Tres días de Kvothe
Últimos temas
» Cadáver Exquisito
por Szao Hoy a las 4:54 pm

» ¿Qué estás escuchando?
por Szao Hoy a las 4:53 pm

» Confieso que...
por Rune Hoy a las 3:10 pm

» Buena existencia a todos~
por Rune Hoy a las 10:58 am

» Los piratas de Vesumbri
por Szao Hoy a las 1:28 am

» Escribe una estrofa para la canción "Calderero curtidor"
por Szao Hoy a las 1:18 am

» Un dibujillo de Devi~
por Salamandra Ayer a las 10:13 pm

» Frases de autor <<evidente>>
por Rune Ayer a las 8:45 pm

» 3 cosas sobre mí
por Títere Ayer a las 4:39 pm

» Define al usuario anterior con 7 palabras.
por Títere Ayer a las 4:35 pm

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Sondeo

¿Qué personaje de la saga se ganó tu odio?

51% 51% [ 471 ]
19% 19% [ 172 ]
2% 2% [ 14 ]
16% 16% [ 147 ]
5% 5% [ 42 ]
2% 2% [ 17 ]
6% 6% [ 57 ]

Votos Totales : 920

Twitter
Twitter

"La mentirosa historia de alguien que ama la verdad II" - Pasado

Ir abajo

"La mentirosa historia de alguien que ama la verdad II" - Pasado

Mensaje por Skulduggery el Vie Oct 24, 2014 9:09 pm

Como bien nos ha enseñado Pat, las grandes historias hay que contarlas desde el principio. Para tu desgracia, esta no es una buena historia, aunque empiece por el principio.
       Continuando con la comparación, Kvothe es un chico de origen humilde, que tuvo unos maestros que le enseñaron todo lo que su desarrollada memoria pudo retener. Yo también soy un chico de origen humilde, no un Ruh, pero digamos que la pobreza no me es ajena. De igual manera, también tuve maestros ¿Sabes? No me refiero, claramente, a los de la escuela (aunque alguno sí que fue un buen maestro) tampoco me refiero a simpatistas (estamos hablando de una historia del mundo real), me refiero más bien a adultos que por su inteligencia despertaron en mi tierna mente un deseo de comprender y de saber, del cual les estoy muy agradecido. Sin embargo, la principal diferencia entre sus maestros de la infancia y los mios, es que los suyos fueron gente como Ben: Saben muchas cosas, quieren enseñarte muchas cosas y saben cómo enseñártelas. Así él aprendió como actuar, los principios básicos de la simpatía, malabares, miles de obras de teatro, a tocar el laud… Yo, en cambio tuve maestros más parecidos a Elodin: Saben mucho, no siempre les apetece enseñarte y si lo hacen es de una forma tortuosa y complicada. ¿Te imaginas que habría sido de Kvothe si todos sus maestros de la infancia hubieran sido como Elodin? Probablemente habría sabido salir impune, gracias a su capacidad de observación, a su memoria…y  bueno, a ser el protagonista.
         Yo no tengo tanta suerte, mi memoria es quebradiza como el cristal. Aun así aquí estoy y parece que aquí seguiré. Ahora cuéntame ¿Has tenido maestros que te hayan allanado el camino? ¿Cómo eran?


Última edición por Skulduggery el Jue Nov 27, 2014 10:47 pm, editado 1 vez
avatar
Skulduggery
Guíler
Guíler


Volver arriba Ir abajo

Re: "La mentirosa historia de alguien que ama la verdad II" - Pasado

Mensaje por Feren el Vie Oct 24, 2014 9:15 pm

Si, a los 12 años tenía uno que ya no está en mi pueblo (el cabrón se ha ido a Bilbao) que te enseñaba justo al contrario de los demás. Me explico:
este maestro no te enseñaba con exámenes, no te enseñaba a memorizar una teoria. Incluso su conducta era un poco rara y nos hacía gracia. Ahora que lo comprendo, se como intentaba enseñar. Nos intentaba enseñar intentando que nos lo pasáramos bien y despertando nuestras ganas.
Otro que debería destacar por respeto al buen hombre. Este maestro nos enseñaba moralidad por decirlo alguna manera mediante historias de su vida, películas...Incluso alguna vez he tenido un debate con él en clase.
Siento que todos estos sean de clase, pero otros maestros que debo destacar de fuera son mis padres, y creo que todos ellos son maestros en cierto modo.


Spoiler:
avatar
Feren
Conocedor del mundo
Conocedor del mundo


Hoja de Personaje
Nombre: Caleb Ranerus
Sexo: Hombre
Edad: 31

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.