Tres días de Kvothe
Tres días de Kvothe
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Últimos temas
» Confieso que...
por Kahlan Hoy a las 4:41 pm

» La Mancomunidad duerme 2.0
por Edeus Ayer a las 10:26 pm

» Memorias de Idhún (serie de animación)
por Exez Ayer a las 9:12 pm

» Presentación
por Ricci Ayer a las 3:30 pm

» Mi Presentacion
por Ricci Ayer a las 3:28 pm

» CUESTIONES
por Xaiet Vie Sep 25, 2020 8:05 pm

» ¿Coincidencia?
por Xaiet Vie Sep 25, 2020 4:50 pm

» Elige al mejor personaje (videogame edition)
por Edeus Jue Sep 24, 2020 8:14 pm

» 10 libros que tengan...
por Edeus Jue Sep 24, 2020 8:09 pm

» Escrales
por Maestro de los Carromatos Jue Sep 24, 2020 8:04 pm

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Sondeo

¿Qué personaje de la saga se ganó tu odio?

El gremio de élites  03101152%El gremio de élites  031012 52% [ 511 ]
El gremio de élites  03101118%El gremio de élites  031012 18% [ 179 ]
El gremio de élites  0310112%El gremio de élites  031012 2% [ 15 ]
El gremio de élites  03101117%El gremio de élites  031012 17% [ 165 ]
El gremio de élites  0310114%El gremio de élites  031012 4% [ 42 ]
El gremio de élites  0310112%El gremio de élites  031012 2% [ 18 ]
El gremio de élites  0310116%El gremio de élites  031012 6% [ 59 ]

Votos Totales : 989

Twitter
Twitter

El gremio de élites

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

El gremio de élites  Empty El gremio de élites

Mensaje por Rasec el Jue Sep 27, 2012 6:18 am

Bien e entregado la ultima carta, a este tal Amras, bueno ahora solo falta esperar a el encuentro en El Eld, en lo mas profundo de Eld, ya me estaba aburriendo no tener nada emocionante

Deje la ultima carta en el escritorio de Amras.

Bueno, sera una larga contienda, varios Sithe, un Arcano,etc.-Sonreí- Jajajaja!!

La carta de Eztli decía: Si quieres saber mas de Sheridan y su vida ven a El Eld, has estado ahí asi que sabes donde esta lo mas brumoso. Ven preparada

La de Beinwin: Ven si tienes la curiosidad de aprender lo que no te a enseñado Kvothe, el te oculta cosas, te oculta la verdad tras sus leyendas y poderes, Ven a El Eld a lo mas profundo, si eres digno de ir encontraras las señales del camino. Seguro sabes de la gran hazaña de tu maestro ahí en Eld, ahí te esperare.

La de Amras: Ven a El Eld, guerrero Fata sediento de poder y justicia, te enseñara el verdadero poder que uno puede aprender, por tus historia se que no rechazaras la oferta, trae a tu fetiche Oscuridad o como se llame tu espada. Sigue el camino hasta el árbol partido

La de Kvothe decia: Kvothe el Arcano, los Amyr, los culpables de tu investigación, ven a El Eld, te diré algunas cosas sobre ellos, sabes donde esta lo mas profundo de El Eld, ve a donde partiste el árbol. Veré si eres tan poderoso como dicen las historias y asi hablarte de los Amyr.

La de Dinnael: Chica misteriosa y viajera, ve a El Eld, al árbol partido, te enseñare los secretos de las artes oscuras. Seguro una oferta asi no la rechazarias, confio en tu participación joven dama, Ven preparada, en serio.

La de Samuel Odem: *Poderoso* humano te invito a que conozcas los poderes sin iguales de la sigaldria oscura, las aleaciones de hueso, las runas de poderes inigualables, si de verdad quieres ganarlas, ven preparado que te costara el premio, ve a El Eld, al árbol partido, a lo mas profundo de Eld.


Última edición por Rasec el Dom Sep 30, 2012 8:46 am, editado 5 veces
Rasec
Rasec
El'the que persigue el viento
El'the que persigue el viento


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Beinwin el Jue Sep 27, 2012 6:46 am

¿Señales? ¿De qué demonios viene todo esto?

<<De todos modos ya es tarde para pensar es este asunto, y la pelea que tuve con los scrals en el camino, me ha dejado exhausto. Descansaré, y el día de mañana decidiré si ire al encuentro que me llaman>>



Última edición por Beinwin el Mar Oct 02, 2012 8:43 pm, editado 5 veces
Beinwin
Beinwin
E'lir Simpatista
E'lir Simpatista


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Eztli el Jue Sep 27, 2012 8:07 pm

Si quieres saber mas de Sheridan y su vida ven a El Eld, has estado ahí asi que sabes donde esta lo mas brumoso. Ven preparada.

Volví a leer la carta, por enésima vez. ¿Quién demonios era ese tal Rasec y de qué conocía él a mi padre? Mi padre...
Hacía almenos una hora que había llegado a "lo más brumoso" de El Eld, pero no me decidía a recorrer el último centenar de metros que me separaba de mi cita. <<De esto no puede salir nada bueno... - Clavé la vista en el maltratado papel-. Pero, ¿y si realmente sabe algo de Sheridan? ¿Qué me pedirá a cambio? ¿Lealtad? ¿Obediencia? -Solté una risotada amarga-. Y yo, ¿qué estoy dispuesta a darle? Si estoy segura de que... si estoy segura de que puede hablarme de mi padre, ¿que estaré dispuesta a hacer?>> No lo sabía, no tenía ni idea. Y tenía miedo de lo que Rasec pudiera ofrecerme y de lo que pudiera pedirme a cambio; tenía miedo de no poder rechazar su oferta aunque me pidiera algo inaceptable a cambio. <<¿Y qué demonios significa "Ven preparada"? ¿Preparada para qué?>> Solo había una manera de saberlo. Empecé a andar de nuevo, despacio, tratando de mantener la mente fría y las emociones a raya. Intentando apartar de mis pensamientos las mil explicaciones que había atribuido a la desaparición de mi padre desde que recibiera la carta.



Última edición por Eztli el Mar Oct 02, 2012 6:48 pm, editado 2 veces
Eztli
Eztli
Re'lar Secretario
Re'lar Secretario


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Amras el Jue Sep 27, 2012 9:36 pm

Era ya medio día cuando todavía seguía perdido por aquel maldito bosque, y mientras caminaba saco la extraña carta que apestaba a chandrian y en voz alta empezó a leer.
-Ven a El Eld, guerrero Fata sediento de poder y justicia, te enseñara el verdadero poder que uno puede aprender, por tus historia se que no rechazaras la oferta, trae a tu fetiche Oscuridad o como se llame tu espada. Sigue el camino hasta el árbol partido. Bajo la carta y echo un vistazo a su alrededor, Y poniendo una voz cómica dijo: -Tu fata sediento de poder y de justicia reúnete con migo en el árbol partido en medio de un bosque que no conocen ni los dioses humanos.Luego su tono de voz se volvió mas serio y se podía notar la ira en el,-Malditos chandrian siempre dando todo por echo, ya que te tomaste la molestia de encontrarme podrías a ver tenido el detalle de incluir un maldito mapa de la zona, por que yo no veo ningún camino. Y para colmo e tenido que preguntar a unos humanos donde demonios estaba este bosque, y seguro que me han mandado aquí a propósito, ¡Ahg! como salga de este bosque juro que los matare. Se vio tentado de darle un puñetazo al tronco que tenia al lado, pero en vez de eso se calmo y decidió trepar por el para tener una mejor perspectiva y poder buscar el pico de una montaña o una cresta cercana, al final vislumbro una cresta y decidió ir hacia ella para poder orientarse mejor.Mientras subía a la cresta seguía maldiciendo y diciéndose a si mismo <<Mas vale que esto valga la pena>>. Al final llego a la cresta cuando empezaba a anochecer, aprovechando la poca luz que quedaba subió hasta la cima de la misma y desde allí pudo ver al final el maldito tronco partido, pero como ya empezaba a anochecer decidió hacerse un refugio de circunstancias entre los arboles cercanos, pasar la noche allí y al amanecer buscaría un camino para descender hasta el tronco y rezar por que no fuese demasiado tarde y su camino hasta el lugar no hubiese sido en vano.


Última edición por Amras el Lun Oct 01, 2012 11:54 pm, editado 2 veces
Amras
Amras
Re'lar de 5 vínculos
Re'lar de 5 vínculos


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Dinael el Lun Oct 01, 2012 6:17 pm

Vi a un joven de 1 o 2 años menos que yo esperando junto al arbol partido con aire ausente como esperando a algo o a alguien y me acerque...
Buenas eres Rasec el Chandrian desertor?
Silencio...Permaneció observandome 2 o 3 largos minutos y finalmente dijo
-Si soy yo...
Dinael
Dinael
El'the que persigue el viento
El'the que persigue el viento


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Samuel Odem el Lun Oct 01, 2012 10:07 pm

Desperte sobresaltado.
Mis dedos empezaban a quemarme y tenia que llegar a mi gramm o si no...
Entonces recordé, era la guarda de mi ventana, abisándome que algien habia entrado a mi habitacion. Tome mi espada y me erguí, listo para luchar. Pero la ventana estaba abierta y solo veia las cortinas moviendose, y una extraña carta en mi pequeño escritorio...
Me acerque y vi que tenia un extraño grabado de cera y rezaba: Samuel Odem
La abri y comencé a leer, peguntando me quien era el tal Rasec???
Pero al terminar de leer no me senti asustado o temeroso del encuentro al que me llamaban, sentía florera de ir hasta el Eld desde Irme caminando...
Raro, no?
avatar
Samuel Odem
Re'lar de 5 vínculos
Re'lar de 5 vínculos


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Elodin el Miér Oct 03, 2012 11:16 pm

Disfrutando en un rincón en la penumbra del Eolio de la música, llegó un pequeño correteando y gritando mi nombre. Le hago señas para que se acerque y pregunta si soy yo Elodin.
Le manda un tal Rasec con un mensaje. No me suena en absoluto ese nombre. Despido al niño alborotándole el pelo con la mano y con un penique.
Sin duda esa carta era para mí. Me cita en el Eld. El camino es largo, pero mi curiosidad es mayor. Tampoco tengo nada mejor que hacer.
Me dispongo a emprender otra de mis alocadas aventura.
Elodin
Elodin
Estudiante del ala este
Estudiante del ala este


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Rasec el Sáb Oct 06, 2012 4:48 am

Me aparecí en el medio del árbol, justo sobre una rama, salte hacia el suelo y espere un rato, comencé a aburrirme. Sentí las presencias al parecer todas las de los dueños de mi carta.

-BIEN! Ya pueden venir no teman que aun no pasa nada!-Sonreí- Aun!!. Jajaja

--AAAGG que aburrido creí que ya estarían todos aquí discutiendo los motivos de su raro encuentro-- Me senté en el suelo y comencé a planear improvisadamente como era mi costumbre. --Esto sera interesante comenzaba a aburrirme, oí algunos crujidos en el bosque. Casi como un rayo, saque mi lanza y me apoye en ella...
Rasec
Rasec
El'the que persigue el viento
El'the que persigue el viento


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Beinwin el Dom Oct 07, 2012 6:06 am

Me desperté, aun un poco cansado por mi pelea con los scrales, cuando de pronto recorde la carta que había encontrado en la mesa del cuarto que alquilaba en aquella posada que curiosamente estaba de camino al Eld. Dando un poco de vueltas al asunto, me decidí a ir al encuentro al que me convocaban en el Eld, <<Aunque eso de las señales me suena muy extraño, será posible que sea....>> Eliminé, ese pensamiento de mi cabeza, ya que desde aquel ultimo encuentro con aquel Chandrian, por más que lo había buscado no lo encontraba por ningún sitio.

De todos modos iré-Dije-Un Sithe de mi nivel necesita ejercitarse de vez en cuando, y desde que llegue al mundo humano, aparte de mi lucha con los scrales, no he tenido grandes enfrentamientos..

Baje de mi cuarto, y me compré un buen desayuno (no dejaba de pensar que podría ser el ultimo), una vez acabado mi comida, pague por mi noche en la posada, tome mi macuto y sali al encuentro en el Árbol del Eld.
Beinwin
Beinwin
E'lir Simpatista
E'lir Simpatista


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Eztli el Lun Oct 08, 2012 5:52 pm

De repente, un grito emergió a pocos metros:
-BIEN! Ya pueden venir no teman que aun no pasa nada!-Hubo una pausa- Aún!!. Jajaja

Aquella risa me estremeció. <<Genial, el tipo está como un cencerro. Por supuesto.>>.
Avancé hacia el claro y lo vi. Un muchacho de aspecto muy joven. Estaba en posición de ataque, blandiendo una extraña lanza. Pero, en cuanto me vio, se relajó. <<No me considera una amenaza -pensé, y me hirió un poco el orgullo-. La verdad, no sé si eso es bueno o malo>>. Había otra persona allí, una hermosa muchacha más joven que yo. <<¿Quién será? Juraría que es una humana normal... Aunque nunca se sabe.>>
- Vaya, pensé que venía el Sithe, o el Arcano...
- Lamento decepcionarte -espeté, con más brusquedad de la que pretendía.
Él rió.
- No me decepcionas, Medio Fata. -Me dedicó una sonrisilla indescifrable.- Pero me apetecía luchar.
De nuevo, me sorprendí ofendiéndome. <<¿Qué te hace pensar que yo no puedo luchar? ¡Maldito pedante! ¿Acaso no soy digna de su excelencia?>> Mil desafíos se agolparon en mis labios, empujándose para salir. Al final se impuso la razón y me contenté con componer mi mejor expresión de desprecio y escepticismo; uno de mis mejores insultos, aunque a él no pareció importarle.
- En tu carta -agité frente a mí el manoseado papel -dices que sabes algo de mi padre. -Enarqué una ceja-. ¿Y bien?
- No seas impaciente, Medio Fata. Los demás ya casi están aquí, lo noto. No querrás empezar la fiesta sin ellos...
- Lo que tengas que decirme sobre mi padre me incumbe solo a mí, así que...
No me estaba escuchando. Se había vuelto a poner en tensión y blandía de nuevo la lanza. Sonreía. Había llegado alguien más.
Eztli
Eztli
Re'lar Secretario
Re'lar Secretario


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Admin el Mar Oct 09, 2012 11:37 pm

No paraba de pensar en la maldita nota...
Esa nota era muy sospechosa y mis pensamientos retornaban a ella una y otra vez. Caminaba entre los árboles, bajo su denso follaje y me preguntaba... ¿cómo narices he recorrido más de mil kilómetros para satisfacer un anónimo la mar de sospechoso?
Porque sin duda era eso, sospechoso. Quizás era mi orgullo, pero no podía aceptar que hubiese alguien ajeno a la orden de los amyr que poseyese información desconocida para mí, no podía...
Entre la bruma y los arbustos espinosos, la sensación de que todo era una trampa aumentaba con cada metro que recorría. No, con cada paso. Mi orgullo me empujaba a pensar que se trataba de una trampa. Pero había más indicios;por ejemplo, el rincón alejado del mundo (que no es un sitio para hablar, no es una zona segura, lo normal sería hablar a las afueras del camino que es más cómodo y seguro para ambos.) o también mi NOMBRE en esa carta... me conocía y conocía mi fama... Era para retarme, una trampa para matarme o quizás ambas cosas. Pero quien me la enviaba tenía que morir, pues sino mi vida sería un infierno lleno de huidas...

Paré en los límites del gran claro. Allí es donde había matado a varias personas... con simpatía, aunque no muy "simpática", pues seguro que contaba como felonía. Y cualquier tribunal me ejecutaría en ese rincón de mundo... Intenté visualizar la escena de esa noche, sentía el aliento de Tempi y de Marten en mis orejas... El cadáver estaba delante de mí... ¡Oh! la verdad es que estaba justo a los pies del cadáver, me encontraba en el sitio donde había enterrado ese hombre... Suavemente quité una de las grandes piedras y pude ver parte de su camisa. Me entraron ganas de vomitar y me aparté con brusquedad. Me eché tras un árbol a vomitar, pero de repente vi algo extraño.

Una mujer.

Recordé que la última vez que había estado en el Eld, Felurian me había llevado hasta los más profundos bosques de fata y como un loco había estado a su merced. Sacudí la cabeza. No, no era Felurian. Era una figura menuda, recortada contra la luna creciente de cabello largo y suelto. Pero... Miraba hacia arriba, a lo alto de un árbol. Sentí un escalofrío al imaginar la misma situación, pero conmigo en lugar de la chica y con el Ctaeh en lugar de un árbol corriente. No... esa mujer miraba un lugar concreto, pero estaba demasiado lejos para que pudiese adivinar desde aquí que era. Me centré en ella. Estudié su figura y sus curvas (pues era lo único que podía ver), pero la única información que saqué era que desde aquí no se veía nada.

Sigilosamente me acerqué y a la luz de la luna, el corazón se me aceleró. Ella tenía algo tan salvaje como Felurian. Era hermosa, pero no como Denna o Felurian. Me acerqué más y pude verla mejor. No, ella no era mi enemiga, eso lo sabía seguro, pero que no fuese mi enemiga no la convertía en mi aliada. ¿Qué hacía allí? ¿Porqué esperaba? ¿Qué estaba mirando? No podía responder a eso, además, hasta que no me asegurase que lo que fuese que había en el árbol no era peligroso, no me mostraría ante ella.

Por curiosidad alcé la vista y aparté de las ramas y las hojas, no vi nada. Escudriñé las sombras y me pareció ver una silueta... Pero quizás era una ilusión. Me adelanté más y tropecé. No me caí, pero dos pares de ojos se volvieron de manera muy indiscreta sobre mí. No podía ver los ojos de la criatura del árbol, pero los sentía... y eran repugnantes, eran los de un monstruo. Ella me miró, al principio con gesto amenazante, luego se relajó un poco. No sé porqué pero me ofendió. Aunque tampoco demasiado, porque si no me consideraba una amenaza, no me atacaría. Busqué esos ojos, pero no los encontré. Sólo escuché una voz fría que decía:

- Ya tenemos aquí al aprendiz de arcanista... Y la leyenda. ¿Eres tan bueno como dicen en los cuentos? - Se burló de mí.
- Tú no sabes nada de los amyr, ¿verdad? - Escupí con desprecio. La chica saltó como si la hubiesen pinchado y con una expresión de asombro, me miró a mí y a él, alternativamente. Luego frunció el cejo, como enfadada.
- Humm... Ya lo veremos. - Casi pude sentir una sonrisa, y eso me hizo hervir la sangre.

Salí del resguardo de los árboles y bajo la luz fantasmal de la luna, me planté ante los dos. Cogí la empuñadura de mi espada, de Cesura, pero dejé mi mano allí. Por si acaso, intenté buscar una fuente de calor... y la única que tenía era mi propio cuerpo. Respiré hondo, algo gordo se avecinaba. Y no saldríamos todos vivos de allí.


*Sólo los locos y los sacerdotes no le temen a nada. Y yo nunca me he llevado muy bien con Dios.*
Admin
Admin
Administradores


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Amras el Miér Oct 10, 2012 4:53 pm

Los primeros rallos de luz asomaron asomaban tímidamente por la creta cuando me desperté, hice unos estiramientos para desentumecer mi cuerpo y me subí a la cresta para sentarme y observar el entorno.
Desde esta posición se podía ver todo perfectamente, lo cual me sirvió para hacer un mapa mental del terreno y así poder aprovechar mejor mis habilidades si así fuese necesario. Después de hacer eso, simplemente observe el mundo y sus nombres durante un rato.
-¡Bien!, sera mejor que practique un poco las lecciones aprendidas.
A lo largo del día ejercite mis artes marciales, medite durante unas cuantas horas tal y como me obligaba a hacer el maestra de la hermanda, practique con la espada y la limpie a conciencia antes de guardarla en su funda, comí algo y me eche un rato a esperar que comenzase a anochecer, ya que en la hermanda me enseñaron a utilizar las sombras para desvanecerme de los ojos curiosos.
Cuando empezó a caer la noche saque mi petate del interior del refugio que había confeccionado, del interior del petate saque un par de cuchillos perfectamente equilibrados que eran perfectos para lanzar y me los coloque en la zona de los riñones en posiciona horizontal, ya que así eran mas rápidos de sacar y lanzar.
También saque un pequeño estuche, lo abrí y de su interior saque una cadena de la que colgaba una extraña piedra en forma de lagrima con una pequeña llama azul en su interior, me coloque el colgante y deje el estuche y el petate dentro del refugio. Por ultimo cogí a Ocaso y la ate a mi cintura.
-Bueno, pues ya esta todo
- Oscuridad, madre que has de cuidarme, protégeme en esta noche solitaria. No dejes que mis enemigos me vean, si muero en la batalla, no dejes que mi alma se pierda en el abismo.
Comencé a bajar hacia el árbol cuando ya era de noche, me movía entre los arboles rápido y silencioso, comencé a escuchar unas voces y al acercarme un poco mas pude verlos, allí de pie las siluetas de cuatro personas.
Me quede un rato en las sombras, observándolos, sin duda dos eran humanos, el que sujetaba la lanza era sin duda alguna un chandrian, podría reconocer su olor a kilómetros, pero la otra me tenia desconcertado, había algo en ella que me inquietaba, podía notar dos presencias en ella pero sin duda era una sola persona.
Decidí acercarme para poder hablar sin tener que gritar.
-¡Valla, valla!, ¿pero que tenemos aquí?, jaja curiosa reunión la que has organizado aquí, pequeño chandrian.
Dije mientras salia de las sombras y pasaba por el lado del humano pelirrojo.
-Ni mas ni menos que a dos humanos, un chandrian y ¡tu!,- me acerque a la chica que me tenia desconcertado, dando una vuelta a su alrededor y observándola.
-Mi lady soy Amras- dije mientras hacia una reverencia- reconozco que me sorprende ver a una mestiza.
Me alegro de que te sorprendas dijo el Chandrian, con una sonrisa dibujada en su cara.
-Me da igual lo que te alegre o te deje de alegrar, ¡Chandrian! Mas vale que el motivo por el que me has traído se importante, por que tengo una promesa que cumplir y no estoy para perder el tiempo con tus tonterías y tu grupito de amigo ¿ te a quedado claro?.Así que si no te importa te pediría que te des prisa.
Lo siento dijo el Chandrian pero aun falta gente por llegar.
-¡Genial!, mas amigos tuyos para esta reunión. ¿Si no te importa me iré a sentar por hay?, <<en algún lugar lejos de los humanos.>>
Pase por su lado sin hacerle caso, en dirección a los arboles donde la oscuridad era mas espesa y me sente hay a esperar al resto y a observar a los que ya habían llegado.
Amras
Amras
Re'lar de 5 vínculos
Re'lar de 5 vínculos


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Dinael el Miér Oct 10, 2012 7:58 pm

Bueno Rasec parece que ya estamos aqui todos... Me prometiste poder y me interesaria que me dijeses que me irias a enseñar...
Rasec baja del arbol y se sienta en una piedra,me siento a su lado.
-Puedo enseñarte muchisimas cosas ,pero siempre y cuando estes dispuesta a aprender...
Me levanto y voy mirando a todos los demas,veo a Kvothe,he oido hablar de el pero no me impone tanto como se supone me deberia imponer,veo una mestiza de fata bastante hermosa.
Veo un fata alejado del grupo,parece sombrio... Y veo un Sithe que es lo que mas me sorprende,no se que puede hacer uno tan alejado de fata...
¿Vamos a quedarnos aqui mucho tiempo Rasec? Desearia comenzar el aprendizaje y el camino hacia el poder ya...


Última edición por Dinael el Sáb Oct 13, 2012 8:49 am, editado 1 vez
Dinael
Dinael
El'the que persigue el viento
El'the que persigue el viento


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Samuel Odem el Jue Oct 11, 2012 1:17 am

Después de eso tuve sueños raros en la noche.... cosas extrañas...
Me desperté temprano y baje a la posada.
Estylian me saludo, mientras barría la posada. Yo le devolví el saludo lo mas amable que pude y le pregunte que tan lejos estábamos del Eld.
El ya estaba acostumbrado a que me marchara de esa manera. Este bimestre había trabajado bastante para poder estudiar en la universidad con las chicas. Asi que me iva a horas como estas. El me digo que tardaria unos dos ciclos en llegar.
Si caminaba por el camino de piedra.
Asi que cruce hacia Faen, dejando les una nota a las chicas con Lian.
No debian preocuparse, ya que solo sabían que iría a hacer un trabajo...
Tenia una pequeña idea de como llegar a travez de Faen pero eso no me salvo de pasar varias horas corriendo como loco para llegar puntual.
Al salir descubrí que era de día, mas aun, en calderero que me vendió la piedra blanca que olía a hierro me digo que seguía siendo Prendido. Me extrañe que solo hubiera pasado una hora pero todos necesitamos algo de suerte, no?
Así que para el anochecer yo estaba entre extraños, en lo mas profundo del Eld. Con varias leyendas, humanos y una mestiza como yo.
Decidí quedarme callado hasta que el desertor hiciera su primer movimiento. Me puse al lado de la mestiza ,quien era quien mas me daba curiosidad, mirándola de reojo de ves en cuando. Pero no parecía importarle. Ponia toda su atención en el Chandrian....
El desertor nos observaba con una sonrisa asquerosa. Pero al verme se ensancho mas de lo humanamente posible y se me erizaron los vellos de la nuca. Pareció agradarle mi reacción y volteo a ver a las sombras... detrás de el....
Yo seguí sus ojos y vi que había alguien mirándome. Me parecía conocido pero... seria posible???
Entonces volvió a sonar esa voz en mi cabeza, era Dalur. Exigia participar un poco en la masacre.
Mi espada no había probado sangre en un ciclo y sentía como Dalur seguía insistiendo para salir...
-Hola... me llamo Sam, y ustedes???-
Todos voltearon a verme como si fuera un idiota. En realidad me sentia como uno pero no aguantaba la tensión que se empezaba formar entre nosotros...
avatar
Samuel Odem
Re'lar de 5 vínculos
Re'lar de 5 vínculos


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Rasec el Sáb Oct 13, 2012 8:26 pm

Humm! Rasec.-Sonrio burlonamente- Bien!...Empecemos, parece que ya no vendrá nadie mas.Para comenzar quiero decirles algunas palabras si no quieren escucharlas pueden ir con el Fata que se alejo.-Miro a todos parece que no se iran- Esta bien, primero Eztli la media fata y Amras el fata, tengo algo que les interesara, al parecer tengo algo de la hermandad- Miro a Amras parece que escucha y voltea bruscamente al escuchar la Hermandad- Como ustedes saben esto es...una daga- la saco- Si, una daga, pero eso no es todo- La volteo- Tiene runas antiguas escritas, creo que tambie te interesara Hombre, si tu Sam, tiene runas extrañas y a la vez poderes ocultos, y secretos de la Hermandad, a por si aun no sabes en que te involucra Eztli... Era de Sheridan, se la quitamos como es obvio- Me mira fijamente, no se con que sentimiento- Jaja! Se que esconde pero a mi ya no me sirve ya tengo lo que quería a si que...quien la quiera quitemela- me la amarro al cinturón.-Veo que Amras se para y Eztli se acerca- Y como no se que hacer contigo Kvothe ni contigo Sam, les propongo algo a ti Sam te hable de runas, si me quitas mi lanza podras estudiar runa oscuras, runas Chandrian pero por si no quieres ni tu ni Kvothe- Miro a Kvothe- Le ahorrare el trabajo a Haliax y Ceniza- Ataco a Kvothe el se aparta y parece prepararse para el próximo ataque, miro de reojo a Amras parce que camina con una espada y a Eztli observo que se acerca mas- Dinael ora de actuar mujer!! Ya sabes si quieres venir ayúdame Pondré tus habilidades a prueba.

De pronto siento una presencia de repente, una presencia que ya había sentido era el se aproximaba, sonreí. Lo que no sabían era que tanto la daga como mi lanza eran replicas exactas de las originales la lanza podía hacer todo lo que la mía pero al no estar en mi poder desaparecían los poderes y la daga cambie una runa por un dibujo que la verdad no sabia ni que era, solo algo improvisado. Y que mas da ya que venia Beiwin supongo que la cosa se pone mas interesante, un mediofata contra un fata por una daga y dos humanos por la lanza, bueno Kvothe no solo que lo ataque a y Dinael cubriéndome las espaldas, ya tenia la ruta de escape esto haría que para toda mi vida ya no me buscaran solo los Chandrian y los Amyr, sino también los Sithe y Sam, Eztli y Kvothe.
Rasec
Rasec
El'the que persigue el viento
El'the que persigue el viento


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Eztli el Miér Oct 17, 2012 8:00 pm

Antes de darme cuenta, ya he sacado la daga de la bota y me dirijo hacia el Chandrian desertor. Mi mente va a toda velocidad. No me gusta el rumbo que ha tomado esto; pensé que el tipo me propondría algún trato, que me pediría algo a cambio de la información que tiene. Pero solo quiere jugar con nosotros. <<Tira un pedazo de carne a cuatro lobos hambrientos para ver como se matan entre ellos.>> Sea como sea, si esa daga realmente era de Sheridan (por lo que yo sé, mi padre podría no haber tenido siquiera una daga) tiene que ser mía. Percibo vagamente a los demás: el tal Amras camina detrás de mí, el hombre pelirrojo pasa a mi lado como una exhalación y se abalanza sobre el Chandrian. El tal Sam también me adelanta. <<¡La daga es mía!>> Corro. La muchacha llamada Dinael viene a mi encuentro. <<Claro, debo de ser la más fácil, ¿verdad?>>
- Ve a molestar a otro -susurro sin siquiera mirarla y la empujo distraídamente para apartarla de mi camino.
Me cuelo entre Sam y Kvothe. <<Un pequeño corte será suficiente>>. Dirijo un tajo al abdomen y... <<Los muertos no hablan.>> desvío la hoja y me limito a empujarle con el antebrazo, mientras con el otro brazo empujo a Kvothe y luego golpeo a Sam, haciéndolo retroceder un poco, separándo a los hombres del Chandrian. Me planto delante de Rasec, de cara a los demás, que se han quedado quietos, mirándome desconcertados.
- No dejaré que lo matéis. -Las tres miradas de desprecio se clavan en mí como puñales. -Si lo matamos, no podremos oír lo que tenga que decirnos.
El Chandrian rie. <<Claro, desgraciado, mientras tengas esa información como rehén, aunque tengamos la oportunidad, no podemos hacerte daño... Hijo de...>>
- Mi lady, le dejaremos vivir lo suficiente para interrogarle si lo deseáis. Ahora apartaos para que podamos luchar.
No soporto que me traten con condescendencia, y menos aún cuando el motivo es mi sexo. Me muerdo la lengua para no desafiarle a un duelo allí mismo, lo último que necesitamos es discutir entre nosotros. Le dedico una sonrisa irónica antes de darme la vuelta de nuevo para encarar al Chandrian.
- Si alguien se atreve a matarlo... -giro la cabeza un momento para mostrar mi mejor sonrisa sádica, esperando que cause el efecto deseado- Lo primero es reducirle, ya hablaremos luego de quién se queda qué. -<<La daga es mía>>- No debemos cometer el error de jugar a su juego -<<¿Quién te ha puesto al mando, imbécil?>> pienso, deseando que los demás no se estén preguntando lo mismo-, porque estoy segura de que a ese juego es imposible ganarle.
Eztli
Eztli
Re'lar Secretario
Re'lar Secretario


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Admin el Miér Oct 17, 2012 11:23 pm

- La lanza... - Gruñí mientras esquivaba un puñetazo de Amras, que en teoría iba dirigido al Chandrian... En teoría, pero éste lo esquivó y acabó casi en mis costillas.

Yo también tenía ganas de liarme a puñetazos con... eso, pero con los puños no podríamos hacer gran cosa. Pareció que Amras pensó lo mismo que yo, porque desenvainó la espada. El problema era el que había dicho la chica, Eztli, no podíamos matarlo... Pero una espada sirve para eso así que... Quizás debía ponerme yo en primera fila, quizás con Oso dormido podría tirarlo al suelo e inmovilizarlo, pero era arriesgado probarlo. No, no debía intentarlo, era un Chandrian.

Bueno, aunque no lo matase, era suficientemente poderoso para no andarse con tonterías. Y si lo mataba mejor que mejor. La imagen de mis padres volvía a mi cabeza una y otra vez. Una y otra vez. Y era acompañada por el olor asfixiante a humo, el calor de mis lágrimas evaporándose, esos fuegos azules tan siniestros... Él no era Ceniza, pero lo había mencionado y merecía la muerte en cualquier caso. Y yo merecía consumar mi venganza. Lo sentía por la chica, pero para mí lo primordial era ver la sangre oscura y espesa de esa rata derramándose sin remedio...

Me adelanté unos pasos y me quedé cerca de Eztli, pero la otra chica, la compinche de ese monstruo se abalanzó sobre mí. Me desconcertó su actitud, no estaba preparado para golpear una mujer, la chica iba armada con algo afilado y pequeño que brillaba, pero que no pude ver bien. Me aparté a tiempo, pero me desequilibró y destrozó mi ofensiva (y mi concentración). Miré esa mujer. Pretendía ponernos las cosas difíciles. No parecía gran cosa, pero no estaría acompañada de un Chandrian si no escondiese un secreto. En pocos segundos batallaron en mi mente varios pensamientos: << ¿Y si la aparto de los demás? Me será más fácil si sólo me ocupo de ella. Pero... ¿Y si es peligrosa de verdad? Necesitaría tener a alguien alrededor, que sino me hecha una mano, al menos que pueda entorpecerla. Aunque la gente también me entorpeciese a mí... Además, no puedo separarme de los demás. Podrían dejar escapar ese maldito engendro, o podría matarlo sin querer otra persona.>> No, definitivamente, no me movería del lugar, pues acabaría con la vida dese monstruo, aunque quizás le daría unos minutos, lo suficiente para que contase de qué nos conoce y como podría encontrar a los Chandrian. Y quizás daría también tiempo a interrogarlo sobre otras cuestiones, si no es que pierdo la paciencia y atravieso su joven y blanca garganta con Cesura. Pero me faltaba decidirme sobre esa chica. Observé los demás. El chandrian había hablado sobre runas extrañas en el joven llamado Sam, el fata que había estado a punto de darme un puñetazo tampoco estaba indefenso y la Eztli... Quizás se debería encargar ella de la chica, pues como ayudante del chandrian tampoco parece gran cosa, a parte de su arma, claro, sea cual sea.

Esquivé la chica y me alejé tanto como pude de ella mientras buscaba un buen sitio, debíamos rodear esa rata inmunda. El Chandrian debió de verme venir, porque se acercó a Sam, que era quien le estaba atacando en ese momento y empezaron a luchar cuerpo a cuerpo. Me quedé bajo un árbol viendo como Amras se acercaba a la lucha y Eztli estaba tan perdida como yo. Tuve un presentimiento y giré la cabeza a tiempo de ver algo que volaba hacia mí. Me tiré al suelo y rodé un poco.

Era un trozo de hierro, muy afilado. Comprendí al instante que esa arma no tenía por objetivo ni a mí ni a Sam, sino los dos fatas. La chica entorpecía continuamente la lucha. Yo no podía meterme contra ese monstruo, tan lejos, así que decidí cargarme de una maldita vez a esa molesta mujer. Me giré hacia ella y vi que sonreía. Me fijé en que era muy joven, una niña casi. Quizás tenía la misma edad que Denna... Me quité esos pensamientos de la cabeza y me levanté. Saqué la espada. Ella frunció el ceño y se acercó poco a poco a mí, tanteando cada paso. Yo no me quedé quieto y empecé a desplazarme lateralmente y hacia ella. Cada vez íbamos más lentos, nos acercábamos y no sabíamos como debíamos actuar después. Yo no sabía si atacarla con la espada, ella no podía defenderse y... Di un paso demasiado lento. Fue como si en medio de un baile me hubiese quedado parado, ella lo notó, notó mi desconcentración y saltó hacia mí. No como antes, sino que se tiró directa hacia mi abdomen, con aquella arma reluciente en sus manos y una sonrisa que de lo inocente y escalofriante que era, daba grima. Retrocedí cuanto pude, pero tropecé con una raíz que sobresalía del maldito árbol de encuentro. Caí al suelo. Des del suelo pude ver como la sonrisa de esa chica se hacía más amplia. Alzó los brazos por encima de su cabeza, con esa arma...

Cerré los ojos. Necesitaba ayuda. Ya.


*Sólo los locos y los sacerdotes no le temen a nada. Y yo nunca me he llevado muy bien con Dios.*
Admin
Admin
Administradores


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Amras el Jue Oct 18, 2012 4:37 pm

Tras ver como el Chandrian esquivaba mi golpe y casi le acertaba al humano pelirrojo, use una de las técnicas que había aprendido en la hermandad.
Llame a las sombras y oculto en ellas retrocedí unos metros.
<< tengo que conseguir esa daga. No puedo dejar que nadie la tenga y descifre sus secretos>>
Escuche a la mestiza decir que el Chandrian jugaba con nosotros y la verdad es que tenia razón pero pese a ello tenia que recuperar esa daga la mire a los ojos.
No se por que te interesa esa daga, ¡mestiza!, y aunque tengo que darte la razón, también me temo que no puedo permitirte tenerla.
Después observe como el pelirrojo se alejaba. Bueno uno menos del que preocuparse por ahora.
Me fije también en el mestizo pero parecía ignorarme y sinceramente creo que hacia lo correcto.
Cuando me disponía a utilizar de nuevo la técnica para cubrirme de sombras y acercarme al Chandria si que me detectase y así poder atravesar su podrido corazón, pude ver como el humano pelirrojo se caía de espaldas al suelo y como la pupila del Chandrian se disponía a darle el golpe de gracia y en ese instante note algo en mi interior que me decía que lo salvase.
¡Mierda! Un millón de ideas pasaron frenéticas por mi mente y al final me decidí. Invoque al fuego azul que en cuestión de un segundo ya había creado un circulo a mi alrededor con un muro de fuego que me protegía de las miradas y los ataques, clave mi espada en el suelo y partí me mente en dos.
En un lado de mi mente visualizaba al Humano y en la otra visualizaba la daga que colgaba en el cinturón del Chandrian. Cerré mis ojos y levante mis brazos con los puños cerrados y al mismo tiempo que pronunciaba un nombre en mi mente abrí los ojos y mis puños.
Observe como el pelirrojo salia arrastras hacia mi mano izquierda al mismo tiempo que la aprendiz del Chandrian bajaba sus brazos para asestarle el golpe final que por suerte fallo, luego vi como la daga daba un fuerte tirón en el cinturón del Chandrian y llegaba hasta mi mano.
Sin duda eres rara,¿de donde te han sacado? La analice unos minutos y tras ver que no pertenecía ami hermandad me relaje y para asegurarme de que nadie se abalanzara sobre mi hice que el circulo de fuego avanzase unos metros antes de apagarse.
Al apagarse y ver que no corría peligro mire hacia el pelirrojo que se levantaba y miraba perplejo sin saber que acababa de pasar, unos metros mas allá la pupila del Chandrian miraba al pelirrojo con ira en sus ojos, el mestizo seguía sin perder de vista al Chandrian, la mestiza me miraba con rabia y antes de que se lanzase a por mi le hice una señal para que se quedase quieta, luego mire al Chandrian y en sus ojos se podía ver que deseaba matarme por a verle quitado la daga.
¡Jajajaja!, Valla, valla parece que el pequeño Chandrian me a subestimado. La verdad es que me sorprende tu mirada ya que creía que lo que querías es que te quitase esta daga, la cual por cierto no pertenece a mi hermandad. Sin embargo diré que es bastante interesante, pero no lo suficiente como para que mate o muera por ella. A si que ahora soy yo el que te dice que si la quieres, vallas a por ella. Mire a la mestiza y le guiñe un ojo mientras le lanzaba la daga¿ No se por que te interesa tanto?, pero no desaproveches esta oportunidad medio Humana. Cogí mi espada y la enfunde, me gire hacia el pelirrojo y le dedique una reverencia un tanto cómica con la esperanza de que se diese cuenta de que me debía la vida. Si no tienes nada mas interesante que decir o que ofrecer Chandrian, creo que volveré a sentarme por hay para ver como termina esto. Y espero que termine contigo muerto. Sin mas me di la vuelta y me fui a sentarme a las sombras.
Amras
Amras
Re'lar de 5 vínculos
Re'lar de 5 vínculos


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Dinael el Jue Oct 18, 2012 5:08 pm

Maldita sea...Esa daga parecia importar al maestro...Decido ir tras el tal Amras,que se percata de lo que voy a hacer y me lanza un tajo con la espada,me hace un corte en el brazo,del que mana sangre de una forma bastante copiosa...
Maldito hijo de...le suelto con rabia en los ojos...Demasiado entretenido riendose de mi no se da cuenta de que digo el nombre del agua casi gritando y formo una gran bola que despues congelo y le tiro directa a la cara.Eso parece sorprenderlo y saca su espada y raja la bola pero yo ya he conseguido lo que queria,que era distraerle,saco una espada corta que llevaba pegada al muslo y me empiezo a batir con el,no me gusta que me menosprecien por ser pequeña o mujer,pero se usarlo a mi favor,el piensa que no tengo mucha fuerza cosa que es cierta pero asesto una lluvia de tajos rapidos y creo una replica de mi espada solo que de hielo y se la lanzo con la otra mano...Me mira estupefacto y bloquea con ambas manos,con lo que deja caer la daga...
La maldita mestiza esta atenta y coje la daga,y se pone a mirarla como si fuera la vida en ello...
Maestro si tienes algun as en la manga es hora de usarlo o de irnos ya...Esto no pinta nada bien...
Dinael
Dinael
El'the que persigue el viento
El'the que persigue el viento


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Rasec el Dom Oct 21, 2012 9:52 pm

Miro con odia a Amras y mas a Dinnael por enfrentarse a alguien que la puede eliminra completamente.

Dinael! No apártate -alzo mi lanza- Fata, no te atrevas a hacerle nada mas.

Con lo que aprendí con los chandrian debería ser suficiente. Me hago un corte en el dedo indice y escribo 2 runas en el suelo y luego el nombre del Fata. Y al final clavo mi lanza en su nombre. Volteo pasan unos 2 segundo y parece que le molesta algo. Se ríe de mi ya vera.

Jaja como esperaba fata

Se le nota el dolor en la cara y ahora se queja le e dejado la marca. La marca que lo seguirá , que protegerá a Dinael al menos por ahora. Ella es muy importante.Ahora me centro en kvothe en lo que Amras no se puede mover. Con la misma sangre escribo otras dos runas en mi lanza ahora diferentes y lo ataco un corte y quedara paralizado lo ataco y esquiva ,i ataque parece que sera doficil, lo ataco de nuevo veo que no servirá sera mejor partirla en dos, escribo otra runa rápidamente y parto mi lanza en dos, una se la lanzo a Kvothe y la otra a Eztli veo que a Eztli apenas la roza y a kevote le da en la pierna. Con otras runas paralizo a Sam.

Ya no se podrán mover. Ahora si me lo permiten. Dinael saca lo que te di a guardar. Gracias. Miren esto es el antídoto para contrarrestar la parálisis. Tómelo quien la quiera. Los otros tendrán que esperar hasta unas 5 o 6 hrs, pero todavía se pueden mover, muy poco pero puede. Dinael dame tu mano.

Me la da, ahora nos aparecemos en otro lugar muy lejos de El Eld. Antes de irme:

Me saludan a Beiwin y Elodin si aparecen. Díganles que los buscare por no venir. Gracias por matar mi abrimiento esto fue divertido




Rasec
Rasec
El'the que persigue el viento
El'the que persigue el viento


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Beinwin el Mar Oct 23, 2012 8:15 pm

Maldita sea no pense que este camino fuera tan largo <<Al menos ya estoy a punto de llegar al encuentro con ese maldito, acabo de pasar las señales>>.

¿Qué es ese ruido que esta pasando?- Salí corriendo hasta que por fin llegué al lugar de dodne provenia el bullicio- <<¿Qué es esto? quien son todas estas perso..... NO!!! EL MALDITO ACABA DE DESAPARECER>>- Decido salir de mi improvisado escondite- Hola todos.... ¡Ni se te ocurra dar un paso al frente Fata ! Aunque este de mal humor hoy no quiero matar a un coterraneo. -¿Maldito quien te crees que eres?- Lo siento no me he presentado <<Claro no me diste tiempo>> Me llamo Beinwin Sithe <<Ok, ahora parece que tengo la atención de todos>>- Recorro con la mirada a todos los presentes.....- ¡Hola Kvothe! Es bueno ver una cara conocida. Para todos los demás esten tranquilos, no tengo intención de luchar con ninguno de ustedes <<Hoy no quiero matar a nadie>> Al parecer conocieron a Rasec - ¿Lo conoces? - Claro hermosa fata, lamento mucho que te haya paralizado- Me muerdo un dedo para que empiece a fluir la sangre, y hago unas runas en la tierra- Listo, ya los dos han sido liberados de la paralizis .

¿Me pueden decir que ha pasado aqui?- Luego de una hora y conociendo todos los por menores decido decir lo que he estado pensando- Al parecer ese maldito los ha dejado bastante cabreados. Es un antiguo enemigo mio, me vendria bien un poco de ayuda ¿Alguien tiene ganas de cazar un Chandrian?
Beinwin
Beinwin
E'lir Simpatista
E'lir Simpatista


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Eztli el Jue Oct 25, 2012 12:16 am

Aunque la lanza envenenada apenas me ha rozado, noto el cuerpo pesado y entumecido. Antes de que pueda hacer nada, Rasec desaparece y llega otro tipo: un sithe llamado Beinwin (que me ahorra un penoso paseo hasta el antídoto). <<¡Conoce a Rasec! Y a Kvothe... Si la décima parte de lo que cuentan las historias es cierto...>> Mientras los demás hablan y ponen al día al recién llegado, me abstraigo y pienso qué hacer. <<Kvothe quiere matarlo. Beinwin es un sithe, así que no creo que vaya a darle un abrazo cuando lo encuentre... Y está claro que forman un equipo fuerte, no podría superarlos o detenerlos. Amras parece haber perdido el interés por completo. Y Sam... por lo que he entendido él también ha venido aquí a por información, supongo que él también quiere encontrarlo vivo. -Los miro a todos, uno por uno. Están tan absortos en la conversación o en sus pensamientos que no se dan cuenta del descaro con el que los analizo-. Si esos dos lo encuentran, estoy convencida de que tienen una oportunidad contra él. Podrían enviarlo a la tumba con su secreto... Su secreto sobre mi padre.>> Sigo devanándome los sesos. Tal vez si todos nos uniéramos, podríamos llegar a un acuerdo; primero la información y luego la sangre. <<¡Unirnos! ¿Por qué iban a aceptarte, estúpida? ¿Qué tienes tú que ofrecerles a la leyenda y al sithe?>> Me estoy preocupando demasiado. Al fin y al cabo, Rasec es un Chandrian, sabrá mantenerse vivo. Y tal vez no necesite buscarle, él tampoco ha conseguido lo que quiera que quisiera de mí. Y yo... Aferro con más fuerza la daga (supuestamente) de mi padre. Tal vez no necesite a Rasec después de todo; podría ir a Faen y preguntar a Nidawi... <<No, Nidawi era muy ambiguo cuando le preguntaba por papá. Y estas inscripciones no son fata (bueno, ni fata ni nada que yo conozca...), puede que ni siquiera las entienda... O sí... ¿Y si él es también de esa hermandad? Claro que, en ese caso, no me dirá nada...>> Llevo ya mucho rato dándole vueltas al asunto cuando Beinwin me saca de mi ensimismamiento.

- ... ¿Alguien tiene ganas de cazar un Chandrian?
- No hace falta.
Los demás me miran, desconcertados. La primera vez que participo en la conversación y eso es lo que digo. Acabo de llegar a esa conclusión y no sé cómo no lo he visto antes.
- Él nos buscará a nosotros. Nos ha hecho venir aquí pero no nos ha matado ni se ha llevado nada nuestro ni... Bueno, ni ha hecho nada en absoluto. Es obvio que nos estaba midiendo. Nos buscará de nuevo, ahora que nos ha visto.
- Pues no pienso quedarme esperando a que ese monstruo despreciable se digne a aparecer -hay tanta ira en su voz que tengo que contener el impulso de adoptar, por si acaso, la posición de batalla.
- Es justo lo que pienso hacer yo -me encojo de hombros- ¿para que gastar energía buscando a alguien que vendrá a mi encuentro? Creo que lo más sensato es prepararnos para cuando eso ocurra. Él tendrá un plan. Deberíamos tener el nuestro. Yo me quedaré aquí -declaro con firmeza-. Estoy segura de que volverá. Además... Aquí jugaríamos con ventaja: conozco muy bien este sitio.
- ¿Qué te hace pensar que él no lo conoce? ¡Este es el lugar que él ha elegido! -me espeta, exasperado- Aquí es él el que juega con ventaja.
Me permito una leve sonrisa.
- Dudo que conozca este sitio tan bien como yo... Yo crecí aquí y conozco este lugar. -Kvothe separa los labios, pero vuelvo a hablar antes de que pueda hacerlo él.- Yo me quedo. Los demás haced lo que creáis mejor. Yo creo que lo mejor es prepararse para cuando vuelva a aparecer. Si alguien piensa lo mismo que yo, será un placer trabajar en equipo.
Eztli
Eztli
Re'lar Secretario
Re'lar Secretario


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Admin el Vie Oct 26, 2012 10:47 pm

Miré fijamente esa chica. Me enervaba, pero notaba que era buena. No era en especial fuerte, pero sabía tomar decisiones. La verdad es que yo seguía teniendo razón en lo de escoger otro lugar, pero no podíamos alejarnos mucho unos de otros, porque si no, no podríamos luchar unidos. Y eso era mucho más importante. Suspiré mientras me giraba hacia Beinwin otra vez. Sólo verlo sonreí, hacia muchísimo tiempo que no lo veía y me alegraba de tenerlo otra vez conmigo.

- Beinwin... ¿Qué opinas?
- Creo que podríamos quedarnos por aquí cerca. Podríamos montar un campamento, he colocado una trampa para conejos cerca de aquí.

Enarqué una ceja.

- ¿Conejos? Lo siento, pero no pienso quedarme. ¿No sabes cuánta humedad hay en este sitio?
- ¿Te preocupa que se te encrespe el pelo, maese Kvothe?

Yo lo miré ofendido, pero con una sonrisa en los labios.

- Lo que me preocupa es morir de pulmonía. Hay una posada cerca, si nos damos prisa... - Miré el cielo, de un tono añil cada vez más apagado. - Llegaremos con tiempo de sobras antes de que oscurezca.
- Una posada tampoco es mala idea. - Dijo con sonrisa lobuna.
- ¡Tehlu misericordioso, Beinwin! ¿No vas a pasarte la noche ocupado, verdad?

Él no respondió. Yo negué con la cabeza.

- Hay un problema. No me he traído mi laúd. - Dije girándome levemente.
- Oh... - Dijo él con expresión triste. - Pues espero que al menos la compañía sea excelente.
- ¡No tienes remedio! - Hice una pausa. - El problema es que no sé como conseguir una cena y una cama. No tengo demasiado dinero... - Dije tocando mi bolsa. Apenas tenía un par de ardites y varios peniques, la mayoría blandos.
- Tranquilo, yo tengo algo de dinero. Últimamente me han ido bien las cosas.
- ¿Ah, sí? - Dije muy interesado.
- Un noble deseaba desesperadamente que me alejase de su hija.

Yo no pude hacer más que sonreír, mientras bajaba la cabeza para ocultar mi cara. Borré la sonrisa de mi cara, mientras me dirigía a todas las personas allí presentes. Samuel estaba haciendo estiramientos para comprobar que todo estaba en orden, Amras comprobaba su espada y Eztli me miraba a los ojos, fijamente. Descaradamente.

- Vamos a la posada de la Buena Blanca. Allí estaremos esta noche. Mañana volveremos aquí y hablaremos. Creo que todos estaremos de mejor humor después de dormir y podremos dialogar.

Ella asintió, aparentemente desinteresada, aunque yo sabía que no era así. Ella había dejado claro mil y un veces que no quería matar al Chandrian hasta que cantase, pero para mí la información era secundaria. Lo importante es que él acabase muriendo. Y a poder ser, que la chica muriese en mis manos. Sí... Pese a la divergencia de intereses, quería aliarme con ellos. No todos eran fuertes, pero al menos alguien me cubriría las espaldas, y bueno, no me sentía obligado con nadie, así que yo no tendría que arriesgar mi vida por ningún inepto. Excepto ese fata, claro. Más tarde se lo agradecería. Me despedí de todos con una cabezada y me giré, mientras me rodeaba con mi shaed. Beinwin me miró muy serio. Él sabía que me pasaba algo, pero no me preguntaría hasta que estuviésemos lejos de cualquier amenaza.

Caminamos bastante, pero a buen ritmo. Llegamos frente a la posada y Beinwin se animó con el ruido que provenía del interior. De repente, y antes de entrar, Beinwin se puso pálido y se golpeó la frente.

- ¡Ampauen! ¡Los conejos!



*Sólo los locos y los sacerdotes no le temen a nada. Y yo nunca me he llevado muy bien con Dios.*
Admin
Admin
Administradores


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Amras el Sáb Oct 27, 2012 11:34 pm

Una vez limpia y revisada, guarde la espada en su funda y vi como aquellos cuatro se alegaban en busca de la posada. Yo me dirigí a mi refugio a buscar mi petate con la ropa, el dinero que la hermandad me había dado y algunas cosas mas.
Al llegar inspeccione que estuviese todo tal y como lo había dejado, una vez inspeccionado saque una hoja de papel, una pluma y un frasco de tinta y me puse a escribir una nota. Al terminar la nota recogí todo y me dirigí a la posada, un par de horas después estaba frente a la puerta de la posada en cuyo cartel rezaba “La Buena Blanca”.
Me detuve en la puerta, me coloque una cinta que Kat me había dado para tapar la marca que me identificaba como guardián, me cale bien la capucha y entre en la posada.
Al entrar pude ver un grupo de mercenarios, algunos mercaderes, un trovador y algún que otro granjero, pero no vi al humano pelirrojo ni al resto.
-¡Quizás no hayan llegado aun!- pensé.- ¡Bien!, mejor así.
Me acerque a la posadera mientras notaba las miradas de las personas que había en la posada.
-¡Buenas noches mi señora!, ¿se hospeda aquí un Hu..., un hombre de cabellos rojos acompañado de dos hombres mas y una chica?.
-Podría ser, ¿por que?- me pregunta la posadera.
-¡Oh! No me malinterprete, solo es para que le entregue esta nota.
-¿Y que sacare yo a cambio?. - Como no, la avaricia Humana.- pensé
-¡Que tal esto!-le dije mientras le cogía la mano y le colocaba una pesada y reluciente moneda de oro. La posadera se quedo un poco sorprendida- ¡Espero que esto cubra también parte de sus gastos!- Le dije mientras me daba la vuelta y en ese momento me fije en dos mercenarios uno era un mestizo de Fata y la otra era una mujer bastante guapa, pero en sus ojos se podía ver que si no andabas con cuidado podrías terminar muy mal. Tras aquella observación salir de la posada y una vez fuera mire hacia el cielo estrellado, el cual contemple unos segundos y después puse rombo a Hallowfell.

Amras
Amras
Re'lar de 5 vínculos
Re'lar de 5 vínculos


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Dinael el Dom Oct 28, 2012 5:38 pm

Nos aparecimos al sur de Vintas, volteé a ver a Rasec:

-Como se te a ocurrido atacarlo aun no estas preparada

Deja su lanza a un lado y me mira con gesto pensativo.

Hoy empezamos a entrenar -Toma su lanza,y me la da- Toma, mírala. Qué quieres aprender a usar? La lanza o la daga? Solo se usar tres armas y solo tengo aqui 2 de ellas no tengo un arco...

-Pues entonces la lanza sera.

-Perfecto, pero primero tienes que aprender el *puño limpio* - Y sin mas me ataca, me lanza un puñetazo, ahora dos, y un codazo, todos los logro esquivar.

Qué? No atacaras? Ven te espero - Hace gestos con su mano, y yo me preparo, y lo ataco, se agacha en mi primer puñetazo, la patada la desvía, y los dos puñetazos que le lanzo al ultimo, uno se agacha y otro lo detiene.

-Bien Basta ya, no estas tan mal, pero alguien experto como, un Sithe o un Fata sabrán como matarte de un golpe, aun eres débil, así que seguiremos con esto un tiempo, no sera mucho porque tenemos que ir de nuevo con ellos, a terminar las cosas.

-Si, maestro.

-Bien, ahora tienes que meditar esto. Este es tu Camino a las Sombras, si tienes amigos olvídalos, si tienes familia ya no lo sera mas, si tienes un amor que se esfume, porque en el Camino de las Sombras no puedes tener preocupaciones por eso, así que, yo Rasec seré tu Camino, de ahora en adelante, esperaras a que yo te diga que hacer, si la situación es muy critica puedes actuar por tu cuenta, pero jamas podras desertar del Camino, o seras condenada por todos los que lo siguen, esta es tu única oportunidad de no seguirlo, pero al haber visto y oído todo esto tienes que...morir, así que decide.

Veo que toma su lanza,y respondo

-A ver he venido hasta aqui,me he enfrentado a una persona que podia haberme matado en un santiamen,y te he ayudado...Todavia piensas que no me voy a entrenar contigo y a hacer lo que me digas?...

-Bien perfecto...Y ahora dime que eres.

-Como que qu..?

-Si no te hagas la tonta,de que chandrian eres hija?

-De Stercus,y esta noche coincide en luna llena...

-Perfecto...asi veremos que caracteristicas has heredado,y sacaremos a la luz tus poderes...

-Poderes?

-Si poderes,transportarte en la sombra,al fin y al cabo eres mestiza de chandrian algun poder debes haber heredado...

-Esta bien esta noche aprendere algo,el paso de las sombras por ejemplo me lo podrias enseñar...

-por supuesto pero antes quiero ver una cosa...esperemos a que anochezca
Estamos esperando a que anochezca,charlando de cosas banales y le empiezo a contar mi historia,parece realmente interesado,pero me interrumpe cuando ve que los tatuajes empiezan a aflorar a mi piel...

-Vaaaaaaaaaaaaaaayaaaa...Es realmente interesante has heredado la mejor caracteristica de Stercus...

-Y cual es?

-La de dejar los metales en la mas pura herrumbre,y tus ojos porque son asi?

-No lo se eso tambien viene de mi parte chandrian?

-No...Stercus no tiene los ojos negros.
-Ya lo averiguaremos.Le sonrio y digo.-Podre sacar a la luz estos tatuajes en noches que no sean de luna llena?

-No lo se el tiempo lo dira...

Esperamos un rato y me pregunta una cosa

-Que ves entre las estrellas?

-Oscuridad?...

-Exacto,oscuridad...sabes que significa?

-No...

-Significa poder, de eso nos alimentamos los Chandrian, te digo que la oscuridad te da poder, la luz también lo da, pero cuando has visto una lampara que dure por siempre? También se sabe que el sol se extinguirá en algún momento. Qué significa todo esto? Que la oscuridad no se va siempre esta ahí detrás de la luz y cuando ella se va también sigue ahí lo que significa que la oscuridad es un poder ilimitado para quien la entienda, tu tienes el don de poder entenderla sin estar condenada a pagar un precio tan alto como el de los Chandrian.

-Maestro pareces muy joven pero tienes la personalidad de alguien que ha vivido muchos años...

-Tienes que sasber que el tiempo no pasa igual sobre un Humano que sobre un Chandrian

-Ocurrira lo mismo en mi caso?

-Muy probablemente...Ahora es hora de dormir chiquilla que aunque seamos chandrian y tengamos mas aguante hoy ha sido un dia agotador...

-Mañana seguiremos con las lecciones y me enseñaras a sacar los tatuajes y mis poderes?

-lo intentare...
Dinael
Dinael
El'the que persigue el viento
El'the que persigue el viento


Volver arriba Ir abajo

El gremio de élites  Empty Re: El gremio de élites

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.