Tres días de Kvothe
Tres días de Kvothe
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Últimos temas
» Mi Presentacion
por jonatjan Hoy a las 2:01 am

» Presentación
por Knessa Hoy a las 1:06 am

» Elige al mejor personaje (videogame edition)
por Edeus Ayer a las 8:14 pm

» 10 libros que tengan...
por Edeus Ayer a las 8:09 pm

» Escrales
por Maestro de los Carromatos Ayer a las 8:04 pm

» La Mancomunidad duerme 2.0
por Bóreas Miér Sep 23, 2020 10:24 pm

» "Lo que voy a contaros pasó hace mucho tiempo" Eje cronológico
por Kvothe Ciridae Lun Sep 21, 2020 9:59 pm

» Sumario Especulativo 18: "Mirar demasiado puede impedirte ver" Especulaciones sobre como nos engañan nuestros ojos
por Kvothe Ciridae Lun Sep 21, 2020 8:30 pm

» Presentación de Danivivi1
por Kvothe Ciridae Lun Sep 21, 2020 6:04 pm

» ¿Qué estás escuchando?
por Exez Dom Sep 20, 2020 2:28 pm

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Sondeo

¿Qué personaje de la saga se ganó tu odio?

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 03101152%Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 031012 52% [ 510 ]
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 03101118%Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 031012 18% [ 179 ]
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 0310112%Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 031012 2% [ 15 ]
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 03101117%Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 031012 17% [ 165 ]
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 0310114%Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 031012 4% [ 42 ]
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 0310112%Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 031012 2% [ 18 ]
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 0310116%Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 031012 6% [ 59 ]

Votos Totales : 988

Twitter
Twitter

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Página 5 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Sáb Feb 22, 2020 3:07 pm

El miembro 'Aliethz' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


#1 'Niebla (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Niebla19 Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Niebla17 Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Niebla19

--------------------------------

#2 'Atacar (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Abord110 Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Abord510
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Edeus el Sáb Feb 22, 2020 3:18 pm

Eluterio, sujétate fuerte, que vamos al ataque.

Spoiler:
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Pirate-ship-at-giants-pirates-game-in-san-francisco

Yo iba a guardarme las balas para Harv, pero me habéis obligado.


Última edición por Edeus el Sáb Feb 22, 2020 3:20 pm, editado 1 vez


We all go a little mad sometimes.
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Blank-vector-label-shapes
Edeus
Edeus
Conocedor del mundo
Conocedor del mundo


Hoja de Personaje
Nombre: Aiden Maxwell
Sexo: Hombre
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Sáb Feb 22, 2020 3:18 pm

El miembro 'Edeus' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


'Atacar (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Abord610 Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Abord110
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Expo el Mar Feb 25, 2020 11:44 am

CRÓNICAS DE LOS PIRATAS DE VESUMBRI



Capítulo 15: F

Con la llegada de Exez a la isla, Nicolás Calentao reclutó al segundo Revanchista, sin darle básicamente información. Solo una misión, y muchas preguntas sin responder. Exez quiso preguntarle qué era todo aquello, a qué organización acababan de unirle, pero Nicolás ya había desaparecido.

*más sonidos dramáticos de truenos*

Cuando Exez llegó a la aldea, decidió dirigirse a la casa pequeña con la puerta entreabierta. Encontró a una pareja abrazada, llorando. Cuando le vieron entrar, la mujer se pasó el brazo por los ojos y sorbió con la nariz.

Neigno: ¿Otro pirata?

Ambos se miraron, con duda, y luego la mujer siguió hablando.

Neigno: ¿Eres de la tripulación del otro pirata que vino antes? ¿Sabes algo de nuestro hijo? ¿Le habéis encontrado?

Exez arqueó una ceja, esperando explicaciones de su parte.

Unweid: Neigno, creo que no sabe de qué estamos hablando.

Ambos le miraron, esperando explicaciones de su parte.

Exez: Al único navío al que pertenezco es al mío, y todas las aguas por las que navega le pertenecen a ella. *Le rugen las tripas y los mira con los ojos entreabiertos.* ¿Tenéis algo que no sea carne humana por aquí?

Unweid: Nosotros no comemos carne humana. ¿Qué te crees que somos?

Neigno: Unweid, tranquilo.

Unweid: Estoy harto de que todos vengan aquí pensando que somos unos monstruos.

Unweid se dio la vuelta y apoyó las manos en la mesa, resoplando fuerte.

Neigno: Tenemos un caldo que hemos hecho esta mañana... pero, si no eres parte de la trpulación del otro pirata. ¿Puedes ayudarnos? Nuestro hijo ha desaparecido. Creemos que ha ido a la zona donde viven los caníbales, más allá de la aldea. A saber qué le estarán haciendo. Si te damos un poco de caldo. ¿Puedes por favor buscarlo?

Exez se sentó en el taburete de madera más cercano a sus yagados pies.

Exez: ¿Cómo lo reconoceré?

Neigno: Es fácil de reconocer. Bajito. Y pelirrojo. No encontrarás otro chico de trece años pelirrojo en la isla.

Exez: Con trece años ya deberían empezar a salirle pelos en los huevos. ¿Habéis discutido?

Neigno: Todos los días. Es... un niño difícil. Pero no creo que se haya escapado. Al final siempre acabamos bien.

Exez: No creo que el chaval sea imbécil. ¿Por qué se habría ido hacia los caníbales?

Neigno: No es imbécil, pero... es un poco ingenuo. Los caníbales le han comido la cabeza. Lleva meses diciendo que quiere unirse a ellos y no conseguimos hacerle entrar en razón. Le decimos una y otra vez que lo que hace esa gente no está bien, pero él está empeñado en que ayudan a la comunidad. No entiende que tienen la culpa de todo y que Telhu no acepta ese tipo de comportamiento.

Exez: Vuestro hijo estará bien. No os preocupéis por él, volverá cuando tenga que hacerlo. Si lo encuentro lo traeré, a no ser que vuelva él solito antes. Gracias por la comida.

Agradeciéndoles su hospitalidad, salió de la casa, dispuesto a buscar más información. Llamó a la puerta de la casa central de la aldea y le abrió una mujer de mediana edad.

Lilith: Papá, tenemos visita. Otro pirata.

Deik: Lil, el otro no era un pirata, era un respetable asesor fiscal. Pero este sí que es un pirata. Se le ve. ¿Quieres algo de nosotros?

Exez: Estoy buscando. ¿Coméis carne?

Deik: Jiajajja. Sí. Normalmente ciervos.

Exez: Se ha perdido un chaval. ¿Ha pasado la noche aquí? *Saca su petaca de whisky y humedece los labios.* Sus padres están preocupados.

Deik: ¿El chaval de Neigno y Unweid? Ni idea. No le veo desde ayer. ¿Se ha escapado? Jiajajja. No me extraña.

Exez lo miró con curiosidad, esperando que siguiese hablando. Deik adoptó un gesto más serio, pero rápidamente se relajó.

Deik: Bah, qué más da. Los rumores vuelan rápido y todos lo sabéis ya. Los caníbales nos permiten sobrevivir a la hambruna, pero Neigno y Unweid siempre han estado en su contra. Creen que Telhu nos está castigando por su culpa. El caso es que al chaval le pirran los caníbales, ¿sabes? *hip* Los considera sus héroes. Siempre decía que cuando creciese se uniría a ellos para salvar a la aldea.
Oye, ahora que lo pienso, igual es eso lo que ha ocurrido. No me parecería nada raro.
Aunque me preocupa... los caníbales no aceptan a cualquiera, ¿sabes? *hip* No quieren que viva gente allí que no esté comprometida con la causa. Con el tiempo se han vuelto un poco ególatras. Ahora hay que pasar una prueba. Si el chaval se ha empeñado en hacerla... espero que esté bien.
Lil, relléname el vaso, que se me ha acabado el vino.

Exez le ofreció un trago de su petaca.

Deik: Oh, gracias, whisky del bueno. Me caes bien, jiajajaja. ¿Estás buscando al crío? Yo preguntaría a los caníbales. Igual ha ido allí. No te van a hacer nada, créeme. Más allá de lo que opinen esa pareja de pesados, son gente respetable.

Ambos se callaron por unos segundos. Exez empezó a observar a Lilith haciendo cosas.

Deik: Hey, ¡se mira pero no se toca! Jiajajaja.

Lilith: Padre, por favor...

Deik: No te sonrojes ahora, que bien que te tiraste a ese que vino hace un tiempo.

Deik se dirigió a Exez de nuevo.

Deik: Bueno, ¿qué piensas hacer? Me gustaría seguir pasando el rato contigo, pero tengo que prepararme para la asamblea de esta noche.

Exez: ¿Asamblea? ¿A caso eres pirata?

Deik: Telhu me libre, no. La asamblea de cada ciclo entre las aldeas mayores de la isla. Decidimos cómo afrontar las penurias y los que no saben ganarse la vida nos parasitan a los ricos. Una pérdida de tiempo, pero hay que tragar.

Exez: Una pena que no hayan invitado al Rey.

Deik: Jiajajja. Me temo que vosotros los piratas no tenéis cabida en nuestras asambleas. Y ahora, si me disculpas... *hip* Lil, acompaña a este señor a la puerta.

Antes de marcharse, Exez le ofreció a Lilith la posibilidad de escapar de su vida de esclava uniéndose a su barco por la noche e hizo un ademán, dispuesto a partir hacia la zona de los caníbales.

Lilith: Espera. Gracias... por la proposición. Pero no quiero irme de aquí. Aún, al menos. Aunque sí tengo algo que pedirte.

Lilith sacó disimuladamente una pequeña cajita de su vestido y se la ofreció.

Lilith: Mi pareja está en las montañas, investigando sobre… sobre las desgracias de la isla. Cree que hay gato encerrado en lo que ocurre en las isla, que Tehlu no es quien ha causado esto. Da igual. Lleva allí muchos días, y yo no me atrevo a ir tan lejos ¿Podrías llevarle esto, por favor? Sé que ir tan lejos te llevaría todo el día, pero te lo recompensaría generosamente.

Exez aceptó, pero le dijo que primero debía encontrar a otra persona. La palabra de un pirata era la palabra de un pirata.

Lilith: Oh, bien. Si tienes tiempo cuando hayas encontrado a ese niño, entonces, vuelve aquí. Tengo una brújula que te guiará en las montañas, pero prefiero darte todo cuando te dispongas a ir.

La zona de los caníbales era como un campamento con unas pocas casas. Los habitantes del lugar parecían haber visto a Exez desde lejos, porque había un grupo esperándote. Una mujer alta y musculosa se acercó a él. Todos la miraban, expectantes.

Rewhese: Habla Rewhese. Tú no eres de por aquí. Si no tienes nada que ofrecernos, mejor vuelve por donde has venido.

Exez no perdió el tiempo. Se presentó y preguntó a Rewhese si había visto al chaval.

Rewhese: Te diré lo mismo que le dije a ese par de pesados; no está aquí. Inspecciona nuestro poblado si quieres. Aquí ahora mismo solo hay adultos y algún adolescente. Pero... sí que vino, hace tiempo. Si se ha escapado, igual está haciendo la prueba.

Le preguntó sobre la prueba.

Rewhese: En el Gran Bosque es posible encontrar un extraño animal enorme si vas solo y en silencio. No es... una exigencia, pero es una buena muestra de destreza y dedicación. Igual el crío ha decidido ir a cazar uno para impresionarme. Espero que esté bien...

Antes de irse, intentó recopilar más información sobre el chico. Rewhese casi no lo conocía, pues sus padres no le dejaban acercarse. Claramente no tenía muy buena opinión de ellos. Exez quería seguir hablando, pero en ese momento una voz se escuchó desde una de las tiendas cercanas.

Hombre: Rewhese, ¡tenemos que determinar qué porcentaje de cosecha debe Deik!

Rewhese: ¡Pero si ya lo habíamos acordado!

Hombre: Es que Enwen no está convencido...

Rewhese: ¡Ya voy, ya voy! Bueno, pirata, te dejo.

Y, tras darle algunos avisos sobre los peligros del bosque, marchó hacia la tienda. Exez, por su lado, decidió volver a la aldea y dirigirse al guardia que parecía impedir la entrada al bosque de pinos. Nada más acercarse, levantó su mano.

Tamish: Habla Tamish. No se puede pasar.

Exez: Por qué.

Tamish: Hace dos días un par de piratas estuvieron cazando ciervos en el bosque y no queremos que se realice una caza descontrolada, por lo que hemos decidido impedir el paso a los piratas por un tiempo. Últimamente vienen demasiados extranjeros.

Exez: ¿Comes carne?

Tamish: Sí.

Hizo un gesto de asco y le preguntó sobre un niño pelirrojo.

Tamish: Oh... hoy no he visto a ningún niño, pero ayer pasé también el día aquí y me suena haber visto a un niño yendo hacia el Gran Bosque.

Exez indagó. Quería saber todo lo posible de aquel bosque antes de dirigirse a él.

Tamish: Pues... es un bosque. Grande. En sus profundidades ocurre algo extraño, al parecer. Yo nunca he ido, lo tenemos prohibido, pero se cuenta que, si vas más allá de la decimotercera fila de árboles, cae una maldición sobre ti.

Exez: ¿Qué tipo de maldición?

Tamish: Se dicen cosas muy diferentes. Que un fantasma toma posesión de tus armas y estas te persiguen hasta el fin de tus días. Que te quedas totalmente mudo... nunca he visto a nadie traspasar la decimotercera fila, así que no sé qué ocurrirá realmente.

Exez empezó a dar vueltas por la aldea, reflexionando.

Exez (pensando): Suena a que alguien, probablemente Los Revanchistas o Deik, en una especie de monopolio, quieren evitar que la gente entre en ese lugar, ya sea para ocultarse o para exportar los alimentos que habitan dentro. Y a raíz de eso la gente por miedo a entrar dejó de entrar, y se originó el canibalismo en una especie de complot para que cuanta menos gente hubiera, más fácil sería dominarla, y por ende menos personas se entrometerían en los asuntos que hay ahí.

Miró a las montañas. Si se dirigía allí, perdería todo el resto del día, y el niño parecía estar en el Gran Bosque... ¿si iba a buscarle, tendría tiempo de ir a las montañas? Rescatar al niño probablemente no le supondría ninguna recompensa, salvo quizá alguna lágrima de Telhu en agradecimiento, y es posible que el novio de Lilith supiera algo sobre los revanchistas y pudiera preguntarle. Claro que...

Volvió a la casa de los padres del chaval.

Neigno: ¿Sabes algo nuevo de nuestro hijo?

Exez: No está con los Caníbales. Tampoco en el bosque de los pinos. Deik tampoco lo ha visto. Probablemente se encuentra en el Gran Bosque, tratando de cazar a una bestia para impresionar a los caníbales y unirse a ellos. El guardia del bosque de los Pinos lo vió ayer ir hacia ahí.

Neigno: Oh, por Telhu... ¡no pensaba que nuestro hijo pudiese ser tan estúpido! ¿Ir a cazar a un Rakasha? ¡En qué estará pensando, maldita sea! ¿Puedes ir a buscarle, por favor? Oh, espero que siga vivo... Ese bosque es muy peligroso. Un niño no debería entrar ahí.

Les preguntó por qué no iban ellos a buscarle, ahora que sabían dónde podía estar.

Unweid: Sí... si no estuvieras aquí, iríamos. Pero somos una pareja de humildes aldeanos que poco pueden hacer contra las bestias del bosque. Telhu, en su bondad, ha debido traértenos para que le rescates.

Neigno: No me gusta quedarme aquí mientras mi hijito pueda estar en peligro, pero solo te molestaríamos.

Exez pensó unos segundos y decidió ir en su busca, pero con una condición.

Exez: Si el chaval sobrevive, dejadle ser libre.

Neigno: Lo será. Se volverá un gran hombre y vivirá su vida bajo los designios de Telhu. Hasta entonces, le cuidaremos y guiaremos. Aún es solo un niño.

Exez: Quizá ese momento ya haya llegado.

Y marchó en busca del crío. El frondoso bosque se expandía en todas direcciones. En solitario, comenzó a explorar el mar de árboles, cuidándose de no traspasar la decimotercera línea. Tras un buen rato andando en silencio, vio un ciervo a lo lejos, pero mientras se acercaba a él escuchó el sollozo de un niño en otra dirección, por lo que corrió hacia ella, ignorando al ciervo.

No muy lejos de donde estaba, encontró al niño peleando contra un gigantesco animal cuadrúpedo. Parecía una especie de elefante sin cuernos y peludo. Antes de que pudiera hacer nada, vio como el animal acometió contra el niño y lo tiró al suelo, dejándole una herida de la que emanaba gran cantidad de sangre.

Exez esperó a que el animal volviese a atacar, dispuesto a atacarle por sorpresa y matarlo. Por desgracia, no saltó a tiempo y cuando acabó con su vida, el chaval ya estaba entre sus fauces, muerto.

El pirata tenía varias opciones. Podía llamar a su tripulación y transportar el gran cadáver a la aldea; posiblemente se sacaría un buen pico. El problema es que eso le llevaría el resto del día. Al final, decidió tomar el cuerpo del chaval y dejar el Rakhasa yaciendo en medio de la tierra y el barro.

Un rato después llegó a la aldea y fue a la casa de Neigno y Unweid.

Unweid: Oh, no, ¿e... es...?

Ambos empezaron a llorar, tomaron el cadáver y lo cubrieron con unas sábanas. Neigno, que estaba manteniendo mejor la compostura, se acercó a Exez con algo en la mano.

Neigno: Gracias por traerlo. Que Telhu lo cuide en su descanso eterno.

Puso su mano sobre la del pirata y este notó el peso de algo pequeño. Era una lágrima de Telhu.

Los abrazó, les dio el pésame y se fue a la casa de Deik. La puerta estaba cerrada, así que la aporreó.

Deik: ¡Ya va, ya va!

Lilith abrió la puerta.

Deik: ¿Tú otra vez? ¿Qué quieres?

Les contó lo que había ocurrido con el niño.

Deik: Qué desgracia. Si no hubieran sido tan estrictos con él... si es que ya sabía yo que el niño iba a acabar así.

Mientras Deik hablaba, Lilith le dio la cajita y la brújula a Exez a escondidas. Poco después, el pirata ya estaba escalando la montaña.

Siguiendo la extraña brújula, que empezó a dar vueltas como una loca cuando se acercó al destino, encontró a un joven tomando notas en la entrada de una cueva.

Joven: Anda, otra persona. ¿Qué te trae por aquí?

Exez: ¿Qué haces aquí, eres escribano?

Joven: Ni de lejos. Se nota que no eres de por aquí, así que no hay necesidad de mentir. Soy parte de una compañera minera y estamos buscando puntos de extracción. Hace poco nos enteramos de que estas montañas parecen ser tremendamente ricas en piedra imán, así que he venido a investigar. ¡Efectivamente, lo son! Es como si esta montaña fuese de oro. Me voy a hacer rico. ¿Y tú, entonces? ¿Qué haces en las montañas?

Exez: Soy Exez. Rey Pirata del Vesumbri. Me he perdido.

Le enseñó la brújula, con una macabra sonrisa en el rostro.

Joven: Yo soy Combhel. Espera, eso es... ¿de dónde has sacado esa brújula?

Exez: Me la regaló una amable joven en uno de mis viajes. Me ha traído hasta aquí.

Combhel: ¿Puedo cogerla un momento?

Se la prestó, agarrando la empuñadura de su sable con la otra mano. Combhel tomó la brújula y miró su reverso, revelando lo que parecen ser unas iniciales. En su rostro aparecieron signos de terror.

Combhel: ¿Qué te ha pedido Lilith que hagas? ¿Por qué no puede dejarme en paz?

Exez: ¿De qué conoces a Lilith?

Combhel: Es mi... exnovia, por así decirlo. Una loca que se enamoró de mí y ahora está muy muy cabreada.

Al observar el rostro del pirata, Combhel se puso más nervioso.

Combhel: Mira, verás. El caso es que cuando llegué aquí me ligué a la hija del jefe para ganarme un poco de respeto, ¿sabes? Que no me mirasen con malos ojos. Camelarme un poco a la gente de por aquí para que no den problemas o se unan al negocio. Pero nada; todos se ponen como locos en cuanto se enteran de que quiero toquetear la montaña. ¡Panda de lunáticos! La idiota de Lil, por otro lado, se enamoró de mí, pero caerle bien a una sola persona no me sirve de nada, así que acabé yéndome por mi cuenta. No veas el cabreo que se pillo. ¡Casi no salgo vivo de ahí!
Le di esta brújula magnética cuando aún estábamos bien. Conecta con la piedra imán que siempre llevo conmigo, así que no intentes engañarme. ¿Qué te ha pedido que hagas? ¿Eres parte de su grupo de mercenarios? ¿Vas a matarme? ¿A llevarme con los caníbales? ¡Responde!

En respuesta, Exez le mostró la cajita.

Combhel: ¿Qué es eso?

Exez: Dímelo tú.

Y se lo arrojó al pecho.

Combhel, nervioso, la inspeccionó sin abrirla.

Combhel: No tengo ni idea, pero no me atrevo a abrirla. A saber qué artimaña tiene esta cosa.

Y la tiró por el barranco de piedra.

Exez (pensando): Su puta madre.

Lo agarró del pescuezo y lo estampó contra el suelo del camino, apuntando el filo de su sable en su gaznate.

Combhel: Ar... Arrghh... N... no sé qué te ha... prometido... ¡pero yo puedo darte más! Agh...

Exez: Cómo.

Combhel: En... en mi bolsillo. Hay una pi... piedra imán. Agh... son jodidamente valiosas. Te... te darán un buen pico por ella. Je.. a... agh... por favor, para.

Exez se la quita, pero no lo suelta todavía.

Combhel: Ar... Argh... joder... ¡¿qu-qué quieres de mí?!

Exez: Dónde se esconden los Revanchistas.

Combhel intenta hablar, pero no le salen las palabras. Casi no puede respirar.

Combhel: Por... Por favor... Argh...

Y Exez lo degolló. Estaba empezando a anochecer, así que rápidamente bajó a buscar la cajita y volvió a la aldea. Al acercarse, vio a un montón de gente dispersándose y a Deik, junto con su hija, despidiéndose de lo que parece ser otro pirata. Les siguió por detrás y esperó a Lilith en la ventana de la cocina.

Lilith le vio a través de la ventana y llevó a Deik a su habitación. Poco después, salió de la misma y fue hacia la ventana.

Lilith: ¿Has hecho lo que te dije?

Exez: Tu novio te ha dejado, nena.

Lilith: Oh, veo que sí lo has hecho. Debió ser chocante, eh... pero créeme. Se lo merecía. Te ves muy tranquilo. Supongo que los piratas estáis acostumbrados a estas cosas. Bueno, tengo que volver con mi padre. Buenas noches, y gracias.

Exez, antes de que se fuese, le recordó que le había prometido una recompensa.

Lilith: ¡Oh, sí, perdón!

Abrió un cajón de la cocina y sacó 10 monedas de oro.

Lilith: Deik no me deja tener mucho dinero. Esto es todo lo que puedo darte.

Exez: ¿Por qué?

Deik: ¡Liiiil! ¿Qué andas haciendo?

Lilith: ¡Nada, ya voy!

Se acercó a la ventana y habló a Exez en susurros.

Lilith: No le gusta. Y ahora vete, por favor, no quiero que se cabree.

Pero Exez tenía otros planes. No estaba satisfecho con su pequeña recompensa, así que cuando Lilith entró a la habitación, se coló en la casa por la ventana y rebuscó por todos lados. En uno de los cajones encontró un mapa del tesoro, pero no parecía haber mucho más de valor. Probablemente Deik guardaba casi todo en su habitación.

Silenciosamente, salió por la ventana y volvió a su barco arropado por la noche.
Expo
Expo
El último Ciridae
El último Ciridae


Hoja de Personaje
Nombre: Judy Nostrow
Sexo: Mujer
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Expo el Miér Feb 26, 2020 9:48 am

CRÓNICAS DE LOS PIRATAS DE VESUMBRI



Capítulo 16: A los lobos les gustan valientes

Las misteriosas figuras seguían ofreciendo el mortal brebaje a todo el que pisase la isla, aun cuando el rito ya se había llevado a cabo por obra del antiguo rey de los piratas. Ali no se encontraba muy bien ese día (las continuas trifulcas armadas hacen mella), así que una vez tomó el esperpéntico regalo no tardó en avanzar hacia la aldea del lago de Arkham, deseosa de encontrar rápidamente una recompensa que llevarse al barco.

Se dirigió al cementerio y más allá, recorriendo el camino que se escondía tras él. Tras un rato andando, llegó a una pequeña casa rodeada de un humilde jardín. Al acercarse, escuchó la voz de una chica joven, que hablaba en tono dramático y ominoso.

Chica: ¿Osas presentarte en mis dominios?

La puerta de la casa se abrió y salió de ella una figura encapuchada con la túnica con la que vestían los hombres con los que te encontraste al embarcar, aunque le queda algo grande. La joven alzó su mano y la hierba bajo los pies de Ali empezó a echar humo, hasta crearse un pequeño fuego.

Ali pisó el fuego, que se apagó sin ningún problema, dejando solo un hilillo de humo.

Chica: ¡Pero serás...! *tose y vuelve a poner la voz muy grave* ¿Te atreves a insultar el poder de mi sangre? ¡Veo que no temes sufrir la ira de los Antiguos!

El pequeño fuego volvió a encenderse. Era más pequeño que antes, y tras ser pisado se extinguió con igual facilidad.

Chica: ¡Aaaaargh! ¡¿Por qué no me sale?! ¡Aurora, céntrate!

La joven empezó a dar saltos de rabia y se le cayó la capucha, revelando el rostro de una treceañera, como mucho.

Aurora: ¡Espera un momento!

Entró en la casa corriendo y dejando la puerta abierta. Ali esperó un rato, pero nadie salía, así que decidió entrar. Se la encontró arrodillada frente a la hoguera con un libro en la mano.

Aurora: Joe, si lo he hecho todo como pone aquí, por qué no se vincula bien esto... ¡oh!

Empezó a pasar páginas como una loca, hasta que se paró y señaló un dibujo con el dedo. Volvió entonces a ponerse de pie, toda ilusionada, y enseñó a Ali la página, en la que se podía apreciar la imagen de una planta de color verde claro.

Aurora: ¡Necesito esto! Dice que potencia la esencia interna. Seguro que es un problema de que no tengo suficiente de eso.

Parecía ignorar totalmente el hecho de que Ali hubiera entrado a su casa sin permiso.

Aurora: Ay, pero esto solo se puede encontrar en el bosque...

Miró a Ali y puso ojos de cachorrillo.

Aurora: ¡Tú! ¡Tengo una misión requetesupermegaimportante para ti! Ve al bosque y sigue estas indicaciones: avanza dos veces hacia delante to' recto y una hacia... la izquierda era esto, ¡sí, la izquierda! ¡Dos hacia delante y una hacia la izquierda! Deberías encontrar por esa zona una planta muy brillante, como esta, verde clarito. ¡Tiene que ser esa! No me vayas a traer una diferente, que la liamos. Mi padre se quedó medio paralítico por equivocarse con las planturrias estas. Bueno, ¿me la traes? Porfi, porfi...

Ali aceptó y partió sin pensárselo mucho al lúgubre bosque que había tras la aldea del lago. Nada más entrar, se encontró envuelta en un mar de enormes árboles, musgo, lodo y oscuridad. El bosque estaba en absoluto silencio; ni siquiera parecía soplar una brizna de viento.

Haciendo caso a las instrucciones de la niña, avanzó dos veces hacia delante en aquel laberinto donde los enormes troncos hacían de paredes. Se encontró entonces en una tesitura ante la dirección a tomar, pero finalmente fue capaz de encontrar una planta brillante.

También encontró un cadáver al que saquearle cinco monedas de oro. Ali decidió que, ya que estaba en ello, valía la pena seguir explorando. Exploró y exploró, encontrando más y más cadáveres, y con ellos, más y más jugosos premios que ellos ya no iban a utilizar. Al final de su pequeña aventura, había reunido una lágrima de cobre y veinticinco monedas de oro.

Pero ya era de noche, y los lobos atacaros.

Ali corrió todo lo que pudo en direcciones cuasi-aleatorias y, finalmente, logró salir viva del bosque, no sin perder la planta que había encontrado antes en el camino, y no sin que uno de los lobos saltase hacia ella y le provocase una profunda herida en el brazo, que seguramente le dificultaría luchar en el futuro.

Sola en medio de la noche, sin nada que entregarle a Aurora, decidió volver al barco a intentar curar su herida.


Última edición por Expo el Dom Mar 01, 2020 2:16 pm, editado 1 vez
Expo
Expo
El último Ciridae
El último Ciridae


Hoja de Personaje
Nombre: Judy Nostrow
Sexo: Mujer
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Expo el Miér Feb 26, 2020 10:09 am

COMIENZA EL 4º CICLO


SITUACIÓN ACTUAL

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 7ab5c63b8e3a509d7b3937f820f88c72
Expo
Expo
El último Ciridae
El último Ciridae


Hoja de Personaje
Nombre: Judy Nostrow
Sexo: Mujer
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Netalia el Miér Feb 26, 2020 2:38 pm

Amonoh que noh vamoh otra vé


"Conoces a una muchacha tímida y sencilla. Si le dices que es hermosa, ella pensará que eres simpático pero no te creerá. [...] Existe una manera mejor de hacerlo. Le demuestras que es hermosa. Conviertes tus ojos en espejos, tus manos en plegarias cuando la acaricias. Es difícil, muy difícil, pero cuando ella se convence de que le dices la verdad... de pronto la historia que ella se cuenta a sí misma cambia. Se transforma. Ya no la ven hermosa. Es hermosa, y la ven "
Netalia
Netalia
Aprendiz de Felurian
Aprendiz de Felurian


Hoja de Personaje
Nombre: Ilora
Sexo: Mujer
Edad: 20

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Miér Feb 26, 2020 2:38 pm

El miembro 'Netalia' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


'Movimiento (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Mov_7110 Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Mov_7110
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Netalia el Jue Feb 27, 2020 3:10 pm

Ya que voy Villacity y tengo gasolina de sobra, voy a dar un rodeo para hacerle una visitilla a la arcanista. 

A POR JANIIIIIS  OtrosN 6

Primer dado: disparo 

Segundo dado: abordaje


"Conoces a una muchacha tímida y sencilla. Si le dices que es hermosa, ella pensará que eres simpático pero no te creerá. [...] Existe una manera mejor de hacerlo. Le demuestras que es hermosa. Conviertes tus ojos en espejos, tus manos en plegarias cuando la acaricias. Es difícil, muy difícil, pero cuando ella se convence de que le dices la verdad... de pronto la historia que ella se cuenta a sí misma cambia. Se transforma. Ya no la ven hermosa. Es hermosa, y la ven "
Netalia
Netalia
Aprendiz de Felurian
Aprendiz de Felurian


Hoja de Personaje
Nombre: Ilora
Sexo: Mujer
Edad: 20

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Jue Feb 27, 2020 3:10 pm

El miembro 'Netalia' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


#1 'Atacar (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Abord310

--------------------------------

#2 'Atacar (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Abord610
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Jue Feb 27, 2020 3:17 pm

El miembro 'Janisgoth' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


'Atacar (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Abord310
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Edeus el Jue Feb 27, 2020 7:47 pm

*Mete las llaves y arranca el barco*


We all go a little mad sometimes.
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Blank-vector-label-shapes
Edeus
Edeus
Conocedor del mundo
Conocedor del mundo


Hoja de Personaje
Nombre: Aiden Maxwell
Sexo: Hombre
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Jue Feb 27, 2020 7:47 pm

El miembro 'Edeus' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


'Movimiento (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Mov_6110
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Einyel el Jue Feb 27, 2020 8:26 pm

‒ ¡Bieeeen, por fin dejamos atrás la maldita niebla! ¿Qué rumbo tomamos, capitana?

Edeus alzó la vista de su manoseado mapa y empezó a enrollarlo.

‒ Vamos para G3, pero pasando por G6 antes, que tengo un presentimiento de exploradora.

‒ ¿Y la casilla de niebla?

‒ ¿Qué niebla?
Einyel
Einyel
Re'lar Secretario
Re'lar Secretario


Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Jue Feb 27, 2020 8:26 pm

El miembro 'Einyel' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


'Niebla (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Niebla16
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por HarveyMiller el Vie Feb 28, 2020 10:27 pm

Y tiramos.
HarveyMiller
HarveyMiller
E'lir Simpatista
E'lir Simpatista


Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Vie Feb 28, 2020 10:27 pm

El miembro 'HarveyMiller' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


'Movimiento (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Mov_7110
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por HarveyMiller el Vie Feb 28, 2020 10:36 pm

Voy a K8 disparando al negro y pasando por dos casillas de niebla.
HarveyMiller
HarveyMiller
E'lir Simpatista
E'lir Simpatista


Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Vie Feb 28, 2020 10:36 pm

El miembro 'HarveyMiller' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


#1 'Atacar (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Abord510

--------------------------------

#2 'Niebla (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Niebla19 Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Niebla19
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Sáb Feb 29, 2020 7:54 pm

El miembro 'Janisgoth' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


'Movimiento (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Mov_5110
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Expo el Dom Mar 01, 2020 3:14 pm

CRÓNICAS DE LOS PIRATAS DE VESUMBRI



Capítulo 17: Las guiris de Villacity

Tras atracar en el puerto y andar un poco, Janis, Agapito y su nueva tripulante, Szao, llegaron a la plaza central de Villacity. En el centro había una estatua de un erizo en honor al antiguo rey de los piratas, ahora ya quebrada y llena de cacas de pájaro.

Szao, que tenía ganas de hacer un poco de vandalismo, se acercó a la estatua y arrancó una púa del erizo sin que nadie la viese, excepto un joven borracho que a duras penas se mantenía vivo apoyado en la barriga de piedra del animal.

Agapito, al verle, se muestra sorprendido.

Agapito: ¡Jose Antonioooo! ¡Cómo te va la vida, chaval!

Jose Antonio: Buff... tengo una resaca ahora mismo...

Agapito: Toma, toma. Ya sabes lo que dicen, la resaca se cura bebiendo.

Jose Antonio: Jojojo. Veo que no has cambiado. Trae esa botella.

Y empieza a bebérsela.

Janis: Agapito, me cago en tus muertos. Estate quieto.

El tal Jose Antonio terminó de beberse la botella de un trago y observó al curioso grupo.

Jose Antonio: ¡Mucho mejor, mucho mejor! Oye, Agapito, no tengo ahora dinero para darte, pero veo que estás con estas bellas piratas. Toma esta lágrima de Tehlu; yo no la voy a usar, pero seguro que a vosotros os resulta útil. Haced que entre en contacto con el ron que tengáis en el barco y dejad que se haga la magia, ¡el resultado es explosivo, jojojo!

Agapito: ¿Veis? ¡A veces hago cosas bien!

Janis: Buen chico, Agapito. *le hace tap tap en la cabeza* Pero a la próxima pregunta.

Tras el encuentro con Jose Antonio decidieron ir a la pequeña plaza con una fuente en el centro. En su fondo había varias monedas de oro.

Szao: Trae mala suerte coger monedas de fuentes, porque las tiran para pedir deseos.

Janis: Coño, lo que faltaba.

Szao: ¿Echamos un deseo?

Janis: Siempre viene bien echar un deseo.

Szao le dio una moneda a su capitana para que la lanzase, y ella se puso de espaldas, pidió un deseo y echó la moneda a la fuente. Las inundó entonces la sensación de que tendrían buena suerte en el futuro.

Tocaba decidir a donde ir ahora.

Janis: Susana, ¿suburbios o castillo?

Szao: Castillo, venga. Pero hay que subir la cuesta.

Janis: ¿Segura? ¿Estás leyendo bien ese mapa?

Szao: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Ranita_con_mapa

Tras una pequeña discusión, les quedó claro que tendrían que preguntar a alguien. Agapito casi se escaqueó para ligar con una jovencita, pero Janis le agarró y se lo llevó con ellas a hablar con una pareja de ancianos.

Janis: Buenos días, amable pareja. Mis...amigos y yo queremos ir hacia el Castillo. ¿Serían tan amables de indicarnos el camino?

Anciana: Oh, sin problemas. Es bajando la cuesta, todo recto. No tiene pérdida.

Anciano: Pero no molestéis a los guardias, que los jóvenes de hoy en día sois unos maleducados.

Anciana: No hagáis caso a mi marido, que hoy anda con la tensión alta.

Y le fulmina con la mirada.

Anciana: Bueno, pasad un buen día, jovencitas.

Szao: Lu, ese viejo me ha guiñado un ojo cuando ha dicho lo de molestar a los guardias.

Janis: Te ha guiñado el ojo porque es un yayo travieso y tú estás muy buena. Se le iban los ojos a tu escote. ¡A los guardias ni mirarlos!

Szao: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Ranita_confusa

Janis: Vamos, vamos, que se nos va a hacer de noche.

El castillo estaba a 20 minutos andando. Llegaron unas horas después, tras perderse unas ocho veces.

Antes de poder siquiera acercarse a las puertas que llevan al gran jardín del rey, un guardia las paró con cara de muy pocos amigos.

Guardia: ¿Más piratas? ¿Pero qué ocurre estos días? ¡Lárgaos!

Un nuevo guardia apareció por detrás, agarrando la empuñadura de su espada.

Janis: Uy, Susana, pies en polvorosa.

Szao: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Ranita_huyendo

Janis: Está bien, ir al castillo ha sido un fail. Menudos gilipollas estos guardias, oye.

Agapito: Antes, cuando reinaba Exez, podíamos hacer lo que quisiéramos. Morían como diez personas al día, pero no te aburrías.

Janis: ¿Y tú cómo sabes eso? ¿Es que eres de aquí?

Agapito: Sí, nací aquí. Me raptaron unos piratas hace ya muchos años. Luego nos atacaron otros piratas. Acabé naufragando... y luego me cogieron otros piratas. No, tú no, otros. Y luego volvió a pasar lo mismo. Y nada, que no conseguía volver. Así he pasado toda mi vida, dando vueltas.

Szao: Es de aquí y nos ha tenido dando vueltas a lo tonto... Sujétame, capitana, que me lo carg...

Agapito: ¡Es que no me acuerdo ya! ¡Son muchos años! Aunque algunas cosas no cambian. Jose Antonio está igual que cuando lo dejé aquí con trece años, borracho todo el día.

Janis agarró a Szao para que no se peleen.

Janis: Me van a salir canas con vosotros dos. ¿Qué tal si damos una vuelta por el casino? Así nos relajamos un poco.

Szao echó un vistazo a su cartera ranil y salió una arañita de ella.

Janis: Tranquila, esa moneda que hemos echado en la fuente nos va a trae suerte.

No mucho después, ya estaban en el casino.

Janis: Mira al joputa de Agapito, este camino sí que se lo conoce.

Agapito: Hombre, claro. Lo importante se recuerda.

El lugar estaba abarrotado y había ruido por todas partes. Cuando Janis y Szao se acercaron a la barra, un hombre mayor se puso a su lado y empezó a hablarles, suficientemente alto como para que se le escuchase por encima de todo el sonido en el que estaba sumergido el local.

Señor: ¡Mirad qué dos preciosidades tenemos aquí! Qué, chicas, ¿os invito a unas copas? Va a cuenta del ilustre Pepito.

Szao, a órdenes de su capitana, se desabrochó un botón más de la blusa.

Janis: ¡Hombre, Pepito! La verdad es que tengo el gaznate un poco seco y dicen que da mala suerte rechazar una bebida.

Pepito: ¡Marchando! Rodolfo, dales lo que pidan. Pago yo.

Janis: Un ron por aquí, Rodolfo.

Szao: ¡Un mojito para mí!

Un hombre gigantesco se planta frente a vosotras tras la barra mientras limpia un vaso con un paño y os da vuestras bebidas con una sonrisa, pero sin decir nada.

Janis (mirando hacia muy arriba): La virgen, qué pedazo de hombre.

Szao (susurrando): Parece un dios griego.

Pepito: ¿Qué os trae por aquí? Por vuestras ropas diría que sois piratas.

Janis: Uy, Piratas dice. ¿No sabes que estamos en Carnaval?

Pepito: ¿Sí? No me he enterado, aunque bueno, me tiro el día aquí, así que quién se va a enterar de algo, jujuju.

Szao: Son ropas de gala.
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 8cdf266c6d3cea0ffc734e0732573f50

Janis: Dime, Pepito, ¿cuál es el juego al que crees que vamos a tener más suerte si apostamos algo?

Pepito: La ruleta es un lugar sencillo, yo empezaría por ahí. ¿Queréis jugar? Un trato: cada vez que perdáis, yo os invito a una copa, y cuando ganéis, me llevo una quinta parte. ¿Qué me decís?

Janis (susurrando): ¿Crees que podemos fiarnos de este hombre?

Szao (susurrando): Creo que podemos intentar engañarlo nosotras, tú sigue apretando pechos como hasta ahora.

Mientras hablaban, Rodolfo rellenó los vasos ante un gesto de Pepito.

Janis (susurrando): ¿Qué sugieres?

Szao (susurrando): Cambiar la bolita de la ruleta por esta *le enseña una canica blanca*.

Janis (susurrando): Acabamos en la cárcel, verás tú.

Janis empezó a mirar a su alrededor.

Janis: ¿Dónde está Agapito? Mierda, lo he perdido.

Pepito: ¿Jugáis, entonces?

Szao: Sí, sí, a por todas.

Janis: Vale, Pepito, juguemos.

Szao aprovechó que Pepito estaba mirando las tetas a la capitana para cambiar la bolita.

Pepito: Tenéis que apostar a rojo o negro y luego poner las monedas en la mesa.

Szao: Empezamos suave con la apuesta por si acaso ¿no?

Janis: Sí.

Szao: Yo diría que al rojo.

Janis y Szao pasaron un buen rato apostando en la ruleta. Se fijaron en que Pepito quería emborracharlas, así que, mientras jugaban, empezaron a dar de beber al ficus que tenían al lado tirando sus bebidas disimuladamente. Poco a poco, fueron acumulando victorias, mientras fingían estar más y más borrachas.

Janis: Seguimos al ruojo , commmmpañiera??

Szao: Valggggeee. Iiiiiinco moneda de oroooooo

Janis: Jijiji

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 5d5eebd0cb953a58565d2a45aa33663f

Tras acabar ganando 20 monedas de oro respecto al dinero con el que empezaron...

Szao (susurrando): Creo que ya deberíamos parar, capitana.

Janis (susurrando): Tienes razón.

Szao: Esto... tenemos que ir al baño...

Janis: Ajá, sí, de tanto beber... pues ya se sabe, jijiji

Pepito: Oooh, ¿os vais? ¿No queréis probar alguna más? ¡Podéis ganar un pastizal! Venga, solo una más, jujuju.

Mientras tanto, una señora alta con cara de mala leche fue hacia la ruleta y sacó la bolita, que se puse a inspeccionar detenidamente.

Janis: Susana, vámonos.

Szao cogió todo el dinero y se lo guardó.

Janis: Un placer. *Hace una reverencia y se le sale una teta*. ¡Corre, Susana, corre!

Cuando salieron del casino, ya era de noche. Agapito seguía sin aparecer por ninguna parte.

Janis: ¿Ese Agapito dónde se ha metido? Jose Antonio, ¿has visto a Agapito?

Jose Antonio: Eh... Agapito. Sí, sí, coño. Me ha dicho que os diga que vayáis al barco.

Janis: A saber lo que habrá churrimangado por ahí que se ha ido corriendo al barco. ¿Susana? ¿Dónde estás?

Buscó alrededor y se la encontró inconsciente al lado de la fuente.

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 522dd696fa8bfb7b576a6ebd41e96331

Al parecer las últimas copas no se las dio al ficus...

Janis: Psss, psssst... *Le da unos toquecitos con el dedo*. Nada, que no se mueve.

Al final, estuvo obligada a cargársela al hombro y llevarla al barco. Al llegar, la dejó tumbada en cubierta, roncando.

Janis: ¡Agapito! Jose Antonio me ha dicho que estabas aquí. ¿Qué has estado haciendo?

Pero Agapito no estaba en el barco. En cambio, había una nota atada al mástil, junto con un saquito. La nota decía...

"Me quedo en mi antigua casa. Gracias por traerme aquí. Quedaos estas dos lágrimas que le he robado a los guardias como agradecimiento.

PD: Creo que he perdido a los guardias, pero no estoy seguro.

PD2: Me llevo la botella de ron que quedaba.
"

Janis: Ay la madre que parió a Agapito. Bueno pues, nada. No lo voy a echar de menos ni nada así.
*Se limpia una lagrimita disimuladamente*.
Buena suerte, Agapito.

...

Janis: ¡Uy!

Al acordarse de Szao, Janis cogió un cubo de agua helada y se la arrojó encima.

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 0a47bbddf45e387f821953232406fad8

Janis: Venga, Susana, a dormir la mona al camarote.

Szao: A...a...a... sus ord... enes, capitanaaa... aaa
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Ranita_mojada


Última edición por Expo el Lun Mar 02, 2020 12:29 pm, editado 1 vez
Expo
Expo
El último Ciridae
El último Ciridae


Hoja de Personaje
Nombre: Judy Nostrow
Sexo: Mujer
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Exez el Lun Mar 02, 2020 9:10 am

*juguetea con su piedra-imán bajo el sol de cubierta*
Exez
Exez
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre: Exez
Sexo: Hombre
Edad: 20

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Maestro de los Carromatos el Lun Mar 02, 2020 9:10 am

El miembro 'Exez' ha efectuado la acción siguiente: Tirar los dados


'Movimiento (Piratas)' :
Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Mov_7110
Maestro de los Carromatos
Maestro de los Carromatos
Leyenda
Leyenda


Hoja de Personaje
Nombre:
Sexo:
Edad:

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Expo el Lun Mar 02, 2020 4:28 pm

CRÓNICAS DE LOS PIRATAS DE VESUMBRI



Capítulo 18: Misterios enterrados en pólvora, parte 1

Aquel misterioso hombre, Nicolás Calentao, le había dado una pistola y un objetivo. Por alguna razón, alguien quería muerta a Lerna, la mercader de la isla más céntrica de Vesumbri, y estaba dispuesto a pagar por el trabajo.

Pero Harv no tenía pensado matar a nadie antes de descubrir por qué, y si salía algún negocio interesante de todo eso, mejor que mejor.

Al entrar en la tienda se encontró un intenso ajetreo. Múltiples grupos de personas bebían en las mesas y otras tantas danzaban por el establecimiento. En la barra podía verse a un fornido hombre, limpiándola con postura relajada. Harv buscó con la mirada a Lerna y la encontró en una de las mesas del local, junto con un joven que, por sus ropas, parecía ser un noble, o como mínimo alguien con bastante dinero. La mesa que tenían al lado estaba vacía.

Harv, sin llamar la atención sobre si mismo, se sentó en la mesa vacía y escuchó la conversación, repasando al joven con la mirada, como excusa por si Lerna resultaba ser suspicaz.

Joven: ...omo una profeta.

Lerna: ¿Y? ¿Que en la isla de locos hablen de mí así indica algo? Soy conocida e importante por aquí. No es tan raro que se hayan montado sus historias.

Joven: ¿Y que te ofrezcan lágrimas como tributo? Parece todo muy apropiado para ti. Está claro que, como mínimo, pasaste tiempo en la isla...

Lerna: He pasado tiempo en todas las islas. Ya sabes, una mercader necesita hacer contactos.

Lerna dio un hondo suspiro.

Lerna: Mira, ¿me acusas de aprovecharme de los delirios de esa gente? Me declaro profundamente culpable.

Hizo un gesto de sobredramatizada culpabilidad, y acto seguido puso sus manos sobre la mesa.

Lerna: Si no tienes nada más que decir, tengo trabajo que hacer.

Y se levantó, dispuesta a ir hacia la barra. El joven parecía algo frustrado, pero no dijo nada más. Harv aprovechó entonces para acercarse a él y saludarle, con una teórica intención carnal disimulada.

Joven: Oh, hola. ¿Con quien tengo el placer de hablar?

Se le notaba cansado, pero respondió sonriendo, sin tampoco llegar a insinuar nada más, a su teórica intención carnal disimulada.

Harv: Soy Harvey, tesorero. Te veo cansado, y normalmente no me encuentro personas... Interesantes... En mis viajes. ¿Te puedo invitar a una ronda?

Joven: Claro, me vendría bien beber algo ahora. Y también pasar un rato con una persona... interesante.

Harv: Oh, ¿qué te ha pasado? Por cierto, no me has dicho tu nombre.

Joven: Cierto, perdón. Soy Einder, explorador. O algo así. Llevo un tiempo por aquí, investigando la cultura de Arkham. Y, bueno... ¿quieres la versión corta o la larga?

Harv: Explorador... Mis experiencias con compañeros de tu gremio han sido bastante satisfactorias *se insinua con una leve sonrisa*. Prefiero la larga, tengo tiempo para escucharte.

Einder: Me temo que yo nunca he conocido a nadie del tuyo, aunque siempre hay una primera vez para todo.

En ese momento llegó un camarero y les preguntó si querían tomar algo.

Harv: ¿Qué quieres tomar? ¿Algo fuerte?

Einder: Una cosa que he aprendido sobre Vesumbri es que las únicas opciones son fuerte o muy fuerte. Me he acostumbrado al ron.

Harv: Pues camarero, una pinta de cerveza para mí y un ron para mi compañero.

Harvey puso la mano en el brazo de Einder, fingiendo interés.

Harv: Bueno, cuéntame, ¿qué te ha hecho necesitar un trago?

Einder: Hace unos años, mis padres vinieron aquí de luna de miel. A Arkham, concretamente. Al parecer era un sitio precioso, ¿sabes? Lleno de lagos preciosos y frondosos bosques con mil especies de pájaros diferentes piando. Mi madre siempre mencionaba eso, le encantan los pájaros. Si has estado aunque sea unos días navegando por aquí, supongo que sabrás que el panorama ahora mismo es bastante distinto. ¿Has estado en Arkham?

Harv: Sí, he estado un par de veces. Mis tareas de tesorero en una isla menor me llevaron. Aunque me centré más en conocer... Personas... Que pájaros. Igualmente, guardo un buen recuerdo de esa experiencia, como tu madre.

Einder inclinó ligeramente la cabeza y sonrió al escuchar a Harv, antes de seguir hablando.

Einder: Esa... religión que tienen allí. Ya existía antes. Era parte de lo exótico del lugar. La gente iba al templo y se lo contaba a sus amigos al volver al continente. Se probaban alguna de las túnicas... tengo mis propias opiniones sobre esa clase de comportamiento, pero no es lo importante. El asunto es que todo se enturbió hace relativamente poco. Llegaron a mi hogar, por parte de un antiguo conocido nuestro, cartas explicando cómo la isla por entero parecía haberse ensombrecido y la antigua secta estaba mutando y exagerándose a límites preocupantes. Me llamó notoriamente la curiosidad, así que dejé mis estudios en la Universidad por un tiempo y vine a investigar.

Su voz se estaba vivificado un poco mientras hablaba, pero titubeó un momento.

Einder: No... no quiero aburrirte con estudios de un académico.

Harv: Universitario... Recuerdo mis estudios allí. Hice sobre todo finanzas y contabilidad, además de aritmética.

Harv le apretó alentadoramente la mano.

Harv: No me aburren, te lo aseguro.

Einder: La secta de Arkham es menos interesante de lo que pueda parecer a simple vista. Ese tipo de sociedades ultrareligiosas han llevado muchas veces a la proliferación de ritos esperpénticos y sociedades jerárquicas similares a lo que se ve allí. Pero lo más perturbador era el cambio. Arkham no tiene nada que ver ahora con lo que era hace solo un par de décadas.´

Harv: ¿Que ha pasado?

Einder: Eso me puse a investigar. Y me costó. La mayoría de los habitantes de esa isla están locos. Deliran. No se trata solo de fervor religioso, en muchos hay claros síntomas de locura. Pero eso mismo era muy revelador. Aun así, me choqué con un muro. He averiguado todo lo posible sobre la religión que impera allí, lo que es real, lo que no lo es... he confirmado que la locura es cierta, y que no está naturalmente ligada a los rasgos característicos de su sistema de creencias. No hacen nada que cause esa locura, y su religión es más antigua que la época en la que mis padres fueron a la isla. Aun sin los ritos dramáticos y el esperpento generalizado.

Harv: ¿Y que hipótesis tienes, guapo? ¿Crees que hay algún factor exógeno que ha aparecido? Porque no parece que sea una mera radicalización, por lo que dices.

Einder: Justamente. Esa... extraña locura, es la clave. Pero no creo que venga de la isla.

Harv: ¿De dónde crees que viene?

Einder hizo un gesto con la cabeza señalando a Lerna, en la barra.

Einder: Ella es mi única pista. Los de la isla la conocen. Dicen que les enseñó secretos. Y he descubierto que le proporcionan lágrimas de Telhu fabricadas en la isla, gratis. Forma parte de sus rituales. Según ellos, Lerna lleva la esencia de los Antiguos, las lágrimas, al resto del mundo. Está claro que se está aprovechando de su demencia, pero... creo que podría haber algo más. Pero no tengo pruebas ni nada del estilo, y ella solo me da largas. Estoy en un callejón sin salida.

Harv: ¿Eres de la isla, Einder?

Einder: No, de la Mancomunidad. Conocía la isla solo por boca de mis padres y de mi antiguo profesor. Era nativo de Arkham... él nos enviaba las cartas. Pero ahora... bueno. Digamos que es mi principal razón para confiar en que la locura en la que se ha sumergido la isla no surge de mi imaginación.

Harv: Yo también tengo una cosa relativa a Lerna. Y podríamos...¿hacer equipo? Para solucionarlo. O bueno, no solo para eso.

Einder: ¿De qué se trata?

Harv: Estuve en Viernes ayer. Y me explicaron exactamente lo mismo sobre Lerna. Me pidieron que averiguara lo máximo posible, y que intentara evitar que siguiera pasando.

Einder: Eso... es interesante.

Harv: Entonces, no sé si podríamos intentar... hablar con ella, en un lugar más... ¿privado? ¿Te hospedas por aquí? Deberíamos ver cómo montamos el plan, y no sé si hacerlo aquí, en público, es lo adecuado.

Einder: Sí, tengo una habitación. Puedes... venir conmigo, si quieres. Para seguir hablando de Lerna, quiero saber todo lo que sabes. Claro.

Fueron a la pequeña habitación que había alquilado Einder. Había una cama, una mesita, y una ventana que daba a la calle. Harv le contó todo lo que sabía; lo de la moneda que le entregaron en Villacity, diciéndole que buscase a Nicolás, su encuentro con él en Viernes... y, mientras tanto, aprovechó para ir tirándole la caña.

Einder: Así que... ¿revanchistas? Parece algo que se habría inventado un niño pequeño. Pero eso que tienes ahí es peligroso. Me pregunto qué potencia tendrá...

Einder estaba mirando a la pistola que te dieron en Viernes, pero mientras hablaba deslizó sus dedos lentamente por el muslo de Harvey.

Harv: Dependiendo de cómo, lo podrías comprobar. Y de la pistola, también.

Einder: Me parecería bien...

Respiró profundamente y tomó un tono reflexivo.

Einder: No sé nada de ese tal Nicolás, pero está claro que se la tiene jurada a Lerna. Si vamos a hablar por ella, deberíamos prepararnos para lo peor. Pero...

Acercó su cara a la de Harv.

Einder: No hay ninguna prisa.

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 El-pixel-censur%C3%B3-muestras-concepto-negro-de-la-barra-del-censor-rect%C3%A1ngulo-censura-137654740
Expo
Expo
El último Ciridae
El último Ciridae


Hoja de Personaje
Nombre: Judy Nostrow
Sexo: Mujer
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Expo el Mar Mar 03, 2020 1:01 pm

CRÓNICAS DE LOS PIRATAS DE VESUMBRI



Capítulo 19: Misterios enterrados en pólvora, parte 2

Un par de horas después de subir a la habitación, Harv y Einder volvieron a vestirse y comenzaron a discutir su plan de acción.

Harv: ¿Bueno, cómo lo hacemos?

Einder: No creo que Lerna quiera salir del local. Tiene a todos sus hombres aquí, y por lo que he comprobado, es más precavida de lo que parece. Pero podemos ir a la bodega. Allí tiene las balas de cañón también, y nunca se niega a que la gente vea los productos antes de comprarlos.

Harv: Buena idea, Einder. Yo le pediré comprar un par de cosas, y nos sigues a la bodega discretamente. ¿Sabes algo de simpatía para inmobilizarla? Si no, siempre podemos intentar hacerlo a la antigua.

Einder: Creo que podré hacerlo con un vínculo.

Harv: Vale, perfecto, pues vamos. Aunque antes...

Harv le magreó un poco el culo, porque antes de ir a una aventura peligrosa da buena suerte.

Harv: Bueno, ya podemos partir.

El plan comenzó a desarrollarse sin imprevistos. Harvey se acercó a la barra y le preguntó a Lerna si podía ver las balas de cañón antes de comprarlas, provocando que fuesen a la bodega. Mientras ella abría la puerta, Harv le hizo un gesto a Einder, indicando que les siguiese en silencio. Por suerte, Lerna dejó la puerta abierta.

La bodega estaba llena de gigantescas estanterías pobladas de balas de cañón.

Lerna: Directas de la fábrica de Villacity.

De pronto, Harv notó que le costaba moverse. Sentía una fuerza tirando de sus músculos en una dirección diferente a la que les mandaba, como si otra persona intentase moverlos. Miró a Lerna, que tenía una expresión de absoluta sorpresa en su rostro. Parecía intentar hablar, pero solo salía un sonido vago de su boca. Harv notó cómo tus labios intentaban moverse solos.

Harv (pensando): ¿Qué? Como sea un incompetente el tío me cabreo. Una traición la entiendo. Puedo acostarme con un  cabrón. Pero como sea un simpatista incompetente me lo cargo al acabar, he dicho.

En ese momento, Einder apareció por detrás de Lerna y la empezó a atar.

Lerna: MMMHRMHMMHG

Mientras se intentaba zafar, Harv notó cómo tu cuerpo intentaba moverse solo. Estaba perdiendo el equilibrio.

Einder: Esta es la única manera que se me ha ocurrido de bloquear sus movimientos. ¡Ay! Es fuerte. Intenta retenerla.

Harv se intentó mover.

Einder: ¡Quiero que hagas exactamente lo contrario!

Harv (pensando): Espera, ¿nos ha enlazado a ambos? Buena idea. Me cae bien el chico.

Finalmente, Lerna dejó de intentar zafarse y se dejó atar. Cuando Einder comprobó que las cuerdas estaban bien anudadas, liberó el enlace.

Einder: Perdón, debe haber sido molesto. Necesitaba conectar su cuerpo con algo para que no se moviese...

Lerna: ¿Qué cojones estáis haciendo?

Harv, rápidamente, fue a cerrar la puerta.

Harv: Vamos a hacerte un par de preguntas.

Lerna: Suelo estar más dispuesta a hablar cuando me ofrecen ron, no cuando me inmovilizan en mi bodega.

Harv: Métodos de tesorero, guapa. No somos muy de Ron. Nos dificulta contar.

Einder: Conmigo no fuiste especialmente abierta cuando hablamos tranquilamente. ¿Qué hiciste en Arkham?

Lerna: Te lo he dicho. Cuando estuve allí caí a algunos en gracia y me aproveché de sus gilipolleces.

Einder: Sé que hay más detrás de esa historia. ¿Tienes algo que ver con su locura?

Lerna: No sé de qué coño me estás hablando.

Harv: ¿Si? ¿Te suena el nombre Nicolás Calentao?

Lerna: Oh, no me jodas. ¿Sois parte del grupito ese de tarados de Spike?

Harv: Explícate.

Lerna suspiró.

Lerna: No sé qué coño os habrá comentado Lilith, Nicolás o el títere que ande moviendo Spike para mandar gente a matarme, pero son todo gilipolleces. Solo quiere hacerse con mi posición, tomar el control comercial de Vesumbri. Me he echo un nombre por aquí.

Al mirar la cara de Harv, empezó a reírse.

Lerna: ¿No te han dicho absolutamente nada, verdad? ¿Te han ofrecido una recompensa por matarme o algo así?

Einder: ¿Qué tiene eso que ver con Arkham?

Lerna: Nada, puto pesado.

Harv (pensando): Digamos que la suma de lo que me ha comentado Einder con lo de Nicolás...

Harv: Te voy a dar una oportunidad para hablar. Tienes más mierda oculta que el concejal de los comunistas de mi isla encima.

Harv sacó la pistola que le dio Nicolás en Viernes, mientras buscaba también una tela o algo que usar para silenciar el cañonazo, si al final tenía que disparar.

Harv: Tú eliges.

Lerna: Oh, un nuevo juguetito. Veo que Nicolás sigue con sus manías...

Harv: ¿No te importa si pruebo el juguetito, entonces?

Harv miró a Einder, pidiéndole opinión con la mirada. En ese instante, Lerna se liberó de sus cuerdas, pegó un salto y le pegó una patada a Harv que le tiró al suelo. Sin esperar un solo segundo, cogió una de las balas de cañón que había a su derecha y se la lanzó a Einder al pecho, dándole de lleno y haciendo que cayese al suelo también.

Lerna empezó a correr hacia Harv.

Harv (pensando): Que le den.

Y le pegó un tiro.

La tela que había encontrado estaba ahora en el suelo y el estruendo se escuchó fuerte y claro. Lerna cayó hacia atrás, apoyándose en la estantería, mientras le empezaba a salir sangre del pecho.

Einder se lamentaba en el suelo, incapaz de levantarse tras el golpe.

Lerna: Jo... der... agh...

Rápidamente, Harv miró si Lerna tenía algo encima para robárselo, pero sus bolsillos estaban vacíos. Levantó a Einder y lo ayudó a salir. Al abrir la puerta se encontraron a un hombre.

Hombre: ¿Qué ha pasado?

Decidieron fingir que Einder era un ayudante torpe de Harv y que se le cayó encima una bala, pegándole una falsa reprimenda. Al hombre le convenció su actuación, pero bajó por las escaleras para buscar a Lerna, momento que Harv y Einder aprovecharon para salir pitando.

Ya lejos de allí, Harv y Einder pudieron sentarse y descansar un momento. Einder ya podía andar por su cuenta, aunque seguía recuperándose de la contusión.

Harv: Eso ha sido imprevisto.

Einder: Yo... no esperaba que... ay...

Estaba temblando, claramente alterado por lo ocurrido.

Einder: Vámonos de aquí.

Harv lo abrazó para tranquilizarlo y lo llevó a su barco.

Harv: Al menos hemos conseguido lo que queríamos, lo que haya hecho en Arkham ya no lo podrá hacer.

Einder: Puedo... ¿puedo sentarme en algún lado...?

Harv: Sí, tranquilo.

Lo llevó a la cama del barco y, mientras zarpaban para huir de aquella isla, intentó tranquilizarlo.
Expo
Expo
El último Ciridae
El último Ciridae


Hoja de Personaje
Nombre: Judy Nostrow
Sexo: Mujer
Edad: 25

Volver arriba Ir abajo

Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey - Página 5 Empty Re: Los Piratas de Vesumbri: El retorno del rey

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.