veréis…

Martes 17 de mayo

Me desperté para ir al instituto, saludé a mis padres, desayuné y salí rumbo al instituto.

-Te acompaño, vamos por el mismo camino-dijo mi madre, tiene el pelo castaño oscuro, casi negro y ojos verdes.

-Vale, por lo visto tenéis un caso muy complicado entre manos, con un asesino en serie suelto ¿No?

-Sí, ser comisaria no es fácil, menos mal que tengo la ayuda de Mónica, que es mi subcomisaria

Mónica Pérez es la madre de Esmeralda, es la mano derecha de mamá, se conocen desde el parvulario, fueron al mismo colegio, a la misma clase, al mismo instituto y a la misma clase otra vez, en la universidad ambas fueron a matricularse en criminología, se casaron el mismo mes, el mismo día y en la misma iglesia, sólo que a horarios diferentes, mientras que mi madre se casó por la mañana, Mónica se casó por la tarde, celebraron el convite en el mismo restaurante y por si fuera poco, ambas se quedaron embarazadas el mismo mes, sólo que Esmeralda nació una semana después de lo previsto mientras que yo nací una semana antes de lo previsto, por lo tanto sólo soy dos semanas mayor que Esmeralda, y por casualidades de la vida, nos hemos criado juntos, fuimos al mismo parvulario, a la misma clase en el colegio y ahora estamos en la misma clase en el instituto. Y por si fuera poco, a ambos nos gustan los misterios y resolvemos asesinatos. Ella se encarga desde la capital de Málaga hasta la Axarquía y yo me encargo desde la capital hasta el Valle del Guadalhorce y la Costa del Sol. Pero no narro más porqué estoy llegando al cruce dónde me separo de mamá para ir al instituto.

-Ten cuidado, hijo, y saluda a Esmeralda de mi parte

-Vale, y tu ten cuidado en comisaría, y captúrale ¿Vale?

-Vale, adiós hijo y pórtate bien.

-De acuerdo. Adiós mamá

Seguí mi camino al instituto, mientras iba pensando en el caso del asesino en serie, es un caso muy raro, deja muy pocas pistas y siempre deja la escena del crimen muy limpia, y sólo deja una navaja ensangrentada en la escena. Estaba llegando al instituto cuando una voz me sacó de mis pensamientos:

-Hola Eliseo ¿Qué tal?-era una chica de pelo castaño oscuro y ojos azules, se encontraba a mi lado-Hoy no estás leyendo nada. ¿Ha pasado algo?

-No. No ha pasado nada, Esmeralda. Sólo estoy pensando sobre los asesinatos en serie.

-Hablas del caso del asesino limpiador ¿Verdad? Mi madre me ha contado que es imposible aumentar el cerco policial sobre él, porque no se encuentra nada. Sólo se encuentra la navaja ensangrentada pero cuando van a procesar las huellas y el ADN de la navaja, sólo se encuentran las huellas y la sangre de las víctimas.

-Sí, mamá también lo dice. Pero es imposible…

-…Separar la cabeza del cuerpo de una persona con una simple navaja-dijimos a dúo

-Por ahora lo mejor es centrarse en las clases, al fin y al cabo no es algo que podamos solucionar sin pruebas de ningún tipo, al menos por ahora. Tendremos que confiar en que tu madre y la mía desenmascaren al asesino. No por ello tu madre es la comisaria y la mía la subcomisaria-dijo Esmeralda mientras abría su casillero

-Sí-dije, la verdad es que es que Esmeralda es mi amiga de la infancia, la hija de la subcomisaria Mónica Pérez, y la chica de la cual estoy enamorado-Por cierto Esmeralda, mi madre te manda saludos.

-La mía también te manda saludos. Bueno, dejemos las charlas para después de los ensayos de la banda.

-Está bien.

-Ya era hora de que llegarais, parejita-dijo una chica de pelo rubio y ojos de color amarillo

-¡No somos pareja!-dijimos a dúo

-Sí, sí, lo que digáis-dijo la chica

-Métete en tus asuntos Laura-dijo Esmeralda

-“¡Maldita pija!”-pensé

-¿Ya están discutiendo otra vez? A este ritmo Estigia6 se rompe-dijo un chico moreno y de ojos marrones

-No te preocupes, Jacinto, siempre pasa esto, vámonos a clase y dejemos a las amigas hablar tranquilas-dije

-Sí, tienes razón. Siempre igual. Si Estigia6 no se ha roto ya, ya no se rompe. Y eso me incluye. La banda de música más famosa del instituto, siempre está al borde de la ruptura.

-¿Tú crees? Porque yo no lo creo, de hecho, a los cuatro nos une un lazo que ya va a ser imposible de romper, y tú lo sabes.

-Ya, ya. La muerte de Ángeles fue algo terrible, nos marcó a los cuatro. Y no sólo a nosotros-señaló al final de la clase, dónde un chico pelirrojo y ojos de color azules, se encontraba sentado en su pupitre.

-Ya, a Carlos fue el que más le afectó, ellos dos estaban muy unidos. Él le pidió que le comprara la revista de videojuegos que encontramos entre sus pertenencias. Creo que se siente culpable por lo que le pasó. Eso le llevó a dejar el grupo. Pero el también está unido con el mismo lazo del destino que nos une a los cuatro.

-Siendo así, ya tendréis alguna sospecha sobre quién fue ¿Verdad?

-Sí, es más, no sólo yo creo que fue obra de esa persona, Esmeralda también lo cree.

-¿No te referirás a…?

-…Eso mismo, mi querido Watson. A veces el comportamiento de las personas es irracional. Atacan por instinto. Pero si a ese instinto le agregamos sentimientos negativos profundos como odio, envidia, celos o confusión…

-…el resultado puede ser el que conocemos. Familias destrozadas, amigos unidos por el lazo del destino de un mal común, la muerte de uno de tus amigos, una carga demasiado pesada para todas las personas que la querían-dijo una voz a nuestras espaldas, y allí estaban, Laura y Esmeralda

En ese mismo momento, llegó el profesor y tuvimos que finalizar la conversación. Con la clase de matemáticas se empezó el día, como matemáticas no es mi asignatura preferida, saqué disimuladamente mi libro, el cuál me estaba leyendo, de título “la interpretación del asesinato”, hasta que el profesor me pilló y me gané una gran bronca, que me parecieron, horas y horas. Lo mejor venía en la segunda hora, la clase de gimnasia, jugamos a fútbol, de manera que nos dividimos en equipos de tres y jugamos un triangular, dando como ganador a mi equipo. Durante la tercera hora, la de lengua y literatura; un alumno de tercero, llegó preguntando si habíamos visto a un compañero suyo de clase, moreno de ojos marrones y que vestía una chaqueta vaquera en vez de la chaqueta del uniforme. Éste alumno, Nino, nos dijo que su compañero, Samuel, había recibido una carta extraña, que le citaba en la vieja cabaña que hay en la parte trasera del instituto, durante la segunda hora. También nos dijo que, Samuel, se había peleado con su novia, Susana, pero otra chica de la clase, María, estaba enamorada de Samuel, y que al parecer, la carta era de ésta última. Dijo que ya había ido a la cabaña, pero no había visto nada. Minutos después, el desaparecido apareció, y le dijo a su amigo que no se preocupara que estaba en el baño. Entonces las clases continuaron normalmente. Pero…durante el recreo…un grito ensordecedor rompió la calma y la tranquilidad.

-El grito viene de…-dije

-…la cabaña-completó Esmeralda

Salimos corriendo hacia nuestro destino, la cabaña trasera, y al llegar allí, una chica con gafas y pelo negro azulado y ojos grises, se encontraba horrorizada. Colgando del techo, con una soga atada a una viga se encontraba Samuel.

-Esmeralda, llamemos al inspector López.

Tras llamar a la policía, el inspector se presentó en quince minutos. Tras tomarnos declaración, el inspector mandó a sus hombres a buscar a los sospechosos. Mientras, nosotros seguíamos investigando, y descubrimos que había muerto hacía menos de quince minutos.

-Oye, Esmeralda, éstas marcas en el cuello…

-…no coinciden con las marcas de la cuerda actual, está claro…no es un suicidio…

-…es un homicidio-terminé

-Inspector, hemos encontrado a dos de los sospechosos-dijo un hombre de mediana edad, con una chaqueta de color negro-se tratan del amigo de la víctima Nino López, y la chica que estaba enamorada de la víctima, María González. Pero lamentablemente de Susana Gallardo, novia de la víctima, no hemos dado con ella. La portera dice que no ha entrado ni salido nadie del instituto.

-Entiendo, buen trabajo detective Tena

-Oye, Esmeralda, no te parece esto raro, tengo un mal presentimiento con todo esto

-Y que lo digas, yo también lo tengo. Esta cabaña tiene dos plantas, de 3,25 metros cada una. En la planta baja hay un salón, donde ha sido encontrado el cadáver, un cuarto de baño pequeño, con un bidé, un lavabo, un inodoro y un plato de ducha, también había enseres de construcción, como una escalera, ladrillos, azulejos.

-la cabaña también tiene un ancho de 2,50 aproximadamente, era la antigua casa del guarda del cementerio, tras convertir el cementerio en un parque, hicieron aledaño a la casa, el instituto. Desde entonces la cabaña, no se utilizaba, solamente como trastero, porque, el dibujo del azulejo es el mismo que el de la clase, además tienen mucho polvo, pero los muebles, el suelo y la casa en general está muy limpia.

-Y la carta que tenía en la mano, le citaba aquí.

-Sí, no está firmada, pero por la letra, sería fácilmente reconocible por algunos alumnos. Además aún no hemos inspeccionado la segunda planta.

-Ya lo sé, es hora de moverse, ¿No te parece?

-Sí-dije, y tras escuchar un sonido como de agua al caer, añadí-Esmeralda, ¿Has oído eso?

-¡Sí! ¡Viene de arriba! ¡Vamos!

Subimos corriendo las escaleras, y al llegar arriba, en uno de los dormitorios hay unos ganchos para colgar alimentos, y justo allí con uno de los ganchos atravesando su delicado cuello; su sangre manaba a borbotones por todo su cuerpo, y terminó formando un charco a sus pies, se encontraba nuestra tercera y última sospechosa, Susana, la novia de Samuel.

-Inspector, hemos encontrado a nuestra sospechosa desaparecida.

Al subir, el inspector no daba crédito, Susana fue colgada brutalmente, lo que reducía la lista de sospechosos, sólo para Esmeralda y para mí, porque el inspector empezó a hacer deducciones erróneas, mientras la juez de guardia daba la orden de bajar el cadáver y el forense se subió en una escalera para bajarlo, Yo le pregunté a algunos alumnos, sobre si las victimas tenían enemigos, y al llegar al casillero de Susana dentro encontré una carta con el mismo tipo de letra que la de Samuel, se lo conté a Esmeralda y le enseñé la carta, mientras el inspector seguía con las conjeturas.

-Entonces eso explica la carta, Susana le citó para que cortaran, entonces Samuel no lo tomó bien y en un lance la mató, después al ver lo que había hecho se suicidó.

-Moc, teoría errónea inspector, fíjese bien en las marcas del cuello de Samuel y compárelas con las de la cuerda-dije

-No coinciden, ¿Verdad, inspector?-añadió mi amiga.

-Tenéis razón. Entonces…Susana le mató y se colgó en el gancho.

-Erróneo, inspector, a ambos les mataron la misma persona, uno de esos dos-dijo mi amiga

-Un momento, ¿Estás acusándonos de asesinato?-preguntó Nino

-No. Estamos sospechando de vosotros como posibles autores de homicidio-dije-¿Qué estuvisteis haciendo entre tercera hora y el recreo, porqué los de tercero, hoy teníais la tercera hora libre?

-Yo, estuve buscando un bolígrafo que he perdido, tiene mis iniciales en dorado en el borde del bolígrafo, estaba sola-dijo María, una chica con el pelo naranja y los ojos verdes, tenía las manos metidas en los bolsillos.

-Yo estuve en la piscina, con las chicas de natación. Ellas podrán decírselo-dijo Nino

-Muy bien, detective Tena, vaya y pregunte a las chicas-dijo el inspector.

El detective fue a comprobar la coartada, y al volver confirmó que había estado en la piscina con las chicas:

-Pero eso no es todo, inspector, han analizado la soga y no hay huellas.


En ese momento, seguí investigando por la planta superior de la cabaña, hasta que mi amiga me enseñó lo que había encontrado en el dormitorio de matrimonio.

-¡Esto es…!

-Sí…es la prueba que necesitábamos.

-Ya tenemos al culpable, si no nos equivocamos, tiene la prueba del crimen encima. Eso explica su extraño comportamiento.

-Sí. Es hora de que empiece la función.

-Inspector López, sabemos quien es el asesino-dije

-¿Qué? ¿Ya lo sabéis?

-Sí, sabemos quién es, y el móvil que usó-añadió mi amiga-el asesino es…

-…María González-dijimos los dos.

-¿Yo?

-Sí, tú. Estabas obsesionada con Samuel, odiabas a Susana, incluso tuviste varios incidentes con ella, el último esta mañana.-dije

-Pero...eso no es motivo para matarla, soy inocente

-No, eres culpable. Le mandaste la carta a Samuel para quedar aquí, momentos antes de que apareciera Samuel, quedaste con Susana, la mataste y luego le enseñaste el cadáver a Samuel-dijo mi amiga

-Después, Samuel empezó a insultarte y a amenazarte con ir a la policía. Y entonces le mataste, probablemente tenías pensado suicidarte después aquí, pero una aparición inesperada frustró tus planes-añadí

-No está mal. Gran teoría, pero ¿Tenéis pruebas?

-Sí, estas cartas que les mandaste, algunos compañeros vuestros de clase me han confirmado que ésta es tu letra-dije sacando las cartas

-Además, que he encontrado tu bolígrafo en el dormitorio de matrimonio-dijo Esmeralda, sacando un bolígrafo negro con unas letras doradas “M.G.”

-Además, tampoco te has sacado las manos de los bolsillos-dije

-Porqué escondes los guantes ensangrentados en ellos ¿Verdad?-finalizó mi amiga.

La chica se derrumbó y empezó a confesar

-Sí, es como habéis dicho. Estaba enamorada de Samuel, ésa tipa le había echado una maldición, un conjuro. Quería que fuera mío, por si fuera poco todos los tíos babeaban por ella, pensé que si la mataba, él abriría los ojos…pero no fue así. Él empezó a insultarme, me llamó loca, asesina, no tuve más remedio que matarle. Le quería mucho.

-No. No le querías, estabas obsesionada con él, si realmente le hubieras querido…-dije

-…hubieras dejado que ellos fueran felices-completó Esmeralda-en esa relación la que sobrabas eras tú. Simplemente, él no era para ti. Si hubieras querido, hubieras sido feliz.

-Buen trabajo, muchachos. De tal palo tal astilla.

-Muchas gracias, Emilio-dijimos a dúo

-De nada, ¡Es inspector López!

-Vamos hombre, no sea cascarrabias-dije

-Ni que fuera malo nombrarle por su nombre de pila-añadió mi amiga.

Tras terminar el recreo, nos dijeron que nos fuéramos a casa, que las clases se suspendían. Por lo que nos reunimos con Jacinto y Laura en la salida del instituto y nos fuimos a ensayar para el próximo concierto que sería en un mes, por el aniversario de la muerte de nuestra compañera Ángeles Martín. La verdad es que la muerte de nuestra compañera, fue una farsa inventada por nosotros y nuestras madres, para meterla junto a su familia en un programa de protección de testigos, porque al comprar la revista en el quiosco, vio algo que no debería haber visto, o eso piensa “esa persona”. Esmeralda y yo sabemos la identidad del atacante de nuestra compañera, y por más que lo hemos buscado, no la hemos encontrado, y hasta que no demos con “esa persona” Ángeles no podrá volver a hacer vida normal.

Tras el ensayo, me dirigía a casa tras acompañar a Esmeralda a su casa, puesto que nos habían dado las tantas de la noche. Entonces mirando el cielo estrellado me fijé en qué habían auroras boreales.

-“¿Auroras boreales? Aquí hay algo raro”-pensé, en ese momento un rayo de color azul salió desde el centro de la aurora-“¡¿Pero qué…?! ¿Qué ha sido eso?”-entonces el rayo azul impactó contra el suelo y empezaron a abrirse grietas, y una de ellas me tragó.


Desperté en una casa fácilmente reconocible, con dos niños en el sofá, el niño con gafas y pelo castaño, y la niña con el pelo castaño rojizo, entonces un hombre con bigote, gafas y pelo gris me habló.

-¿Qué tal te encuentras?

-Bien-dije, con un poco de sorpresa por el personaje que tenía enfrente- ¿Cómo he llegado aquí, profesor Hiroshi Agasa?

-¿Me conoces?
-Sí. Lo sé todo. Cómo Shinichi se convirtió en Conan-dije señalando hacia el niño- incluso la identidad de la chica a su lado, Ai Haibara

-¡¿Eres un hombre de negro?!-preguntó Conan

-Cálmate Kudo. No es un hombre de negro, pero ¿Te importaría decirnos quién eres?

-Claro. Me llamo Eliseo Martín, tengo 16 años, soy estudiante de secundaria y detective. Ahora que me he presentado, ¿Podríais decirme cómo he llegado aquí?

-No lo sabemos. Ven te enseñaré algo-dijo Haibara, se levantó del sofá y se dirigió hacia uno de los ordenadores del laboratorio-Horas antes de que llegaras aquí, empezaron a verse auroras boreales en el cielo-yo estaba mirando las imágenes del barrio de Beika-esto de aquí es Beika, pero eso no es todo, las auroras boreales se veían a nivel global al mismo tiempo. Horas después te encontramos aquí, y luego el paisaje conocido cambió, conocemos algunas zonas pero...otras no-dijo mostrándome diferentes imágenes, entonces reparé en una muy conocida

-¡Ésta es mi calle!

-¿Sí? Aquí dice Málaga, Andalucía, España.

-Las auroras boreales tienen algo que ver, en cómo has acabado aquí.

-Sí. Y en todo este embrollo-en ese instante reparé en algo-¡¿Eh?!

-¿Qué sucede?-preguntó Conan

-¿Y sí no he sido yo el que ha acabado en Beika, y habéis sido vosotros los que habéis acabado aquí?

-Imposible. ¿En qué te basas para pensar eso?

-Me baso en la imagen que acaba de poner Haibara, ésta es la comisaría de Málaga-dije señalando la imagen- y hay un solar vacío al lado, pero ahora ese solar está ocupado por un edificio similar a la comisaría pero está situado como si a la comisaría la situaras frente a un espejo. Conozco la comisaría cómo la palma de mi mano, ya que mi madre es la comisaria-entonces caí en algo-Profesor ¿Si no le importa, puedo meterme en Internet?

-Claro ¿Pero qué quieres hacer?

-Comprobar algo. Quizás estoy delirando, pero, es posible que las auroras boreales tengan algo que ver con dimensiones paralelas.

-¿Dimensiones paralelas? Claro, eso lo explicaría-dijo Conan-que hayan paisajes que conocemos y otros que no, tiene sentido.

-Y no sólo eso. Si yo estoy en una dimensión paralela, dimensión de la que conozco prácticamente todo, entonces no saldrá nada relacionado con mi mundo en Internet. En cambio si habéis cambiado vosotros, entonces de vuestra dimensión no saldría nada.

-Entiendo-dijo Agassa

-Vamos a ver-dije poniendo en el buscador asesino limpiador Málaga-aquí está. La policía sigue sin estrechar el cerco sobre el asesino limpiador, el cuál tras volver a matar a una jovencita ha vuelto a dejar una navaja en la escena del crimen. La subcomisaria Mónica Pérez ha declarado que están bastante cerca de atrapar al asesino gracias a que, en éste último crimen ha cometido un error irreparable. Ésta es una noticia de mi mundo. También comprobando otras cosas distintas ha salido cosas que esperaban que salieran y que os puede poner en peligro, a ambos.

-¡¿A qué te refieres?!-preguntó Conan

-Mira, Conan, en mi dimensión, todo el mundo sabe acerca de vuestra identidad. Entonces, si se meten en Internet, la organización sabrá sobre vuestro paradero.

-¡Oh no!-dijo el profesor

-Y no sólo eso, si Ran se mete en Internet y pone en el buscador, Conan Edogawa saldrá lo siguiente. Edogawa Conan es un nombre falso inventado por el detective adolescente Kudo Shinichi para ocultarse de la organización, actualmente Shinichi vive en casa de su amiga de la infancia, Mouri Ran, de la que está enamorado. Y te he hecho un resumen. Lo mismo pasa contigo Haibara, si lo ponemos en el buscador, sale tu nombre real, Miyano Shiho.

-Entonces ¿Eso significa que nosotros estamos en tu mundo?-preguntó Agassa

-No lo sé. Puesto que salen noticias de vuestro mundo también.

-Entonces sólo puede ser, si estás en lo correcto sobre los universos paralelos, una “fusión espacio-dimensional”. Espacio-dimensional por el tema de que no solo hemos pasado nosotros, si no que tú también has aparecido aquí, además los edificios también se han traspasado-habló Haibara

-No lo entiendo muy bien, pero, básicamente, todos los paisajes, edificios, barrios y personas de vuestro mundo han pasado al mío, las noticias y redes de Internet igual, pero yo he dejado Málaga, para terminar en Beika ¿Es eso?

-Sí. Por eso es que lo he referido como “Fusión espacio-dimensional” si no sería “Fusión dimensional”

-Entonces, sólo tengo que hacer una llamada desde mi móvil.

-¿Eh? ¿A quién vas a llamar?-me preguntó Conan

-A Esmeralda García, mi amiga de la infancia. También es detective, es la hija de la subcomisaria Mónica Pérez. Le daremos un trabajito para mañana. Si sale bien, pasado mañana llegará ella, con mi equipaje y el suyo-marqué y esperé a que lo cogiera.

-¿Eliseo?-preguntó la voz al otro lado de la línea

-¡Esmeralda, no hay tiempo, ha pasado algo muy extraño…!

-¿Te refieres a las auroras boreales y la aparición repentina de nuevos paisajes?

-Sí, pero eso no es todo…

-Dispara

-Sí. Te va a parecer disparatado pero, estoy con una experta en dimensiones paralelas, y resulta que…estoy junto a Ai Haibara, Conan Edogawa y el profesor Agasa…

-Muy buena broma Eliseo, que haya cambiado el paisaje de todo el mundo no quiere decir que me crea eso. No soy una cría.

-Lo sé. Pero, es la verdad, según Haibara las dimensiones paralelas se han fusionado. Haibara lo ha llamado “Fusión Espacio-dimensional” No ha sido una “Fusión dimensional” porque al momento de la fusión me ha pillado en el centro del meollo y aunque no he abandonado esta dimensión, he aparecido en Beika. La cuestión es que necesito que hagas unas cosas y vengas aquí. Voy a hacer mi parte desde aquí. Quiero que recojas las maletas de mi casa y te vengas a Japón conmigo, también tendrás que inventar una excusa con nuestros padres. Diles lo primero que se te ocurra, y salgas mañana, para llegar aquí en dos días. Te recogeremos en el aeropuerto de Tokio. Eso es todo. ¡Por favor, créeme!

-Voy a creer en ti. Pero como sea broma ¡Haré que te tragues mis puños!-entonces colgó

-Hecho. En dos días llegará. Voy a empezar con mi parte. Profesor Agasa, Haibara ¿Podríais investigar este tema más a fondo? Me gustaría que usted, profesor Agasa dijera en televisión lo que ha pasado. Eso servirá para que se extienda la teoría de la dimensión paralela. Luego, llamaré a mamá y le explicaré todo esto, y le diré que organice un encuentro con la policía mundial y que les trate el tema. Pero para eso necesitamos pruebas sólidas. Si halláis las pruebas de la “Fusión Espacio-dimensional” Conan y yo montaremos el puzzle. En tres días la operación estará completada. Profesor si no le importa ¿Podría quedarme aquí?

-Claro-respondió el profesor

-Lo tienes controlado ¿No? ¿Pero estás seguro de que lo hallará tan rápido?-me preguntó Conan.

-Sí, Haibara lo va a hallar rápido. Si fue capaz de inventar un veneno que encoge personas y a su vez inventar una serie de antídotos experimentales para dicho veneno, lo va a hallar rápido, la clave está en las imágenes de los satélites. La aparición del profesor será a través de los medios de todo el mundo mostrando la teoría, teoría que nosotros dos montaremos, con los datos que recoja Haibara. Ve llamando a Ran y dile cualquier excusa para quedarte, ya que nuestra parte puede ser la más dura.

Conan llamó a Ran y consiguió convencerla para quedarse. Después de unas horas, Haibara halló los datos que demostraban la fusión espacio-dimensional. Conan y yo apenas tuvimos trabajo, puestos que las imágenes hablaban por sí solas.

-Como suponíamos, las auroras boreales tenían algo que ver.-dije

-Sí. Ahora digo ¿Qué querían lograr con hacer una fusión dimensional?-preguntó Conan

-No lo sé. Quizás poder, o puede que territorio, quizás busquen extender sus dominios más allá de un mundo o de otro, o puede que un poco de todo.

-Eliseo…¿Crees que la organización tendrá algo que ver?

-Puede ser. Pero la organización es, ahora el menor de nuestros problemas. En mi mundo hay mafias que son iguales que la propia organización de los hombres de negro. Y no una ni dos, si no muchas más, no se pueden ni contar. Y todas buscan lo mismo, poder sobre las demás. Esto sólo nos puede complicar un poco más el destruir la organización.

-¿Nos complica?

-Sí. Mientras dure la fusión espacio-dimensional, os ayudaré en ese tema. Y estoy seguro que Esmeralda estará encantada de ayudar.

-Ahora sólo tenemos que preocuparnos de preparar la intervención del profesor en los medios, dentro de tres días. ¿No?

-Sí. Será todo como lo planeamos. Si va todo bien, se solucionarán los problemas en las diferentes comisarías, en los colegios, los parques de bomberos, hospitales, e incluso en las distintas sedes gubernamentales mundiales.

-¿Tantos sitios? ¿Estás seguro?

-Sí, quizás no conozca otras ciudades, pero mi ciudad la conozco cómo la palma de mi mano. En esta imagen de satélite-dije mostrando una imagen de dos edificaciones similares, era mi instituto-vemos mi instituto y el edificio de al lado es éste mismo instituto, pero el de vuestro mundo. Lo mismo sucede con los parques de bomberos, hospitales, comisarías, sedes gubernamentales…

-Eso lo explican los datos de Haibara, ya la has oído. Las construcciones son similares, pero hay zonas de tu mundo que no las tenemos en el mío y viceversa, tampoco las existencias son las mismas. Tú no existes en mi dimensión y yo no existo en la tuya, al menos no de forma física ¿Verdad?

-Estás en lo cierto.

El tiempo pasó rápido, y allí estábamos, esperando en el aeropuerto, la llegada de Esmeralda, la cuál apareció poco después. Traía una camiseta de color rojo y una falda de color rosa oscuro con franjas rojas.

-Hola, Esmeralda-dije, ayudándola con las maletas-me alegro de verte.

-Yo también, pero…¿Me puedes decir cómo demonios has acabado aquí? Pensé que te estabas quedando conmigo, pero ayer no viniste a clase y tu madre me dijo que no volviste a dormir. ¡No sabes lo preocupada que me tuviste!

-Lo siento, Esmeralda. Después hablamos y te cuento.-me volví hacia mis acompañantes-ella es mi amiga de la infancia, se llama Esmeralda.

-Encantado, quizás me conozcas, pero soy el profesor Agasa Hiroshi.

-Hola, encantada

-Mucho gusto, soy Edogawa Conan

-Encantada, pequeño detective

-Encantada, soy Haibara Ai

-Mucho gusto, pequeña científica. Deberíamos irnos. Hay algo que quiero decir, pero tenemos que esperar a estar en el coche.

-De acuerdo.

Cuando llegamos al coche, Esmeralda empezó a hablar

-Tenemos un problema, Eliseo. Resulta que la policía ha conseguido estrechar el cerco sobre el asesino limpiador, pero…han asesinado a otra joven con el mismo modus operandi, pero la diferencia es que éste asesino ha dejado el escenario lleno de pruebas contradictorias. Se creía que no era la misma persona, pero nuestras madres, no sabían que hacer ahora, estaban confundidas y no sabían como continuar. Después de dos horas, consiguen identificar al culpable, y se dirigen hacia su domicilio, sólo para encontrarlo asesinado con la cabeza separada de su cuerpo y una navaja en su mano derecha con sangre y huellas de la víctima. Eso es todo.

-Así que volvemos al principio ¿No? Supongo qué te debo una explicación sobre cómo acabé aquí. Bien, no sé exactamente cómo acabé aquí, pero observé un fenómeno extraño y muy raro, auroras boreales y después un rayo azul impactó contra el suelo abriéndose grietas y una de esas grietas me tragó y aparecí aquí. Eso es todo lo que sé.

-Entiendo. Supongo que no hallaremos pruebas así como así sobre éste fenómeno tan extraño.

-Te equivocas, ya hemos encontrado las pruebas, gracias a Haibara-el que habló fue Conan-pero antes, Eliseo, dime una cosa, anoche me dijiste que no habías salido de tu ciudad nunca, pero entonces ¿Cómo sabes japonés tan bien? Incluso Esmeralda también conoce bien el idioma, en cambio antes habéis hablado en español y nosotros hemos cogido muy poco de lo que habéis dicho.

-¿Cómo? ¿Es que no les has contado nada?-me preguntó Esmeralda

-Con el plan de demostrar la teoría de los universos paralelos, no he tenido tiempo de comentar nada, pero lo haré ahora. ¿Has traído lo que te pedí?-con su gesto de afirmación continué- Cómo bien dije cuando me presenté soy estudiante de secundaria y detective, pero al mismo tiempo, también invento artilugios. No he hecho muchas cosas porque ser detective me gusta más, pero uno de los artilugios es un auricular traductor, gracias a ese auricular puedes hablar cualquier idioma, y en solo dos días hablando en dicho idioma, lo aprendes al 70% más o menos si ese idioma no lo conoces, por poneros un ejemplo si utilizarais el auricular en una conversación con Esmeralda y yo, mientras tengáis el auricular todo lo escucharéis en japonés, pero al hablar, hablaréis español

-Ya veo. Es un artilugio interesante-dijo Conan-Volviendo al asunto de las auroras boreales, ¿Has pensado ya cómo se hará la aparición del profesor en televisión?

-No-ese comentario hizo que tanto Haibara como Conan, rodaran los ojos-Pero eso estará planeado de aquí a seis horas.

-¿Estás seguro?-me preguntó Haibara

-Sí. Con los cuatro pensando en ello, estará más que planeado.


Efectivamente, en seis horas estaba todo planeado, y la aparición del profesor en los medios de comunicación fue un éxito, entonces todo el mundo hablaba acerca de la teoría de las dimensiones paralelas. Eso indicaba que era el momento de hablar con mi madre. Marqué el número de teléfono de mamá y esperé a que contestara.

-¿Hijo?

-No. Soy el vecino. ¡Pues claro que soy yo, mamá!

-¡No sabes lo preocupada que nos tienes a tu padre y a mí! ¡¿Cuándo vas a volver a casa?!

-No puedo, aún. Esmeralda está conmigo. Tienes que escucharme, ¿Has visto la retransmisión del programa de las auroras boreales y las dimensiones paralelas??

-¿Eh? ¿A qué viene eso? Claro que lo he visto, ¿Tiene eso algo que ver con que no puedas volver?

-Más o menos, ¿Recuerdas ése anime que Esmeralda y yo veíamos de pequeños, y que Mónica y tu os sentabais a verlo, de vez en cuando con nosotros?

-Sí. “Detective Conan” ¿Qué tiene que ver eso con lo que estamos hablando?

-Tiene que ver todo. Porque nuestra dimensión y la de Conan se han fusionado en una, Esmeralda está ahora mismo contándoselo a Mónica, y yo te pondré en antecedentes. Hace tres días, observé unas extrañas auroras boreales, después un rayo de color azul impactó contra el suelo, abriéndose grietas en el mismo y una de esas grietas me tragó. Entonces desperté en…casa del profesor Agasa, junto a Conan y Haibara. Entonces investigamos lo de las auroras boreales, llamé a Esmeralda y la cité a que viniera aquí, a Beika. Entonces, cuando ella llegó, planeamos la intervención del profesor en la tele. Eso es todo. Te llamaba, para decirte que, la siguiente fase del plan, es que te reúnas con la policía mundial en una junta para ésta semana, incluyendo a la comisaría de Málaga adyacente a la tuya. Si esto sale bien, ya no tendremos que preocuparnos en futuros casos, que pueden dar pie a confusiones entre comisarías.

-Entiendo. Lo haré.

-Gracias. Otra cosa, cuidado con lo que dices, puedes poner en peligro a Conan y a Haibara.

-Lo sé. Sigues sospechando acerca de que el jefe de la organización es un policía de alto rango ¿no?

-Si. Pero no es de lo único que sospecho, pero ya te diré más adelante, antes tengo que comprobar algo. Esmeralda se ha traído nuestras cartillas bancarias, y nuestras carteras, me gustaría que me ingresaras dinero en la cartilla, ya que quiero alquilar un apartamento junto a Esmeralda, no podemos seguir abusando de la confianza del profesor. También me matricularé en el instituto Teitan, junto a Esmeralda. Ayudaremos a Kudo aquí.

-¿Estaréis bien ahí solos? ¿Y sí os encontráis con ésa organización y os da el veneno?

-Serías la primera en saberlo. Te lo prometo. No haremos locuras. Díselo también a Jacinto y a Laura, puede ser una ricachona metomentodo, pero sé que se ha preocupado bastante cuando he desaparecido. Díselo también a Ángeles.

-¿Eso significa que Estigia6 se rompe?

-No. Pero…después de esto debemos hacer un concierto en Beika. Se lo debemos.

-Está bien, al menos volveréis para el concierto aniversario ¿no?

-No. Volveremos una semana antes. En esa semana, tendremos que pillar a “esa persona”. Si no, el concierto será un desastre.

-Cuenta con mi ayuda.

-No. No será necesario. Estáis muy liadas con el caso del asesino limpiador cómo para preocuparos de esto. Éste es nuestro caso. Jacinto está enterado de todos los detalles, salvo el hecho de que Ángeles está con vida. Si pasa algo él me informará y regresaremos.

-Claro. Tened cuidado. Cuidaos. Adiós

-Vale. Adiós.

Esmeralda aún seguía hablando con su madre, como Haibara y el profesor salieron a comprar y no habían vuelto, fui a hablar con Conan para aclarar algunas de mis sospechas.

-Conan, necesito que me respondas a una pregunta, antes de que llegue Haibara. Tu sabes quién es ese tal Okiya ¿Verdad?

-Okiya es Okiya. No puede ser nadie más. Si quieres saber porque confío en él es porque me ha dado motivos para confiar en él. Desde hace bastante tiempo, ¿Cómo lo has sabido?

-Te lo contaré algún día, con más tiempo. Tus palabras sólo me confirman algo, que es él ¿verdad?

-Sí. Cómo dice el dicho: “mantén cerca a tus amigos pero aún más cerca a tus enemigos”

-Afortunadamente, nadie va a tener que mantener cerca a su enemigo, por ahora. Eso me confirma algo, el siguiente movimiento de Bourbon. Quiere infiltrarse en el FBI, y conseguir información de Sherry y de ti.

-¿N-Nani? ¿Estás seguro?

-Hai. Tan segura cómo que Haibara y a ti os encogieron. Se ha disfrazado de Akai, y va por ahí haciendo cómo que ha perdido la memoria, para entrar al FBI. No deberías exponerte, podrías poner en peligro a Ran y a Kogoro-añadió una voz en la puerta del salón, al girarnos, vimos a Esmeralda apoyada en la puerta.

-Está bien. No me expondré mucho.

En ése momento volvieron Haibara y el profesor, preparamos la cena y después de cenar Conan se marchó a la agencia Mouri.
avatar
Bast
E'lir Simpatista
E'lir Simpatista


Volver arriba Ir abajo

Re: Estamos en Beika

Mensaje por kirsh el Vie Dic 07, 2012 5:43 pm

¡¡¡Guau!!! mola, pero en la serie yo no he visto tanto, solo quando Bourbon se aloja en casa de Shinichi....que morra, no tranquilo no pasa nada.
Solo decir que esta muy bien y que podrias avisar cuando tengas los otros capitulos, ¿porfavor?
avatar
kirsh
Re'lar Secretario
Re'lar Secretario


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.